Ingersoll Rand, comprometido con la
sustentabilidad

Ciudad de México, abril 2019.- Los desafíos de sustentabilidad del mundo en 2013 le dieron a Ingersoll Rand una oportunidad de proporciones monumentales. El cambio climático se estaba convirtiendo en un foco global con una mayoría de países comprometidos con el Acuerdo de París. En muchos países, la energía renovable alcanzó la paridad de costos con los combustibles fósiles.

Las empresas iniciaron por primera vez, el trabajo dentro de sus cadenas de suministro para abordar los desafíos ambientales, sociales y de gobierno (ESG). La diversidad y la inclusión se convirtieron en un imperativo global, mientras que el impacto positivo en la comunidad se convirtió en una necesidad central para las empresas; y los inversionistas evaluaron, cada vez más, las características de ESG de las empresas en las que invirtieron.

Bajo este contexto, Ingersoll Rand se comprometió públicamente a que la sustentabilidad empresarial sea la esencia con la que opera la empresa. Atendiendo a los clientes y comprometiendo a los empleados. Identificando las categorías de la compañía en sus operaciones y cadena de suministro, con los clientes, los productos y servicios que ofrece y con su propia gente, y donde trabajamos y vivimos.

¿Cómo lo hace?

  • Operando de manera ética y transparente.
  • Cultivando una cadena de suministro sustentable e innovadora.
  • Optimizando los recursos naturales en sus operaciones.
  • Innovando para ofrecer un valor económico y un rendimiento óptimo durante el ciclo de vida de sus productos.
  • Construyendo una cultura ganadora basada en valores e incluyente.
  • Creando valor compartido, aportando más a la sociedad de lo que se toma de ella.

Para definir el camino hacia 2020, ha establecido objetivos ambiciosos y específicos en cada una de estas categorías, y está en camino de lograrlos antes de finales de 2019.

Compromiso Climático

Una de las partes más visibles de sus objetivos de sustentabilidad para 2020 tiene que ver con el Compromiso Climático de ayudar a resolver la demanda insostenible de recursos energéticos del planeta. Esto en respuesta al desafío climático mundial de las Naciones Unidas, emitido al sector privado en 2013.

Desde entonces, ha trabajado arduamente para cumplirlo, fabricando productos más amigables con el medio ambiente, utilizando menos energía que la que se usó en 2013.

  • Se evitaron 21 millones de toneladas de CO2, de sus clientes, lo que equivale a 3.7 centrales eléctricas de carbón.
  • Dos años antes de lo previsto en nuestro compromiso climático redujo sus propias emisiones operativas en un 45 por ciento.
  • Logró una reducción de la intensidad energética en un 22 por ciento.

En 2013, decidimos ser líderes en sustentabilidad, comenzando con nuestro Compromiso Climático, dijo Paul Camuti, Vicepresidente Sénior de Ingersoll Rand y Director de Tecnología e Innovación.

Por los números ha sido una historia increíble, pero lo más emocionante es que ahora, cuando evaluamos un curso de acción propuesto, lo hacemos a través de una lente de sustentabilidadue refleja la estrategia y la visión de nuestra empresa. Nos preguntamos: ¿Es una solución eficiente en el uso de recursos y energía que genera valor para nuestros clientes? ¿Reducirá nuestro impacto ambiental como organización? ¿Contribuirá a un mundo mejor?. Mucho más que el clima y la energía, nuestro viaje hacia la sustentabilidad se ha extendido más allá de nuestro trabajo sobre el clima y la eficiencia en nuestras operaciones, se ha extendido a través de nuestra cadena de suministro, nuestra fuerza laboral y nuestras comunidades”.

Diverso e inclusivo es sustentable

Estamos orgullosos de seguir avanzando en temas de diversidad e inclusión. Las mujeres ocupan casi el 22 por ciento de sus puestos directivos y cuatro de los 12 miembros del Consejo de Administración son mujeres. De hecho, tiene más mujeres en su Consejo de Administración que las empresas promedio en el Russell 3000,  índice de referencia para mujeres en los consejos.

En marzo de 2017, Ingersoll Rand se unió a la coalición Paradigm for Parity, el primero de las empresas de su industria en hacerlo. Al unirse, reafirmó su compromiso de lograr la paridad de género en su estructura de liderazgo corporativo global para el 2030 y sigue comprometiéndose a fomentar la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo a través de la Dirección Ejecutiva Action for Diversity Inclusion.

La ciudadanía es sustentable

Ingersoll Rand es también una de las siete empresas industriales con fondos especiales dedicados para ayudar a sus empleados durante la asistencia en caso de desastres y otras crisis personales. Desde 2017, su gente ha donado cientos de miles de dólares para ayudar a sus compañeros de trabajo y se ha ofrecido como voluntaria por más de 40,000 horas para proyectos de vivienda y refugio.

Según Paul Camuti, el reconocimiento externo que Ingersoll Rand ha logrado en los últimos seis años es una señal de que los esfuerzos de sustentabilidad están haciendo una diferencia. Durante ocho años consecutivos, Ingersoll Rand ha sido nombrado para los Índices Dow Jones Sustainability World y North America, o DJSI. El posicionamiento continuo en esta serie de índices muestra el progreso hacia nuestros objetivos de sustentabilidad y nuestra posición como líder de ESG entre empresas similares, puntualizó.

La sustentabilidad está intrínsecamente vinculada en una empresa de primer nivel, dijo Paul. Es por eso que continuaremos innovando e invirtiendo en nuevos productos, servicios y soluciones para ayudar a nuestros clientes a alcanzar sus propios objetivos de sustentabilidad. Continuaremos invirtiendo en nuevas formas de reducir nuestra huella ambiental, seguiremos invirtiendo en nuestra gente y en nuestra cultura ganadora. Seguiremos fomentando ideas nuevas para continuar como una organización diversa y comprometida. De todas estas formas y más, continuaremos creando un futuro más sustentable para los próximos 10 años y para muchos”, concluyó.

###

Acerca de Ingersoll Rand y Trane
Ingersoll Rand (NYSE: IR) mejora la calidad de vida al crear entornos cómodos, sostenibles y eficientes. Nuestra gente y nuestra familia de marcas, incluyendo Club Car®, Ingersoll Rand®, Thermo King® y Trane®, trabajan en conjunto para mejorar la calidad y la comodidad del aire en los hogares y edificios; transportar y proteger alimentos y productos perecederos; y aumentar la productividad y eficiencia industrial. Somos una empresa global de $ 13 mil millones comprometida con un mundo de progreso sostenible y resultados duraderos. Las soluciones de Trane optimizan los ambientes interiores con una amplia cartera de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado que ahorran energía, soporte de piezas y control avanzado.

Para obtener más información:

www.ingersollrand.com o www.trane.com

Compartir: