Quizá nadie imaginó que aquel 16 de abril de 1889, por primera vez vería la luz del mundo, uno de los humoristas más grandes del siglo XX que alcanzó una gran popularidad como nunca nadie la había conseguido.

Sus pantalones holgados, su sombrero de hongo, su bastón, su forma de caminar con los pies hacia afuera y su bigote cuadrado, hicieron de su creación –su personaje de Charlot- un icono del cine mudo y patrimonio de la industria cinematográfica.

Así es, se trata de Charles Chaplin, un hombre que no sólo fue un artista más del cine mudo, sino todo un fenómeno que hizo reír al mundo sin decir absolutamente nada.

Hoy, al cumplirse 130 años desde su nacimiento, quiero invitarlos a recordar a este gran genio con cinco ideas que, desde mi perspectiva, ayudan a todo líder a ejercer un liderazgo efectivo:

Comunicar sin palabras

Si hay algo claro para casi todo el mundo, es que Charlie Chaplin fue un fenómeno cinematográfico que hizo reír al mundo y supo comunicar mensajes efectivos “sin decir una sola palabra”. Incluso hoy en día, una película muda de Chaplin puede hacer que la audiencia se ría con mayor ímpetu que con muchas comedias actuales.

La comunicación es una habilidad core para ejercer el liderazgo. Los líderes con fuertes habilidades de comunicación entienden mejor a los demás y se ganan más fácilmente la confianza y el respeto de sus stakeholders. Esto incluye la comunicación no verbal; de hecho, el 93 por ciento de la efectividad de nuestra comunicación está basada en cuestiones no verbales, según la Universidad de California. Y es que ésa puede resultar una herramienta mucho más poderosa que la verbal para ayudarte a generar confianza y comunicar claramente tus mensajes.

El poder del buen sentido del humor

Sin duda, una de las grandes lecciones que nos ha dejado Chaplin, es reír y hacer reír. Su buen humor, aunque silencioso, fue uno de los elementos clave para su éxito. No por nada, hoy está considerado como uno de los más grandes comediantes de todos los tiempos. A pesar de no contar con el recurso del sonido, supo crear grandes historias que además de despertar la conciencia, siguen haciendo reír a muchos.

Un buen líder hace del buen humor una herramienta de trabajo. No sólo porque bien sabe que los colaboradores felices suelen ser más productivos y comprometidos con la organización. También porque los líderes con buen sentido del humor son capaces de construir una cultura organizacional más fuerte, impulsar la innovación e, incluso, negociar mejores acuerdos.  No por nada, esta frase célebre de Chaplin: «Un día sin risas es un día perdido”.

Crear mensajes memorables y efectivos

¿Quién no ha escuchado hablar acerca del discurso de Charlie Chaplin, en su papel de Adenoid Hynkel, en El Dictador? Hace más de 75 años de que se estrenó esta comedia satírica, en la que por primera vez escuchamos la voz de Chaplin; y hasta hoy ha trascendido como uno de los mensajes más inspiradores, relevantes, de gran resonancia y efectivos de la historia. Parte de su trascendencia se debe a que, a final de cuentas, sigue siendo aplicable en el mundo actual.

Para todo líder, ser escuchado no basta. Es necesario que sus mensajes, sobre todo aquellos que están impregnados de la visión, misión y valores de la organización, queden en la mente y el corazón de los stakeholders. Para causar impacto, no tienes que convertirte en una gran figura pública como Chaplin, basta con ser auténtico, consistente, ser sensible a las necesidades de tus stakeholders y comunicar tus mensajes en momentos precisos cuando ellos pueden conectar con tus ideas.

Lidiar con escenarios adversos

¿Sabías que Charlie Chaplin fue ridiculizado y denigrado por no enlistarse ni en el ejército británico ni en el estadounidense, durante la Primera Guerra Mundial; y que los principales medios de comunicación lo llamaron “vago” y que hasta recibió cartas de miles de personas enojadas que lo querían ver en la batalla? ¿O que fue acusado de ser un promotor del comunismo, a tal grado que tuvo que salir de los Estados Unidos por una investigación del FBI? Esto solo por mencionar algunas malas experiencias que tuvo que vivir, y de las que siempre salió avante.

El liderazgo no es sencillo. Ningún líder está exento de las situaciones adversas o del fracaso, pero como bien dice Chaplin: “Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos parece una comedia”. Sobreponerte a la adversidad es vital para sobrevivir y ser exitoso, sobre todo en el actual entorno económico en el que las organizaciones necesitan que sus líderes tengan las herramientas necesarias para conducir a la organización.

Dejar un legado positivo

Con sus aciertos y desaciertos, hoy Charles Chaplin tiene un lugar privilegiado en la historia del cine, tanto por su icónico personaje, Charlot, como por su trabajo como productor, guionista, compositor y editor. Cada parte de su carrera y del trabajo que realizó, sirve de inspiración para muchos hombres y mujeres que quieren marcar una diferencia en el mundo. Más allá de su trabajo fílmico, un gran legado suyo fue creer que, incluso en tiempos de guerra, era importante hacer reír y aliviar el dolor de la gente por perder todo lo que poseía.

¿Te has preguntado como líder, cómo quieres ser recordado? Uno de los mayores desafíos para los líderes es enfocarse en dejar un legado, no sólo por la egolatría de hacerlo, sino porque al hacerlo, están haciendo una diferencia para todos sus stakeholders. Tú no necesitas ser una persona famosa como Chaplin para dejar un legado positivo que inspire a otros; basta con impulsar a tu equipo para ser más fuerte y más capaz, y encaminar a los líderes del futuro que guiarán la organización. ¡Ese es tu mejor legado!

Más de 40 años han pasado desde que Chaplin dejó este mundo, pero aún en estos tiempos sigue estando presente, ya sea con su obra que, para los expertos, contiene temáticas tan actuales que se pueden aplicar a nuestra sociedad; o bien, a través de las enseñanzas de liderazgo que su propia vida y su trabajo nos pueden dejar.

Quizá piensas que dejar huella de tu liderazgo, es un escenario difícil de lograr, complicado y abrumador. Pero déjame decirte que esto no es así. De hecho, un liderazgo efectivo debe dejar huella… Recuerda esta cita célebre de Charles Chaplin: “Si no sueñas, nunca encontrarás lo que hay más allá de tus sueños”.

¿Estás listo para ejercer un liderazgo efectivo que deje huella?

Este contenido apareció por primera vez en Alto Nivel: 5 ideas extraordinarias de Charles Chaplin para ser un líder exitoso

Conoce más contenido del autor en Alto Nivel