Todas las entradas de: Equipo Consultor de InfoSol

El equipo gerencial de InfoSol está compuesto por expertos en la industria, que aportan años de experiencia a una empresa en constante evolución.

¿Calidad o cantidad? Busca influenciadores que dejen huella

¿Alguna vez te has preguntado sobre trabajar o no con influenciadores digitales? ¿Sabes cuál es la importancia de sus followers y que estos sean de calidad?

Trabajar con un influenciador digital sigue y seguirá siendo omnipresente en las estrategias para social media marketing, ya que brinda una buena oportunidad para posicionar una marca y darle visibilidad en redes sociales. Un punto importante de la estrategia es tener conocimiento del peso que tienen la base de seguidores. Responder si un influencer tiene afluencia o influencia es crucial. 

Tal como lo dice la Real Academia Española, afluencia es tener abundancia, una gran cantidad de personas o cosas. En cambio la influencia es poder, valor, autoridad de alguien para con otra u otras personas. Ambos conceptos son fundamentales en una estrategia digital para proyectar la efectividad de una campaña con influencer marketing.

Un ejemplo de no tomar enserio este tema es Arii, una influencer en Instagram, con millones de seguidores, que se asoció con una marca para lanzar su línea de ropa, Era. Sin embargo, las ventas no resultaron como se esperaba. No logró vender las prendas de su colección tal como lo había planeado.

Este es un ejemplo relevante de las consecuencias negativas que ocasiona privilegiar a la afluencia sobre la influencia. El foco rojo de dicha estrategia fue enfocarse en la gran cantidad de seguidores o afluencia, y dejar de lado la calidad de la relación con sus seguidores. Una clara muestra de que la cantidad de seguidores que tenga una cuenta, no garantiza una verdadera interacción con la comunidad digital.

De hecho, en el informe de los Directores de Marketing más influyentes del mundo 2019, realizado por Forbes, Sprinklr y LinkedIn, se habla de la importancia que tiene una persona con influencia, no sólo en sus redes sociales sino más allá, al utilizar su voz para lograr un cambio importante a favor de la sociedad, la cultura, las compañías o la publicidad.

También te puede interesar: Las relaciones públicas en el mundo digital

La relación de los influenciadores con las marcas

No olvides que el influenciador es una extensión de una comunicación digital efectiva para cualquier producto o servicio. Éste debe congeniar con los principios de la marca, ya que permitirá darle mayor visibilidad y generar un mayor acercamiento con tus clientes. Sobre todo dando un buen mensaje de la marca.

Por eso es importante considerar la importancia de la afluencia y la influencia, basado en tu público objetivo, antes de trabajar con marketing de influencias. De esta manera, se podrá explotar todo su potencial para generar engagement y enfocar esfuerzos en los consumidores reales, con el fin de establecer relaciones sólidas y duraderas con ellos a través de un tercero de confianza. Lo que en consecuencia crea un compromiso por parte del consumidor, quien se fía y recurre a la marca cuando necesita dar solución a determinadas necesidades de su vida.

Al desarrollar una campaña de marketing de influencia es de gran importancia definir el tipo de perfiles que se contactarán. Los cuales están segmentados según su alcance, autoridad contextual o especialización en determinados nichos de mercado, y don de ventas.

Beneficios de una campaña de marketing de influencia

Conseguir incrementar la visibilidad de marca con influenciadores es una táctica que puede marcar la diferencia, si sabes decidirte entre la afluencia o la influencia de un perfil. Algunos beneficios de proyectar una estrategia desde el enfoque correcto son:

Alcanzar orgánicamente al público: hoy en día las redes sociales se han convertido en un sitio preferente para nutrirse de información, seguir tendencias en tiempo real y pedir recomendaciones sobre productos o servicios. Es por esta razón que las marcas necesitan acercarse a su público de forma sutil, evitando los invasivos y obsoletos mensajes publicitarios.

Incrementar la identidad y reputación de marca: del mismo modo, se necesita humanizar a la marca, presentarla como una ventaja, pero sobre todo, conectar con su público. Recuerda que los usuarios buscan recomendaciones procedentes de personas en las que confían, tales como amigos o familiares. Y si además de todo esto admiran a su interlocutor, se tendrá la combinación perfecta para lograr una efectiva campaña de marketing de influencia.

Aumentar la exposición de tu marca: el marketing de influencia impulsa la visibilidad de las marcas con contenidos de autoridad distribuidos por terceros de confianza, independientes e imparciales, lo cual genera engagement en redes sociales y relación con la marca.  De forma que se  introduce a la marca a una amplia red de compradores potenciales y futuros promotores.

Alcanza a la audiencia que está dispuesta a escuchar activamente los mensajes de los influenciadores correctos para tu marca. Ve más allá de lo tradicional y adopta este tipo de influencia digital eficazmente.


