0
Compartidos
Pinterest Google+

El lunes por la noche estaba haciendo un poco de bicicleta en el gimnasio, cuando recordé que debía escribir una colaboración sobre “Las Relaciones Públicas impulsadas por los datos”. Pero justo ese día mi compañía de celular; me había dejado sin cuenta de datos en el teléfono para buscar la información que necesitaba… ¿Datos? Ahí fue donde me di cuenta de la importancia, no de tener una buena compañía de celular, sino de los datos e información en nuestra vida diaria.

En la actualidad, el manejo estratégico de los datos y una buena herramienta analítica desempeñan un papel importante para mejorar la toma de decisiones de negocio y el impacto en la generación de valor para las empresas. En el marketing actual los datos y las métricas precisas son la nueva moneda de cambio, se gana gracias a su capacidad para otorgar ventajas competitivas a las empresas que logran aprovecharlos de una forma acertada.

Hablar de datos y analítica nos hace reflexionar sobre la importancia de estas tendencias tecnológicas que están creciendo de manera exponencial en el mundo.

¡ADVERTENCIA! Dirty Data

El 40% de los datos que emplean o poseen las empresas B2B son considerados Dirty Data, por ser falsos, obsoletos, duplicados o incompletos.

El gran volumen de datos que se generan en las organizaciones en la actualidad puede complicar un poco las cosas.  Así como la velocidad y frecuencia  para acceder a éstos, debemos tomar en cuenta que ahora podemos obtenerlos en tiempo real y las tendencias cambian literalmente de segundo a segundo. También se debe tomar en cuenta las distintas plataformas que se usan,  desde dispositivos móviles, pasando por internet y las redes sociales.

Al contar con variedad y distintas fuentes de datos es importante asegurar su veracidad a través de controles.  En este contexto, uno de los grandes desafíos para las marcas está en la elección correcta de la información,  así como el análisis e interpretación de los datos con base en los objetivos que las marcas busquen mediante sus propias estrategias.

Aunque es preciso destacar que las organizaciones que cuentan con una estrategia definida de Data & Analytics son percibidas como mejor preparadas para competir, sacan mayor provecho de las oportunidades de mercado porque tienen mejor información y pronostican mejor el comportamiento de sus clientes; al final, el reto está en convertir estos datos en valor para la organización.

“Poseer información es una cosa. Otra muy diferente es saber lo que significa y cómo utilizarla”, como dice Jeff Lindsay Escritor, dramaturgo, novelista y músico estadounidense.

Al terminar de escribir esto me di cuenta que estaba escuchando música en Spotify, mientras me preparaba para ver una película en Netflix. Por lo que al escribir esta colaboración también generé datos, mismos que ayudan a estas empresas adaptar mejor sus mensajes, tomar mejores decisiones y recomendarme productos a fines a mi persona.

**Colaboración basada en Data & Analytics, el Nuevo Impulsor del Valor en Negocios.

Post Anterior

La importancia del engagement que se logra con la audiencia

Siguiente Post

Aprendiendo a Leer a los Influenciadores Digitales

Sin comentarios

Leerte es lo mejor de cada post que escribimos...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *