Entrenamiento en Medios

5 Errores en las entrevistas con medios que pondrán en peligro la reputación de tu empresa

Héctor M. Meza
Escrito por Héctor M. Meza

Evita perder tu liderazgo empresarial y domina los encuentros con medios de comunicación.

Debido al fácil acceso a la información y la necesidad de la gente por mantenerse al tanto de ella, la vida de las noticias se ha reducido gradualmente. De modo que los medios se han visto obligados a estar más pendientes de cualquier hecho noticioso. Los personajes políticos, deportivos y del entretenimiento, así como los acontecimientos públicos o de las redes sociales, siempre darán alguna nota; pero la noticia del momento también podría provenir de tu empresa.

No hablo sólo de las novedades que puedas reportar. Por ejemplo, ¿qué ocurre cuando surge una crisis? Si tu empresa es la protagonista de la crisis, o al contrario, es una fuente confiable para abundar en información, seguramente los reporteros querrán contactarte.

Por ello, es imprescindible que los voceros designados cuenten con una preparación ante medios. Imaginemos un encuentro en el que representas a tu empresa frente a reporteros y medios de comunicación. En este escenario cada detalle alzará la mano: ¿cómo te expresas?, ¿qué palabras utilizas y en qué tono?, ¿qué nos dicen tus manos o tu expresión facial? El lenguaje verbal y corporal será tu mejor aliado o tu peor pesadilla.

¿Sabes cuáles son los errores más comunes durante un encuentro con medios?

1. Memorizar el discurso. Los reporteros no son tiburones cazando a su presa, pero tampoco son ingenuos. Si bien se recomienda tener claros los mensajes clave de las organizaciones, recitar los mismos mensajes una y otra vez es pésima idea, aunque lo haya escrito el futuro nobel de literatura. ¿La consecuencia? Un mensaje vacío y cuadrado, que por ende, se reflejará en la imagen de la organización, cuando  un acercamiento con medios debería humanizar a la marca y mejorar las relaciones existentes con los stakeholders.

2.Decir nada con mucho. ¿Cuántas veces hemos escuchado a una persona que parece que le pagan por la cantidad de palabras articuladas, y no por el mensaje que debería dar? Justo aquí, hay que reivindicar la importancia entre hablar y comunicar. Sí, todo comunica, pero cuando solamente se habla porque fisiológicamente es posible, seguramente el mensaje no cumplirá su cometido. Mostrar confianza en tus conocimientos no es sinónimo de adornar los mensajes al grado de hacerlos desaparecer. Si estuvieras entrenado en medios mejorarías y maximizarías tus habilidades y técnicas de comunicación paratransmitir eficazmente los mensajesa tus audiencias.

También te puede interesar: Mensajes… la voz de una empresa

3. Responder con monosílabas. Contrario al punto anterior, hay quienes no recuerdan sus mensajes clave y responden únicamente con un sí o con un no, lo cual, no es suficiente. Los textos periodísticos se basan en contestar las preguntas qué, cómo, cuándo, dónde, por qué, para qué, etc. Aprovéchalas para contar la historia y el mensaje de tu marca. En ese sentido, el vocero debería adueñarse de la conversación. Ojo, dije adueñarse, no acaparar. No monopolizar, sino sentirse cómodo con el tema para llegar a nuevos mercados donde la visión y pensamiento vanguardista pueden volverse rentables.

4. Quedarse callado. Aunque se pacte una entrevista para cubrir un tema específico, podría llegar una pregunta o un comentario inesperado. No es malo tener información confidencial, pero quedarse callado o congelado, no es una opción. Sobre todo, si tomamos en cuenta que también tu lenguaje corporal habla por ti y podrías dejar una impresión negativa, entre ellas, que estás nervioso porque ocultas datos importante.

5. No estar preparado. Los encuentros con medios no siempre van a tratar sobre las novedades de la empresa. Los reporteros generalmente recurren a los presidentes o directores generales de las compañías para tener más información sobre la industria en la que se especialice. Si el vocero no va preparado para responder preguntas fuera de un guion, dejará de ser una fuente confiable.

¿En cuántas situaciones parecidas se han encontrado tus voceros o tú mismo? Podría seguir enlistando más errores cometidos cuando no se está capacitado para hacer frente a un medio, pero no quisiera perder la oportunidad de imaginar el mejor escenario para una marca que quiere posicionarse en un lugar privilegiado a fin de establecer un vínculo de comunicación con su audiencia y su liderazgo empresarial.

Mi recomendación es que te mantengas informado sobre las noticias de tu industria, que consideres un entrenamiento en medios y que constantemente ensayes como si fueras a una entrevista al día siguiente. No te arriesgues. Un pequeño error puede echar a perder la buena reputación que has construido.

La práctica hace al maestro. Convertirte en líder de pensamiento, referente de un sector y, mejor aún, dotar a tu empresa de voz y de autoridad, es una tarea de todos los días.  Miguel de Cervantes escribió “El hombre bien preparado para la lucha ya ha conseguido medio triunfo.” ¿Estás preparado para conseguir lo demás?

Este contenido apareció por primera vez en Top Management

Conoce más contenido del autor en Top Management

Sobre el Autor

Héctor M. Meza

Héctor M. Meza

Director General de InfoSol. MBA, Consultor y Catedrático en Estrategias de Comunicación Integradas a la Mercadotecnia. Fue Vicepresidente en IBM de México y Presidente de Motorola para México, Centroamérica y el Caribe y VP de la Corporación.

Deja un Comentario