Descubre más en: Incrementa la reputación e identidad de tu marca con RP Digital

7 estrategias de comunicación integral para tu empresa

La imagen pública y la reputación que cualquier compañía proyecta a sus stakeholders se ha convertido en un activo significativo e indispensable que impacta en el crecimiento del negocio y su permanencia en el mercado. En este escenario es crucial el papel del CEO, ya que él no sólo debe respaldar y ser la principal figura del liderazgo corporativo, sino también del liderazgo comunicacional. Debe considerar que su organización necesita contar con herramientas de comunicación que apalanquen los esfuerzos de negocio y transmitan de manera efectiva la Propuesta de Valor de su empresa. Conócelas en esta infografía:

Consejos para una entrevista exitosa en radio

A pesar de que los medios de comunicación tradicionales han perdido gran parte de su público debido al auge de los medios digitales, la realidad es que tanto la radio, como la televisión y los medios impresos, siguen generando contenido para satisfacer las necesidades informativas de sus respectivas audiencias. Por lo cual, aún buscan voces expertas que den respuesta a las preguntas de su público.

En el caso de la señal radiofónica, el 39% de la población mexicana encuestada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) declaró que todavía escucha la radio, y la mayoría lo hace desde el hogar, seguido por su lugar de trabajo y el automóvil. En cuanto a gustos de contenido, debajo de los programas musicales con 77%, las noticias ocupan el segundo lugar con el 41% de preferencia. Por lo cual, una intervención en radio te asegurará visibilidad y generará consideración frente a una audiencia específica.

Las entrevistas son una de las mejores formas de posicionarse como un experto de la industria porque permite mostrar el conocimiento en una variedad de plataformas de medios. Desde video y radio hasta digital e impreso, agregar entrevistas a tu estrategia no solo ayudará a establecer autoridad, sino que también atraerá más tráfico a su sitio web. 

Por eso te compartimos una serie de consejos para que saques el mayor provecho de una entrevista radiofónica:

Conoce al medio

Investiga todos los aspectos posibles del programa al que vas a asistir, así te darás una idea sobre cómo podría desarrollarse el encuentro. Vale la pena escuchar el programa y conocer el trabajo del locutor o periodista para que puedas comprender su estilo. 

Entiende la audiencia a la que se dirigen. Los programas de radio tienen diferentes formatos y por lo tanto, el tono de los locutores será distinto; ya sean de revista y casuales, o noticiosos y formales. Conocer el tono del programa y adaptar tu mensaje en consecuencia te ayudará a conectar con los oyentes.

Define tu mensaje

Aunque no lo parezca, la radio es un medio veloz. Sin importar cuál sea la duración de un programa radiofónico, tienen una gran cantidad de información que deben cubrir, junto con las pautas comerciales o cualquier error técnico que se presente, y lo que a nuestra percepción parece unos insignificantes segundos, para ellos es tiempo valioso. Este mismo pensamiento deberás internalizarlo antes de una entrevista, pues podría suceder que tu tiempo en el aire no sea suficiente para decir lo que quisieras.

Tener un mensaje claro y conciso es fundamental para una entrevista de radio exitosa, ya que es más probable que sea memorable en la mente del oyente. Es importante presentar la información de manera precisa para transmitir los mensajes clave de tu marca. Las respuestas interminables confundirán el objetivo de la entrevista y los oyentes perderán interés. 

Pon atención a las preguntas

Quizá piensas: “los locutores de radio suenan tan amigables y receptivos, ¿qué tan complicada puede ser la entrevista?” Cuando la realidad es que sus preguntas tienen que ser lo más certeras posibles porque el tiempo en radio es muy limitado. Tampoco olvides que la mayoría tiene formación periodística, por lo cual si en el momento de la entrevista tu industria está pasando por una crisis, seguramente te harán preguntas relacionadas.

Por eso, siempre es mejor prevenirse para todo tipo de preguntas, incluidas las difíciles. De esa manera, puedes preparar tus respuestas a fondo y evitar que te pongan en el banquillo. Trata de no dejar que el locutor te tome desprevenido. Al responder preguntas difíciles de manera inteligente, aumentas la credibilidad de tu audiencia.

Mantén tu punto

Si aún con toda la preparación, quedas atrapado durante la entrevistaomite el famoso “sin comentarios”. Tómate tu tiempo si te hacen una pregunta que no te habías planteado y recuerda cuál es el objetivo de la entrevista. Considera cómo la pregunta se relaciona con el mensaje que deseas enviar. Solo pueden usar lo que dices, no lo que desean que hayas dicho.

Formula una respuesta concisa y contesta con mesura. Evita hablar demasiado rápido, porque los radioescuchas no podrán seguir tu ritmo, y por lo tanto, se les dificultará entender tu mensaje.

Cuida tu expresión verbal

Al tratarse de un medio auditivo, los radioescuchas no podrán ver tu semblante –a menos que haya transmisión en video- y el tono y volumen de tu voz creará una imagen sonora en sus mentes. Por ello, debes asegurarte de que tu expresión vocal se ajuste al mensaje que quieres transmitir.

