Tras la pandemia la digitalización y las dinámicas en redes sociales han dejado lecciones que nos permiten mantener la cercanía con amigos, instituciones y marcas; y a su vez se han convertido en tendencias que puedes aprovechar renovando tus estrategias de redes sociales. Ponte al 100% y toma en cuenta las siguientes corrientes:

Lo que aporta es lo que vende

La contingencia trajo con ella consecuencias; afectó a la mayoría en algún nivel (físico, mental, emocional, financiero) por lo que en esta era, ser tan empáticos y compasivos como sea posible, te permitirá conectar con tu audiencia, interactuando y reteniendo posibles clientes.

Aunque las ventas ya no son la prioridad principal para los clientes, lo son para ti. Piensa en contar historias que conecten, experiencias que enriquezcan la conexión con tus seguidores y que vayan a tu área de ventas, contextualiza tu contenido tanto como sea posible, ahora son la información, la interacción y los problemas sociales los que impulsan el engagement y la retención futura.

Demuestra que tu labor de promoción tiene algún impacto en la comunidad, el comercio social es una de las claves a desarrollar en redes sociales: no solamente te interesa vender sino que te interesa aportar, no por un objetivo de “responsabilidad social” sino por que sí.

Lo de ayer es lo de hoy y memelogía

Lo vintage sigue cobrando relevancia en lo audiovisual, no tiene que ser el principal estilo de tu plantilla de contenidos, pero puedes aprovechar las corrientes de los 80 y 90, incluso el llamado vaporwave que es un estilo que contempla elementos futuristas ya que tienen mucha presencia en redes sociales. Siempre y cuando estén dentro de tus objetivos y sobre todo de tus lineamientos de estilo.

Por otro lado, aunque los memes son el elemento más versátil para poder transmitir un mensaje, porque se apoyan en la cultura general, anécdotas y demás, transmitir un mensaje de marca a través de un meme puede ser un factor de cuidado puesto que hay una reputación de marca de por medio, además de que es posible desbalancear tu engagement, pon en la balanza los pros y los contras de incluir memes en tus contenidos y prueba, siempre prueba.

La voz vuelve a tener presencia

En la época de tus abuelos, prendían la radio no sólo era para informarse, la voz de los locutores les acompañaba durante el día con consejos, anécdotas y más noticias. Con la digitalización, esta vieja práctica tiene su auge en el podcast y las plataformas emergentes que están produciendo contenidos exclusivamente por audio. Lo interesante es que los puedes hacer para tu marca, toma tu micrófono y abre tu canal en estas plataformas.

Spotify/Deezer/SoundCloud – abre tu canal y programa la difusión de tus contenidos para que tu audiencia se acerque a tu voz, te sorprenderás del número de personas que se acompañen de ti.

Youtube– no sólo es voz, sino que puedes grabar toda la sesión y darle un rostro a tu sesión de podcast, el alcance se vuelve aún mejor con tu audiencia respondiendo en vivo a sus comentarios.

Clubhouse/Twitter Spaces – aunque son plataformas emergentes, están dedicada 100% al contenido generado por voz, ponle el ojo a Clubhouse y comienza experimentando con contenidos interesantes.

Dale el toque a tu contenido haciendo remixes

Las plataformas que te permiten mezclar otros audios y videos con tu propio “performance” cobraron muchísimo auge, lo que te permite hacer un contenido propio con un remix creativo y divertido, incluso si tu marca pide mucha seriedad.

TikTok – todos creían que sólo era una plataforma creada para las generaciones más jóvenes, pero es posible darle el giro pertinente de tu negocio sin dejar de ser espontáneo y divertido, demostrando una adaptabilidad muy grande.

Instragram Reels – aunque parecido a TikTok, la ventaja con Reels es que lo puedes gestionar desde tu propia cuenta de IG y utilizar los filtros y música disponibles.

¿Qué hacer para treparte a la tendencia?

Analiza los objetivos de tu marca y los propósitos de cada red social que puedes elegir para hacer un balance: ¿Cómo lo puedes aprovechar? ¿Qué tipo de contenidos estás dispuesto a realizar? ¿Cómo quieres que esa red social apoye a todas las demás? Son preguntas básicas que te ayudarán a elegir sabiamente una plataforma atractiva.

Organiza tu tiempo para producir tus contenidos, por más novedosa que sea una red social o un tipo de contenido, no puedes dejar que absorba todo tu tiempo y dejar de lado las otras redes que soportan tu estrategia de redes sociales, intégralo poco a poco a tu planeación de contenidos.

Pon a prueba tu creatividad, comienza experimentando, no te preocupes si no arroja grandes resultados a la primera, recuerda que todo trabajo es perfectible y lo más importante es comenzar.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.