Todas las entradas de: Héctor M. Meza

Director General de InfoSol. MBA, Consultor y Catedrático en Estrategias de Comunicación Integradas a la Mercadotecnia. Fue Vicepresidente en IBM de México y Presidente de Motorola para México, Centroamérica y el Caribe y VP de la Corporación.

Stan Lee y sus “asombrosas” lecciones de Marketing

Dibujante, guionista, productor y hasta actor, Stan Lee hizo del éxito un sinónimo de vida. Creador de la mayoría de los personajes de cómics con los cuales crecimos. Nombres como  Spider Man, los 4 Fantásticos, Hulk, Iron Man y los X Men, son algunas de sus creaciones en más de 70 años de prolífica carrera.

Pocas personas como Stan Lee para representar lo que un marketero digital debe tener. Su mérito radicó en reinventarse siempre, encontrando nuevas formas de contar historias, pero asombrándonos una y otra vez con lo que sus personajes pueden lograr.

Es un ícono del siglo XX y una figura influyente. Pero su visión creativa no quedó solamente en  páginas de historietas; también la llevó al plano de los negocios. Supo darle a sus creaciones valor en el mercado y convertirlos en productos de consumo. Según datos de Diamond Comics, las licencias y derechos de comercialización de sus personajes, acaparaban el 38.4% de los ingresos totales de su mercado.

“Crear un superhéroe es fácil, es dejar volar tu creatividad, pensar por qué quiere pelear contra el mal y a qué clase de mal se enfrenta, encontrar algún rasgo de su personalidad y un poco de su historia. Es encontrar una idea y las ideas siempre sobran. Lo difícil es que estas ideas sean buenas, pensando en que les vayan a gustar al público y que te dé placer contar esa historia”. Por todo esto Stan Lee puede ser considerado el superhéroe del marketing.

Sus súper poderes

El hecho ocurre en un episodio de una popular historieta, allá por 1967. Una joven se acerca a Spider Man después de que la ha salvado de unos malhechores que la tenían arrinconada en un callejón. La chica lo mira y le dice: “eres increíble”. El súper héroe sonríe dentro de la máscara y responde: “no, increíble es Hulk. Yo soy asombroso”.

Este detalle no es pequeño. Todo en Marvel está adornado con adjetivos portentosos. Títulos como “El Poderoso Thor” o “El Invencible Iron Man”,  reflejan lo superlativo de los personajes. Así es Stan Lee: el primer guionista de historietas en convertirse en súper estrella y en hacer de su identidad una marca registrada, muchos lo apodan “Su excelencia”. Esfuerzo por el cual, llamó la atención de Disney, compañía que en 2009 adquirió Marvel Entreteinement, Inc, por 4 mil millones de Dólares.

Trayendo su trabajo de marketing a colación, les comparto algunas de las lecciones que, en mi opinión, aplican para el trabajo que realizas diariamente:

  • La aliteración: Definida como la repetición de sonidos constantes a principio de palabras o de sílabas acentuadas, la utilizó como una herramienta clave para posicionar el nombre de sus personajes o al menos sus identidades secretas: Bruce Banner, Peter Parker, Sue Storm, Tony Stark; esto hizo que se quedaran grabadas en la mente de sus lectores y los recordarán fácilmente.
  • Interés y suspenso continuo: Antes de blogs y Redes Sociales, Stan Lee se comunicaba con sus fans a través de textos que incluía siempre en la parte final de los comics.  Ahí no sólo incluía noticias y próximos lanzamientos, también respondía las dudas directas de sus lectores, manteniéndolos siempre al tanto y en suspenso; esperando por los siguientes números.
  • Método Marvel: Stan Lee siempre reconoció las habilidades de su equipo y sus limitaciones de tiempo.  Implementó un estilo de escritura colaborativa, para impulsar la creatividad y aumentar la eficiencia, es decir: El liderazgo es importante, ya sea en las historietas o en la vida real.
  • Reconocimiento de fallas: Este hombre fue el primero en introducir una humanidad defectuosa a la imagen de los súper héroes. Entendió que los rasgos imperfectos son imprescindibles en cualquier personalidad. Eso le vale una conexión e identificación de sus personajes con los lectores. Algo muy similar a lo que buscan las empresas hoy en día: generar un vínculo emocional con la audiencia.
  • Tú puedes contra todo: En sus comics, la fórmula perfecta es héroe + villano, en la que  el villano es físicamente más fuerte que el héroe, ahí es donde empieza el reto y la lección que nos ofrece: “No importa a que te enfrentes, aunque parezca un gran reto, siempre habrá manera de vencer”.

Y Stan Lee lo decía: “Siento que, cuando trabajas con personas talentosas, ellos te inspiran. Y uno esperaría inspirarlos a ellos también. Pienso que trabajar con personas a quienes respetas y que están tan ansiosas como tú, de hacer cosas que emocionarán a la audiencia,  es la mejor forma de proceder”. 

Pero por si esto fuera poco, Stan Lee evolucionó más allá del marketing tradicional para posicionar a sus personajes en la nueva ola. Es decir, utilizó herramientas tecnológicas para ampliar su presencia y poderío en medios. Su clave estuvo en la renovación y en la innovación constante.

Creando historias

Quien se dedica a Marketing Digital debe tener siempre una actitud jovial, fresca, abierta. Es imposible pretender dedicarse a un medio donde las ideas surgen a diario y hay una competencia frenética del mercado. Carisma y capacidad creativa serían también ideales.

Cualquier profesional dedicado a la Mercadotecnia debe conocer de estrategias digitales y de Redes Sociales, pero también saber de negocios, ventas, administración, de igual forma, debe tener la capacidad de pararse ante el director de la empresa y explicarle rápidamente por qué su campaña obtuvo, o no, la respuesta que necesitaban, así como plantear firmemente los pasos a seguir para las siguientes acciones a tomar. Previendo antes de actuar.

