0
Compartidos
Pinterest Google+

El retargeting es una técnica de marketing digital que permite a las marcas rastrear quién está visitando su página web a través de diversas herramientas y fragmentos de código para después mostrar anuncios a ese mismo grupo en otros sitios web o redes sociales. El retargeting se ha convertido rápidamente en una de las opciones más eficaces (y demandadas) de publicidad en la web, sobre todo ahora que la mayoría de las redes sociales han puesto en práctica esta técnica en sus plataformas de anuncios básicos.

Mientras que algunas marcas han implementado sus estrategias de retargeting con éxito, otras más no lo han hecho tan bien, así que cuando ejecutes tu próxima campaña, te en cuenta estos consejos para que tu marca, en sus anuncios digitales, no caiga en la categoría de “No lo hagas”.

[testimonial]Los anuncios deben hablarle específicamente al consumidor para satisfacer sus necesidades y generar los mejores resultados como clientes potenciales.[/testimonial]

Las personas siguen siendo importantes: Cuando usas una lista de retargeting en una campaña, no puedes asumir que todos tus clientes están interesados en el mismo objetivo. Mantenlos segmentados, sin importar qué tan pequeños pueden ser los grupos. La creación de campañas individuales o grupos de anuncios pueden llegar muy lejos cuando se basan en la manera en que las audiencias interactúan con tu marca, sobre todo en las redes sociales.

Piénsalo de esta manera – si es la primera vez que exploras una nueva compañía en línea, es probable que inicies en la sección de “Acerca de…”, tal vez le echas un vistazo a algunos productos. Una vez que estás más interesado en hacer una compra, pasarás más tiempo en las secciones de productos o servicios y estás potencialmente interesado en llenar un formulario de contacto o descargar algún documento técnico, por ejemplo. Estos son dos grupos diferentes de clientes potenciales en diferentes fases del embudo de ventas – concientización, consideración y acción-.

Tus anuncios deben estar orientados a cada grupo, es decir, tus campañas deben hablar específicamente al consumidor para satisfacer sus necesidades y generar los mejores resultados como clientes potenciales.

La segmentación geográfica es real. Lleva tu campaña de retargeting al siguiente nivel utilizando la orientación geográfica. En términos simples, el texto e imágenes del anuncio deben estar alineados a la región en dónde se mostrará. Esto ayuda a tu campaña a generar mayor engagement de tu audiencia y una tasa de clics mayor.

Aquí un ejemplo real que nos comparte un colega: En contexto, él vive en Boston MA, a mediados de febrero estaba viendo en línea la nueva colección de zapatos en Nordstrom. Estaban a seis pies de profundidad en la nieve y la que faltaba. Al día siguiente, veía este anuncio en Facebook: “Temporada de Sandalias by Nordstrom”

nordstromNo, Nordstrom, de hecho, “la Temporada de Sandalias” no es en Boston. Con la adición de la segmentación geográfica a su mezcla de anuncios, la tienda por departamentos podría haber evitado fácilmente, que este anuncio se colocara mal. La diferencia radica en cambiar simplemente el texto de: “Temporada de sandalias” a simplemente mostrar una Botas de nieve. Hay tantas direcciones que seguir en esta campaña que la tienda habría podido auto-proclamarse una profesional de las ventas en línea.

Incluir clientes en tus listas de segmentación. Como ya mencioné, las campañas de retargeting ayudan a las marcas a poner sus mensajes frente a sus clientes potenciales que previamente han mostrado interés en la marca. Uno de los errores más frecuentes es que en las listas de las campañas de retargeting  no se están filtrando sus clientes actuales. Puede ser tan simple como una referencia cruzada dentro de las listas o, la creación de una lista adicional de los clientes a excluir de sus campañas.

Aquí otro ejemplo: Recientemente una amiga se mudó a un nuevo departamento y tuvo que volver a contratar el sistema de televisión por cable (un #problemadepimermundo admitido). Antes de que tuviera una buena oferta en fila, exploró suscribirse a un sistema de streaming para ponerse al día en los programas que se pudo haber perdido con toda la locura de la mudanza. Finalmente se decidió a suscribirse usando su perfil de Facebook para completar la información de su cuenta. Para su gran sorpresa, a los pocos días le mostraron un anuncio de retargeting de dicho sistema pidiéndole que se inscribiera desde Facebook. “¡Hey, Yo ya soy un cliente que paga!, dejen de perder su dinero en mí” fue la expresión que mi amiga les dirigió.

Tanto si eres principiante en la publicidad web o un profesional experimentado, las campañas de retargeting son una forma relativamente fácil de conseguir que las marcas estén frente a sus clientes potenciales. Mantén estos consejos en mente la próxima vez que trabajes en tus campañas y tómate el tiempo suficiente para hacer tus listas, establecer objetivos así como determinar las plataformas en que se mostrarán tus anuncios, para que tu marca esté frente a tus clientes potenciales de una manera efectiva. 

**Colaboración especial de Alma Rosa González, egresada de Informática de la Escuela de Artes y Oficios; traducción y adaptación del texto: Pull your Retargeting Campaign out of the Drine; el autor puede ser contactado a través de Twitter: @EspacioInfoSol; México 2016.

Post Anterior

¿Por qué los CEOs deben leer a Shakespeare?

Siguiente Post

Puestos y Responsabilidades de un Equipo de Marketing de Contenido

Sin comentarios

Leerte es lo mejor de cada post que escribimos...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *