De acuerdo con un estudio de Accenture sobre las preferencias de consumo de la Generación Z, se destaca que el 60% de los jóvenes de hasta 20 años consultados, realiza parte de sus compras a través de Internet, el 70% afirma que utilizaría las Redes Sociales para realizar compras y, el 44% dice que una de sus inspiraciones para adquirir productos son las Redes Sociales, lo cual obliga a las empresas a adecuar sus formatos de comercialización.

Un contenido publicado por un Influenciador Digital, en cualquier formato –texto, imagen, audio, video-; puede llegar a ser tan eficaz como un spot publicitario de 30 segundos transmitido por televisión en el horario con mayor audiencia. Esto significa que las marcas ya no deben ver a los Influenciadores Digitales como una estrategia alternativa, sino como parte necesaria para el éxito del plan de marketing. 

Los influenciadores digitales le dan valor añadido a tus contenidos. Cuando comparten y comentan información sobre tu marca, logran influenciar a las audiencias para que lleguen a tu página web -antes que a otras-, con el beneficio adicional de convertirlos en una herramienta de inbound marketing, para que en el ciclo de compra, los consumidores recuerden tu marca y la asocien con tus productos, servicios o soluciones que resuelvan sus necesidades.

Como parte evolutiva de la comunicación masiva que pasó de los periódicos a la radio, finalizando la primera era en la televisión, hoy en día podemos decir que los medios digitales han llegado a revolucionar la forma en como interactuamos; anteriormente sólo éramos receptores y muy pocas veces teníamos la oportunidad de ser transmisores.

Internet nos ha permitido ser ambos y dar pie a conversar con Influenciadores Digitales que de acuerdo a sus comentarios sustentados en conocimiento y expertise nos abren el panorama y nos crean una ideología de luz fragmentada que nos permite tomar mejores decisiones.

¿Para qué sirve la influencia digital?

Está en manos de los responsables de marketing, profesionales de comunicación y de Relaciones Públicas utilizar herramientas que permitan conocer e identificar entornos y comportamientos sociales de los Influenciadores Digitales en sus nichos para posicionar de forma focalizada, segmentada y alineada sus productos, servicios y soluciones.

Las recomendaciones verbales son la mejor herramienta de marketing para cualquier negocio y una buena estrategia de marketing de influencia debe contemplar:

  • Identificar a los líderes o Influenciadores por su alcance –cuántas personas lo siguen-, su resonancia –qué tanto comparten sus opiniones-, y su relevancia –los temas son en función a lo que queremos promover-; todo esto, alineado a los objetivos de comunicación que se pretenden alcanzar.
  • Definir el tipo de relación que se desarrollará con ellos, especificar los canales que se utilizarán y en qué formato consumen y comparten la información a sus seguidores.
  • Mantener con los influencers una relación fluida, para establecer una verdadera relación de confianza y así garantizar su fidelidad a través de un buen contenido valioso para ellos y, por supuesto, que lo consideren así para su audiencia.

¿Qué es un influenciador digital?

Así como el periódico, la radio y la televisión fueron de los principales influenciadores ideológicos y de compra en las décadas anteriores al nuevo milenio, ahora es la Influencia Digital (habilidad de lograr una acción, cambiar opiniones y comportamientos e impulsar resultados medibles en línea) parte fundamental de la Promoción, uno de los cuatro elementos de la Mezcla de Mercadotecnia, que en su mayoría genera un efecto, cambia opiniones y conductas e influye en la opinión y decisiones de las personas en el ciclo de compra (proceso que tienen los potenciales consumidores al identificar un problema (concientización) e investigar soluciones (consideración) que los llevan a convertirse en clientes de una marca (acción).

La evolución en los medios de comunicación ha permitido que nazcan nuevas “figuras sociales” en medios digitales (plataformas de comunicación online donde el contenido -de valor- es creado por los propios usuarios, que facilitan la edición, la publicación y el intercambio de información) que son expertas en un tema en concreto, que se han ganado un reconocimiento y credibilidad importante a través de publicaciones frecuentes con contenido de buena calidad, pensamientos estructurados y definidos por sus acciones en Medios Sociales, mejor conocidos como Influenciadores Digitales (personas con influencia online), ellos pueden colaborar con los departamentos de marketing para impulsar campañas de marketing o Relaciones Públicas que logren un impacto focalizado, segmentado y alineado.

La teoría de redes de expertos como Nicholas Christakis y James Fowler confirmaba que la influencia se ha reducido a tan sólo 3 grados frente a los 6 grados que conocíamos anteriormente y pues, lejos de crear un debate, lo interesante en la Influencia Digital radica, más que en la distancia entre personas, en el tipo de conectividad y la capacidad de alcance pues la principal actividad del Influenciador radica en dar y ofrecer mensajes –y contenido valioso- de tu marca hacia su audiencia mientras tú recibes la confianza necesaria para:

  • Convertir un prospecto en cliente,
  • Lograr nuevos aliados,
  • Aumentar la interacción con la marca (engagement),
  • Menciones en Plataformas Sociales,
  • Aumentar el valor de tu marca -testimoniales y buena voluntad-,
  • Mejorar tu posición en los rankings de búsqueda –SEO-.

No lo dudes más, adopta una estrategia que incluya trabajar con Influenciadores y aumenta el engagement hacia tu marca.

**Fuentes: Marketing Directo y CSG.