¿Cuál de los dos es el peso pesado en tu estrategia de marketing? 

Seguro has oído hablar de ambos conceptos y en la superficie, los dos parecen similares: Ambos ocurren  principalmente en línea, y ambos se centran en la creación de diferentes contenidos  y se distribuyen a través de canales digitales para el consumo de tus mercados. Marketing digital es un  término paraguas para describir las tácticas de marketing en línea de cualquier tipo, independientemente  si se consideran inbound u outbound.

Pero veamos sus diferencias

Primero te platicaremos un poco sobre marketing digital, pues nos encantaría más adelante compartirte unos puntos del Digital Marketing Institute  que pensamos te gustarán y no te puedes perder… “Los 7 componentes de una estrategia con magnetismo de inbound marketing”.

Empecemos con el marketing digital: Este marketing  no distingue entre las tácticas push y pull (o lo que podríamos llamar métodos de inbound y outbound). En otras palabras, las tácticas de  outbound digital tratan de empujar un mensaje de marketing directamente frente a tantas personas como sea posible, independientemente de si es relevante o bienvenido. Por ejemplo, los irritantes  y parpadeantes banners que se ven en la parte superior de muchos sitios web intentan empujar (push) un producto o promoción a personas que no están necesariamente listas para recibirlos.

Y ahora… el marketing inbound; las tácticas digitales de inbound utilizan contenido útil, valioso, entretenido y educativo para atraer (pull) a las audiencias objetivo hacia tu sitio web. Uno de los más simples pero más  potentes es un blog, que permite que tu sitio web aproveche las palabras de búsqueda que tu cliente está buscando en Google y otros motores de búsqueda.

Y ahora, a continuación… “Los 7 componentes de una estrategia con magnetismo de inbound marketing”, – ¡una estrategia factible, realista y que te funcionará!

Email marketing, SEO, creación de contenidos, redes sociales, influencia digital, nutrición (nurturing) de leads… sí, inbound  marketing abarca a todos. Y enfrentémoslo, con tantas opciones de tácticas y tantos leads de ventas a generar, es fácil perder el enfoque de lo que estás tratando de lograr.

  1. Define tus buyer personas

El marketing inbound se trata de los clientes  El primer paso de tu plan debe centrarse en entender qué le hace clic a tus clientes y qué los entusiasma. Debes llegar al corazón de sus pensamientos, comportamientos, problemas, necesidades y deseos, mediante la elaboración de perfiles bien definidos y realistas.

También te puede interesar: ¿Cómo crear el perfil de tu buyer persona?

  1. Descubre qué hace accionar a tus clientes

Puntos de dolor: debes entender en qué puntos interactuarán tus clientes con tus mensajes. Es importante identificar los problemas que enfrentan para que busquen tu producto o servicio. Esta idea central por sí sola, puede agregar verdadera profundidad a tus mensajes.

Diferentes necesidades en diferentes etapas: probablemente hayas escuchado hablar sobre el concepto de contexto. No todos tus clientes tienen las mismas necesidades, algunos llegan a diferentes puntos del embudo de compra. Al planificar sus puntos críticos, es esencial agregar contexto considerando las necesidades y deseos de tus diferentes clientes en cada etapa.

  1. Define los objetivos de tu inbound marketing

Deberás determinar desde el principio qué objetivos deseas alcanzar con tu estrategia. Estos deberían respaldar y ayudar a alcanzar tanto tus objetivos de marketing digital como los de tu negocio.

Tus métricas deben ser SMART. Esto quiere decir eStratégicas, Mensurables, Alcanzables, Realistas y con un límite de Tiempo.

Y uno de los puntos clave…

  1. Define tu estrategia de contenidos

El contenido es una parte integral de tu estrategia, por lo tanto, deberás crear un plan de marketing de contenidos, el corazón palpitante de tu estrategia. Así mantendrás a tus clientes comprometidos  y nutridos con información rica y valiosa. Así es como mantendrás tu marca en sus mentes en el momento en que estén listos, dispuestos y capaces de comprar.

Los objetivos: Tus objetivos de la estrategia de contenidos deben ser SMART y respaldar tus objetivos de marketing inbound.

Análisis de la competencia: el propósito de esta fase no es imitarlos, sino definir cómo puedes ser mejor. Investiga sobre su marketing de contenidos y a qué se dedican en las redes sociales. Haz un seguimiento de los backlinks y descubre el puntaje de tus competidores en su rendimiento general de SEO.

El contenido: primero, define cómo tu contenido ayudará a tus clientes. ¿Educarlos? ¿Inspíralos? ¿Entretenerlos? Luego puedes decidir sobre los tipos de contenido que crearás y temas que abordarás.

Distribución: es igualmente importante crear un plan para distribuir los contenidos. ¿Buscarás la ayuda de influenciadores digitales de nicho o probarás publicidad digital pagada?

También te puede interesar: ¿Qué es el marketing de contenidos?

  1. Define tu estrategia de nutrición (nurturing) de leads de ventas

A veces, tus clientes potenciales descubrirán tu sitio web cuando todavía no estén listos para comprar. Tal vez necesitan más respuestas, tal vez necesitan más tiempo para decidir si es el producto / servicio adecuado para ellos, tal vez quieran investigar las ofertas de la competencia o tal vez no tengan el dinero a la mano en ese momento. Sean cuales sean las razones de su estancamiento, es tu trabajo mantenerlos interesados hasta que estén listos para comprar.

Es tu oportunidad ideal para mantenerlos  involucrados con tu contenido, tu marca y tu misión.

Otro punto que da resultados impresionantes…

  1. Establece tu agenda de influencia digital

Las relaciones de calidad con influenciadores  clave de nicho, es uno de los componentes más importantes del marketing inbound. Eso se debe a que estas personas tienen un alcance y autoridad importante en sus nichos de industria. Ya han establecido confianza y tienen muchos seguidores en las redes sociales, seguidores que se parecen a tus clientes potenciales.

Lista de influenciadores: identifica y crea una lista de posibles influenciadores para establecer relaciones mutuamente beneficiosas. Siempre da más de lo que tomas, ofrece valor y mucho, antes de pedir algo a cambio. Una vez que hayas establecido una conexión verdadera con estos influenciadores, puedes solicitar una mención de tu marca y el compartir tu información de la forma más humilde y educada posible.

Plan de invitado a blogs: también es importante en esta fase el enfoque de blogging invitado. Investiga blogs relevantes e influyentes en tu nicho y lee las pautas de publicación de artículos.

  1. Decide cómo analizar e informar

Ahora que tienes tu plan, tendrás que decidir qué herramientas utilizarás para medir el progreso de tus objetivos y el éxito de tus KPIs. ¿Usarás, por ejemplo, Google Analytics para rastrear tus objetivos y conversiones? ¿Usarás BuzzSumo para rastrear el éxito de tu marketing de contenidos y dividirás tus “shares” por plataforma? ¿Usarás Open Site Explorer de Moz para monitorear tu progreso de SEO?

Una vez que conoces lo que ambas estrategias pueden hacer por ti, toma en cuenta que no se trata de competir,  ya que son estrategias que llegan a complementarse; el inboud marketing es en sí una estrategia que utiliza las herramientas del marketing digital de manera holística, para apoyar a tu empresa en el proceso de cierre de clientes, así que ambas pueden traer consigo grandes beneficios para tu marca.