Roland DGA

¿Qué esperar del gran formato?

 

* La impresión a gran formato tiene sus propios retos y sus propias ventajas, pues tanto la producción como los precios y la misma comercialización exigen que cada empresa se reinvente y ofrezca un valor agregado.

Lo más relevante

  • La impresión a gran formato tiene sus orígenes tecnológicos en la década de los ochenta, aunque a comienzos de la década de los noventa la inyección de tinta dio origen a la impresión a 36 pulgadas de ancho.
  • La industria gráfica se muestra saludable y cada vez más fuerte.

A pesar de que la industria de la impresión comercial se ha visto mermada en los últimos 15 años por la disminución de la demanda, un punto a su favor se ubica en el renglón del gran formato, toda vez que la especialización en el sector ha dado cabida a que la impresión a gran escala no sea un competidor de los formatos tradicionales sino el complemento natural, incluso, de la impresión digital.

Sin embargo, la impresión a gran formato tiene sus propios retos y sus propias ventajas, pues tanto la producción como los precios y la misma comercialización exigen que cada empresa que participa en el sector se reinvente en la medida en que busque diferenciarse del resto y ofrecer un valor agregado realmente significativo.

Tal como es conocida hoy, la impresión a gran formato tiene sus orígenes tecnológicos en la década de los ochenta, aunque a comienzos de la década de los noventa la inyección de tinta dio origen a la impresión a 36 pulgadas de ancho, razón por la que sus principales usos se orientaron hacia los dibujos de arquitectura y algunas ingenierías, algunos esquemas y eventualmente para exposiciones en distintas salas de conferencias.

Y para tiempos recientes, apenas en la década pasada, la impresión en color de gran formato comenzó a despegar, en gran medida, gracias a la alta competencia entre proveedores de gráficos especializados, además de que la investigación de mercados empezó a echar mano de estos recursos.

La industria gráfica se muestra saludable y cada vez más fuerte. Ante la recuperación de la construcción y el gasto en infraestructura, la necesidad de signos y gráficos ha aumentado proporcionalmente. Las ventas de vehículos comerciales están empujando el crecimiento en el mercado de wraps y nuevas aplicaciones como los gráficos de pared y textiles se han disparado.

Es por eso que a continuación se desglosa una selección con las principales tendencias en este sector, y en la que Amado Lara, gerente de ventas para Roland DGA en América Latina, explica la diferencia entre quedarse rezagados y apostarle a la transición que supone facilitar la revolución tecnológica.

Impresión en rollo

Tras la proliferación del gran formato en los años noventa, la impresión en rollo fue la consentida de la mayoría. “Un rollo de papel u otro material se carga en la impresora y el usuario puede imprimir cualquier longitud deseada, pero hasta ahí”, explica el experto. Dicho material tiene que ser suficientemente flexible para ser enrollado y utilizado en la máquina.

Esta tendencia sigue siendo la más básica, y al día de hoy ya presenta algunas limitantes, como el hecho de que si un cliente quiere un gran formato sobre cartón, plumas o algún otro material rígido, ya no es tan sencillo, pues el proceso se hace un poco más complejo y deja de ser  tan económico.

Impresiones planas

Es por eso que la segunda tendencia vino a revolucionar a la primera, pues las impresoras de cama plana ya pueden imprimir hojas sueltas (boards) y cuyas opciones son mayores. En Roland, por ejemplo, el uso de impresiones planas ha superado las complicaciones de costo y velocidad que suponían en un principio, pues su tecnología ha implementado la combinación entre el diseño móvil de un cabezal de impresión con la tecnología de tinta.

Esto revolucionó a la industria, pues ahora es posible mover los cabezales de impresión sobre los materiales usados para imprimir, razón por la cual  las opciones de esta marca pudieran llegar a ser tan grandes que requieren tener justas dimensiones en cualquier taller o área de trabajo. Ahora es difícil encontrar algún objeto que estas impresoras no puedan imprimir.

