Todas las entradas de: Héctor M. Meza

Director General de InfoSol. MBA, Consultor y Catedrático en Estrategias de Comunicación Integradas a la Mercadotecnia. Fue Vicepresidente en IBM de México y Presidente de Motorola para México, Centroamérica y el Caribe y VP de la Corporación.

¿Posicionarte en el mercado sin usar redes sociales? Considera antes todas sus ventajas

Desde que despertamos estamos en contacto con al menos una red social, por lo que se vuelve casi indispensable tener presencia en estos medios para interactuar con la audiencia y hacer crecer tu negocio.

Según AMIPCI (2017), las cifras demuestran que en promedio  cada usuario en México posee cuentas en 5 redes sociales; lo cual nos invita a cuestionar ¿cuáles son los beneficios que hacen tan imperante la integración de redes sociales en las estrategias de comunicaciones integradas a la mercadotecnia en la actualidad?

Integración de las Redes Sociales en estrategias de Relaciones Públicas

Para precisar en las ventajas de estas herramientas y sus beneficios, es necesario señalar que en general las redes sociales permiten potenciar la presencia de las marcas en medios y círculos sociales digitales, ampliando las posibilidades de difundir los mensajes, generar nuevos contactos profesionales, establecer sinergias y multiplicar la notoriedad; además de otros beneficios específicos como:

  • Identificar microtargets, tribus y redes sociales.
  • Dirigir el mensaje a clientes potenciales y audiencias segmentadas.
  • Generar conversaciones dinámicas enfocadas en la distribución de conocimiento, contenidos altamente focalizados e información precisa, de primera fuente.
  • Dar a conocer, de una forma sencilla, información de la empresa, perfil, productos / servicios; así como el área donde es experta para posicionarse como líder de opinión.
  • Brindar mayor atención al cliente.
  • Manejo automatizado de la información.

En cuanto al enfoque, este debe dirigirse a dejar de lado los espacios estáticos y comenzar a generar contenidos dinámicos, aprovechando al cien por ciento todas las ventajas de las redes sociales.

También te puede interesar: Cómo elegir las redes sociales más redituables para tu empresa

¿Nuevos Medios vs. Medios Tradicionales?

La adopción de las redes sociales en las estrategias de Relaciones Públicas no significa dejar de lado los medios tradicionales como periódicos, revistas, radio y televisión, que siguen teniendo una gran importancia para comunicarnos con las audiencias, pero la tecnología nos obliga a sacar la mayor ventaja posible de estas nuevas formas de comunicación con los mercados y aprovecharlas continuando en la carrera al seguir compartiendo los beneficios de los productos y/o servicios con los clientes.

Las plataformas digitales nos ayudan a ser más eficientes al aumentar nuestro alcance, proporcionándonos una gran cantidad de nuevos elementos para agregar a la caja de herramientas de comunicación, dejando como siempre, la enseñanza de la importancia del compromiso con las audiencias.

Por supuesto que hacer uso de estas nuevas herramientas implica importantes desafíos para los profesionales de Relaciones Públicas y Comunicación, uno de ellos es hacer uso de factores como la originalidad y la oportunidad, creando estrategias más abiertas ya que no sólo se trata de generar “impactos visuales”, ahora se debe impactar la mente y el corazón de las audiencias objetivo a través de la generación de contenidos interactivos y de valor para el público, que generen engagement.

Una buena comunicación es la que utiliza el rango de tácticas más adecuado para apoyar los objetivos del negocio. El reto angular de esta comunicación es la creación y empleo de mensajes clave, tomando en cuenta el entorno de la red, donde la información fluye y se multiplica constantemente, generando mayor competitividad en la captación de atención. Para esto, los mensajes clave sobre la promesa de la marca deben ser más que estadísticas; experiencias, implicando por parte de los responsables de las estrategias de comunicación un mayor compromiso con el profesionalismo, la responsabilidad y la creatividad.

Factores de Éxito

Las ventajas competitivas de las redes sociales para empresas serán significativas si se asegura una estrategia adecuada. A la hora de plantear esta estrategia, ya sea para mercados negocio a negocio (B2B) o negocio a consumidor (B2C), es necesario verificar constantemente que contemple los siguientes factores esenciales:

Planear. ¿Qué es lo que queremos comunicar?, ¿a quién?, ¿para qué? Como toda estrategia, los objetivos deben ser reales y medibles.

Observar. Antes de entablar conversaciones, se debe observar cuidadosamente cómo los miembros de la comunidad a la que se quiere llegar participan en la misma. Por tal motivo, es clave identificar a los líderes y cómo interactúan.

Proveer Valor. El contenido generado por la compañía tiene que ser evaluado por su capacidad de influir entre la audiencia para agregar sus propios comentarios. Ya que hay que considerar que no se trata de una relación unilateral, sino  de llevar a clientes, prospectos e influenciadores, hacia la conversación.

Transparencia. La honestidad y autenticidad son más fáciles de percibir en estas herramientas, por lo que se debe procurar la congruencia en lo que se es y en lo que se quiere ser sin decepcionar a las audiencias, ya que éstas lo valorarán y corresponderán con lealtad.

Cuidar la Audiencia. El respeto es esencial, hay que asumir que la audiencia es más lista que uno, por lo que es posible que se pueda aprender de ellos. Es más fácil generar confianza de la audiencia hacia la empresa, si la empresa la deposita primero en su audiencia.

Capitalizar las críticas.  Como con los comentarios negativos, es necesario resistir la tentación a la hora de recibir alguna crítica y no responder impulsivamente  como es natural. Tomarse el tiempo para pensar, evaluar, agradecer y hacer uso de los mensajes clave, articulando de una manera fidedigna la promesa de la marca, serán los mejores recursos para salir avante de las críticas.

Ser Social. Obvio. Pero hay una razón por la que se llaman redes sociales y es porque permiten la conexión  con otras personas. Entre más conexiones se hagan, más oportunidades se crearán para que la gente encuentre la marca, o la recomiende.

Medir. Definir y medir el éxito. ¿Cómo saber si se han cumplido las metas? Determinar cuál será el retorno a la inversión y cómo demostrarlo.

Invertir. Las redes sociales que continúen únicamente con estrategias orgánicas se volverán insignificantes. Servicios como Facebook ya son pay to play, lo cual quiere decir que si no pagas ya no serás parte del juego; pues las redes no muestran una inclinación en ayudar a las marcas que no pagan.

¿Cómo Medir el Éxito?

Tal como en el empleo de los medios tradicionales, la estrategia que contemple Redes Sociales debe estar integrada de una evaluación constante a través de métricas tanto cualitativas como cuantitativas para enfocar los esfuerzos hacia un mayor ROI pero que contemplen los siguientes indicadores específicos:

  • Visitas (seguidores, alcance, impresiones) – engagement
  • Comentarios (sentimiento)
  • Difusión entre miembros
  • Share of Voice – Calidad de las conversaciones generadas por la empresa
  • Clientes nuevos

Conjuntar efectivamente las estrategias de comunicación actuales y los medios recientes para apoyar el logro de los factores críticos de éxito.

Conclusión: Una Tendencia Irreversible

El rol de los directivos en el uso de estas estrategias es fundamental, ya que el papel de ellos, como arquitectos del cambio, será determinante para una incursión exitosa de las empresas en las redes sociales puesto que se trata de una tendencia que está marcando de manera irreversible las relaciones mercado – empresa.   Gestionar  la utilización de redes sociales para tu empresa es una ventaja clave en la actualidad.

Es un hecho, la web social continua siendo tendencia hacia donde se están dirigiendo las Relaciones Públicas en la actualidad; la meta es conjuntar de manera efectiva las estrategias de comunicación actuales de la empresa, desarrollando un contenido de valor a través de los nuevos medios ya que su correcta ejecución hará que las redes sociales se conviertan en un factor decisivo para apoyar el logro de los factores críticos de éxito de las empresas, no sólo en los mercados locales, sino incluso traspasando fronteras.

Trabajo virtual (home office) como nueva estructura laboral

Seguro que todos recordamos cuando hace tiempo,  la Comisión Ambiental de la Megalópolis, anunció  por un periodo de más de 70 días el programa Hoy No Circula en todos los vehículos sin importar el holograma.

Las reacciones en la oficina no se hicieron esperar. Luisa, una de mis colaboradoras, fue la primera en anunciarnos la noticia. “¿Qué vamos a hacer ahora?, ¡yo no puedo andar con mi computadora en transporte público!”.

La noticia se convirtió en tema de conversación y discusión entre algunos de mis colaboradores, quienes más allá de sus opiniones personales, comenzaron a organizarse para buscar alternativas que les hicieran salir avante ante este escenario y llegar a la oficina sin complicaciones.

Esta situación se anunció como temporal, pero la realidad es que no estamos muy lejos de que algo así se implemente en la Ciudad de México y Área Metropolitana; pues todos bien sabemos que ¡el planeta está sufriendo! y nos está cobrando la factura a los seres humanos.

Pensando en ello, y debo confesar que me dejé llevar por la incertidumbre innecesaria, lo primero que se me vino a la mente fue ¡Home Office puede ser la solución!; sin embargo, analizando bien la situación y en mi experiencia dentro de algunas organizaciones, fui consciente de que no todos los puestos de una empresa son aplicables a un esquema de trabajo virtual.

La implementación de este esquema va más allá de una moda o de lo que “pareciera” ser lo más beneficioso y productivo para la organización.

Desde luego que en el trabajo virtual, mucho ha tenido que ver la llegada de nuevas tecnologías que están cambiando los hábitos de los usuarios y están permitiendo la conectividad desde cualquier lugar, es por eso que quiero compartirte las ventajas y desventajas que un esquema de trabajo virtual puede representar para tu negocio.

A favor:

  1. Costos: Ahorro de costos por la renta de espacios de oficina y otros servicios como energía eléctrica, agua, etcétera.
  1. Salud y bienestar. Mayor bienestar para tus empleados, ya que se reduce el estrés y la cantidad de éstos que puedan enfermarse por malos hábitos alimenticios, tiempos limitados, el tráfico, etcétera.
  1. Oferta laboral. Mayor oferta de candidatos dispuestos a trabajar para tu compañía, incluso personas de otros lugares del mundo podrían estar interesadas en colaborar contigo.
  1. Tiempos de trayecto. Tus colaboradores no tendrían que preocuparse por el tiempo de trayecto para desplazarse a la oficina y “batallar” con el tráfico.
  1. Cerca del cliente. Incluso, tu equipo de ventas podría estar ubicado cerca de sus respectivos clientes para dar un servicio más oportuno.

En contra:

  1. Gestión y desempeño. Dificultad para administrar adecuadamente a los empleados “virtuales” y monitorear su desempeño. El control del tiempo y por ende la productividad dependen completamente de tu empleado.
  1. Mayores distracciones. Podrías enfrentarte a un “deterioro” en la calidad del trabajo y habilidades de tus empleados debido a que pueden estar más expuestos a distracciones. Si lograr concentrarse y ser productivos ya es todo un reto en una oficina, agrega más distractores como la televisión, los amigos, la pareja o hijos pequeños.
  1. Seguridad de la información empresarial. Problemas de riesgo en cuanto a la seguridad de la información, pues recuerda que el robo de datos e información está al día.
  1. Equipos y tecnología. Te implicará algunos gastos por conceptos de adaptación de los equipos para que sean móviles e infraestructura dentro de tus instalaciones para poder brindar acceso remoto a la información e incluso los costos en telecomunicaciones pueden verse impactados.
  1. Trabajo en equipo. Muy importante para lograr buenos resultados en una organización; sin embargo, se vuelve algo complicado cuando físicamente las personas no están juntas en el mismo espacio físico.

Como puedes darte cuenta, un esquema de trabajo virtual brinda ventajas y beneficios tanto para los colaboradores como para el mismo negocio, pero también puede resultar contraproducente para ambos si no se logra encontrar el balance adecuado.

Sin lugar a dudas, la implementación de este esquema va más allá de una moda o de lo que “pareciera” ser lo más beneficioso y productivo para la organización. Quizá la estructura y procesos de tu compañía aparentemente permiten que varios de tus colaboradores puedan tener un horario de trabajo personalizado y personalizable; sin embargo, bien vale el esfuerzo que analices a detalle la situación antes de tomar alguna decisión.

Una frase célebre del periodista escocés Bertie Charles Forbes, fundador de la conocida revista Forbes, dice: “Actuar sin pensar es como disparar sin apuntar”. Quién mejor que tú para saber lo que tu organización necesita y cómo puede ser impactada por cada decisión que tomes.

No dejes de pensar bien lo que harás para beneficio de tu organización y de tus colaboradores cuando se trate de  trabajo virtual, ya que son ellos los embajadores de tu marca y debes optar por estrategias que beneficien a ambos.

Transformación digital, el camino para sobrevivir al Darwinismo Digital

“La disrupción digital está cambiando el mundo en el que vivimos y trabajamos. Las nuevas tecnologías han creado nuevos mercados que, a su vez, crean nuevos competidores. Y esos competidores están impulsando nuevas expectativas. Es improbable que el ritmo de cambio disminuya en el corto plazo. Para tener éxito en el mundo digital, las empresas no sólo deben proporcionar experiencias superiores para los consumidores, clientes, empleados y ciudadanos, sino cumplir sus promesas de una manera más rápida y ágil”. (KPMG)

Siempre que leo o veo a Brian Solis* me entusiasman sus temas futurísticos y la forma en que los presenta. Desde hace tiempo he estado leyendo varios artículos sobre la transformación digital de las empresas. En el caso de Solis, es de llamar la atención el uso del término Darwinismo Digital asociado a este tema.

Todos conocemos el término Darwinismo acuñado por Thomas Henry Huxley, en 1860, y que llegó a significar la idea de que la selección natural era el único mecanismo de la evolución. Mientras que el término se ha mantenido en uso entre los autores científicos, se considera cada vez más como una descripción apropiada de la teoría evolutiva moderna. Podría cuestionarse esta definición simplificada pero para propósitos de este artículo equiparemos solamente, si les parece, Darwinismo con Evolución.

Y entonces un día sucedió. ¡Los clientes cambiaron! Cómo toman las decisiones cambió. Lo que ellos valoran y cómo quieren hacer negocios cambió. Lo gracioso es que las empresas no cambiaron. Ahora una nueva generación de tecnologías y servicios lo hacen posible, no sólo el reaccionar, sino liderar la experiencia del cliente según éstos vayan avanzando.

Para competir eficazmente en la economía digital, no hay opción; hay que estar obsesionados por los clientes o perder. Cada momento de la verdad cuenta cuando se trata de la lealtad del cliente. Para algunos, este cambio de paradigma será fácil; para muchos, significa repensar el modelo de negocios.

Esto significa que un abismo ya existe entre la forma en que trabajamos y cómo tenemos que trabajar. Sin embargo, tenemos que comenzar aceptando que la forma en que nos acercamos a los mercados era suficientemente buena en el pasado. El mañana requiere de una nueva perspectiva y un nuevo enfoque porque el futuro ya está aquí, ahora.

Darwinismo Digital es el fenómeno en que la tecnología y la sociedad evolucionan más rápido de lo que una organización puede adaptarse. Hay muchas razones para esto, por supuesto. El  tejido estructural de la empresa se tensa debido a influencias internas y externas, y el reto está  dentro de los mismos líderes que dirigen las empresas. Su Misión, los procesos y sistemas del hoy pueden estar trabajando en contra de ellos.

