Código de Ética

1.- No tomarás ningún documento como si fuera tuyo, siempre incluirás los créditos del autor.
2.- Permitirás que tus colaboraciones sean utilizadas por otros usuarios.
3.- No utilizarás las colaboraciones de Mi Espacio® con fines lucrativos, si las utilizas para alguna publicación, por favor da crédito al autor.
4.- No incluirás contenidos ofensivos.
5.- Siempre incluirás la bibliografía en la que se encuentra basada tu información.
6.- Todo usuario debe siempre tener presente su responsabilidad en cuanto a la forma en que comunica su información.
7.- Todo el material que se envía para publicación deberá estar escrito con rigor profesional y creatividad.
8.- El estilo debe ser claro y conciso. Claro, porque en ocasiones puede ser accesado por un público no especializado en todas las ramas. Conciso, porque hay que tomar en cuenta que con la amplia disponibilidad de información, los lectores no tienen mucho tiempo.

Mi Espacio® se debe a sus colaboradores, por lo tanto, busca asegurar que la información recibida por el lector sea completa. Una información completa no es la que brinda toda la información en absoluto, sino la que es relevante y de interés para los usuarios. El objetivo de Mi Espacio® es ofrecer materiales informativamente sustanciosos, presentados con claridad y sencillez. Por lo tanto, siempre se revisan los documentos antes de darlos a conocer, con la finalidad de que sea contenido de calidad e interés para los usuarios.

Envía tu Colaboración
InfoSol financia Mi Espacio® en apoyo a la Ciencia de la Comunicación. Debido a que Mi Espacio® es un sitio colaborativo, en los apartados de colaboración la responsabilidad del contenido de cada uno de los trabajos publicados en Mi Espacio®, corre exclusivamente por cuenta del autor, respetando así los distintos enfoques y puntos de vista.

×

Envia tus Colaboraciones

No olvides mandar tu archivo en .doc, .ppt, o .html y después del cuerpo del mensaje acompañarlo con la siguiente información:


Nombre

Empresa / Medio / Escuela

Puesto / Carrera y Semestre

Dirección de Correo Electrónica, en caso de que desees que tu e-mail se publique en la página de internet.

Antes de enviar tu documento te pedimos revises nuestro Código de Ética

HAZ CLIC AQUÍ, PARA COLABORAR CON NOSOTROS

Al enviar tu colaboración, autorizas dar uso y permites la publicación de tu documento. Mi Espacio® se compromete en conservar los créditos de tu colaboración, sin embargo no se hace responsable por el uso de terceros.

×

¿Cómo Elegir una Agencia de RRPP?

Para optimizar comunicación y relaciones con sus Audiencias Objetivo la contratación de firmas consultoras externas para realizar estas tareas es frecuente. El uso del outsourcing se ha generalizado por la necesidad de adelgazar estructuras para racionalizar gastos, los campos de la comunicación y las Relaciones Públicas no escapan a esta tendencia.

Ante ello, un reto que deben enfrentar los Directores Generales, Directores de Marketing, Directores de Comunicación o de RRPP es la contratación de una agencia especializada, bien para complementar la estructura interna, sustituirla o atender una situación específica en materia de comunicación o relaciones públicas que requiere la intervención de expertos. Antes de contactar con alguna agencia, determine las necesidades.

Aquí algunas recomendaciones que ayudarán a tomar una mejor decisión:

1) Si requiere consejo estratégico, necesita una firma consultora; si sólo se trata de apoyos específicos, como contratación de edecanes u otros soportes logísticos, deberá dirigirse a una agencia de servicios, pero si sus requerimientos van desde la consultoría estratégica hasta la operación, necesita una agencia de servicios integrales. Dentro de las agencias de servicios integrales establecidas en México hay algunas que son filiales de grandes firmas extranjeras. Dicen contar con redes internacionales para difundir información a nivel mundial. Esta capacidad hay que analizarla con atención, por que quizá su empresa no la requiera. Pues, aunque ofrezcan "experiencia internacional", pregunte cuánto costará que expertos de la casa matriz participen en la solución del problema. En general, las dificultades se deben enfrentar de manera local.

2) La experiencia y el prestigio de la empresa son dos elementos a considerar. Ambos están determinados por la calificación profesional de los consultores de la firma.

3) Cerciórese de que la agencia tenga el equipo que garantice una comunicación efectiva, no se deje engañar por compañías que presentan un número abultado de personal y sofisticada infraestructura.

4) Revise la cartera de clientes de las agencias que le interesan. Verifique cuáles son los trabajos que han hecho y qué mencionan en su presentación. Algunas señalan a grandes empresas sólo porque en alguna ocasión les contrataron el servicio de una edecán.

5) Solicite un diagnóstico y una propuesta estratégica para resolver la problemática que en materia de RRPP enfrenta su empresa. Compárelos, así podrá tomar la mejor decisión.

6) Resultados: una correcta estrategia de comunicación (RRPP) requiere de métricas tangibles que le comuniquen el Retorno de Inversión. Muchas agencias sólo hacen comparativos con la inversión publicitaria, las empresas de clase mundial presentan métricas mucho muy estratégicas que son útiles para el redireccionamiento de la estrategia vs. el de su competencia.

Si usted está buscando una Agencia de Relaciones Públicas y/o de Servicios Integrales en Comunicación, llene el siguiente formulario para ser contactado por un experto en el tema y recomendarle qué es lo que usted necesita.

Si usted está buscando una empresa de Servicios (edecanes, etc.), sugerimos realizar la búsqueda de la misma mediante algún buscador público que reúna las características que requiere.

ESTOY EN BÚSQUEDA DE UNA AGENCIA Y DESEO SER CONTACTADO
*Algunos puntos mencionados de este artículo fueron desarrollados por el Lic. Carlos Bonilla, tomados del Asesor de México.

×
Mi espacio Espacio Espacio Espacio Espacio Espacio  
 
Desde la Trinchera
Desde la Tinchera
Desde la
Trinchera
Desde la Investigacion
Desde la
Investigación
Desde los Medios
Desde los
Medios
Desde el Aula
Desde el
Aula

Los mejores 8 consejos que le puedo dar a un comunicador

Los mejores 8 consejos que le puedo dar a un comunicador

1. Pensá que sos un golfista

Estoy convencido de que la comunicación es como el golf: un deporte de paciencia y aproximación. Miramos la banderita, calculamos, respiramos y le pegamos. Nos acercamos unos metros. Caemos en una trampa de arena. Llegamos al green.  Repetimos el ejercicio hasta que, finalmente, la embocamos. Nuestra progresión es temporal, nuestra aproximación es paso a paso… por eso necesitamos paciencia.

En el golf casi nunca hay hoyo en uno. En la comunicación tampoco.

Además, la complejidad del golf está en que, una vez que la metimos, el siguiente hoyo tiene otra distancia, otras trampas en el medio, otra dificultad. Y además, pueden sumarse cuestiones que antes no estaban, como lluvia, viento, oscuridad, cansancio, gritos… Entonces hay que comenzar de cero. Cambiar el palo, el swing, la potencia, la estrategia, la dirección. Todo.

En nuestro juego pasa lo mismo: cambia el contexto, el público, la situación, los medios, los presupuestos, los otros mensajes circulantes, y así. Con lo cual, también tenemos que comenzar de cero cada vez que se nos plantea un objetivo. Si nos repetimos, fallamos. Si nos aferramos a una idea, nos hundimos.

La diferencia entre la información y la comunicación aparece en la línea que separa la homogeneidad de la multiplicidad.

2. No tengas recetas ni dogmas

Mi querido Krishnamurti afirma que “los hombres de buena voluntad no deben tener fórmulas”. Y creo que esto aplica especialmente al oficio del comunicador.

Todos los años voy al festival de publicidad “El Ojo de Iberoamérica” y me encanta quedarme horas y horas viendo el short list. A veces me sucede que, después de ver varias piezas, puedo descubrir qué agencia la hizo. Le noto la mano, el trazo, la repetición de una fórmula, un “detalle cliché”. Y en ese momento siento que cometieron un error, porque si veo al publicista no veo a la marca, que en definitiva es el verdadero emisor y el único que debería estar hablando.

La profesión del comunicador es una actividad difícil porque nuestro objetivo es pasar desapercibidos. Después de todo, elaboramos mensajes que no son nuestros, no los decimos nosotros ni son para nosotros. Sin embargo muchas veces el comunicador (e incluyo a todos los que realizan una actividad proyectiva) se hacen notar abiertamente a través de estilos, fórmulas, teorías, leyes, modas… egos.

Nuestra actividad consiste en hacer mensajes artesanales, personales y a la medida de cada emisor, que siempre es único y con códigos particulares. Una comunicación efectiva se logra cuando no nos repetimos. En este texto te cuento más ideas acerca de por qué los comunicadores no podemos tener fórmulas ni dogmas.

3. No busques ser eficiente, busca ser efectivo

En términos económicos la eficiencia es utilizar la menor cantidad de recursos (horas, dinero, materia gris y de cualquier otro color) para obtener los mayores resultados. Mínimos inputs – Máximos outputs. La comunicación puede ser efectiva pero nunca eficiente. Es imposible.

Los comunicadores gastamos siempre de más. No nos queda otra alternativa. “Sé que el 50% de mi presupuesto publicitario lo tiro por la ventana. Lo que no sé es qué 50%”, dijo alguna vez un anunciante conocedor de las reglas del juego.

Tenemos un objetivo. Calculamos. Elaboramos mensajes, elegimos un medio, los enviamos, observamos su trayectoria, medimos la respuesta, escuchamos, corregimos, reenviamos y alcanzamos otro resultado.

Los buenos comunicadores somos artesanos. No hacemos producción en serie.

Cuando se trata de sistematizar las soluciones se comete un error. Y los clientes te lo van a hacer saber.

4. Viví en estado LAB

Hace un tiempo fui a conocer a Barcelona a conocer la Fundación Alicia, que es un centro de investigación en cocina y alimentación. Quise ir porque me interesaba descubrir cómo gestionaban la comunicación interna en un espacio presidido por una las personas más innovadores del mundo: Ferran Adriá. Quise viajar al futuro.

Hablé con mucha gente, no solo con los comunicadores de la Fundación, sino especialmente los becarios, la comunidad de cocineros de todo el mundo que convivía allí.

La idea más potente que escuché de todos fue: “Ale, aquí vivimos en estado LAB”. Vivir en estado LAB es hacerlo en modo “laboratorio” y, para un comunicador, se resume en:

a. No dar por sentada ninguna idea, someterlas todas a prueba.
b. Permitirse el error, por eso es un laboratorio.
c. Combinar ideas, fórmulas, mixturar y buscar lo híbrido.
d. Vivir en Beta Permanente. Todo puede y debe ser mejorado, nada es una versión final.

5. Antifragilízate

Hace unos meses estaba en Colombia asesorando a Dircoms de uno de los grupos empresariales más grandes del país, y uno de ellos me preguntó que podían hacer  para mejorar las comunicaciones internas. Le respondí que tenían que cambiar la forma en que se relacionaban con los “errores”. Le dije que tenían que ser antifrágiles. 

¿Qué es ser antifrágil? En el libro “Antifragile: Things that gain from disorder”,Nasim Nicholas Taleb se pregunta: ¿qué es lo opuesto a lo frágil?

Pensá. No sigas leyendo.

Pensá, en serio. Tratá de encontrar la respuesta.
¿Listo?

Ok, lo primer que a uno se le viene a la cabeza es que lo contrario a lo frágil es lo duro, fuerte o resistente.

Incorrecto.

Algo frágil es aquello que se quiebra frente a un golpe o presión. Lo fuerte, por su parte, absorbe el impacto, resiste y permanece igual.  Pero Taleb sostiene que lo opuesto a lo frágil es algo (o alguien) que luego de recibir una tremendo uppercuten la mandíbula no sólo no se cae sino que se fortalece. Como la Hidra, ese monstruo contra el cual peleaba Hércules y que al cortarle una cabeza le crecían dos. O como los rumores: cuánto más se los quiere silenciar, más interés despiertan en la gente y mas se potencian y viralizan.

Lo frágil es -1, lo duro es 0, y lo antifrágil es +1.

Para llevar adelante nuestra tarea, nos tenemos que antifragilizar. En verdad este consejo aplica para cualquier profesión, es cierto, pero más para la nuestra ya que vimos que jugamos al golf, que nuestro campo de acción es volátil, que no tenemos fórmulas, que no hay recetas, que no hacemos hoyo en uno, y que, encima, no podemos ser eficientes.

Si sos estudiante de comunicación, no espero haberte desalentado hasta aquí. Al contrario, déjame decirte que si hacer comunicación fuera algo fácil, la haría cualquiera. Recuerda que un buen comunicador es caro, pero uno malo es carísimo.

6. No cometas errores con el error

En nuestra agencia nos gusta mucho trabajar con metodologías Lean. No intentamos evitar el error sino que tratamos de provocarlo rápidamente, con el menor costo y con el máximo aprendizaje posible. No somos masoquistas ni kamikazes, somos antifrágiles y “smartfaileanos”.

Con cada iteración sabemos que nos volvemos más fuertes y más sabios. Coleccionamos lecciones aprendidas. Tenemos una gigantesca bolsa llena piedras con las cuales no vamos a volver a tropezar más… y hasta nos jactamos de los errores.

Hace un tiempo me invitaron a Quito a dar una conferencia en Campus Party (el mayor evento de tecnología y cultura digital en red del mundo) para que contara cómo habíamos logrado desarrollar cultura abierta, comunicación interna 2.0 y liderazgo participativo en empresas de Iberoamérica. Les dije que no quería relatar el típico “caso de éxito” sino que prefería describir los 5 errores más graves que habíamos cometido. Quedaron desconcertados (¿quién quiere contar sus errores?) pero finalmente aceptaron y la charla fue un éxito. Nadie se la esperaba.  O mejor dicho, esperaban que uno contara esos “errores” que en verdad te hacen quedar muy bien: ay soy muy autoexigente, ay no me detengo hasta que las cosas no están perfectas, ay soy muy detallista, etc…

Tenemos aversión al error. Lo esquivamos, lo tapamos, lo ignoramos, lo minimizamos, lo agigantamos, no lo asumimos. Es un error tratar así a un error y más cuando uno es comunicador.

Un error detectado a tiempo, cuando aún es pequeño, nos permite corregirlo antes de que sea irreversible. Buscar errores te fortalece porque te da información y te permite aprender. Como dice Taleb: un perdedor es aquel que luego de cometer un error, en vez de volverse introspectivo y aprender, se coloca a la defensiva e intenta justificarse o ponerse en víctima.

7. Prepárate este cocktail antes de ir a trabajar

Cerremos con un buen trago. Te dejo mi receta (¿pero no habías dicho que no había recetas??) para preparar un “buen comunicador”:

  • 3 medidas de paciencia
  • 1 medida de antifragilidad
  • 1/2 medida de Lean, SmartFail y pensamiento LAB
  • Una pizca de mentalidad de golfista y artesano
  • Y esta frase de David Ogilvy batida y con mucho hielo: “Nunca dejes de probar y tu publicidad nunca dejará de mejorar”.
¡Salud!

**Colaboración Especial de: Alejandro Formanchuk, especialista en Comunicación y Speaker, Director de Formanchuk & Asociados, Presidente de la Asociación Argentina de Comunicación Interna, y de la Federación Iberoamericana de Comunicación Interna. www.formanchuk.com.ar/todosignifica. Argentina 2016.

Redes Sociales

 
Espacio Espacio Espacio Espacio Espacio Mi Espacio
Facebook Twitter YouTube LinkedIn Pinterest SalideShare