En este renglón, la especialización se deja ver en revestimientos y decoración de paredes; fondos de escritorio impresos digitalmente, cortinas y suelos que pueden simular prácticamente cualquier superficie. Muebles (mesas y sillas de bar, por ejemplo) y algunos otros objetos, tales como tablas de surf, guitarras, discos de hockey y hasta computadoras portátiles”, refiere Amado.

Impresión de sublimación

Para lograr las mejores resoluciones en banderas, carteles y avisos blandos, la impresión de sublimación es una gran opción, ya que en general, se trabaja con impresoras cuya construcción, resistencia y rigidez en el uso ofrecen gran capacidad a gran velocidad, ideal para grandes volúmenes. Gracias a las impresoras digitales de última generación de sublimación y a la cada vez mayor variedad de sustratos especiales, las posibilidades creativas no tienen límites.

“Gracias al crecimiento en el mercado textil del país, la sublimación en México es uno de los ejes importantes de la industria textil. Existen muchos textileros que hoy en día necesitan un sistema digital que les permita la personalización de cortos tirajes. Roland ofrece soluciones para poliéster y algodón, con esto llegando a sectores de vestido como el deportivo y la moda, así como el del hogar que incluye el diseño de muebles e interiores”, comenta Amado.

Impresión con tintas especiales

Como su nombre lo dice, esta tendencia obedece a la productividad que representa hacer impresiones eco-solventes, con metálicos y blancos, además de que supone el complemento perfecto de la ecuación, según el experto, ya que se trata de la distinción y del valor agregado de Roland como el competidor líder en innovación.

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) de estas impresoras se evaporan fácilmente, es decir, colores secos en menor tiempo. Las tintas están hechas a base de pigmentos y no de colorantes, razón por la que su durabilidad también es un valor agregado, además del bajo costo y su resistencia a la decoloración, al agua y a los rayos UV.

¿Dónde está la diferencia?

Luego de la lista detallada de las principales tendencias de la impresión a gran formato, Amado Lara hace hincapié en que el verdadero valor diferenciador del sector está en los acabados. Y para muestra, basta tomar como referencia algunos de los principales usos que hoy se le está dando a esta tendencia.

Laminación, recubrimiento, montaje, estampado en caliente, cortes, enrutamientos, doming (en calcomanías o etiquetas) o moldeado entre algunos más, son las principales características que hay que tomar en cuenta para la impresión a gran formato. O lo que es lo mismo, hay que tener especial atención cuando se trate de señales, carteles, pancartas, puntos de venta, películas retroiluminadas, ventana de pantallas, decoración, rotulación de vehículos y algunas técnicas sobre textiles (ropa).

“El mercado tradicional de impresión lo vemos como un mercado maduro. Un mercado que ya se ha dado cuenta de que la impresión con equipos muy baratos, de baja calidad y estabilidad es una estrategia de corto plazo. Ahora vemos que los impresores buscan equipo de gran calidad y de tecnologías de tinas y cabezales de impresión de última vanguardia. Otro aspecto muy importante es que vemos una mayor utilización de la impresión digital de otros materiales no tradicionales como la lona y el vinilo. Gracias a esto Roland tiene presencia en el mercado como una empresa que ofrece soluciones versátiles”, finalizó el ejecutivo.

###

Acerca de Roland DGA Corp.

Roland DGA Corp. sirve a Norteamérica y Sudamérica como la unidad de marketing, ventas y distribución de Roland DG Corp. Fundada en 1981 y que cotiza en la Bolsa de Valores de Tokio, Roland DG de Hamamatsu, Japón, es líder mundial en las industrias de letreros, artes gráficas, gráficos de vehículos, grabado, señalización para discapacitados, marcado directo de partes, prototipado rápido, modelado en 3D, y CAD/CAM dentales. Roland DG está afiliada con Roland Corp., reconocida en la industria musical por el desarrollo de la tecnología MIDI y la producción de equipos digitales de música incluyendo baterías, sintetizadores, equipos de grabación y otras tecnologías relacionadas.