Todas las entradas de: Equipo Consultor de InfoSol

El equipo gerencial de InfoSol está compuesto por expertos en la industria, que aportan años de experiencia a una empresa en constante evolución.

Gestión de Crisis, ¿vale la pena estar preparado?

Ante trágicas y lamentables historias empresariales que se han conocido, el desempeño de una organización se medía frecuentemente bajo el fundamento de qué tan bien preparado estaba previo a una emergencia:

  • ¿Contaban con un edificio o lugar físico dentro de su plan de emergencias o crisis?
  • ¿Existía un plan de comunicación eficiente para los empleados?
  • ¿Contaban realmente con un plan de Gestión de Crisis?
  • Contaban con un programa de continuidad del negocio con la capacidad de ser implementado al día siguiente de la emergencia?

Algunas empresas, sin duda, contaban con estrategias bien definidas para responder ágilmente a la situación de crisis, mientras que otras improvisaron sobre la marcha y cargaron sobre sus hombros las consecuencias de no estar preparados.

Pero, ¿por qué preocuparse ante posibles escenarios que probablemente nunca llegarán a presentarse? Si bien algunos que de suceder sólo podrían tener efectos “leves” y  sólo afectarían a algunos cuantos -inclusive afectando solamente al interior de la compañía- , de no ser manejados adecuadamente no sólo operativamente, sino también comunicacionalmente, podrían dañar dramáticamente la imagen y reputación de la organización.

Por otro lado, las organizaciones que se preocupan por crear una estrategia de Gestión de Crisis de manera anticipada, es percibida por sus empleados como una empresa con visión, que se preocupa por su bienestar y estabilidad, tema, que sin duda, ayuda a minimizar que se presenten todos los posibles escenarios de crisis imaginados.

Y un último punto a considerar, no hay excusas para integrar un plan de crisis ante un mundo cada vez más vulnerable y con mayor incertidumbre.

¿Y esto de quién es responsabilidad? ¿Quién toma la batuta y orquesta todo el tema? ¿El área Legal, Cumplimiento Regulatorio o Comunicación?

Desde mi punto de vista, todos tienen que involucrarse, sin embargo, el departamento de Comunicación tendrá que tomar la iniciativa y aliarse de profesionales en el tema para cubrir dentro de todo lo posible, todas las cuestiones de riesgo.

Una vez, identificados los posibles escenarios validados con todas y cada una de las áreas que conforman a la empresa, sin duda, los responsables de Cumplimiento Regulatorio y Legal tendrán que involucrarse y definir temas como Salud, impacto ambiental, Derechos Humanos y Seguridad, Continuidad del Negocio, entre otros; qué normas podrían romperse ante una situación de crisis, cómo prevenirlas y cómo responder para no amplificar la situación de vulnerabilidad. Pero no sólo de normas se trata, también se retoma el punto de que tan “tranquilos” pudieran estar personal, proveedores, socios de negocio y otras audiencias afectadas ante situaciones bajo control, no sólo comunicacionalmente hablando.

Un mal manejo de crisis puede hacer que se pierda la imagen, respeto, credibilidad y hasta la estabilidad económica de una organización.

La labor del Departamento de Comunicación además de haber mapeado una serie de escenarios, impacto y acciones a seguir, tendrá que iniciar una comunicación sutil y dosificada que dé a conocer la labor que la organización está llevando a cabo para estar alerta y reaccionar y/o accionar estrategias que minimicen los riesgos, yendo desde acciones como la generación de líneas de apoyo y orientación, sitios en la Intranet con preguntas y respuestas, creación del “Kit de Emergencia” con información y material de crisis, hasta considerar simulacros en casos en los que aplique.

Es importante recalcar que el tema económico y financiero no es el único ni el más importante para el desarrollo de una estrategia de Crisis. Una Gestión de Crisis debe ser proactivamente practicada en las organizaciones, de entrada por sentido común, pero también porque  genera una sensación de bienestar, preserva vidas y medios de vida… Es increíble como contar con estrategias de Crisis pueden llevar a los empleados y otras audiencias objetivo a focalizarse en los objetivos de negocio de las organizaciones y más aún, cómo ayuda a proteger y mantener la imagen y reputación que toma años construir…

Agencias de Contenidos Impulsados por Datos ¿Por qué acudir a ellas?

A lo largo de mi caminar como consultor en Relaciones Públicas, me ha tocado ver el día a día de mis contactos de Marketing y Comunicación (MARCOM), los cuales además de coordinar las actividades de RP; tienen que realizar investigaciones de mercado, eventos, coordinar a las agencias de Publicidad, Diseño y Redes Sociales, así como manejar presupuestos con la consigna de hacer magia, más con menos.

Además de que, otra de sus funciones es alimentar y enriquecer sus Medios Propios (blogs, página web, revistas internas, whitepapers, entre otros) con contenidos que agreguen valor a sus clientes actuales y potenciales, además de capitalizarlos en su Relación con Medios e Influenciadores Digitales y, la pregunta que surge es: ¿en qué momento me pongo a redactar los contenidos? 

60% de los CMOs (Gerentes de Marketing)  prevén un incremento en los presupuestos en Marketing de Contenidos como resultado de un positivo ROI. Fortune

Actualmente, los MARCOM tienen la posibilidad de delegar esa tarea tan importante a los expertos en la creación de Contenidos Impulsados por Datos (Data Driven Content Marketing), la cual combina experiencia y talento para redactar contenidos en diversos formatos multimedia y de acuerdo al momento en el Ciclo de Compra -Posicionamiento, Consideración y Acción- en el que se encuentren las audiencias, así como combinar el atractivo indiscutible que tienen los números ya sean de encuestas, indicadores económicos, tendencias, estimaciones, investigaciones, etcétera, para dar credibilidad, contexto y valor a los contenidos.

De acuerdo con Fortune, las compañías pertenecientes a la lista Fortune 500, gastan en promedio, entre 26% y 50% de sus presupuestos en Marketing de Contenidos y es que una estrategia de Periodismo de Marca (Brand Journalism) consiste precisamente en contar la historia de la marca y crear una conexión emocional con sus audiencias es por eso que una buena idea es dejar a los expertos que cuenten y reporten la historia de su compañía alrededor de los datos, pues como dijo la Madre Teresa de Calcuta: “Yo hago lo que usted no puede y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”.

También te puede interesar: Cómo generar Periodismo de Marca – Brand Journalism

Y es por eso por lo que contar con un aliado en la generación de contenidos que atraigan y generen un mayor compromiso de las audiencias con las marcas, puede ser lo que necesita tu negocio y precisamente quiero compartirte cinco puntos que debes de considerar para esta labor:

  1. Utiliza datos como la base del contenido: Todo comienza con el uso de los datos para dar forma al contenido según las necesidades de la audiencia de forma personalizada y relevante. ¿Cómo es su consumo de información? ¿Qué les gusta leer? ¿A qué fase del ciclo de compra se dirigirá la historia? ¿Concientización? ¿Consideración? ¿Acción? Ahora sí, a generar una buena historia que, por supuesto, utilice datos como narrativa central, ya sean de tendencias, ranqueos o tablas de clasificación, comparaciones, datos sorprendentes o contrarios a la intuición y relaciones.
  2. Solución de Marketing flexible y a la medida de las compañías: El CMO tiene múltiples tareas muy importantes. Una Agencia de Contenidos Impulsados por Datos le ayudará a contar con una solución de contenido alineada a la Estrategia de Medios Ganados que apoya la consecución de los objetivos de Comunicación y la difusión propuesta de valor de la marca con contenido valioso, útil, fresco y relevante para generar mayor interés de las audiencias hacia la marca y que ésta se convierta en la marca de elección.
  3. Crea el contenido en conjunto con la marca: Esto incluye el trabajo con diferentes expertos para crear artículos que humanicen y reflejen claramente la visión de la marca ya sea para Redes Sociales, Historias de Éxito entre un sinfín de formatos que el Content Marketing
  4. Expertos en Storytelling, redacción y generación de noticias: Contar con una Agencia especializada en Contenidos permite contar con experiencia y talento periodístico en diferentes industrias y temas para contar historias y reportar hechos noticiosos de una manera atractiva, conectando emocionalmente con tus audiencias.
  5. Constructores de la reputación corporativa: A través de la generación constante de contenidos que integran los mensajes clave, opiniones y visión de negocio de la empresa, pero sobre todo que brinda información de utilidad a las audiencias y de cómo facilitarle el día a día a través de las soluciones o servicios que provee la marca, se construye una imagen positiva ya que se fortalece la percepción como fuente confiable de la industria y referente de su sector.

“El nuevo rol de la agencia consiste en crear contenido de tal valor que el consumidor no querrá vivir sin él”, así lo comentó Jeff Hicks, CEO de Crispin, Porter y Bogusky y es que Contar con una Agencia de Contenidos Impulsados por Datos proporciona una perspectiva valiosa al no están limitados por la dinámica de tu organización o políticas internas, y pueden abordar tus retos de contenido con una visión objetiva, y al estar en alerta constante de  oportunidades, que tal vez no se encuentren en tu radar, pueden apalancarse de diversas tendencias de comunicación como Newsjacking y  Eventos de Temporada.

Cabe destacar que la producción de contenidos es sólo una pequeña parte de todo el tesoro que el Marketing de Contenidos ofrece, sin embargo cada vez más son las compañías que palpan el valor de crear y compartir contenidos de valor alrededor de los datos, con el fin de iniciar la conversación con sus audiencias, provocando su viralidad y complementando la historia de la compañía con sus experiencias.

**Colaboración basada en el artículo Data Driven Content: Ideas that Work in Content Marketing de Richard Braxter.

Aumentar sus utilidades, parte de la Responsabilidad Social de las empresas

Desde que Milton Friedman compartió su famosa frase: “La responsabilidad social de las empresas es aumentar sus utilidades”, los expertos se han preguntado si su interpretación purista era realmente la única manera.

Las utilidades son sin duda mucho más fáciles de cuantificar que conceptos como la felicidad, pero los beneficios intangibles de un negocio bueno y honesto van claramente más allá de las finanzas puras… pero ¿la palabra utilidades siempre se refiere al dinero en el más estricto sentido?

Adam Smith, economista del siglo XVIII y autor del libro La Riqueza de las Naciones, se le conoce a menudo como el padre del capitalismo moderno y el cual definió tres conceptos principales en la mano invisible, donde el resultado de que los individuos persigan su propio bienestar son mayores beneficios para la sociedad, así como los niveles y tipos de productos/servicios en el mercado deben ser determinados por el libre mercado (es decir, no por el gobierno).

  1. Las personas esencialmente votan con su dinero.
  2. Una persona que busca su propio bienestar es en realidad lo mejor que le puede pasar a la sociedad. La creencia de Smith indica que dada la motivación de lograr su beneficio personal, cada persona trabaja duro y como resultado, la sociedad en su conjunto se beneficiaría con más puestos de trabajo, más competencia y productos/servicios de calidad.
  3. El gobierno debe mantenerse al margen del mercado y limitar su papel a mantener el orden público.

Por su parte Scott Cooney comenta que el principal reto de la visión Smith-Friedman es que los  negocios crean efectos secundarios y si no se hacen responsables de ellos, todo el sistema de libre mercado se rompe.

Joseph Stiglitz, premio Nobel de economía, dijo: “Cada vez que hay externalidades, donde las acciones de un individuo tienen impacto sobre otros y este no las paga o compensa, los mercados no funcionan”.

Filantropía o Responsabilidad Social Empresarial

Raz Godelnik en su artículo “Filantropía, RSE y Responsabilidad Social en los Negocios”, escribe que las  discusiones sobre la Responsabilidad Social de las compañías tienden a centrarse en los aspectos éticos y económicos.

Por ejemplo, los negocios están pensando si la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) tiene sentido no sólo moralmente, sino también económicamente. Cabe destacar que en ocasiones la filantropía corporativa se confunde muchas veces con la RSE, pero para ser más precisos, es sólo una de sus dimensiones y no es en donde deberíamos concentrarnos en los  discursos y debates sobre el tema.

El hecho de que la filantropía a menudo es confundida con la RSE, probablemente sea porque era la estrategia de negocios comúnmente utilizada para hacer el bien durante muchos años. Sin embargo, el mundo de los negocios está cambiando y transformando su enfoque hacia tres formas de RSE explicadas por el profesor Geoffrey P. Lantos:

  1. RSE Ética: Cumplimiento moral obligatorio de las responsabilidades económicas, legales y éticas de las empresas.
  2. RSE Altruista: Cumplimiento de las responsabilidades filantrópicas de una organización, más allá de la prevención de posibles daños para ayudar a aliviar las deficiencias en el  bienestar público, independientemente de si esto beneficiara  o no a la empresa.
  3. RSE Estratégico: Actividades corporativas al servicio de la comunidad alineadas a los objetivos estratégicos del negocio.

Las compañías hoy en día utilizan tácticas como la prevención de daños y la integración de  la mejora social en la creación de valor económico para redefinir sus relaciones con la sociedad, en vez de sólo donar un 5% de sus ganancias.

En el caso de Michael Porter, ve las diferentes clasificaciones más como fases de desarrollo y no sólo como diferentes tipos de RSE. Porter explica que la primera respuesta a los problemas de la sociedad era la filantropía, pero con el tiempo las empresas aprendieron que no era suficiente.

El valor compartido se refiere a la creación de valor económico mediante la generación de beneficios para la sociedad.

La siguiente fase, según Porter, fue la Responsabilidad Social Empresarial, que va más allá de la filantropía porque implica el cumplimiento de las normas de la comunidad (éticas y jurídicas), las actividades con la ciudadanía (las empresas buscan ser buenos ciudadanos corporativos) y la sostenibilidad.

En un sentido más amplio, Porter explica que las empresas aprendieron mucho del proceso de transición de la filantropía a la RSE y han pasado a una siguiente fase: La creación de valor compartido.

Si bien la filantropía y la RSE eran realmente utilizar los recursos del negocio para otras  tareas sociales, el valor compartido se refiere a la creación de valor económico mediante la generación de beneficios para la sociedad.

Es así como invertir en un plan estratégico de Responsabilidad Social Empresarial beneficiará a las empresas para focalizar sus esfuerzos para la creación de  valor para la comunidad en la que se desenvuelve, generar una buena imagen y sustentar una reputación positiva ante sus Stakeholders.

3 pasos para manejar una crisis de comunicación

Ninguna empresa está exenta de sufrir crisis y pueden llegar en el momento y por los temas menos esperados. Por eso es importante invertir un tiempo y esfuerzo extra en la planeación y preparación para, en caso de presentarse, disminuir los daños que la situación pueda provocar, pero, ¿qué hacer cuando todo se viene abajo?

Actualmente no sólo hay que establecer una postura oficial de la compañía afectada ante los representantes de los medios de comunicación tradicionales, sino también en los medios sociales ya que con el alcance que tienen, cualquier rumor o crisis se esparce de manera viral.

Las crisis no se pueden prevenir, pero las organizaciones sí pueden estar preparadas con un plan de comunicación que les permita enfrentar cualquier contingencia. Las empresas que están mejor preparadas para enfrentar una crisis son las que menos las padecen. Hay que recordar que la crisis causará efectos negativos a la organización, sin embargo podrán ser revertidos o disminuir su impacto de manera satisfactoria dependiendo del manejo que se haga a nivel comunicacional.

Algunos factores que pueden detonar en una crisis son: rumores, movimientos del mercado bursátil, la inconformidad de un cliente, un escándalo sexual, un problema fiscal, errores de proveedores, declaraciones del personal, la salida de un ejecutivo importante, desastres naturales, incluso situaciones tan inesperadas que aun cuando se tomen las medidas necesarias para aminorar los efectos,  pueden derivarse otras circunstancias que afecten lo más preciado de la compañía: el personal, su producción, los clientes y, por ende, los ingresos.

1 – Mantén la calma y aplica un plan de manejo de crisis

Es importante contar con un plan de manejo de crisis claro que incluya todos los pasos que se deben seguir si se presenta una contingencia. Este plan debe de indicar responsables, roles, acciones y métodos a aplicarse para aminorar los efectos.

Los directivos son los primeros que deben estar preparados para saber cómo actuar y mantener la calma por trágica que parezca la situación, así como permear la información oficial a toda la organización. Esto se traduce en actuar de manera proactiva y no reactiva, ya que hacerlo de forma reactiva puede ocasionar a la empresa gastos millonarios para reparar el daño, mientras que hacerlo proactivamente permite reducir el riesgo al estar preparándose con una mínima inversión.

También te puede interesar: El rol del CEO en una crisis

Las crisis no se pueden prevenir, pero las organizaciones sí pueden estar preparadas con un plan de comunicación que les permita enfrentar cualquier contingencia.

Dentro del plan específico del manejo de crisis se deben considerar factores como: liderazgo y toma de decisiones, educación, sociedades públicas/privadas, comunicación, tecnología de información, recursos humanos, bienestar del empleado, políticas y procedimientos. En estos puntos  se centrarán los esfuerzos a lo largo del desarrollo del manejo de crisis para sacar las herramientas que disminuirán el efecto.

De esta manera se contará con un modelo de comunicación que ayude a la toma de decisiones con efectividad y rapidez. Cada empresa tiene que adecuar algunas sugerencias a su situación particular y se debe de tomar en cuenta que las crisis son un proceso natural del ciclo de vida de cualquier empresa.

2 – Disminuye los efectos

Un correcto plan para el manejo de crisis contemplará diversas etapas para ayudar a mantener la credibilidad de la compañía, en caso de estallar la crisis, disminuyendo los efectos negativos y transformando las situaciones críticas en oportunidades positivas.

Detección: Conoce las vulnerabilidades de la empresa para detectar de manera oportuna alguna situación que pueda desencadenar la crisis.

Preparación: No sólo se trata del desarrollo de procedimientos para garantizar la efectividad en caso de una contingencia, sino que también se trata de la implementación de medidas preventivas, entre ellas la disminución de riesgos, asignación de responsables, tiempos, etc.

Simulacro: Una mejor manera de saber cómo actuar ante una crisis es haciendo simulacros por lo menos una vez al año, a la vez que se deberán agendar sesiones adicionales si la empresa sufre o es propensa a desencadenar una serie de crisis.

Manejo: Es un proceso que busca minimizar los daños potenciales para el negocio y ayuda a recuperar el control de la situación al momento de manifestarse una crisis a través de un plan estructurado.

Recuperación: Deben tomarse medidas para dar seguimiento a las actividades llevadas a cabo durante el manejo de la crisis al igual que realizar acciones que ayuden a recuperar la credibilidad y buena imagen de la empresa. Se recomienda mantener la posición oficial y explicar detalladamente las medidas tomadas para solucionar la crisis a las diferentes audiencias.

Aprendizaje: Esta etapa consiste en realizar una evaluación del daño y de la manera en cómo se manejó la crisis.

3 – Después de la tormenta llega la calma

Una crisis no es algo que se deba tomar a la ligera, es una situación grave que de igual manera afectará la imagen de la empresa como a tus stakeholders. Pero al tener un plan de acción y prevención, la compañía dará pasos firmes y seguros hacia la solución y reducción del impacto en su imagen y reputación.

Al aceptar la responsabilidad ante la contingencia, comunicarse de manera clara y eficiente con sus audiencias y mostrar compromiso, harán que la travesía por la crisis sea menos complicada.

Como se dice en el mundo médico, es mejor realizar una biopsia que una autopsia, más vale prevenir que lamentar. Contar con un plan anticrisis siempre será un activo de invaluable valor para la empresa, así que, ¿ya lo tienes contemplado en tus estrategias?

¿Qué es marketing de contenidos y cómo iniciar tu estrategia?

La esencia del Marketing de Contenidos es el uso de contenido informativo y/o de entretenimiento con propósitos no promocionales. Un buen contenido se hace a la medida para tipos específicos  de compradores así como para diferentes ciclos dentro del proceso de la compra, el contenido debe ser fresco y actual para atraer la atención de compradores potenciales. Es por esto que  un Marketing de Contenidos requiere de un significativo número de recursos y la creación de éstos puede significar  una labor pesada para muchas empresas.

De hecho el estudio CM/MarketingProfs encontró que “el producir suficiente contenido” es uno de los retos más difíciles a los que se enfrentan los Mercadólogos B2B.

¿Cómo desarrollar una estrategia ganadora de Marketing de Contenidos?

En Marketing Digital, probablemente te has encontrado con la declaración “contenido es el rey” varias veces. No te equivoques, el contenido es el alma de todas las actividades esenciales de marketing en línea. Ya sea marketing de medios sociales, marketing por correo electrónico, SEO, o publicidad pagada – ninguno de estos departamentos tendrá éxito sin el desarrollo de contenido de calidad.

Un estudio de Demic Metric revela que el 78% de los CMOs creen que el contenido personalizado es el futuro del Marketing Digital. Sin embargo, el Marketing de Contenidos exitoso es un proceso intrincado que requiere mucha investigación y planificación. Además de un equipo de trabajo y un plan del flujo de trabajo.

También te puede interesar: Puestos y Responsabilidades de un Equipo de Marketing de Contenidos

Pasos cruciales para una Estrategia de Marketing de Contenidos:

1. Establece Objetivos de Negocio

Dentro de tu empresa, debes establecer metas y objetivos específicos que guiarán las actividades cotidianas y asegurarán que estás por buen camino. En primer lugar, identifica la intención que se quiere lograr con el Marketing de Contenidos. ¿Deseas aumentar el número de suscriptores de tu Newsletter? ¿Necesitas contenido para alimentar tus esfuerzos de construcción de vínculos para SEO? El siguiente paso es documentar estas metas en un formato legible y organizado. Para ayudar a rastrear tus metas, asegúrate de incluir un medio de medición o puntos de referencia. Por ejemplo, si tu objetivo es construir un seguimiento en las Redes Sociales, asegúrate de incluir las específicas y el número de seguidores que deseas alcanzar. No te olvides de elaborar cómo tu negocio se beneficiará una vez que un objetivo particular se cumpla.

2. Desarrolla un Mensaje Central

Muchos Mercadólogos omiten la importancia de definir un mensaje central en una estrategia de contenido. Un mensaje clave es necesario para diferenciar tu marca en un mundo lleno de generadores de contenido.

Mantenerse alineado a un mensaje central también asegura el valor del contenido. Una excelente manera de definir el mensaje central es crear una declaración editorial que identifique quién es la empresa, a quién se dirige y qué puede ofrecerles.

Para crear una declaración editorial, necesitas identificar tres cosas:

  • Tu público objetivo
  • Los “entregables”.
  • Lo que el público necesita lograr

Por ejemplo, si un blog de SEO busca proporcionar los últimos consejos y estrategias de SEO para empresarios en línea. Entonces su declaración editorial debe parecer: “SEO Blog (reemplazar con el nombre del blog) proporciona a los empresarios en línea (su público objetivo) con las últimas estrategias, consejos y noticias (los entregables) para ayudarles a mantenerse competitivos en la siempre constante evolución del SEO (lo que el público necesita lograr).” Una declaración editorial mantiene al equipo de creadores de contenido en sincronía y ayuda a que la marca sea identificable sin importar que tenga varios escritores.

3. Analiza la competencia

Lo creas o no, los competidores son activos valiosos para cualquier negocio. Con el enfoque correcto, son una mina de oro de oportunidades para identificar lo que su negocio necesita, lo que le falta y lo que puede hacer para mejorar.

Una práctica conocida como auditoría competitiva, puede identificar las fortalezas de tus competidores y encontrar una manera de convertir tus armas contra ellos. Eso significa asimilar tus estrategias y tratar de superarlas en tu propio juego. Además, el análisis de tus competidores más fuertes también te dará una idea de lo que tu público objetivo quiere.

Con herramientas puedes buscar al instante el contenido más popular en tu industria o encontrar el mejor contenido de rendimiento que tu competidor superior utiliza, analizar a los competidores, monitorear los datos en tiempo real, cómo las palabras clave de tu competidor, las URL y el tráfico en vivo. Al analizar los competidores, es necesario buscar detalles específicos que te den una ventaja sobre tu marca. Presta atención a factores como sus titulares, tipos de contenido, canales de distribución y la frecuencia con la que publican nuevos contenidos.

4. Utiliza las herramientas adecuadas

¿De qué sirve una estrategia de Marketing de Contenidos si no tienes las herramientas necesarias para poner tus planes en acción? Si realmente deseas que tu contenido se destaque del resto de la competencia, entonces se debe elegir un sistema de gestión de contenido o CMS que se adapte a tu estilo, presupuesto y metas de marketing. Una regla general es mantener las cosas simples y utilizar sólo una herramienta para cada actividad de Marketing de Contenidos en particular.

5. Mantén un calendario editorial

Siempre recuerda que todas las estrategias de Marketing de Contenido se rigen por el tiempo. Es un recurso indispensable que necesitas para gestionar eficazmente el éxito de tus estrategias de marketing. Es por eso que un calendario editorial, es considerado como un componente imprescindible de una estrategia de Marketing de Contenidos eficiente. Un calendario editorial no sólo garantiza la entrega oportuna de contenido, sino que también mantendrá a tu equipo en la misma dirección, dejando que todos sepan qué priorizar.

Conclusión

Nada en marketing en línea está destinado a ser simple, lo mismo ocurre con el Marketing de Contenidos. Siguiendo los pasos anteriores, puedes establecer los fundamentos esenciales que pueden mantener tu marca relevante al ofrecer a tu buyer persona el contenido necesario según la fase del viaje del comprador en la que se encuentre. Por favor déjame obsequiarte mi Planificador de Marketing de Contenidos, sin duda te ahorrará tiempo y mejorará tu proeza en la creación de contenido valioso.

**Colaboración basada en la traducción de “How to develop a winning content marketing strategy”