Sin embargo, la clave está en divertirse. Stan Lee, tuvo presencia en Redes Sociales, participó con un gran número de influencers e inclusive abrió un canal en Youtube. Además se dio tiempo  de crear nuevos súper héroes, ¿qué otras cualidades podemos aprenderle?:

También te puede interesar: De personajes animados, liderazgo y gestión empresarial

  • Ser un gran estratega: La  capacidad de planear es básica, así sea para diseñar un súper héroe o una campaña.
  • Saber de psicología humana: Es básico comprender las motivaciones y necesidades de los consumidores en profundidad, en especial, conocer las cosas que movilizan a los clientes. Ya lo vimos: una formula fue crear personajes similares a los lectores.
  • Conocer Internet de “pies a cabeza”: Si te dedicas a esto, es imposible no conocer tu medio: sus cualidades, sus ventajas y puntos débiles.
  • Convertirse en un ser “social”: Es sorprendente como un hombre de 94 años puede estar tan activo en las comunidades virtuales. Lo mismo está en Twitter que en un video de Youtube. No es mucho pedir que le sigas el paso.
  • Mantener la esencia en el contenido: La información y mensajes que incluyas en tu campaña deben tener rasgos de tu personalidad y de tu influencia. Es necesario que hables con la audiencia de “tú a tú”.

Stan Lee supo sacar provecho de su trabajo. Los cómics digitales son una de las formas en las que adapto sus historias a los nuevos tiempos y en los que ha transformado a sus personajes.

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”  Esa es una frase clave en la historia de Spider Man creada por Stan Lee, inspirada en el presidente Roosevelt  y que ha sido icónica en la mitología del personaje. En tu trabajo como MARCOM piensa que tus acciones son clave  y están encaminadas a lograr los objetivos de la empresa. Innova, propón, pero sobre todo diviértete a diario y construye un sólido liderazgo de pensamiento.

Branded Content… contenido que crea emociones

Mientras que muchas empresas están preocupadas por conseguir seguidores y clientes de su marca y producto/servicio, hay otras que se han enfocado más en los consumidores con el fin de crear contenidos interesantes, entretenidos, educativos e informativos, los cuales reflejen sus valores y Promesa de Marca. Es así como surge el Branded Content.

El Branded Content es una estrategia de Marketing que propicia la fidelidad e identificación de los consumidores hacia las marcas. Su principal objetivo es relacionar las marcas con contenidos  originales y frescos, en donde las compañías se vuelven generadoras de contenido, buscando pasar de la publicidad al entretenimiento de una forma no invasiva.

Uno de los grandes retos al que se enfrentan las empresas es encontrar un espacio en la mente y corazón de sus Audiencias Objetivo debido a la gran exposición de información a la que se encuentran, así como el escenario actual donde el consumidor decide y marca el pulso de lo que desea ver, leer y escuchar.

Además hoy en día, la vida de muchas personas –Generación ‘Millennials’– gira alrededor de Internet, ya que aprenden, se informan, se comunican, interactúan y compran en línea; por su alta movilidad e hiperconectividad. Según datos de IAB México, más de 52 millones de internautas en México tiene entre 18 y 34 años, los cuales casi nunca ven televisión.

Es por eso que cobra gran relevancia el Contenido de Marca -como también se le conoce- porque la gente está cansada de la publicidad invasiva. La clave es crear un lazo emocional con los clientes para formar una comunidad en la que la marca se difunde líquidamente sin ser un intruso y los consumidores se encuentran satisfechos con la información que reciben.

Aunque el objetivo del marketing es vender, debes considerar las emociones de los consumidores.

Para desarrollar una estrategia de Branded Content se deben considerar los siguientes puntos:

Contenido altamente relevante: Mostrar información de valor para el consumidor y muy atractivo. Lo convencional ha quedado en el pasado; lo de hoy es mostrar datos a través de imágenes, videos, tips, etc., que apoyen a la recordación de la marca por mostrarse útil y sobre todo diferente.

Historias. Crear empatía con el usuario a través de historias en las que las que identifique sus gustos, necesidades y experiencias, permitirá a las marcas tener un espacio en la mente y finalmente en el corazón de sus audiencias.

Lealtad. Al crear identificación, la marca logra la fidelidad y lealtad de sus audiencias y éstas no pretenderán cambiar a pesar de que haya muchos productos o marcas similares. Esto responde eficazmente a las necesidades de información de los usuarios ya que será el mensaje y no precisamente el producto, lo que apoye a la fidelización de clientes.

Una de las ventajas del Branded Content es la adaptación y aplicación de la información a diversos formatos y difundibles en distintas plataformas, lo cual permite tener presencia ante las audiencias sin importar donde éstas se encuentren, siempre y cuando se cubra su necesidad de información.

Branded Content para internautas

En la era digital en la que vivimos, los anuncios en televisión, radio y prensa se complementan con medios sociales, sobre todo si la marca está dirigida a directivos y ejecutivos de empresas, estudiantes o profesionistas quienes se encuentran más tiempo frente a una computadora o dispositivo móvil que viendo televisión. Por estos motivos es conveniente aprovechar herramientas como blogs, mailing, newsletters y redes sociales para viralizar los contenidos.

Cabe destacar que mediante las redes sociales se logra mayor interacción y engagement con el usuario, ya que frecuentemente está conectado y busca información entretenida, novedosa, práctica o simplemente, fuera de lo común. En México, Facebook, Twitter y Youtube son las redes que cuentan con más seguidores y según un estudio de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), 93% de los internautas acceden a alguna red social.

Por otro lado, el 87% de los usuarios de Internet ingresan a la red para enviar y recibir correos, el 84% busca información y el 82% accede a las redes sociales, lo cual marca la clave central para invertir en Branded Content.  Es por esto que, las oportunidades de contar quién es la marca y qué hace son bastantes y en crecimiento.

Al competir por la atención de la audiencia con el resto de los contenidos, se debe ponderar su calidad y amplitud, además de generar interés y desatar la imaginación del consumidor. Utilizar los canales adecuados, evitará saturar a la audiencia y posicionar a la empresa de manera exitosa.

Recuerda también que aunque el objetivo del marketing es vender, debes considerar las emociones de los consumidores porque como alguna vez dijo  Elizabeth Taylor “las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos”. Compartir contenidos altamente valiosos y entretenidos te permite llevar a tus clientes de lo emocional a lo racional, logrando con esto ser la marca de elección.

8 pasos para salvar la reputación de tu empresa

Para muchos, ellas son sinónimo de desastre, desorganización, catástrofe, adversidad… Nadie quiere, ni siquiera, pensar en la posibilidad de tener que enfrentarse a una de ellas.

Diversas situaciones negativas vienen a nuestra mente cuando pensamos o hablamos acerca de ellas… es más, hay quienes las consideran una suerte de mal presagio de que algo terrible va a ocurrir, o como diría mi amigo Ricardo: “son como uno de los Jinetes del Apocalipsis que te anuncian que el final de algo llegará”.

¿Su nombre?: ¡Crisis!

A más de 70% de las organizaciones que sufren una crisis, les lleva hasta 3 años recuperarse totalmente tanto en su reputación como en sus operaciones Deloitte

Efectivamente, hace poco menos de un mes, Ricardo tuvo que enfrentarse a una situación como éstas, luego de que su negocio, una pequeña cadena de comida “green”, fue puesta en aprietos cuando un consumidor se quejó en las Redes Sociales por el salmón de su ensalada que, aseguró, se encontraba en estado de descomposición.

El hecho, que en un principio parecía haber sido controlado cuando ofrecieron cambiarle el plato a su comensal, comenzó a tener mayor repercusión cuando aun así, su clienta publicó un comentario y fotografía, en el que incluso arrobó la cuenta del restaurante.

“No creí que alguien más le hiciera mucho caso… cuando vimos, su comentario tenía más de 200 retuits y en nuestra fan page ya había usuarios preguntando al respecto así como comentarios negativos, sin contar que uno que otro cliente ya nos estaba cuestionando directamente en algunos de los establecimientos. ¿Qué hago?, Héctor; estamos pensando en cerrar la fan page y esperar a que todo se calme…”.

Prevención: el antídoto ante las inevitables crisis…

Actualmente, las empresas e instituciones están expuestas a situaciones de crisis, y aunque es imposible evitarlas totalmente, sí es posible anticiparlas y controlarlas. De hecho, parte del éxito en la administración de una crisis ocurre, precisamente, por anticiparse y estar bien preparados para enfrentar este tipo de situaciones.

¿Por qué es importante poner atención a este tema? Un buen punto a considerar es que a más de 70% de las organizaciones que sufren una crisis, les lleva hasta 3 años recuperarse totalmente tanto en su reputación como en sus operaciones, según la consultora Deloitte. Además, un estudio de Economist Intelligence Unit, señala que 75% del valor de mercado de una compañía está vinculado a su reputación. ¿Aún dudas de lo esencial del tema?

Pero, ¿qué entiendes como crisis de reputación o comunicación? Desde el punto de vista comunicacional, se entiende situación de emergencia o de crisis, a cualquier situación o evento que tenga el potencial de generar publicidad negativa para una empresa, de estimular una amplia cobertura Tradicional y Social – local, nacional y/o internacional – que impacte negativamente la imagen de una empresa y que tiene una incidencia pública.

Algo que se necesita considerar es que en esta era digital, las noticias son un servicio de 24 horas durante el cual la información viaja sin detenerse, lo cual hace todavía más importante estar preparados para reaccionar rápidamente a la “tormenta”.

“La confianza se construye en tiempos de paz, no en tiempos de guerra.”

Y entonces, ¿cómo estar prevenido ante una eventual Crisis de Comunicación? Aquí algunos pasos que tu empresa debe seguir para estar mejor preparada y actuar en forma adecuada y oportuna:

1.- Construye el capital reputacional de tu organización. Un elemento básico para aminorar cualquier Crisis de Comunicación, es observar de manera constante la relación con tus Stakeholders; pues al lograr su confianza y satisfacción con la relación actual, generas su compromiso hacia tu organización; lo que te permitirá manejar fácilmente la mayoría de los problemas. No obstante, recuerda que la confianza se construye en tiempos de paz, no en tiempos de guerra; por lo tanto, necesitas invertir en las relaciones con el entorno antes de que estalle una crisis.

2.- Identifica los posibles escenarios. Las crisis comunicacionales muchas veces escalan a niveles inesperados; por lo tanto, es indispensable que te anticipes a todos los escenarios probables (Issue Management) y no solamente concentrarte en los riesgos latentes propios de tu negocio.

3.- Detecta las señales de alerta. La preparación y prevención ante señales de alerta implica el monitoreo de eventos particulares y noticias publicadas en los medios de comunicación, relacionadas con tu imagen pública. Para ello es importante que realices un seguimiento permanente a lo que dicen, escriben y hacen públicamente las audiencias, medios de comunicación, grupos, Líderes de Opinión y cualquier otro agente que pudiera impactarte ya que esto podría darte una alerta temprana de situaciones que puedan convertirse en una Crisis Comunicacional.

4.- Designa un Comité de Crisis. Es necesario que designes un Comité de Crisis, que determinará acciones específicas a seguir en caso de que tu empresa se vea afectada por una situación de emergencia. Su objetivo es planificar, coordinar, unificar criterios y líneas de acción de todos los colaboradores de tu empresa que tienen entre sus funciones labores de comunicación.

5.- Selecciona y entrena a tus voceros. El Comité de Crisis debe elegir uno o más voceros para ser la “cara” de tu organización en el caso de que se presente una crisis y sea necesario enfrentar a los canales de comunicación. Tus voceros deben estar entrenados para que, llegado el momento, representen bien a tu empresa y mantengan el control de la comunicación.

También te puede interesar: Entrenamiento de voceros, el arte de dirigirse a sus audiencias

6.- Prepara tus mensajes. Tu Comité de Crisis debe tener preparados con anticipación algunos mensajes principales para difundir a los canales de comunicación. Estos mensajes deben estar a disposición de tus voceros para que los manejen al momento de enfrentar a los medios de prensa, medios digitales y Redes Sociales.

7.- Contesta preguntas críticas. Existen muchas preguntas que responder previo a que una crisis golpeé a tu organización. Si tu empresa tiene que encontrar las respuestas a estas preguntas durante su crisis, ésta será vista como desorganizada, sin preparación y mal gestionada; tanto a ojos internos como a ojos externos.

8.- Realiza simulacros de emergencia de manera continua. La idea de los simulacros de emergencia es poner en acción oportunamente los dispositivos y procedimientos de control en caso de que estalle una crisis. Se sugiere que tus principales directivos realicen este tipo de ejercicios y evalúen sus resultados para detectar flancos, debilidades y lecciones aprendidas que son posibles de corregir y mejorar.

Sin duda, no hay nada peor que despertar un día y descubrir que tu negocio está envuelto en una Crisis de Comunicación que amenaza seriamente con dañar su reputación. Sin embargo, aun si te colocas en el ojo del huracán debido a un error, falsa acusación o accidente, las oportunidades de evitar la tormenta pueden cambiar totalmente si cuentas con un sólido e integral Plan de Comunicación.

Además, necesitas dejar atrás la vieja idea catastrófica asociada a las crisis, pues como bien dice una frase célebre de Henry Ford: “Cuando todo parece estar en tu contra, recuerda que para levantarse, los aviones necesitan ir en contra del viento y no en favor de éste”.

5 formas de impulsar el liderazgo en los Millennials

El día del cumpleaños de mi hija Mónica, nos reunimos con algunos amigos y familiares para celebrar. Luego de un rato de saludos y felicitaciones para la festejada, disfrutamos de un buffet y de una tranquila plática entre los invitados. Poco más tarde, el “orden” se había roto y cada quien estaba por distintos lugares, algunos sentados y alrededor de las mesas, otros de pie regados por varios lugares, etcétera.

Las “instantáneas” que tenía ante mí me hicieron pensar en varias situaciones; una de éstas fue los diversos grupos que se habían formado con la plática, en especial uno de éstos, en el que por cierto estaba mi hija. Allí, aparentemente conversaban, pero todos tenían la mirada puesta en el smartphone, y sólo levantaban intermitentemente la cabeza para mirar a su interlocutor.

“¿Cómo pueden hacer eso?, ¿de verdad se ponen atención?”, me pregunté. Fue entonces cuando recordé que tenía ante mí una muestra de hombres y mujeres Millennials, esa generación marcada por el amor a la tecnología. No tardé mucho en ser descubierto por Mónica, quien me miró y me sonrió discretamente; así que la observación terminó, pero por lo mientras ya había visto lo suficiente.

Digitalización, un regalo para los negocios

Hoy, las empresas no sólo tienen que competir en su escenario actual, sino también en escenarios futuros, difíciles de imaginar y predecir, lo que demanda una rápida adaptación al cambio si es que se quiere sobrevivir y no padecer un Darwinismo Digital, entendido como la condición que ocurre cuando la tecnología y la sociedad evolucionan de forma más acelerada que nuestra capacidad de adaptación.

Sin embargo, la mejor manera de enfrentarlo es mediante la transformación digital, entendida como el uso de la tecnología y la metodología para abordar los cambios en el comportamiento al actualizar o reformar los procesos y sistemas que amplifican las oportunidades existentes e imprevistas. Sin embargo, lograr esta transformación no es tan sencillo, pues requiere de una estrategia integral en la que la tecnología, procesos y personas deben ser alineados a los objetivos del negocio.

También te puede interesar: Transformación digital, el camino para sobrevivir al Darwinismo Digital

Este cambio de los negocios hacia modelos más digitales, es una tendencia que está irrumpiendo con fuerza en todo el mundo y de la que las organizaciones parecen ya no poder escapar. Tal está siendo su importancia que hasta los mismos CEOs le han dado un lugar privilegiado en su agenda de negocios, pues uno de cada 3, considerando los CEOs de las 3,000 compañías más grandes en América Latina, pondrán la transformación digital como base de su estrategia corporativa para el año 2017, según IDC Latinoamérica.

Hoy, ya no debes preguntarte si tu negocio debe o no tomar parte de esta revolución digital; ningún CEO siquiera debería pensar que esto “no va con él”; pues si quieres mantener a flote tu negocio y llevar la delantera, es vital estar allí. Sólo que no puedes hablar de una transformación digital sin hacerlo también de un liderazgo digital que haga posible esta transformación total en tu organización.

Como CEO, debes ser líder de esta transformación y ayudarte de otros líderes en tu organización para introducir estos nuevos esquemas. En mi opinión, considero que es clave capitalizar, entre otros; talento humano como los millennials, una generación de “nativos digitales” acostumbrada a manejar las nuevas tecnologías y que tienen la formación y la visión para moverse en ese nuevo escenario.

Pero, ¿los millennials estarán interesados en convertirse en líderes en sus organizaciones? Según un estudio global de Deloitte, que incluye a México, más de la mitad (53%) de los millennials aspira a convertirse en el líder o el más alto ejecutivo dentro de su organización. Más a nuestro favor: en los mercados emergentes, 75% de los millennials les gustaría lograr este objetivo.

Las organizaciones necesitan de líderes que sepan afrontar este reto; así que ¿por qué no capitalizar este panorama? Veamos algunas maneras en las que puedes impulsar el liderazgo de tus colaboradores millennials:

– Dales autonomía. Como “nativos digitales”, han descubierto que la tecnología les permite tener libertad y no depender de otros para tener las herramientas y recursos que necesitan para el logro de sus metas. Así que la mejor forma de conseguirlo es poner a su disposición cualquier tipo de herramientas tecnológicas que puedan “disparar” su potencial creativo e innovador. Un millennial es capaz de impulsar los beneficios de la tecnología para modernizar y mejorar los procesos en el negocio.

-Ofrece balance entre vida laboral y personal. Una característica de esta generación es el dinamismo y la flexibilidad, por lo que la línea que divide su vida personal de la laboral ya no está definida. La misma tecnología les ha creado un escenario en el que saben combinar ambas cosas en sus propios tiempos; de hecho, para ellos es indispensable encontrar una fusión entre sus gustos y el trabajo.

-Conviértelos en comunicadores efectivos. La comunicación es una cualidad determinante en cualquier generación, pues no se puede concebir un líder que no comunique eficazmente. Los líderes del futuro deben tener la habilidad de comunicarse con todas las generaciones y todas las personas a través de cualquier plataforma. Hoy, los canales de comunicación son muy variados, cada uno con sus propias peculiaridades, sobre todo hablando de medios digitales, pero nadie como los mismos millennials para saberlo y manejarlo. Sólo necesitarás desarrollar sus habilidades comunicativas, que serán la base para comunicar e inspirar a otros con su visión y su pasión.

-Dales conexión y colaboración. Los millennials prefieren las organizaciones empresariales en las que la colaboración es clave, en oposición a un sistema jerárquico. Volvemos al punto… se trata de hombres y mujeres que con la tecnología se han vuelto socialmente colaborativos, y como tal, llevan este aspecto a sus entornos laborales. Por ello, evita a toda costa aislarlos, ya sea física o “virtualmente”; pues si lo haces, los perderás; y por el contrario, da las herramientas y promueve una visión colaborativa entre todos los miembros de la compañía.

