La necesidad de identificar, proteger y difundir el Patrimonio Cultural

México es un país que cuenta con una gran diversidad cultural enriquecida por las tradiciones de sus pueblos originarios. Su patrimonio incluye un gran acervo cultural e impresionantes vestigios arqueológicos.

El patrimonio cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, músicos, escritores, arquitectos, y sabios, así como las creaciones anónimas, surgidas del alma popular, y el conjunto de valores que dan sentido a la vida. Es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo: la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte, los archivos y las bibliotecas. Todo pueblo tiene el derecho y el deber de defender y preservar su patrimonio cultural, ya que las sociedades se reconocen así mismas a través de los valores en que encuentran fuente de inspiración creadora.1

Ante la tendencia mundial hacia la afirmación de valores e identidades. México difunde su cultura en el exterior y se abre al intercambio de valores y expresiones culturales, con la firmeza que le da su identidad se está convencido de que el diálogo entre las culturas es fuente de creatividad y enriquecimiento, contribuye al desarrollo de las capacidades del pueblo y al progreso de la humanidad.

México se conforma por municipios complejos patrimoniales con características propias, determinadas entre otras cosas, por el contexto sociocultural y la región en que se ubican, y que por ser centros comunitarios, comparten objetivos, problemas y aspiraciones fundamentales. Como son la regionalización y la democratización de la cultura.

Su potenciales turísticos, deben ser  destinos, en donde se habiliten los espacios naturales, ecológicos, culturales, así como a los diferentes sitios de carácter religioso, darles el plus y la imagen para una real alternativa, detonando una fuente de progreso, bienestar apoyada por valores históricos.

La cultura es todo lo que compone la vida del hombre y del mundo en que vive: familia, clan, tribu, comunidad, nación. Está constituida por lo adquirido del pasado, la aportación del presente y el fermento del futuro.

La  importancia de la comunicación estratégica en la Gestión Cultural Municipal

La Gestión Cultural entendida como la promoción cultural, el trabajo en instituciones culturales, la labor comunitaria, la planeación de espectáculos, la docencia, la investigación y la difusión de grupos artísticos, constituye uno de los importantes pilares del desarrollo social; sirve para generar un mayor consumo de servicios culturales que estimulan a un enriquecimiento de valores y un mayor crecimiento intelectual de la sociedad en general.

Como plantea Maass la cultura y la comunicación son conceptos inseparables y al mismo tiempo impensables sin el concepto de lenguaje. Son en un sentido el universo de los símbolos, en la dimensión simbólica de la realidad y considera a la comunicación como herramienta poderosa que posibilita la narración y la visibilidad del campo de la cultura. Contribuye a la unificación y vinculación de ambos conceptos. La comunicación estratégica sirve como vehículo para transmitir ideas y que estas puedan ser retransmitidas a una audiencia objeto para promover el aprendizaje por medio de la creatividad y lo artístico, lo cual finalmente promoverá el patrimonio cultural.

De manera que la comunicación estratégica  en el diseño de acciones dentro  del ámbito cultural, es importante para revelar el sentido de espacios, lugares, objetos, etc. de interés cultural de cualquier municipio; evitando la degradación y deterioro, en la medida de lo posible, y fomentar su conservación, con la intención de que sean conocidos y disfrutados por generaciones futuras.

Se requiere que las condiciones de la sociedad sean adecuadas para dar promoción a los destinos culturales del país, Impactar en todos los sectores de la sociedad, generar deseo de superación y permitir una integración multicultural promoviendo la diversidad cultural con la finalidad de identificar, proteger y difundir el patrimonio cultural de cada municipio.

Finalmente el gestor cultural a través de la comunicación estratégica desarrollará servicios culturales con valor simbólico que generen una  mayor participación de los habitantes identificando las diversas dinámicas de integración social, contribuyendo, en el proceso de la gestión cultural  con la adopción de las actitudes de la sociedad en su conjunto, transmitir lo que en colectividad se genere.

Esto significa que la comunicación estratégica es un modelo de cambio y transformación, que se enfoca en las acciones para comunicar mejor, siendo proactivos creando un lenguaje de acciones considerando a los aspectos económicos, técnicos, administrativos y socioculturales para alcanzar mayor conectividad en el proceso de la gestión cultural.

Involucrar a la comunidad en el quehacer cultural constituye un ardua labor, que sin lugar a dudas proporciona enormes beneficios no sólo a la comunidad misma, sino y en mayor medida al futuro cultural del país, el enriquecimiento cultural nacional, fomenta la unidad y el patriotismo, lo que se refleja en un mayor acervo cultural nacional; que después contribuye al turismo y al propio desarrollo social.

Referencias Bibliográficas

  • Maass Moreno, M. (2006) Gestión cultural, comunicación y desarrollo. Teoría y práctica. Ed. CONACULTA/UNAM/Instituto Mexiquense de Cultura.
  • DECLARACIÓN DE MÉXICO SOBRE LAS POLÍTICAS CULTURALES (1982) Conferencia mundial sobre las políticas culturales.

1 DECLARACIÓN DE MÉXICO SOBRE LAS POLÍTICAS CULTURALES Conferencia mundial sobre las políticas culturales
México D.F., 26 de julio – 6 de agosto de 1982

México 2014.

Los artículos publicados son opinión del autor y no reflejan el punto de vista de InfoSol / Mi Espacio®.

Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *