Trane

Compartir:

Trane reduce costos de energía y maximiza eficiencia en centros de traslados de pasajeros

*Durante el periodo 2007-2011 se invirtieron 17mil 323 millones de pesos en modernización y equipamiento de aeropuertos en México (SCT).
*Actualmente, los operadores de centros de traslado de pasajeros buscan formas de mejorar la sostenibilidad y llegar a ser más verdes en sus operaciones, concretamente a través de edificios de alto rendimiento.

Hoy en día, la gente está más ocupada que nunca, razón por la cual las terminales de autobuses y trenes, así como los aeropuertos, están abiertos las 24 horas, los 7 días de la semana, para trasladar a la gente a sus destinos.

En este sentido, mantener sus operaciones durante todo el día tiene un costo significativo, en términos de consumo de energía para los operadores de centros de traslado de pasajeros, pues las instalaciones deben mantenerse iluminadas y climatizadas todo el día para la comodidad de los pasajeros.

Traslado de pasajeros y desafíos únicos del ahorro de energía

Mantener una adecuada circulación del aire y un ambiente confortable en todo tipo de climas y temperaturas también puede ser un reto para los centros de traslado de pasajeros, que a menudo tienen grandes paredes cubiertas por ventanas, además de un alto volumen de tráfico peatonal, lo que provoca la infiltración significativa de aire  acondicionado a través de las puertas.

Debido a que este tipo de edificios están diseñados para mover personas de manera eficiente, a menudo tienen grandes espacios abiertos, largos pasillos y atrios de varios niveles que representan desafíos importantes a la hora de mantener un nivel constante de confort en toda la terminal.

Con la salida de los vuelos, los aeropuertos por ejemplo, pueden pasar de estar completamente llenos a vacíos en cuestión de minutos y los retrasos y cancelaciones de estos pueden convertir rápidamente una terminal tranquila en una terminal atestada; a veces durante largos periodos de mal tiempo.

La evolución de los aeropuertos

Con el tiempo, la misión de negocios de los aeropuertos ha pasado de ser una experiencia sin lujos a un sistema de transporte eficiente de alta tecnología. El incremento en el número de pasajeros y la demanda de carga aérea está obligando a este tipo de instalaciones a hacer grandes inversiones para mejorar la infraestructura.

Tan solo en México, de acuerdo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), durante 2011 se invirtieron 4 mil 420 millones de pesos que corresponden a inversiones públicas y privadas que han permitido, avanzar en la modernización y equipamiento de aeropuertos como las nuevas terminales de Huatulco, Mérida y Oaxaca, la construcción de la terminal 2 en Monterrey, la segunda pista en Cancún, el nuevo aeropuerto en Puerto Peñasco y ampliaciones en los de Toluca y Cuernavaca.

El enfoque en la inversión en la infraestructura aeroportuaria es global. China, por ejemplo, ha construido más de media docena de aeropuertos en los últimos años y se prevé la construcción de 97 más para el 2020. También se ampliará y modernizará 144 aeropuertos existentes en este mismo período.

Al mismo tiempo, la conciencia del consumidor sobre el impacto ambiental de la industria aérea ha crecido, ocasionado que muchos operadores de aeropuertos busquen formas de mejorar la sostenibilidad y llegar a ser más verdes en sus operaciones, concretamente a través de los esfuerzos para desarrollar la eficiencia energética de edificios de alto rendimiento.

La solución de alto rendimiento para aeropuertos

Sin duda, la modernización y la mejora de infraestructura de este tipo de instalaciones impulsan el desarrollo económico en las regiones, crean empleos directos e indirectos, facilitan el acceso a diversos centros turísticos y mejoran la calidad de vida de la población.

Por todo lo anterior, los operadores de los aeropuertos buscan alternativas que les permitan hacer inversiones inteligentes como el enfoque de edificios de alto rendimiento que garantiza que las mejoras en las instalaciones satisfagan sus necesidades de ahorro de energía, al tiempo que refuerzan su misión de negocio.

Trane, proveedor global líder de sistemas de confort interior y una marca de Ingersoll Rand, trabaja con operadores de centros de traslado de pasajeros (como terminales de trenes y autobuses, así como aeropuertos) en las formas de maximizar la eficiencia energética sin sacrificar la comodidad de los pasajeros, ofreciendo soluciones y controles que ofrecen un ambiente confortable en interiores, mientras se reducen los costos operativos.

###

Acerca de Trane

Trane, empresa de Ingersoll Rand, líder mundial en la creación y mantenimiento de seguridad, confort y eficiencia energética en ambientes - mejora el desempeño de casas y edificios en todo el mundo. Las soluciones de Trane optimizan el ambiente en interiores a través de un amplio portafolio de sistemas energéticamente eficientes de calefacción, ventilación y  aire acondicionado, servicios de construcción, soporte de partes y sistemas avanzados de control para casas y edificios comerciales. Para mayor información visite www.trane.com.