También te puede interesar: 4 claves para cautivar un millennial

Más de la mitad (53%) de los millennials aspira a convertirse en el líder o el más alto ejecutivo dentro de su organización. Deloitte

-¡Rétalos! Sin duda, éste es un elemento que no debe faltar cuando se trata de desarrollar el liderazgo de un millennial. Si hay algo que caracteriza a esta generación es precisamente su ímpetu para enfrentar retos, apasionarse y hacer todo lo posible para lograr sus objetivos. ¡No lo pienses!, asígnales a tus futuros líderes, desafíos que sean cada vez más grandes; esto los entrenará y los hará sentirse bien.

Este panorama cada vez más tecnológico requiere de un liderazgo orientado a potenciar las capacidades en el ámbito tecnológico. Sin esta condición, los modelos de negocios de la transformación digital, que prometen productividad y competitividad, no pueden ser posibles. Allí es justo donde la visión de liderazgo de tus colaboradores puede marcar la diferencia en beneficio de tu organización.

Una frase célebre del CEO de Apple, Steve Jobs, dice: “Mi trabajo no es ser agradable con la gente. Mi trabajo es tomar a estas grandes personas y empujarlas a ser aún mejores”. Estoy seguro que entre tus colaboradores tendrás a más de un millennial, así que capitaliza su talento y conviértelos en los líderes que tu compañía necesita para su transformación, da clic al siguiente artículo y descubre 3 tips para convertirte en un líder de pensamiento en la era digital.

Inbound Marketing: el poder de la atracción, no de la intrusión

En una era en la que una persona está expuesta a más de mil anuncios al día, las empresas deben buscar la manera de acercarse a sus audiencias de una manera sutil y continua pero, ¿cómo atraer la atención en medio de una constante lluvia de mensajes sin llegar a la intrusión?

Crear un vínculo emocional que suscite a la acción para que la marca sea percibida como una fuente confiable que, en constante acción, la convertirá en referencia de su sector o industria.

El concepto de Inbound Maketing nace para satisfacer la necesidad de los usuarios de evitar el bombardeo publicitario al que se exponen y, en lugar de que las empresas vayan a sus clientes –actuales y potenciales- el proceso se invierte y son ellos los que buscan a las marcas, no sólo para informarse acerca de sus productos/servicios sino para  interactuar con ellas.

A través del Mercadeo de Atracción, las empresas más allá de decir lo bien que hacen un producto o realizan un servicio, deben mostrar la Propuesta de Valor y la manera en que se satisfacen las necesidades de quien lo utiliza.

Se enfoca principalmente en técnicas integradas a una estrategia global que combina acciones y canales para mejorar la reputación de la marca y conseguir una mayor visibilidad online a través de: generación de contenido valioso y vinculado –objetivos de negocio, marca e intereses de la audiencia-; marketing en buscadores y uso adecuado de las redes sociales.

Todo depende del momento

El Marketing tradicional siempre ha buscado ser visto por la mayor cantidad de personas y captar su atención de cualquier manera, por ejemplo ¿quién no ha visto interrumpido su programa favorito por la publicidad transmitida a través de nuestros televisores? Todo esto sin importar si se está interesado o no en ese producto o servicio, por lo tanto, se debe tomar en cuenta la fase del ciclo de compra en la que las audiencias se encuentran y éstas pueden ser:

  • Descubrimiento: La audiencia se da cuenta de que tiene una necesidad o deseo y se pregunta ¿cómo puedo resolverla?
  • Consideración: Da inicio a la búsqueda de alternativas que puedan satisfacer lo que la audiencia necesita y se cuestiona ¿qué opciones existen en el mercado que puedan solucionar mi problema?
  • Decisión: Una vez con las distintas alternativas, la audiencia se forma un criterio con base en todo lo que puede influir su decisión y por ende la acción, que dará pauta para la compra.

Al ofrecer información que brinde la respuesta a una pregunta, preocupación o necesidad del cliente potencial, se crea un vínculo emocional que suscita a la acción y la marca es percibida como una fuente confiable que, en constante acción, la convertirá en referencia de su sector o industria.

Aprovechar los beneficios

Para aprovechar de la mejor manera los beneficios que el Inbound Marketing ofrece, se deben tomar en cuenta los siguientes puntos:

Seducir… a través de contenidos que respondan ¿qué busca nuestra audiencia? ¿qué información necesita? y ¿cómo la busca? Por lo tanto, todo el contenido, tanto de la página web, medios sociales, blogs, entre otros, debe estar eternamente pensado en atraer al visitante ideal y satisfacer sus necesidades de información, de acuerdo a la fase en ciclo de compra en el que se encuentre.

Conocer… a la audiencia, sus gustos, intereses y necesidades puede representar un gran reto para las marcas, sin embargo, una buena técnica para la obtención de información es el intercambio de recursos valiosos, por ejemplo responder una encuesta y a cambio obtener un e-book, un reporte o bien una prueba de producto. Siempre y cuando lo que la marca ofrezca sea de valor para la audiencia.

Transformar… a los visitantes en clientes potenciales. Conociendo sus intereses y necesidades, se podrá segmentar cada vez mejor la información que se les comparta y esto a su vez se verá reflejado en la fidelización de usuarios, al sentirse escuchados y recibir sólo aquella información de valor que les proporciona un experto en el tema.

Seguir cautivando… Contar con una audiencia cautiva no es el fin del esfuerzo. Se debe mantener una presencia constante en la mente de las audiencias para que, llegado el momento, sean la marca de elección. Una vez convertido en cliente, se pueden proporcionar tips que destaquen la manera de aprovechar al máximo la solución adquirida.

La clave: Generación de Contenido

Generar contenidos líquidos y multiplataforma, no sólo para medios tradicionales y online, sino también para medios sociales, haciendo uso del Storytelling, historias cotidianas con las que se identifiquen las audiencias y que sean fáciles de compartir por los usuarios –transmedia-, será una de las claves importantes para el éxito del Inbound Marketing.

Como diría el filósofo inglés Francis Bacon acerca del profeta Mahoma, “Si la montaña no viene a mí, yo voy a la montaña” lo que define muy bien el rol del consumidor en la mercadotecnia actual, ellos marcan el ritmo del desarrollo de productos/servicios y contenidos. Ahora bien, conociendo e implementando estrategias exitosas de Inbound Marketing, tu marca podrá gritar ¡audiencias vengan a mí!

Gamificación: Del juego al engagement con su marca

Para romper mi rutina de trabajo y despejarme, una vez al mes me reúno con tres buenos amigos de mi alma máter a jugar dominó y ponernos al día sobre nuestras vidas, hacer networking, compartir experiencias, nuevas ideas y proyectos, así como recordar viejos tiempos. Siempre dentro de un ambiente casual y relajado o en un clima festivo, disfrutamos diferentes platillos e iniciamos la partida con la frase “¿quién tiene la mula de seis?”.

La partida se va rotando entre los equipos, donde en mi opinión, las claves para ganar el juego son la observación, poner atención y llevar el conteo de las fichas. En caso de que falte alguien, uno del grupo juega con “el mudo”, expresión que se refiere a voltear las fichas del participante que falta, lo cual da ventaja al que hace equipo con él  porque sabe cuántas fichas de un determinado número tiene y qué probabilidades tiene de ganar.

Más allá de las apuestas, algunas veces simbólicas, en este pasatiempo de memoria y estrategia nadie pierde; ya que la diversión, las alianzas, la emoción de estar con los amigos, el compañerismo y la parte emotiva, hacen del momento de jugar toda una experiencia.

La Gamificación se aplica con la finalidad de motivar a grupos de personas para realizar determinadas actividades y competir.

El pediatra francés Donald Winnicott comentó que “es en el juego y sólo en el juego que el niño o el adulto como individuos son capaces de ser creativos y de usar el total de su personalidad, y sólo al ser creativo el individuo se descubre a sí mismo”. Es por eso que actualmente toma relevancia en el mundo corporativo y en la mente del CEO la estrategia de Gamificación.

Este término que proviene de la palabra anglosajona game -juego-, consiste en aplicar los conceptos y las técnicas de los juegos a otras áreas de actividad, entornos y aplicaciones no lúdicas con el objetivo de potenciar entre las audiencias la motivación, concentración, liderazgo, destreza, imaginación, esfuerzo, participación y otros valores comunes a todos los pasatiempos.

Hoy en día, la estrategia de Gamificación se aplica a diversos campos desde la psicología, la docencia, la comunicación y el marketing con la finalidad de motivar a grupos de personas para realizar determinadas actividades y competir.

Dentro de las dinámicas más empleadas destacan, la integración de aplicaciones móviles como Foursquare, que premian a sus usuarios con descuentos y productos gratuitos, dinámicas en redes sociales, niveles y progresos, contenido gratuito, uso de códigos bidimensionales y realidad aumentada, así como programas de lealtad y fidelización.

En México poco a poco se ha adoptado esta estrategia porque se ha visto que a la gente simplemente le emociona participar en las dinámicas de juego y ganar. A través de la Gamificación la compañía involucra a la gente con el fin de que interactúe con la marca que promueve, lo cual se facilita por el uso de dispositivos móviles y las redes sociales que tienen a la audiencia hiperconectada con su entorno.

Ante este escenario, dentro de las tácticas que se sugieren para sumergir a cada Buyer Persona y participen en la Gamificación se encuentran:

  • Crear historias o juegos que sean de su interés.
  • Difundir situaciones cotidianas. Siempre se debe tener presente su perfil e intereses, lo que permitirá se sientan más identificadas.
  • Establecer programas de lealtad, los cuales vayan subiendo de nivel según su participación y otorguen puntos, descuentos y beneficios exclusivos.
  • Animar a contactar a más gente y crear redes de valor. Si la Gamificación es interesante, invitarán a otras personas a sumarse a las dinámicas y redes sociales, compartiendo sus contenidos y convirtiéndose en embajadores de la marca.
  • Retroalimentar. El constante contacto permite la confianza y la fidelidad.
  • Innovar cada día. Si muestra en su estrategia elementos nuevos como aplicaciones móviles y de realidad aumentada, videojuegos, eventos deportivos, culturales y sociales, etc.,  no perderá su interés y generará grandes expectativas.

Cabe destacar que de acuerdo con un estudio efectuado por la consultora Gartner, para el 2015 más del 70% de las empresas del ranking Forbes Global 2000 habrán aplicado la Gamificación, por lo que el interés en esta estrategia continuará creciendo y su compañía no puede estar fuera de la jugada.

Como diría el escritor francés, Alfred de Musset “el juego es la única pasión que puede competir con el amor“, por lo que implementar la Gamificación en su estrategia de negocio hará que enamore y conquiste un espacio en la mente y corazón de sus audiencias. No se quede fuera de la jugada y haga que su empresa gane el premio mayor.

Feel Good Management: Felicidad y productividad para tu organización

“Feel Good manager” ¿Habías escuchado alguna vez este término? Yo sí, aunque jamás había tenido la oportunidad de conocer a alguien que viviera de ello. Sí, así me sucedió la semana pasada cuando me encontré con Carina, una ex alumna mía quien trabaja como especialista de Feel Good Management para una compañía con oficinas en Colonia, Alemania.

Recuerdo cuando me topé con ella aquí en Ciudad de México, y le pregunté: “¿En dónde estás? ¿A qué te dedicas?”, y me respondió: “En Alemania, vivo de hacer feliz a los demás”. Fue entonces cuando parte de nuestra conversación giró en torno a este interesante tema del que hoy quiero compartirte un poco.

Siempre se ha considerado, de alguna u otra manera, que un colaborador que se siente feliz en su trabajo es un colaborador productivo y competitivo. Esto es algo sencillo de entender, pues una compañía crece cuando sus colaboradores se sienten plenos ya que esto los hace mucho más productivos. Sin embargo, en los últimos años, esto que parecía ser sólo sentido común, está tomando mayor fuerza en las organizaciones a nivel mundial.

Diversos estudios han demostrado que tener colaboradores felices eleva la productividad y los niveles de rentabilidad del negocio; es decir, la felicidad en el lugar de trabajo es un elemento que contribuye para que la compañía obtenga mayores ingresos. Según un estudio de la consultora mexicana Crecimiento Sustentable, las personas felices son hasta 88% más productivas que quienes no lo son. Los colaboradores felices presentan hasta 33% mayor energía y dinamismo, lo que resulta en mayor eficiencia y productividad para las empresas.

