La comunicación es la transmisión verbal o no verbal de información (mensaje) entre un individuo que quiere expresar alguna idea y otro que desea recibirla. Desde sus orígenes, el ser humano ha tenido la necesidad de comunicarse y día con día ha buscado nuevas formas de hacerlo, lo cual ha provocado una evolución importante en los medios de comunicación que conocemos en el siglo XIX.

La historia de la comunicación surge millones de años atrás, el ser humano utilizaba la comunicación no verbal como gestos, movimientos e incluso dibujos pictográficos. Al paso del tiempo, las necesidades del ser humano hicieron que el hombre buscara nuevas formas de comunicarse, por ello surgió la necesidad de desarrollar distintas formas que nos han permitido acceder a diferentes tipos de comunicación: visual, verbal, escrita, auditiva, etc. Sin embargo, los medios (canal) por los cuales se realiza la comunicación también han ido evolucionando, desarrollándose así, nuevas formas de transmitir ideas, pensamientos y acciones.

Como respuesta a la búsqueda de nuevas formas de comunicarse surgió la imprenta dando pie a la prensa escrita y trayendo con ello grandes ventajas como: posibilidades de estudio, investigaciones científicas y ramificación de la literatura. Pasaron los años y, en la era moderna, los medios de comunicación en masa continuaron su evolución y aparecen el cine, la radio y la televisión.

Desde la perspectiva de nuestra época, podemos decir que la evolución de la comunicación se ha dado súbitamente en formas que eran casi impredecibles; cuando pensamos que la televisión era el medio más efectivo por su naturaleza, surgió el Internet cambiando todo tipo de concepción sobre las fuentes o formas de comunicación, a tal grado que hoy se ha convertido en un medio masivo por el cual no sólo podemos comunicarnos, sino también hacerlo de forma más rápida.

Actualmente, la forma de comunicarnos radica en las facilidades que la tecnología nos ofrece. Se entiende como tecnología a los medios por los que el ser humano controla o modifica con el fin de hacer más fácil el intercambio de información con otros individuos.

Las diversas modalidades de comunicación nos brindan nuevas posibilidades de interconexión dándole un sentido global a la construcción de redes homologadas, la globalización utiliza a la comunicación y a los medios como una poderosa herramienta para ser un fenómeno global y con esto tener acceso a todo el planeta ejerciendo influencia a nivel mundial.

Hoy, que la comunicación se comporta como la gran herramienta del siglo XXI, hay que manejarla con gran precaución ya que se puede utilizar con objetivos que pueden dañar a un individuo, sociedad o incluso al mundo entero. Al respecto, Umberto Eco nombra a una parte de la sociedad como Apocalípticos de la Cultura, siendo éstos los que impiden el progreso de las masas, y por otro lado tenemos a los Integrados, quienes colaboran con la renovación cultural mediante la aparición de nuevas formas de comunicación.

El ciberespacio forma ya parte de nuestro argot diario, siendo éste el espacio virtual creado por las redes informáticas. En la era digital, esta fuente de comunicación sufre cambios constantes en su estructura lo cual puede desencadenar que el proceso de comunicación no sea el adecuado o se haya roto en alguna parte del proceso. Saussure dio un enfoque que ejemplifica esta falla en la comunicación, el significado que se refiere a la idea, digamos como algo físico, y el significante que es el nombre (o palabra) que se le da a esta imagen, debido a lo globalizado y al uso incorrecto de las palabras puede romperse la comunicación.

La utilización del ciberespacio o Internet mantiene las nuevas líneas de comunicación del mundo, donde la comunicación global adquiere un poder lleno de diferentes escenarios comunicacionales que debemos aprovechar. Si el medio es bien utilizado y la forma de comunicación es adecuada, el ciberespacio es una buena herramienta para comunicarse de manera eficaz y rápida, respondiendo a la velocidad con la que evoluciona nuestra propia comunicación como respuesta al cambio de los medios de comunicación.

La realidad es que los medios de comunicación nos rodean, pero no somos plenamente conscientes de las implicaciones de este hecho en nuestras vidas. En Enfermos de información, Todd Gitlin aplica una mirada original y acerada a nuestro mundo de aglomeración mediática y de adictos a la velocidad sin importar lo que se está comunicando o quién lo está comunicando, lo importante es que nos podemos comunicar a altas velocidades a cualquier parte del mundo.

Corresponde hoy a los comunicadores, con mayor urgencia que nunca, hacerse cargo de la complejidad, transformar la información en conocimiento, gestionar el conocimiento, evitar las noticias falsas y responder de un modo más efectivo a un público que, a fuerza de ir a la deriva, naufragando en muchos casos, ha comprendido que podemos ayudarle a navegar en la información.

Basada en los libros “Enfermo de Información: De cómo el torrente mediático está saturando nuestras vidas”, de Todd Gitlin por la editorial Ediciones Paidós y en el libro “La Comunicación” de María Escandell por la editorial Gredos. México 2009.

Los artículos publicados son opinión del autor y no reflejan el punto de vista de InfoSol / Mi Espacio®.

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *