Código de Ética

1.- No tomarás ningún documento como si fuera tuyo, siempre incluirás los créditos del autor.
2.- Permitirás que tus colaboraciones sean utilizadas por otros usuarios.
3.- No utilizarás las colaboraciones de Mi Espacio® con fines lucrativos, si las utilizas para alguna publicación, por favor da crédito al autor.
4.- No incluirás contenidos ofensivos.
5.- Siempre incluirás la bibliografía en la que se encuentra basada tu información.
6.- Todo usuario debe siempre tener presente su responsabilidad en cuanto a la forma en que comunica su información.
7.- Todo el material que se envía para publicación deberá estar escrito con rigor profesional y creatividad.
8.- El estilo debe ser claro y conciso. Claro, porque en ocasiones puede ser accesado por un público no especializado en todas las ramas. Conciso, porque hay que tomar en cuenta que con la amplia disponibilidad de información, los lectores no tienen mucho tiempo.

Mi Espacio® se debe a sus colaboradores, por lo tanto, busca asegurar que la información recibida por el lector sea completa. Una información completa no es la que brinda toda la información en absoluto, sino la que es relevante y de interés para los usuarios. El objetivo de Mi Espacio® es ofrecer materiales informativamente sustanciosos, presentados con claridad y sencillez. Por lo tanto, siempre se revisan los documentos antes de darlos a conocer, con la finalidad de que sea contenido de calidad e interés para los usuarios.

Envía tu Colaboración
InfoSol financia Mi Espacio® en apoyo a la Ciencia de la Comunicación. Debido a que Mi Espacio® es un sitio colaborativo, en los apartados de colaboración la responsabilidad del contenido de cada uno de los trabajos publicados en Mi Espacio®, corre exclusivamente por cuenta del autor, respetando así los distintos enfoques y puntos de vista.

×

Envia tus Colaboraciones

No olvides mandar tu archivo en .doc, .ppt, o .html y después del cuerpo del mensaje acompañarlo con la siguiente información:


Nombre

Empresa / Medio / Escuela

Puesto / Carrera y Semestre

Dirección de Correo Electrónica, en caso de que desees que tu e-mail se publique en la página de internet.

Antes de enviar tu documento te pedimos revises nuestro Código de Ética

HAZ CLIC AQUÍ, PARA COLABORAR CON NOSOTROS

Al enviar tu colaboración, autorizas dar uso y permites la publicación de tu documento. Mi Espacio® se compromete en conservar los créditos de tu colaboración, sin embargo no se hace responsable por el uso de terceros.

×

¿Cómo Elegir una Agencia de RRPP?

Para optimizar comunicación y relaciones con sus Audiencias Objetivo la contratación de firmas consultoras externas para realizar estas tareas es frecuente. El uso del outsourcing se ha generalizado por la necesidad de adelgazar estructuras para racionalizar gastos, los campos de la comunicación y las Relaciones Públicas no escapan a esta tendencia.

Ante ello, un reto que deben enfrentar los Directores Generales, Directores de Marketing, Directores de Comunicación o de RRPP es la contratación de una agencia especializada, bien para complementar la estructura interna, sustituirla o atender una situación específica en materia de comunicación o relaciones públicas que requiere la intervención de expertos. Antes de contactar con alguna agencia, determine las necesidades.

Aquí algunas recomendaciones que ayudarán a tomar una mejor decisión:

1) Si requiere consejo estratégico, necesita una firma consultora; si sólo se trata de apoyos específicos, como contratación de edecanes u otros soportes logísticos, deberá dirigirse a una agencia de servicios, pero si sus requerimientos van desde la consultoría estratégica hasta la operación, necesita una agencia de servicios integrales. Dentro de las agencias de servicios integrales establecidas en México hay algunas que son filiales de grandes firmas extranjeras. Dicen contar con redes internacionales para difundir información a nivel mundial. Esta capacidad hay que analizarla con atención, por que quizá su empresa no la requiera. Pues, aunque ofrezcan "experiencia internacional", pregunte cuánto costará que expertos de la casa matriz participen en la solución del problema. En general, las dificultades se deben enfrentar de manera local.

2) La experiencia y el prestigio de la empresa son dos elementos a considerar. Ambos están determinados por la calificación profesional de los consultores de la firma.

3) Cerciórese de que la agencia tenga el equipo que garantice una comunicación efectiva, no se deje engañar por compañías que presentan un número abultado de personal y sofisticada infraestructura.

4) Revise la cartera de clientes de las agencias que le interesan. Verifique cuáles son los trabajos que han hecho y qué mencionan en su presentación. Algunas señalan a grandes empresas sólo porque en alguna ocasión les contrataron el servicio de una edecán.

5) Solicite un diagnóstico y una propuesta estratégica para resolver la problemática que en materia de RRPP enfrenta su empresa. Compárelos, así podrá tomar la mejor decisión.

6) Resultados: una correcta estrategia de comunicación (RRPP) requiere de métricas tangibles que le comuniquen el Retorno de Inversión. Muchas agencias sólo hacen comparativos con la inversión publicitaria, las empresas de clase mundial presentan métricas mucho muy estratégicas que son útiles para el redireccionamiento de la estrategia vs. el de su competencia.

Si usted está buscando una Agencia de Relaciones Públicas y/o de Servicios Integrales en Comunicación, llene el siguiente formulario para ser contactado por un experto en el tema y recomendarle qué es lo que usted necesita.

Si usted está buscando una empresa de Servicios (edecanes, etc.), sugerimos realizar la búsqueda de la misma mediante algún buscador público que reúna las características que requiere.

ESTOY EN BÚSQUEDA DE UNA AGENCIA Y DESEO SER CONTACTADO
*Algunos puntos mencionados de este artículo fueron desarrollados por el Lic. Carlos Bonilla, tomados del Asesor de México.

×
Mi espacio Espacio Espacio Espacio Espacio Espacio  
 
Investigación
Desde la Tinchera
Desde la
Trinchera
Desde la Investigacion
Desde la
Investigación
Desde los Medios
Desde los
Medios
Desde el Aula
Desde el
Aula

Imaginario Colectivo e Imagen Corporativa: De la Interpretación a la Construcción

En su acepción más simple, hablar de la construcción de una imagen corporativa nos remite en su mayor parte a elementos visuales y externos, tales como logotipos, colores, tarjetas de presentación, uniformes, mobiliario, entre otros. Sin embargo; pocas veces se tiene presente que la creación de este tipo de imagen implica un proceso entre los mensajes que una compañía envía conscientemente y la imagen final que se edificará y posicionará en la mente de los públicos. Es justo en este proceso donde los correctos mensajes e ideas ponen a prueba su efectividad, ya que serán el medio por el que una empresa se perciba como satisfactora de necesidades en la mente de públicos objetivo.

Imagen proviene del latín imago, que significa figura, representación y apariencia de una cosa, y de allí se puede decir que la imagen es una representación mental que se construye mediante la percepción, la cual depende del marco conceptual del que percibe, y no necesariamente se ajusta con la realidad.

El comunicólogo y sociólogo argentino Joan Costa define la imagen corporativa como“la representación mental, en el imaginario colectivo, de un conjunto de atributos y valores que funcionan como un estereotipo y determinan la conducta y opiniones de esta colectividad”. Esta imagen que se construye en la mente de los públicos proviene de los mensajes emitidos deliberadamente por la empresa, y que los receptores perciben más allá de las intenciones que las originaron.

En esta definición, Costa introduce el concepto de imaginario colectivo, el cual se vuelve de suma importancia en la construcción de la imagen corporativa, ya que produce efectos concretos en el público y en la relación de éste con el mundo. El imaginario colectivo es un dispositivo que se conforma a partir de las coincidencias valorativas de las personas y propone parámetros de actuación en la realidad material. El imaginario colectivo surge cuando una infraestructura mediática trasmite y repite una misma serie de mensajes, dando lugar a un espacio común y a un consenso en torno a un mismo objeto.

El proyecto de la construcción de la imagen corporativa debe tomar en cuenta al imaginario colectivo, pues este elemento es el “filtro” por el que los mensajes e ideas que trasmite la empresa, voluntaria e involuntariamente, se ven interpretados y posicionados. Sólo después de que esos mensajes han producido el efecto premeditado en el público, entonces se puede hablar de posicionamiento y de construcción de imagen corporativa.

Una compañía no sólo envía mensajes premeditados, sino también, no planeados; y ambos son percibidos, interpretados y posicionados en la mente del público. La imagen corporativa no sólo se construye con aquello que la compañía quiere mostrar, sino además, de otros mensajes que el público quiere captar e interpretar. Ante esta situación, ¿cómo se puede construir una imagen corporativa cuando existen los “otros mensajes”, los cuales podrían ser un factor que escape de las manos de la empresa y cuya consecuencia sería aumentar los riesgos percibidos por el público en el momento de contratar un servicio?

En su artículo De la Imagen a la Experiencia, Marisa Lilián Guisasola, docente de publicidad y propaganda de la Escuela de Comunicación Social de Argentina, propone trazar un puente entre la imagen que la empresa desea construir y las experiencias del público, entendidas éstas como las “sensaciones integrales que se esperan como satisfactores de las necesidades”. De acuerdo con Guisasola, el control sobre las expectativas del cliente, sus deseos y nivel de satisfacción, sólo se puede conseguir mediante el desarrollo de habilidades en el personal de contacto de la empresa. “Un buen relacionista, un vendedor o un coordinador, debe capacitarse en la empresa, ya que son la cara visible de la organización, y la organización misma para el cliente”.

El público o cliente modela su idea de experiencia con la información que le proporciona la empresa, y la compara con la que obtuvo después de recibir o usar el servicio o producto. Es por ello que cuando la información acerca del servicio fue exagerada con el fin de captar al cliente, entonces la experiencia se volverá negativa. Sin embargo, cuando la información se acerca al nivel de satisfacción de la experiencia del cliente, cualquier “plus” en el servicio será valorado por el mismo.

Lograr el posicionamiento de una empresa en la mente del público o de sus posibles clientes, es proyectar hacía ellos los elementos diferenciadores de la misma. Es por esta razón que la construcción de la imagen empresarial debe guiarse mediante las estrategias diferenciadoras que tengan valor para el cliente y que las relacione con la empresa. Cualquiera que sean esas estrategias, todas deben ser unificadas y homogeneizadas dentro de la organización, de manera que cada empleado sea el reflejo de la imagen corporativa, y, por lo tanto, el cliente no hará la diferencia entre uno u otro empleado.

Como se ha tratado de explicar, la imagen corporativa es básicamente un estado de opinión pública, y se trata de una imagen generada tanto por el conjunto de comunicaciones emitidas por la empresa de forma deliberada, como por toda una serie de mensajes alternos que son percibidos e interpretados por el público. También es importante señalar que la construcción de esta imagen no es un proceso que se logre de un día para otro ni que sea un proyecto a finalizar; por el contrario, es necesario darle seguimiento continuo con el fin de evaluar si el proceso va encaminado de forma apropiada a lograr los objetivos planteados.



**Colaboración Especial de: Moisés Zúñiga Martínez, licenciado en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco; basada en el artículo “De la Imagen a la Experiencia” de Marisa Guisasola, publicado en la revista electrónica Razón y Palabra, núm 32, abril-mayo 2003. México 2009.


Redes Sociales

 
Espacio Espacio Espacio Espacio Espacio Mi Espacio