Por ejemplo, si tienes un mensaje positivo, asegúrate de presentarte con una actitud positiva. Evita una entrevista plana o monótona a toda costa. Te recomiendo no reprimir las gesticulaciones y ademanes que haces normalmente, para que las palabras tengan más “cuerpo”. Mientras más expresivo seas, atraerás la atención de la audiencia con mayor facilidad.

Recuerda que la presencia en medios beneficia a tu organización para darle mayor visibilidad, aumentar la confianza del público y posicionarla como un referente de la industria. Así que no dudes en volver a este artículo cada vez que vayas a tener una entrevista, pero si prefieres una preparación  más personalizada te recomiendo que tomes un buen entrenamiento en medios.

3 Grandes errores de un plan de gestión de crisis

Hemos visto muchos planes de gestión de crisis. La mayoría de ellos hacen bien un par de cosas:

✓ Tienen una lista de los contactos de su equipo de comunicación, para llamarlos rápidamente cuando llega una crisis.

✓ Establecen algunos roles específicos para los primeros miembros del equipo de comunicación que deban comenzar a trabajar en la crisis.

Estos componentes son importantes, pero equivalen a la patada de salida inicial en un juego de  fútbol. Se necesita para comenzar el partido, pero no determinará el resultado final.

En una crisis real, el tiempo se comprime. Las llamadas entrantes de los medios aumentan exponencialmente. La información es esquiva. Abundan las zonas grises. Los mensajes clave son terriblemente difíciles de elaborar (y olvídate de aprobarlos rápidamente).

Una crisis es un clima difícil para operar. Sin embargo, lo que está en juego puede ser extremadamente alto. La reputación de la organización, tal vez incluso su supervivencia, está en riesgo.

Una lista de teléfonos no es suficiente.

Para ser efectivo durante una crisis, un plan debe reflejar una preparación real para la tormenta potencial y las amenazas que traerá. Eso significa pensamiento estratégico, participación de toda la organización y mucho trabajo duro.

Desafortunadamente, numerosas organizaciones pasan por alto estos componentes en sus estrategias. Para que no seas víctima de la negligencia, te compartimos los tres errores más grandes que cometen la mayoría de las organizaciones en sus planes de gestión de crisis y que debes evitar a toda costa:

1. Olvidar qué es la reputación

Todos saben intuitivamente que una crisis puede dañar la reputación de una empresa. Incluso si su fuente es externa, como un desastre natural, la respuesta de la organización ante la crisis puede generar críticas y dañar la reputación de la marca.

Cuando los equipos de comunicación piensan en la reputación, a menudo se centran solo en el público en general y en los medios. Piensan: “escándalo”. Sin embargo, la reputación de la empresa depende de toda la gama de stakeholders o partes interesadas, y la mayoría de las crisis no se tratan únicamente de escándalos.

Un buen plan de gestión de crisis se dirige a todos los interesados ​​clave para una serie de escenarios. Claramente, incluyen a los medios de comunicación y al público en general, para una organización orientada al consumidor. Pero lo más probable es que se trate de una población menos global: clientes, proveedores, reguladores, la comunidad inmediata y, siempre, audiencias internas.

Para cada escenario, identifica a los stakeholders clave y piensa cómo se verían afectados:

✓ ¿Qué emociones sentirían?

✓ ¿Qué preguntas harían?

✓ Lo más importante, ¿qué valores esperan que tu organización cumpla?

Las partes interesadas clave rara vez exigen la perfección, pero esperan que una organización se comunique directamente, aborde los errores de manera transparente y practique lo que predicó antes de la crisis.

La comunicación de crisis es parte de una narrativa de marca que comienza mucho antes de la crisis y continuará mucho después. Una comprensión profunda de los stakeholders clave te ayudará a dar forma a esa narrativa y a desarrollar mensajes clave para cada escenario de crisis en el que planifiques. Esa es la mejor manera de defender la reputación de tu empresa y restaurarla después de la crisis, si es necesario.

2. Concentrarse en mensajes insuficientes

Has hecho el trabajo para entender a tus partes interesadas. Ahora necesitas sentarte y redactar mensajes clave para cada escenario:

✓ la declaración inicial

✓ una declaración de seguimiento más larga

✓ puntos de discusión

✓ preguntas y respuestas básicas

✓ preguntas y respuestas difíciles

Todos los escenarios posibles funcionan para la gestión de crisis; pero estos no están incluidos en la mayoría de los planes de comunicación, que solo ofrecen, por ejemplo:

× una declaración
× algunas preguntas y respuestas.

Es entendible. ¿Quién tiene tiempo para redactar un conjunto completo de materiales de mensajes para una crisis que nunca podría suceder? No hay forma de predecir con precisión los detalles de cada crisis potencial. Cuando “se arme la gorda”, deberás reescribir todo lo que hayas redactado antes para adaptarlo a la nueva situación. ¿Por qué duplicar tus esfuerzos?

La respuesta es simple: cuando ocurra la crisis, no tendrás tiempo para sentarte en una mesa, discutir los pros y los contras, y escribir los mensajes necesarios. Créeme, realmente no tendrás tiempo para que los altos rangos aprueben los mensajes.

La mensajería de crisis funciona cuando es parte de una estrategia desarrollada para abordar las inquietudes de las partes interesadas clave, mientras se mantiene la continuidad con los valores, la voz y la narrativa de la marca; todo mientras se camina por la cuerda floja en un entorno de alto riesgo. Esa es una tarea que no puede hacerse fácilmente sobre la marcha. Date tiempo para analizar el mejor enfoque para cada escenario, desarrolla mensajes clave bien elaborados y obtén la aprobación antes de que llegue la crisis.

3. Preparar a los voceros

Este es más simple, pero no menos importante. La mayoría de los planes de gestión de crisis suponen que los rostros de tu organización en la crisis serán uno o dos miembros del equipo que normalmente se encargan de transmitir mensajes: el personal interno y relaciones públicas, por ejemplo.

Eso es un error. Cuando la reputación de tu marca está en juego, es hora de poner las habilidades comunicativas de todos tus jugadores en el campo.

Para cada escenario, stakeholder y mensaje, piensa detenidamente en el emisor correcto. Por supuesto que los voceros habituales soportarán las consecuencias durante una crisis. Si es un problema lo suficientemente grande, los líderes de tu organización tendrían que tomar parte. Pero cuando los periodistas claman por información, Twitter explota y los críticos empiezan a manifestarse, es posible que debas salir de tu organización.

Así es, un plan sólido de comunicación de crisis debe incluir voceros externos que puedan proporcionar una validación independiente de los valores de tu organización, por ejemplo:

✓ Si el escenario de crisis involucra un problema técnico, querrás dirigir a los reporteros a un experto externo con el que hayas trabajado.

✓ Si se trata de un problema de la comunidad, piensa en representantes de grupos de la comunidad que estén dispuestos en apoyarte.

Una lista de aliados en organizaciones gubernamentales, cívicas y sin fines de lucro son los mejores amigos durante una crisis, y no deseas desarrollar esa lista después de una crisis.

Se trata de una preparación adecuada. Cuando desarrolles un plan de gestión de crisis, asegúrate de incluir lo que realmente necesitarás, y eso va mucho más allá de los roles, nombres y números de tu propio equipo.

*Traducción y adaptación del artículo por el Equipo Consultor InfoSol, basado en: Los tres errores más comunes en la gestión de los planes de manejo de crisis de PR Daily.

La fórmula infalible para tu estrategia de mensajería

La creatividad es muy útil en el desarrollo de una estrategia de marketing, pero no será suficiente si tus mensajes clave están fuera de lugar.

Una estrategia de mensajes es la base de todas las acciones de marketing y  cuando se ejecuta de manera consistente, la creatividad se convierte en la cereza del pastel.

Imagina que tu estrategia de mensajes clave es la receta para escribir y hablar sobre tu producto. Tus redactores siguen las instrucciones, mezclan los ingredientes de la estrategia del mensaje, sazonan con su creatividad y terminan con una gran historia sobre tu producto.

Una estrategia de mensaje incluye:

  • Una declaración de posicionamiento
  • Puntos de apoyo
  • Detalles para adaptar a la comunicación de tu plan de marketing

1. Define tu declaración de posicionamiento

Una declaración de posicionamiento es una oración breve que deja en claro lo que haces y por qué el público objetivo debe preocuparse lo suficiente como para querer saber más. Aquí hay algunos ejemplos de declaraciones de posicionamiento:

  • Automated Business Design ha creado el único software de reclutamiento y personal que necesitará.
  • Stowga es la herramienta definitiva para encontrar instantáneamente el mejor almacén para su negocio.

2. Profundiza en tu promesa de marca con puntos de apoyo

La reacción que debes obtener con tu declaración de posicionamiento es “¡Eso es interesante! ¿Cómo lo hace? Quiero saber más”. Tres o cuatro puntos de apoyoexplicarán cómo cumples la promesa que has hecho en tu declaración de posicionamiento, demuestran su veracidad y ayudan a desarrollar la historia de tu marca con más detalle.

Los puntos de apoyo también proporcionan una estructura para incluir especificaciones del producto en la estrategia de mensajes. Solo recuerda que necesitas probar cada afirmación que haces y profundizar en cada parte de tus declaraciones.

Aquí hay una declaración de posicionamiento que tiene dos puntos de apoyo que le dan más significado:

“Microsoft Forecaster es la forma rápida y asequible de obtener el control del presupuesto y la planificación”.

  1. En tan solo dos semanas, puede utilizar Microsoft Forecaster para acelerar sus procesos en curso para presupuestar y planificar” – Este punto de apoyo cuantifica “rápido”
  2. Puede adaptar Microsoft Forecaster para satisfacer sus necesidades de presupuesto y planificación sin romper su presupuesto” – Este punto comienza una discusión sobre una implementación “asequible”.

Como ves, los puntos de apoyo brindan la razón para creer la declaración de posicionamiento. Por ello, debes elegirlos con cuidado.

La declaración de posicionamiento se convierte en el tema central para la mayor parte de la comunicación de un plan de mercadotecnia, por eso debe ser importante, único y creíble antes de que la creatividad pueda marcar la diferencia.

Para que tu declaración de posicionamiento sea importante debe expresar un beneficio que resuelve un problema de tu público objetivo. Debe parecer inherentemente cierto y diferenciador- ningún otro competidor tiene la misma posición.

3. Fortalece tu marca con una propuesta de valor

Ninguna cantidad de creatividad será suficiente si tu declaración de posicionamiento no cumple con ninguno de estos criterios. Los compradores solo se preocupan por cómo tu producto soluciona sus problemas, y eso no puede resolverse con creatividad.

Por ejemplo, una compañía de software posiciona su producto en su sitio web con la declaración de posicionamiento: “Ejecuta como uno”; y aunque suena bien porque es interesante y atrayente, es solo una forma creativa de decir: “puede administrar todo su negocio con nuestra solución integral y accesible”.

“Ejecuta como uno” es lo que hace la compañía, pero no es un beneficio, ni es un problema urgente del cliente. Un mejor enfoque es decirle al público objetivo cuál es tu propuesta de valor y por qué deberían preocuparse por lo que ofrece tú marca.

Otro problema que la creatividad no puede solucionar: la falta de diferenciación. La parte del cerebro que toma decisiones está buscando razones para tomar una decisión rápida, según la ciencia del neuromarketing. Sin una diferencia clara, los compradores se confunden.

4. Prueba su usabilidad en la comunicación de marca

Además de los tres criterios anteriores, hay otra prueba que tu estrategia de mensaje debe pasar: la usabilidad. En otras palabras, los redactores deben poder utilizarlo en todas las comunicaciones de marca de tu plan de marketing:

Al probar tu estrategia de mensajes de varias maneras, estarás seguro de que tu declaración de posicionamiento se puede usar para toda la comunicación de tu plan de marketing, y que sus puntos de apoyo están completos. De esta manera, preparas el escenario para hablar con más detalle sobre tu producto.

Cuando tu estrategia de mensaje cumpla con los cuatro criterios: importante, único, creíble y utilizable, habrás creado una base sólida para todas tus comunicaciones de marketing.

Al final, la creatividad le dará más efectividad a tu plan de marketing y ayudará a posicionar tu producto en el mercado.

*Traducción y adaptación del artículo por el Equipo Consultor InfoSol, basado en: La fórmula que no puede fallar en la estrategia de mensajería de MarketingProfs.

Funcionalismo y Comunicación

A lo largo de la existencia humana, la comunicación ha sido necesaria e indispensable, y la misma se ha desarrollado a la par del ser humano. Su estudio se ha visto ante la problemática de la extensión, por lo que han surgido una gama de versiones diversas sobre lo que es la comunicación y su área de trabajo.

Por lo anterior, surgen diversas definiciones de acuerdo a las necesidades de cada tiempo, que tienen una base ideológica. En este caso la ideología es el funcionalismo.

La teoría funcionalista se enfoca en el estudio de los efectos de los medios masivos de comunicación, tomando como base a sus principales autores y destacando de sus teorías los elementos que ayuden a comprender los medios masivos con relación a la sociedad tanto desde su punto de vista individual como global.

Lo que caracteriza al funcionalismo es que para encontrar constantes en todas las sociedades y elaborar un conjunto de leyes generales que le den una teoría científica o un conjunto interrelacionado de leyes, elabora una serie de problemas funcionales comunes a toda sociedad con el supuesto que bajo la apariencia de una gran diversidad de conductas se ocultan los mismos problemas humanos.

Ahora bien, el sistema social no puede ser analizado desde un punto de vista estático, sino que también debe encontrarse su función, para su estudio dinámico. Llegando así a un análisis estructural-funcional.

Con esto, el funcionalismo queda como la corriente que nos servirá como base para el estudio de los medios masivos y su relación con la sociedad. Para poder comprender sus efectos, pero también ayudará en el estudio de los medios como institución de una manera detallada para comprender el porqué de dichos efectos con base en sus estructuras. Así, es necesario rescatar las características de los medios masivos:

  • Las masas requieren organizaciones formales complejas.
  • Los medios masivos se dirigen a públicos muy amplios.
  • Las comunicaciones masivas son públicas; es decir, su contenido está abierto a todos.
  • Público heterogéneo.
  • La relación Emisor – Público es impersonal.

Ahora bien, conociendo la importancia social que tienen los medios es necesario conocer su productividad aprovechando que llegan a un mayor número de personas y para esto se le asignan tres grandes funciones:

  • Educar
  • Informar
  • Entretener.

La efectividad de los medios masivos es una expresión que alude a la eficacia de los medios para alcanzar un objetivo dado y se puede aplicar al pasado, al presente o al futuro, pero siempre indica intencionalidad, con lo que se puede hablar de efectos, y al hablar de éstos nos referimos a lo que ya ha sucedido como consecuencia directa de la comunicación de masas, fuese o no pretendido.

Con esto aseguramos que los efectos de los medios de comunicación siempre conllevan al intento de establecer una relación entre el contenido del mensaje y los datos que son ajenos a los medios, y tenemos que el contenido de eso se presenta en formas que parecen tener mucha mayor constancia en el tiempo que otros fenómenos culturales.

Medios Masivos en el proceso socializador.

La socialización es el proceso de aprendizaje por el cual el individuo adopta actitudes y forma su personalidad mediante el contacto con los demás y de acuerdo a una sociedad determinada. Por ejemplo, la familia es el pilar del proceso socializador, porque es aquí donde surge la primera enseñanza de la vida social para poder llevar una vida en armonía con la sociedad. Como podría ser enseñar a saludar, a respetar a los mayores, entre otros pequeños eslabones que  forman la vida social.

Por otro lado, sabemos que la sociedad está en un continuo remodelamiento en su tipo social y donde a lo largo de la existencia de un individuo en determinado ambiente social se encuentra con elementos reforzadores, como lo son los medios masivos de comunicación. Éstos son lo que mayor importancia debido a su capacidad de abarcar a un mayor número de personas en menor tiempo, logrando con eso permitir a la sociedad facilitar el reforzamiento de normas sociales que lo requieran.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que la característica funcionalista de los medios de comunicación se resume en dos grandes funciones sociales y una disfunción:

1.- Función de conferir prestigio: La posición social de personas, acciones o grupos se ve prestigiada y enaltecida cuando consigue atraer la atención favorable de los medios.

2.- Función de reforzar las normas sociales: Al dar publicidad a las conductas desviadas se acorta la distancia entre la moralidad pública y las actitudes privadas, ejerciendo presión para que se establezca una moral única.

3.- Disfunción narcotizante: Los medios disminuyen el tiempo dedicado a la acción organizada; el hombre “informado” tiende a considerarse participante, cuando en realidad no desarrolla acción alguna: conoce los problemas, pero no actúa para resolverlos.

Los medios masivos ocupan ahora el primer lugar en transmitir información, así el hombre es más dependiente de los efectos de comunicación social en la satisfacción de sus necesidades informativas, pero con esto no queremos decir que hayan desaparecido las formas directas y personales, y menos la influencia de éstas en el proceso formativo de la opinión. Los medios masivos cumplen funciones de estímulo – refuerzo de deformación e influencia según los casos y las intensidades manipuladoras, al mismo tiempo que son vehículos de control social.

Fuente: “La sociología, Aventura Dialéctica” Editorial Trillas; México 2009.

La Construcción de la Imagen Política

En política, la imagen es un recurso, un instrumento, una herramienta, un proceso y un método para acceder al poder; para competir por él; para ejercerlo y para conservarlo.

Como recurso, instrumento y herramienta, la imagen política debe ser utilizada de manera estratégica, oportuna y eficiente. La calidad de la misma depende precisamente del poder que pueda generar, es decir, de la influencia, liderazgo, dominio, privilegios, distinciones, oportunidades y seguidores leales que produzca.

En síntesis, la imagen política es un conjunto de mensajes susceptibles de ser comunicados y que, al ser percibidos de forma positiva, permiten al actor político definir y orientar la percepción de un público objetivo, así como distinguirse y posicionarse con respecto a sus competidores.

Poder, política e imagen

La imagen política es un recurso, que utilizado de manera inteligente, eficiente y estratégica, sirve para distinguir a un actor político de sus competidores y ampliar las capacidades de competencia, posicionamiento, diferenciación y rentabilidad electoral. De igual manera, los políticos utilizan su imagen para formar, negociar, conducir y desarrollar relaciones de mutuo beneficio con los ciudadanos, las organizaciones, los grupos de intereses y otros actores políticos.

La imagen política es el resultado de un proceso de promoción, difusión y comunicación que le permite al actor político presentarse ante la ciudadanía y proporcionarle la información que requiere para que sea seleccionado entre las distintas opciones en competencia.

La falta de credibilidad y confianza en los políticos, y el descrédito del gobierno y de las instituciones políticas son el resultado de la mala percepción que los ciudadanos tienen de la política, y particularmente, de los partidos y de los actores políticos. De ahí la importancia de que la imagen de la política sea óptima para transmitir confianza, certidumbre y credibilidad a la ciudadanía.

La imagen refleja:

Ante todo, debe quedar claro que hablar de imagen en política no es una cuestión meramente estética. La eficiencia y calidad de la imagen política residen en la permanencia de un actor como líder, acorde a un público objetivo, a una meta social, al cargo al que aspira o bien a la envestida que detenta.

¿Cómo construir una imagen política?

La metodología para construir una imagen en política es fundamentalmente similar a la que se utiliza en otras áreas de trabajo, es decir, sigue 4 pasos básicos:

Sin embargo, el modelo de imagen política de un actor político está ligado y fuertemente influenciado por el partido político que representa. El partido incide en el actor, sea candidato o funcionario, ya que un partido es un grupo con una historia común, con un programa y un ideario que determina su fuerza, influencia y recursos.

Modelo de imagen política

El modelo de imagen política que se utiliza actualmente se divide en 7 aspectos primarios, cada uno de los cuales tiene diversos ámbitos interrelacionados. Dicho modelo, además, está vinculado a una estrategia, misma que determina la prioridad, alcance y duración de las acciones a realizar.

1. Aspectos políticos

Un político es un representante del liderazgo de servicio, por lo cual es importante proyectar la imagen de una persona con la habilidad de cuidar sus alianzas, sus vínculos con grupos u otros actores; que cuide sus compromisos, fije prioridades y actúe con miras a proyectos de largo alcance. Además debe atraer el interés de las masas, mostrarse como un negociador eficiente y saber conducir a los grupos, agregándolos en torno a su proyecto social. Es importante persuadir, sin faltar a la verdad y la honestidad.

Ante la oposición, la fortaleza del político no puede estar a discusión, por lo cual, se le exige mantener una actitud sobria y digna. Los enemigos son siempre reales y los aliados lo son hasta haberlo comprobado, porque en política, muy frecuentemente, los intereses cambian y suelen imponerse sobre los valores.

2. Aspectos hieráticos

Los valores que la sociedad percibe en un político como parte de su imagen están relacionados en primer lugar con la confianza y la credibilidad. La verdad, la honestidad y la integridad son parte imprescindible de su reputación y prestigio. Entre otras cosas, nadie debe dudar de su nacionalismo, su sentido de pertenencia, identidad y orgullo por lo popular.

El político tiene la responsabilidad de mostrar sensibilidad y alto sentido de la tolerancia. Más que nadie, el político está obligado a mostrar solidaridad con los grupos marginados y ser guardián de la pluralidad y la diversidad ideológica de estos tiempos.

3. Aspectos psicológicos

La emoción ha prevalecido siempre sobre el raciocinio en la determinación de las preferencias políticas, de tal forma que la imagen política siempre se enfoca en formas de percepción ligadas a la emotividad de las mayorías. Es importante cuidar que su aspecto y su manejo en los medios de comunicación lo proyecten como un ser humano sensible, con carisma y también con una gran capacidad de autocontrol frente a los comentarios negativos de los adversarios.

El político actual debe ser un comunicador muy efectivo, un motivador que se convierte en el difusor central de las emociones; ser una persona extrovertida, adaptable, flexible, empática, optimista y asertiva, para que la gente desee verlo, oírlo, estrechar su mano o abrazarlo. Este deseo es un buen parámetro de medición para saber si nuestra estrategia de imagen funciona adecuadamente.

4. Aspectos sociales

El prestigio social se gana con reconocimiento. Para un político es importante mostrar un cierto arraigo e identidad en torno a la comunidad. Haber realizado alguna labor social, así como ser una persona altruista, dedicada a causas y movimientos en apoyo a personas con capacidades diferentes, adultos mayores o sociedades benefactoras, cuenta mucho para la presencia del actor político, el conocimiento que la gente tenga de su calidad moral, de su trabajo, de sus antecedentes, de la historia de su familia y la personal.

En las estrategias políticas, la comparación es una premisa básica que pretende ante todo capitalizar las fortalezas de la imagen de un actor, minimizando las debilidades y haciendo lo contrario con un adversario, de tal modo que las virtudes se magnifican a grado superlativo, esperando que el impacto de los defectos no afecte en nuestra contra la percepción de los ciudadanos.

5. Aspectos físicos

La primera impresión que se tiene de un político resulta fundamental para formar una percepción favorable. La presencia, vestuario y estética son características que debemos observar a detalle y buscar que sean las más adecuadas. A veces incluso es necesario actuar para hacer a un candidato menos brillante y más común, más cercano a la ciudadanía.

La imagen verbal también es importante en materia política: el dominio de la voz y la contundencia en la oratoria política son recursos imprescindibles para que la gente comprenda el mensaje, lo crea, lo asimile y lo recuerde. Se deben evitar los discursos largos y tediosos, así como las frases retóricas y complicadas; es más probable tener éxito cuando se dan cifras precisas y sustentamos nuestras afirmaciones en hechos conocidos y validados por el público, al igual que cuando somos breves y sustanciales.

6. Aspectos mediáticos

Además de la imagen, un político requiere de un mensaje que represente su visión y proyecto particulares, con el fin de fijarlos en la mente y emoción de los electores, que transmitan su fuerza y que generen conocimiento y aceptación hacia su persona.

Es indispensable disponer de un especialista en relaciones públicas para atender y preservar excelente relación con los medios y, en general, con todas aquellas personas cuya percepción favorable difunda la imagen y mensaje del actor político; así como transmitir con oportunidad, veracidad y relevancia la imagen y mensaje, a través de boletines, artículos, notas, comunicados y otros instrumentos de la prensa escrita.

Recibir una gran preparación en cuanto al manejo de los medios de comunicación, mediante el media-trainning, es ya una obligación para cuantos deseen participar en política. Los aspectos de comunicación en medios tales como la postura, el uso de la voz y la presencia son vitales para mostrar la congruencia entre la imagen, el partido que representa, el prestigio personal, la actitud, el puesto al que aspira y la identidad de los ciudadanos que va a representar.

7. Aspectos relacionales

La imagen de un político será vinculada siempre con la de su familia y sus amigos, con su patrimonio, con sus antecesores, con otros líderes o miembros de su partido, con símbolos, mensajes, con la publicidad de su campaña, con sus asesores, con su equipo de trabajo, con sus posturas personales y con las ideas, causas y programas que defienda.

Por ello, resulta muy conveniente cuidar la exposición del candidato a situaciones en las que se le relacione con experiencias negativas de gobierno, con líderes deshonestos o con personajes de dudosa reputación que pudieran ser percibidos negativamente por los electores. La idea de que la imagen es percepción cobra particular interés en materia política. De manera que es fundamental una estrategia, una clara visión y sentido de la oportunidad, la táctica y la forma en que se hará frente a los adversarios.

La imagen política requiere de esfuerzo, disciplina y entrega constante a un proyecto de largo alcance. Cada elección es distinta y ofrece la oportunidad de aprender algo. El éxito depende de la transmisión de estímulos congruentes, integrales, totales, persuasivos que lleven al elector a tomar una decisión en nuestro favor.

Nada es más voluble que la opinión pública, y la que tiene que ver con la política lo es aún más. Un error por mínimo que sea puede echar a perder años de esfuerzo. Una foto inoportuna, una pose, un gesto o un franco descuido puede ser la diferencia entre ganar y perder.

Bibliografía:
Bennet, W. Lance & Entman, Robert M., Mediated Politics. Comunication in the future of democracy. Cambridge University Press. Cambridge UK, 2001.
Curran, James & Gurevitch, Michael, Mass Media and Society. Arnold Publishers. Third Edition. Easton Road, London, 2000.
Debray, Regis. El Estado Seductor, Manantial. Buenos Aires, Argentina, 1995.
Faucheux, Ronald A. & Herrson, Paul S.. The Good Fight, How political candidates struggle to win elections without losing their souls. Campaigns & Elections Magazine. Washington DC, EUA. 2002.
Fernández Christlieb, Pablo, La Afectividad Colectiva. Alfaguara. México, 1999.
Grey Lawrence, How To Win a Local Election. M. Evans & Company, New York, EUA, 1999.
Green, Robert & Elffers, Joost, Las 48 Leyes del Poder. Traducción de Dorotea Pläcking. Atlántida, Buenos Aires, Argentina, 1999.
Homs, Ricardo, Estrategias de Marketing Político, Técnicas y secretos de los grandes líderes. Ariel. Primera Edición. México, 2000.
Kaplan, Robert D., Warrior Politics. Random House, New York, EUA, 2002.
Maquiavelo, Nicolás, El Príncipe. Editorial Porrúa, Colección “Sepan Cuantos” no. 152. Decimonovena Edición. México, 2001.
Paredes, Alfredo. Manual estratégico de Imagen Política. IEESA-CEA Ediciones. México, 2002.
Sartori Giovanni, Homo Videns, La Sociedad teledirigida. Taurus, México, 2001.
Scheibe, Karl E., Mirrors, Masks, Lies and Secrets, Praeger publishers, New York, EUA, 1979.
Sun Tzu, The Art of War, Shambhala, Boston, EUA, 1988.

Tendencias 2020: El futuro de las Relaciones Públicas

La industria de las relaciones públicas evoluciona rápidamente, y en la antesala de 2020, lo mejor que podemos hacer para no quedarnos atrás es aprovechar las oportunidades del futuro con las tendencias que transformarán nuestras estrategias y nos apoyarán a lograr mejores resultados. Conócelas en este video:

https://www.infosol.com.mx/wordpress/wp-content/uploads/Tendencias_de_RP_2020-1.mp4