0
Compartidos
Pinterest Google+

Todo profesional de las RP se ha hecho esta pregunta: ¿Cuál es la mejor manera de comunicarme con mi público objetivo y lograr su interés en mi marca? Para tener una respuesta clara a esta interrogante, es necesario primero entender qué es comunicar, y luego quién es tu “público objetivo”.

Vamos paso a paso…

En un sentido general, la comunicación es la unión; es decir, el contacto con otros seres, y se puede definir como el proceso mediante el cual se transmite una información de un punto a otro.

La comunicación puede tener funciones como informar, persuadir, regular y motivar, entre muchas otras. Bajo este concepto, la función a la que debemos dar relevancia es la de persuadir (el emisor pretende modificar la conducta u opinión del receptor de manera que coopere en determinado propósito).

Ahora bien, para lograr esa persuasión (tener éxito en el mensaje que vas a comunicar y crear empatía con tu marca) debes delimitar perfectamente a tu receptor.

Aquí es donde entra el concepto de público objetivo, que en pocas palabras se define como un grupo de personas que quieren y/o necesitan lo que tu empresa puede ofrecer y, por esa razón, serán más propensos a comprar tus productos o contratar tus servicios.

Cualquier marca o profesional necesita saber quién es su público o mercado objetivo, ya que esto implica asegurarse, entre otras cosas, de que tus esfuerzos de marketing toquen en la puerta adecuada. Es importante definir “quién es”, “cómo es” y “dónde está” tu público objetivo.

Estas tres preguntas te ayudarán a definir las características específicas de un grupo de personas o empresas, según los parámetros que consideres más representativos en cuanto al tipo de cliente potencial que adquirirá tus productos o servicios. Estas características suelen ser llamadas perfil (del cliente, seguidor o usuario).

Tu público no puede ser cualquier persona y tampoco lo encontrarás en cualquier lugar. Recuerda que sin una idea clara de qué quieres decir, a quién y dónde se lo vas a decir, estarás corriendo el riesgo de que tu mensaje se diluya por detrás de un gran manto de humo.

Para que una campaña de comunicación tenga éxito, es necesario conocer bien el perfil del consumidor al que se quiere llegar; actitudes, gustos, preferencias, motivadores y en general su estilo de vida.

Tienes que conocer también, el perfil de cada canal de comunicación; ya que eso te ayudará a diseñar una estrategia de canales de comunicación. Hoy las RP no sólo cuentan con los medios tradicionales, sino también con los medios sociales que han abierto nuevas posibilidades para ampliar y facilitar la comunicación; recuerda que vivimos en un mundo digital y tu negocio también debe ser parte de esto, y qué mejor que a través de técnicas y estrategias de promoción de productos y servicios utilizando canales digitales para dirigir a los clientes potenciales hacia tu marca de una manera oportuna, pertinente, personal y de forma rentable.

También te puede interesar: ¿Qué le comunico a mi público objetivo?

Unir tu estrategia de comunicación a través de medios propios (tu página web, tu blog etc.) ganados (los espacios que ganas en medios tradicionales y digitales) y pagados (Google Ads)  te abrirá la posibilidad de contar con más canales para llegar a tu audiencia objetivo, a esto se le conoce como una Estrategia Holística de Comunicación, ya que está pensada en la inclusión de todo el espectro de medios en pro de tu marca.

Una estrategia de medios es un plan global a corto, mediano y largo plazo en donde se estudia y se concluye cuáles medios son los apropiados. Recuerda, la estrategia de medios es tan importante como lo es el mensaje, ya que es el conducto a través del cual tu comunicación llegará al receptor adecuado, el mejor mensaje será totalmente inefectivo si éste no es recibido por el consumidor potencial real del producto.

Hoy en día, la palabra estrategia se pronuncia con mucho más frecuencia de lo que debería, para todo se aplica, o se cree estar aplicando una estrategia, incluso hay quienes piensan que una sola historia es toda una estrategia y, en la mayoría de los casos, no es así. Según la definición de un diccionario, estrategia es un plan o serie de acciones estructuradas, organizadas y orientadas a la consecución de un objetivo o meta predeterminada.

Así pues, una estrategia de comunicación, en breve, presupone análisis mediáticos tuyos y de tus competidores, mensajes a transmitir, canales a través de los cuales los vas a difundir, establecer planes con metas intermedias a lograr y definir las mediciones adecuadas. Esto te llevará exitosamente al objetivo principal que persigues – el estar en la mente de tu público objetivo al momento de que requiera tus productos o servicios.

Te invito a explorar cómo desarrollar mensajes clave efectivos que te ayuden a llegar a tu público objetivo.

**Colaboración basada en los artículos: Comunicación en un mundo globalizado, estrategia global adaptada localmente de Laura Villard y ¿Cómo y por qué identificar a mi público objetivo o target? publicado en El Blog de José Facchin.

Post Anterior

Una historia te ayuda a vender más

Siguiente Post

Lo que todo CEO debe saber para ser referente en los negocios

Sin comentarios

Leerte es lo mejor de cada post que escribimos...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *