Roland DGA

¿Azul y negro o blanco y dorado? Olvídese de la polémica con una buena gestión de color

 

*Cada color lleva consigo una respuesta diferente y algunos de ellos tienen impacto sobre los consumidores y sus hábitos de compra.

*Quizá en extremo, el “famoso vestido” es un buen ejemplo para ilustrar los retos a los que los expertos de la impresión se enfrentan en su trabajo diario, cuando se trata de igualar y recrear la intensidad de los colores percibidos en un entorno digital.

Lo más relevante:

  • La gestión o manejo del color hace referencia al conjunto de herramientas utilizadas y procesos llevados a cabo para mantener la consistencia del color durante la reproducción de una imagen.
  • La reproducción exacta es un desafío constante que enfrenta el mercado de la impresión digital.

Hace poco más de un mes, se desató en las redes sociales una gran polémica en torno a un post de una usuaria de Tumblr, en la que se veía la foto de un vestido con encaje que algunos veían blanco con dorado y otros azul rey con negro. ¿Lo recuerda? Todo comenzó cuando esta usuaria de la red social publicó la foto de un vestido que su madre había portado en una boda con el fin de mostrárselo a sus amigas. Éstas veían el vestido en aquellas distintas combinaciones de color y al no ponerse de acuerdo, decidieron publicar la imagen en diversos sitios web para conocer la opinión de los internautas y usuarios de redes sociales.

El tema acaparó la atención de muchos usuarios, incluso personalidades de distintos ámbitos, quienes se sumaron al debate expresando su opinión. Al final, resultó que el color real del atuendo era azul rey con negro; sin embargo, varias versiones surgieron para explicar el “misterio” en torno al color del vestido. Desde luego que la más aceptada tiene que ver con la percepción del color y que hace referencia a que cada persona percibe los colores de manera distinta, además de que en este proceso influyen diversos factores tanto externos (ambiente) como internos (persona) que determinan el resultado final.

Si existe alguien que está familiarizado con el tema de la percepción del color son los impresores y diseñadores. Quizá en extremo, el “famoso vestido” es un buen ejemplo para ilustrar precisamente los retos a los que estos expertos de la impresión se enfrentan en su trabajo diario, cuando se trata de igualar y recrear la intensidad de los colores percibidos en un entorno digital, para que correspondan con los percibidos en un soporte impreso, cualquiera que éste sea.

La reproducción exacta es un desafío constante que enfrenta el mercado de la impresión digital y aunque pudiera parecer una meta complicada y difícil de lograr, la realidad es que sí es posible conseguirlo mediante una buena gestión y control del color. Sin duda que contar con herramientas que ayuden a conseguir una reproducción precisa del color, permitirá dar al trabajo y negocio de estos profesionales, un gran diferenciador.

Importancia de la gestión de color

La gestión o manejo del color hace referencia al conjunto de herramientas utilizadas y procesos llevados a cabo para mantener la consistencia del color durante la reproducción de una imagen. Un adecuado manejo del color garantiza una conversión y reproducción del color fidedigna, optimiza las impresiones y abre las posibilidades para generar nuevas oportunidades de negocio.

Los clientes de los impresores buscan que su pedido (el trabajo final) tenga consistencia de color en todas las unidades de una misma tirada, en un trabajo impreso por segunda vez (en comparación con el primero) e, incluso, si se realiza en materiales e impresoras diferentes.

En muchas ocasiones, cuando los impresores reciben quejas de sus clientes, ni siquiera pueden descubrir la causa real del problema, ya que no disponen de una documentación completa de todo el proceso de impresión, para identificar en qué punto o en qué herramienta estuvo el error.

¿Cómo evitar encontrarse en una situación así? Antes de pasar a las soluciones, es importante tener presente las siguientes verdades acerca del color; y qué mejor que volver al tema del post del “misterioso vestido”. Esta imagen publicada y difundida en internet nos enseña tres importantes lecciones acerca del manejo del color en impresión:

1.- El color es relativo e inconsistente: El mismo color parecerá ser o realmente será diferente, dependiendo de muchas condiciones como la luz, el fondo, algún otro color que tenga cerca, entre otros factores que influyen en la percepción del color. Además, factores tales como el material de impresión, la tinta, la temperatura de secado y la configuración de la impresora influirán en cómo es impreso un color.

2.- Manejar el color requiere manejar cada paso del proceso. Desde la cámara que captura la imagen, la computadora que muestra el diseño, el archivo digital que lo contiene, el software RIP, la tinta, el equipo y material de impresión; cada elemento involucrado en el proceso debe ser controlado para lograr resultados reales y confiables.

3.- No todos los colores percibidos por el ojo humano pueden ser impresos. La gama de colores (la cantidad de color que puede ser vista o reproducida) es diferente para el ojo humano, monitores e impresoras; así que un color que el impresor vea en la vida real o en pantalla, no necesariamente puede ser impreso.

¿Y entonces, cómo lograr una reproducción exacta de los colores cuando existen tantos factores que se deben considerar?

Hacia una mejor administración del color

Existen una variedad de herramientas y sistemas que garantizan que el color resultante en el trabajo impreso se presente con la mayor exactitud posible. De acuerdo con Amado Lara, Gerente de Ventas de Roland DGA para América Latina, “la mejor forma de empezar a tener estos resultados es usar perfiles creados específicamente para los consumibles y dispositivos de salida que usa cada impresor, y calibrar el monitor de la computadora que se utiliza de acuerdo con el lugar y la iluminación con que se trabaja regularmente”.

Otra herramienta de utilidad es un Software RIP (RIP es sinónimo de procesamiento de imágenes de trama), un tipo de software que puede ser utilizado para controlar la impresora y la forma en que imprime imágenes y texto. Lara, de Roland DGA, señala que “este software permite una mejor administración del color que el software predeterminado de una impresora y hace posible la reproducción del color para ser personalizado y adaptarse a un trabajo de impresión específico”.

RIP ayuda a controlar la resolución de impresión, la cantidad de tinta a utilizar, la representación de imagen, el tamaño y orientación de la misma. Las aplicaciones RIP, en la mayoría de los casos, pertenecen a terceros, es decir, a fabricantes distintos a los de las impresoras; sin embargo, existen fabricantes de impresión digital que también han desarrollado aplicaciones RIP. Lara, de la firma experta Roland DGA, asegura que en casos como éste, “se puede estar frente a poderosas herramientas de productividad que permiten, incluso a usuarios principiantes, sacar el máximo provecho de las impresoras”.

Una buena administración del color no podría estar completa sin considerar las impresoras; ya que es preciso contar con soluciones que incluyan las más avanzadas herramientas conjuntas de software y hardware en gestión de color con el fin de asegurar una producción de imágenes precisas a través de múltiples dispositivos y materiales de impresión. “Seleccionar un equipo de impresión no es fácil si se considera todo lo anterior, los retos y problemas a los que se pueden enfrentar los profesionales de la impresión; sin embargo, hay que optar por aquellas soluciones que garantizan una calidad de imagen excepcional y fidelización precisa en colores”, complementa Lara.

Tanto diseñadores como impresores requieren garantizar una reproducción del color consistente de manera habitual para reducir los errores de impresión y la repetición de trabajos. En el mercado existen soluciones como las de Roland DGA, que a través de su línea de impresoras, su software RIP VersaWorks y su Centro de Perfiles hacen posible una óptima administración del color reflejada en una variedad de texturas y efectos táctiles en acabados tanto brillantes como mate.

No hay que olvidar lo siguiente: la imagen del “misterioso vestido” que causó revuelo en las redes sociales, ilustra perfectamente una verdad que conocen todos los que trabajan en la industria del diseño y la impresión. “No confíes en tu ojos cuando tengas el color en la pantalla. Mejor, confía cuidadosamente en el manejo riguroso del color cuando tomes fotografías, combines colores y decidas imprimir. Y sé consciente del hecho de que ver y replicar un color es posible con la información correcta y el proceso correcto”, finaliza Lara.

###

Acerca de Roland DGA Corp.

Roland DGA Corp. sirve a Norteamérica y Sudamérica como la unidad de marketing, ventas y distribución de Roland DG Corp. Fundada en 1981 y que cotiza en la Bolsa de Valores de Tokio, Roland DG de Hamamatsu, Japón, es líder mundial en las industrias de letreros, artes gráficas, gráficos de vehículos, grabado, señalización para discapacitados, marcado directo de partes, prototipado rápido, modelado en 3D, y CAD/CAM dentales. Roland DG está afiliada con Roland Corp., reconocida en la industria musical por el desarrollo de la tecnología MIDI y la producción de equipos digitales de música incluyendo baterías, sintetizadores, equipos de grabación y otras tecnologías relacionadas.