La tecnología es ahora parte de la vida de los que viven un estilo de vida digital activa. Consumidores conectados o la Generación-C representan un subconjunto cada vez mayor de los consumidores como un todo.

La Generación C

La Generación C -nacidos a partir de 1990- son “nativos digitales” que ya están transformando el mundo tal como lo conocemos. Sus intereses van a  impulsar un cambio masivo en cómo las personas de todo el mundo  socializan, trabajan y viven sus pasiones; al igual que las tecnologías de la información y comunicaciones que utilizan para hacerlo.

Simplemente, están más conectados que los demás. Como resultado, están más informados y empoderados. Al mismo tiempo, sus expectativas se han disparado, pues demandan atención, personalización y eficiencia… a su manera; y requieren que los valores de la organización coincidan con los de ellos. Esto va más allá de expectativas, ya que se trata de un derecho. Este cambio no está exclusivamente relegado a los clientes o sólo para las empresas B2C; y es el caso de la mayoría de las personas, incluyendo a tus actuales y futuros empleados.

La transformación digital

Ahora, para competir y prosperar, se requiere de una nueva perspectiva. El tiempo no se detiene, y mientras evoluciona el comportamiento de los clientes y de los empleados, y una vez que tus competidores se proponen abordarlos, estas reacciones y acciones marcan su destino y legado.

La respuesta al Darwinismo Digital es la transformación digital, entendida como el uso de la tecnología y la metodología para abordar los cambios en el comportamiento al actualizar o reformar los procesos y sistemas que amplifican las oportunidades existentes e imprevistas.

También te puede interesar: Del negocio tradicional a la disrupción digital

Suena fácil, ¿no?

La verdadera historia es que muchas empresas no están preparadas para enfrentar este reto.  Hay confusión dentro de éstas, pues mientras los CEOs luchan con planes de trabajo existentes y gestionando departamentos de legado, los gerentes administran procedimientos de habilidades obsoletos. Los equipos de marketing, ventas y servicio están perdiendo los puntos de contacto con clientes y sus necesidades, porque no están conscientes de las nuevas ventanas o ideas de los clientes.

Invertir en tecnología no es la respuesta, pues eso es sólo un reflejo. Construir sobre un castillo de naipes que es tu infraestructura de TI existente, tampoco es la respuesta. Invertir en la transformación digital para ganar  nueva relevancia es el objetivo y la solución. Hoy no es tiempo para una mentalidad de “ver y esperar”. Si la cultura de tu organización tiene aversión al riesgo y esperas a que otros den el primer paso, recuerda que la ventaja de ser el primero es ciertamente una ventaja.

En un informe, Capgemini y MIT Sloan encontraron que, en encuestas realizadas a empresas, contestaron que enfrentan presiones comunes de clientes y empleados, y como tal, la transformación digital es ya inevitable. Una transformación digital exitosa no proviene de la aplicación de nuevas tecnologías, sino que parte de la transformación de la organización para aprovechar las nuevas posibilidades que ofrece la nueva tecnología.

¿Qué significa ser digital?

Una definición que me parece muy significativa la plasma McKinsey & Co. Para algunos ejecutivos, se trata de tecnología; para otros, es una nueva forma de relacionarse con los clientes; y para otros, representa una nueva forma de hacer negocios. Ninguna de estas definiciones es necesariamente incorrecta, pero al tener diversas perspectivas, reflejan una falta de alineación y visión común acerca de hacia dónde la empresa tiene que ir. Esto a menudo da lugar a iniciativas parciales o esfuerzos equivocados que conducen a la pérdida de oportunidades, pobre rendimiento o salidas en falso.

Es tentador buscar definiciones simples, pero para que sea significativo y sostenible, McKinsey opina que lo digital debe verse menos como una cosa y más como una forma de hacer las cosas. Para ayudar a que esta definición sea más concreta, la ha dividido en tres atributos:

Creación de valor en las nuevas fronteras.- Ser digital requiere estar abierto a reexaminar toda la forma de hacer negocios y entender dónde están las nuevas fronteras de valor. Para algunas empresas, la captura de nuevas fronteras puede ser el desarrollo de nuevos negocios en categorías adyacentes; para otros, puede ser identificar y perseguir nuevas fuentes de valor en sectores existentes.