También te puede interesar: 5 maneras de desarrollar relaciones positivas para el éxito del negocio

De acuerdo con Frederick Herzberg, una de las figuras más destacadas de la psicología organizacional, el Homo faber (el hombre que hace o fabrica) se caracteriza por dos tipos de necesidades que afectan de manera diversa su comportamiento humano: Factores higiénicos o extrínsecos (relacionados con la insatisfacción y que están fuera de su control) y los Factores motivacionales o factores intrínsecos (relacionados con la satisfacción en el cargo y que están bajo su control). El Feel Good Management se vincula con los segundos, pues se relaciona con los sentimientos, el crecimiento y desarrollo personal, el reconocimiento profesional y las necesidades de autorrealización.

Generar un ambiente de felicidad en las empresas se está convirtiendo en una necesidad; pero ¿cómo crear ese clima cuando por sí misma la felicidad es un concepto etéreo, personal y subjetivo? Ante esta situación, ha tomado fuerza el llamado Feel Good Management, una práctica de gestión organizacional surgida en Alemania y que se está extendiendo a otras partes del mundo, cuyo objetivo es la búsqueda, consecución y mantenimiento de un ambiente de trabajo saludable de manera estructurada y sistemática, con el fin de lograr el bienestar de los empleados en su jornada laborar.

Desde luego que se trata de una práctica de management poco conocida en México, quizá, ni siquiera implementada en el país, pero que representa enormes ventajas para las organizaciones en México, sobre todo en un clima de negocios como el nuestro, en el que toda fuente de productividad y competitividad necesita ser capitalizada en nuestro beneficio.

Las personas felices son hasta 88% más productivas. Crecimiento Sustentable

Conoce algunas razones de por qué implantar la práctica del Feel Good Management en tu compañía:

Creatividad e innovación. La innovación y creatividad son dos elementos fundamentales para todo negocio, ya que permiten desarrollar procesos, servicios y productos que se pueden convertir en diferenciadores de tu compañía. En tu rol como CEO y líder de la organización necesitas impulsar o incluso “forzar” a tus colaboradores a volverse innovadores y creativos; promoviendo la investigación y el aprendizaje, para crear un ambiente laboral donde tus colaboradores se sientan con la confianza y capacidad de sugerir las implementaciones necesarias, resultado de su constante aprendizaje.

Felicidad y Motivación. Las oficinas, de manera especial, se distinguen por ser lugares sobrios donde existe un ambiente de silencio y seriedad. Hasta hace algunos años, ni quien pensara en decir que la oficina es un lugar en el que también nos podemos sentir felices. Hoy, este escenario está cambiando gracias a líderes de negocios que promueven técnicas para el manejo del estrés y la relajación con el fin de incrementar la productividad, mejorar el estado de ánimo y el clima laboral. ¿Has puesto a cantar a tus colaboradores o a escuchar música positiva por lo menos tres minutos antes de una pesada reunión de trabajo? Si no lo has hecho, inténtalo… es una buena manera de romper el hielo… ya verás los buenos resultados.

También te puede interesar: 6 tácticas para que no decaiga el ánimo de tus Colaboradores

Espíritu de equipo. Sabes los extraordinarios resultados que tu compañía puede lograr con un buen trabajo en equipo; de hecho, se puede decir que el trabajo en equipo es básico en una organización, pues si cada quien hace lo que le toca, y lo hace bien, hará caminar bien el negocio. Tu reto es eliminar las actitudes individualistas con las que tus colaboradores, más que sincronizar ideas, se ponen a competir. Por ello, necesitas impulsar la convergencia de ideas, la discusión sana, la colaboración; así lograrás transformar a los “yo” en los “nosotros”.

Construye lealtad. Contrario a lo que sucedía hace algunos años, hoy el dinero no es la única fuente de motivación para los colaboradores. Hoy, existen otras motivaciones que hacen a un colaborador “ponerse la camiseta”, como creer en la Propuesta de Valor de la compañía, coincidir con los valores hacia los Stakeholders, el gusto por lo que hace, sentirse necesitado e importante para la compañía, entre otras que seguramente tú habrás notado en tu propia organización. Dime, ¿quién no quiere tener colaboradores leales que estén dispuestos a estar en las buenas y en las malas?

Vayan juntos hacia el éxito. Empleados felices, con un buen balance de vida, son vitales para el éxito de tu compañía. La razón es sencilla: estas acciones ayudan a tus colaboradores a alcanzar sus más altos niveles de desempeño y productividad al orientarlos para establecer metas y buscar los medios para alcanzarlas. Lo mejor que puedes hacer como su CEO, es caminar con ellos y enseñarles hacia dónde y cómo deben avanzar para llegar a sus metas, que también son las metas de la organización.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre la Felicidad 2015, México se ubica en el lugar número 14 a nivel global y es el segundo en Latinoamérica por la felicidad de sus habitantes, lo que puede indicar que para los mexicanos es importante este tema en la vida cotidiana; así que por qué no capitalizar este escenario y trasladarlo al ámbito de tu organización para aprovechar sus beneficios.

Mahatma Gandhi, uno de los grandes líderes espirituales que ha tenido la humanidad, dijo: “La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía”. Así que no te pierdas la oportunidad de conocer más acerca del Feel Good Management, y si te convence, adóptalo, practícalo y promuévelo. Te puedo asegurar que al valorizar el activo más importante que tienes, tus colaboradores, fortalecerás la cultura empresarial de tu negocio.

Algo que debes tener presente es que una compañía que busca tener colaboradores felices necesita, ante todo, de un líder feliz, capaz de contagiar su buen ánimo, optimismo, mentalidad, y lograr que esto permee en la cultura corporativa. Si tú no estás completamente convencido de esta idea, jamás lograrás convencer a los demás.

¡Innovar o morir!: Por qué subir al tren de la Innovación

Las expectativas cada vez más exigentes del mercado, las presiones por la creciente competencia en las industrias y el cambio hacia un ritmo más acelerado en el Entorno de Negocios, ha hecho que los CEOs empiecen a dirigir su mirada hacia nuevas herramientas de negocio que les permitan alcanzar la competitividad; entre estas propuestas se encuentra la innovación. ¿Has escuchado alguna vez sobre este tema en un entorno empresarial o, incluso, tú mismo empleas el término de manera constante cada vez que te diriges a tus colaboradores? Seguro que tu respuesta es afirmativa, porque hablar de innovación es algo muy común, aunque establecerla e integrarla en la cultura organizacional, no lo es.

