Trane

Compartir:

Tecnología inalámbrica, clave para la automatización de hogares y oficinas

Carlos es un ingeniero capitalino que recientemente llegó a trabajar a un hotel ubicado en Puerto Vallarta. Uno de sus grandes retos ha sido adaptarse a nuevas condiciones climáticas a las que no estaba acostumbrado y que, a veces, resultan muy agobiantes. Sin embargo, hace apenas una semana se cambió de casa, ya que su jefe le comentó acerca de un edificio de condominios cuya infraestructura contaba con un sistema de climatización inteligente que, incluso, se podía controlar desde un teléfono celular.

Carlos no lo creía, porque la sola idea sonaba como de película; pero cuando conoció el lugar, se enamoró de él. Ahora, Carlos no sólo disfruta de un ambiente confortable en su oficina sino también en su casa, lo cual lo vuelve más productivo y lo hace sentir a gusto. Lo mejor de todo es que a través de su smartphone tiene visibilidad del funcionamiento de su sistema de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés).

Quién hubiera pensado hace algunas décadas las maravillas que iban a ser posibles gracias al internet. ¿Alguna vez usted se había imaginado que dispositivos móviles como laptops, celulares o tabletas estarían conectados con su televisión, la alarma de su casa o un electrodoméstico gracias al internet? Seguro que no; sin embargo, hoy esto está comenzando a convertirse en una realidad gracias al llamado Internet de las Cosas (IoT).

Esta tecnología emergente que está implementándose poco a poco en diversas industrias y ámbitos de la vida, está mostrándonos un mundo altamente conectado que hará posible realizar acciones antes ni siquiera pensadas, como hacer la compra del súper desde el refrigerador, manejar el horno de microondas desde nuestro smartphone o controlar la energía eléctrica de nuestro hogar sin estar dentro del mismo y con tan sólo un touch de distancia.

Quizá para algunos, este escenario podría sonar un tanto futurista, como sacado de un filme de ciencia ficción; pero no lo es. De hecho, es cada vez más común escuchar acerca de sensores inteligentes y fáciles de usar que prometen generar un ecosistema para el Internet de las Cosas en el hogar, que ya anticipan una automatización completa del mismo sin la intervención directa de un humano.
El último estudio de Gartner sobre el Internet de las Cosas señala que para el año 2020 habrá 20,8 mil millones de dispositivos conectados en todo el mundo, y de acuerdo con Gartner, un gran porcentaje está relacionado con los edificios inteligentes.

Sistemas inalámbricos de automatización de hogares y edificios

Los elementos IoT, como los sensores, permiten a los usuarios monitorear el funcionamiento de los sistemas de su casa o edificio desde cualquier lugar mediante un dispositivo móvil con conexión a internet que, a su vez, está conectado con la red inalámbrica del hogar.

Esta es la base que sustenta una de las aplicaciones en las que el Internet de las Cosas ha demostrado un gran potencial. Se trata de la llamada Automatización Inalámbrica de Hogares y Edificios, que se refiere a la administración, monitoreo y control de los sistemas instalados en una casa o edificio, como son la calefacción, ventilación y climatización (HVAC), iluminación, seguridad, entre otros; desde un dispositivo móvil.

De acuerdo con Gartner, los hogares inteligentes y los edificios comerciales inteligentes representarían el 45% del total de cosas conectadas en uso en el año 2015; se estima que esa cifra aumentará al 81% en 2020.

Pero, ¿cómo es posible conectar y administrar estos sistemas desde una sola plataforma? Trane, experto en creación y mantenimiento de espacios confortables, nos explica. La respuesta está en los Sistemas de Automatización de Edificios (Building Automation System, BAS), una arquitectura tecnológica que integra y gestiona los sistemas de una casa o edificio con el fin de controlarlos, monitorearlos, optimizarlos y darles mantenimiento. Si bien es cierto que los BAS ya tienen tiempo de ser conocidos y estar siendo implementados en casas y edificios; hoy, el Internet de las Cosas está transformando estos sistemas haciéndolos inalámbricos y más inteligentes, y por tanto, con una interfaz para dispositivos móviles que le da al usuario mayor libertad y control desde la palma de su mano.

Actualmente, los sistemas BAS han sido exitosamente instalados tanto en nuevos proyectos de construcción como en modificaciones. Y es que no se puede negar que la tecnología inalámbrica se ha vuelto más común y demandada en el mercado; una tendencia que continuará debido a que una porción considerable del mercado de la construcción está conformada de trabajos de renovación, proyectos que presentan dificultades para los sistemas de redes alámbricas.

Mientras mayor flexibilidad se requiera en el escenario de la construcción, las tecnologías inalámbricas pueden ser fácilmente reconfiguradas para dar soporte a nuevos diseños de construcción.

BAS para monitorear los sistemas HVAC de casas y oficinas

Entre los sistemas del hogar y edificios que pueden ser administrados por medio de BAS están los de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC). Emplear tecnología inalámbrica para gestionar los sistemas HVAC en edificios, brinda flexibilidad de instalación, mejora de la eficiencia operacional y reduce el consumo de energía, entre otros beneficios.

Según Trane, dentro de las principales ventajas que se pueden obtener al implementar un BAS inalámbrico en casas u oficinas se encuentran:

  • Eficiencia energética. Muchos son los factores que pueden influir para lograr ahorros potenciales en el consumo de energía, tales como eficiencia operacional, estilo de vida, sistemas de tamaño apropiado, niveles y horarios de ocupación del inmueble, entre otros. Un BAS monitorea los sistemas HVAC para conocer si éstos son los adecuados para las necesidades de la edificación; o bien, ayudar a seleccionar el sistema apropiado con el fin de generar una mejora del confort y reducir los costos por usar menos recursos energéticos.
  • Conectividad y monitoreo. El uso de dispositivos y aplicaciones móviles permite conectarse en cualquier lugar y momento, lo que hace posible llevar a cabo un monitoreo continuo del funcionamiento de los sistemas HVAC, de manera que se puedan llevar a cabo los ajustes pertinentes sin importar en dónde esté el administrador. Además, las aplicaciones de software de los BAS, cuentan con alertas como parte del proceso de monitoreo, lo que ayuda a estar al tanto sobre cualquier cambio que sea requerido.
  • Diseño y máximo confort. Un BAS inalámbrico permite establecer el ambiente ideal que se desea ajustando la temperatura, ya sea en un hogar donde cada persona puede crear el ambiente que le agrada por cuarto; o bien, en un edificio, donde es necesario aclimatar el lugar considerando diversos aspectos como necesidades de costos, horarios de operación, áreas específicas, necesidades de las personas, etcétera. Todo esto de manera remota y sin necesidad de realizar grandes cambios en la construcción y sacrificar el diseño del inmueble.

Como puede verse, los Sistemas de Automatización de Edificios (BAS) inalámbricos ofrecen diversas ventajas y beneficios; así como mejores resultados para la administración eficiente de los sistemas HVAC instalados en hogares y edificios. Hoy es clave aprovechar el potencial que BAS ofrece al usuario, dueño o administrador del edificio para tener mayor visibilidad y control sin sacrificar el confort y la eficiencia energética.

###

Acerca de Ingersoll Rand y Trane
Ingersoll Rand mejora la calidad de vida al crear ambientes confortables, sustentables y eficientes. Nuestra gente y familia de marcas -que incluyen Club Car®, Ingersoll Rand®, Thermo King®  y Trane®- trabajan en conjunto para mejorar la calidad y el confort del aire en hogares y edificios; transporte y conservación de alimentos y perecederos; así como incrementar la productividad y eficiencia industrial. 

Las soluciones de Trane optimizan los ambientes interiores con un amplio portafolio de sistemas energéticamente eficientes de calefacción, ventilación y aire acondicionado, soporte de partes y control avanzado. Ingersoll Rand es una empresa global de 13 mil millones de dólares, comprometida con un mundo de progreso sustentable y resultados perdurables. Para mayor información, visite ingersollrand.com o trane.com.

--
Contacto:
InfoSol
trane@infosol.com.mx
5560-1000