La cultura de innovación es un tema muy “manoseado”; todo mundo habla de él, supone saber sobre él y hay hasta quienes, sin serlo realmente, presumen de ser innovadores. Todas las organizaciones quieren ser innovadoras y distinguirse por ello, pues contar con una cultura de innovación representa una ventaja competitiva para el negocio; sobre todo en un entorno donde la competencia crece cada vez más y utiliza herramientas más agresivas para tomar la delantera.

Recientemente, en una charla informal con algunos de mis colaboradores, al discutir una propuesta de negocio para uno de nuestros clientes, salió a colación el tema de la innovación. Esto porque poníamos sobre la mesa la importancia de salir de los mismos esquemas y atrevernos a generar ideas disruptivas que nos permitan captar la atención de nuestros clientes, brindar servicios de gran impacto y competir agresivamente en el mercado.

La innovación es un elemento que debe estar presente en todas las organizaciones, ya que se trata de una herramienta estratégica para mantener de pie y hacer crecer los negocios, incluso en las condiciones más adversas. Varias marcas globales como Apple, Amazon, Marriot, Walmart y la orgullosamente mexicana Grupo Bimbo son un claro ejemplo de lo que una cultura de la innovación bien gestionada es capaz de generar en beneficio de la organización y el negocio.

¡Pierde el miedo a innovar!

Es un hecho innegable que hoy la innovación es una estrategia fundamental para el futuro de los negocios; simple y sencillamente se trata de “innovar o morir”. Sin embargo, a pesar de ser una tendencia en el mundo de los negocios, muchas organizaciones no cuentan aún con una cultura que estimule la innovación, es decir, con mecanismos que guíen el proceso innovador y conduzcan hacia resultados positivos concretos que se vean reflejados en nuevos procesos, productos y servicios que acaparen la mirada del mercado y sean parteaguas en su industria.

Algunos de mis colaboradores coincidían en que varias organizaciones aún ven la innovación como algo, sí muy “bonito, eficiente, benéfico, inspirador… “, pero también “costoso, desconocido, peligroso” y hasta difícil de incorporar a sus procesos y cultura organizacional. Para muestra quiero retomar unas declaraciones recientes del secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, quien aseguró que los países de América Latina gastan “poquito” en innovación; y de ese gasto, la mayor parte -si no la totalidad-, la hacen los gobiernos, cuando “la tendrían que hacer las empresas”.

La cultura de innovación no debe ser un lujo del que puedan presumir las organizaciones, más bien es ya una necesidad.

Pero bueno, vayamos a la mejor parte. Si quiero subir al tren de la innovación, ¿cómo puedo empezar? Primero que cualquier otra cosa, es importante saber que construir una cultura de innovación es un proceso de transformación lento, sobre todo para las organizaciones con modelos de negocio muy arraigados y tradicionales. No obstante, es posible tener éxito si somos pacientes y nos enfocamos en factores críticos. Dales un vistazo.

  • Aprende a ser innovador y entrena a tus colaboradores para que también lo sean. Es cierto, algunos hombres y mujeres parece que nacieron siendo innovadores, pues sus ideas y creaciones revolucionaron no sólo determinado ámbito sino al mundo entero. Hombres como Thomas Alva Edison, Steve Jobs o Henry Ford son ejemplo de ello; sin embargo, eso no significa que tendrás que esperar a que tu organización encuentre “mentes brillantes” para contratarlas. La innovación también puede aprenderse y desarrollarse; así que enseña a tus colaboradores a identificar las ortodoxias y cómo transformarlas en estrategias disruptivas que conduzcan a crear nuevos procesos, soluciones, productos o servicios. Es de vital importancia que en esta especie de “entrenamiento”, tú, como CEO y líder de la organización, proporciones las herramientas y el entorno necesario para sumergir a tus colaboradores en la cultura de innovación.
  • Genera engagement. Uno de los desafíos que enfrentan las organizaciones es la resistencia de sus colaboradores para adentrarse en la cultura de innovación, pues implica una nueva manera de pensar y de relacionarse con otros tanto dentro como fuera de la compañía. ¿Cómo lograr el engagement con las nuevas herramientas y el entorno para la innovación de manera que tus colaboradores contribuyan con nuevas ideas relevantes que beneficien al negocio? Aquí tu rol es muy importante, pues se requiere de tu inspiración, transparencia, confianza y coherencia; ninguno de tus colaboradores se subirá al tren a menos que la innovación sea vista como un tema claramente importante, real y benéfico para la organización y cada uno de sus miembros.
  • Comunica los objetivos de establecer una cultura de innovación. Otro factor importante es la comunicación; así que utiliza tus recursos y plataformas para comunicar las metas que desea alcanzar la organización con esta estrategia. Sin duda que es una gran oportunidad para hacer del lenguaje de innovación un componente habitual del lenguaje y la comunicación corporativa. Desde luego que también debes comunicar las Historias de Éxito y reconocer y celebrar el triunfo de tus “héroes de innovación”, y no sólo de aquéllos que concibieron ideas exitosamente transformadas en nuevos procesos, productos o servicios, sino también de quienes, aunque fallidos, se esforzaron por generar nuevas ideas. Así, reforzarás el mensaje de que una compañía innovadora cuenta con miembros innovadores y confía en el esfuerzo de todos y cada uno de ellos.
  • Mide tus resultados. Quizá puede sonar extraño o arcaico medir los resultados; sin embargo,  son una parte importante para establecer una cultura de innovación, ya que permiten dar seguimiento y evaluar los resultados de este grandioso viaje que has emprendido con tus colaboradores. Utiliza indicadores que te permitan evaluar el engagement, conocimiento del programa de innovación y sus procesos, número de colaboradores entrenados, las técnicas y herramientas, las nuevas ideas presentadas, experimentos en progreso, nuevas ofertas lanzadas, y cualquier otro que te permita conocer el estatus del cumplimiento de metas de tu programa de innovación.

No importa el tamaño de tu compañía, lo importante es que como líder de la organización abandones el miedo a cambiar de rumbo y te adentres junto con tus colaboradores en este gran viaje de la innovación. Una frase inmortalizada por el escritor Paulo Coelho dice: “Si piensas que la aventura es peligrosa prueba la rutina, es mortal”.

No dejes que la innovación siga siendo para ti una palabra de moda; por el contrario, conviértela en una realidad. Recuerda que el futuro de los negocios, la competitividad de las compañías y su permanencia dependen de la capacidad de su gente para innovar.