Creación de valor en áreas de negocios existentes.- El siguiente elemento de ser digital está en repensar cómo utilizar nuevas capacidades para mejorar la forma en que se da servicio a los clientes. Esto se basa en ser obsesivo para entender cada paso de la ruta de compra de un cliente, independientemente del canal y pensar en cómo las capacidades digitales pueden diseñar y ofrecer la mejor experiencia posible, en todas las áreas del negocio.

Construcción de capacidades fundamentales.- El elemento final de la definición de ser digital es acerca de los procesos tecnológicos y organizativos que permiten que una empresa sea ágil y rápida. Esta base se compone de dos elementos:

  • Mentalidad. Una mentalidad digital institucionaliza la colaboración multi-funcional, aplana las jerarquías y construye entornos para fomentar la generación de nuevas ideas. Incentivos y métricas se desarrollan para apoyar la agilidad de toma de decisiones.
  • Sistemas y arquitectura de datos. Digital en el contexto de las TI se centra en crear un entorno dividido en dos partes que desacopla los sistemas heredados -que apoyan funciones críticas y que se ejecutan a un ritmo más lento- de los que apoyan interacciones de rápido movimiento, a menudo interacciones de cara al cliente.

El valor real de la transformación digital da dividendos en el corto plazo, pero la verdadera recompensa es la que está fuera de alcance. El objetivo es crear una cultura de empoderamiento, agilidad, innovación y compromiso. La tecnología no es la respuesta en sí misma, sino una forma de vida y de los negocios. Su impacto en la sociedad sólo se está acelerando y si uno no se adapta, se caerá en un Darwinismo Digital.

El objetivo es crear una cultura de empoderamiento, agilidad, innovación y compromiso

Los negocios compiten tanto por relevancia como por participación de mercado. A través de re-imaginar la dirección de la empresa y cómo está funcionando, la tecnología (y la gente) se convierten en parte de la solución en vez del problema. Esto aumenta los ingresos, reduce los costos y mejora las ventajas competitivas.

El futuro ya está aquí. Lo que queda por delante es a la vez un desafío y una oportunidad. Si bien el comportamiento del cliente está cambiando, provocando enormes transformaciones en nuestros mercados, podemos beneficiarnos de entender no sólo lo que está sucediendo, sino también el porqué. ¡Cuando entendamos esto, cambiaremos nuestro enfoque de reaccionar a las tendencias… para liderarlas!

No dejes de ver este contenido acerca de cómo la Era Digital está enfrentando a los líderes a nuevos retos.

*Brian Solis es un analista digital, antropólogo y también un futurista. En su trabajo en Altimeter Group, Solis estudia los efectos de la tecnología de punta en los negocios y la sociedad. Él es un orador destacado y un autor galardonado que está reconocido mundialmente como uno de los líderes de opinión más destacados en la transformación digital.

**Colaboración basada en: The Rise of Digital Darwinism and The Fall of Business as Usual; The Moment of Truth: Connected Customers and How to Re-Imagine Customer Experiences; Digital Transformation and the Race Against Digital Darwinism de Brian Solis y Estudios como What ‘Digital’ really means de McKinsey & Company y “Transformación Digital: Un Plan de trabajo para Organizaciones de Mil Millones de dólares” de Capgemini y MIT Sloan.

El Manejo evolutivo de la relación con los clientes

Durante los últimos años, hemos experimentado cambios dramáticos en el manejo de las relaciones con los clientes y las expectativas de estos. Las agencias no son las únicas instituciones que luchan con el paisaje mediático siempre cambiante y las disrupciones tecnológicas. Las organizaciones se ven obligadas a enfrentar estos cambios casi a diario y nosotros; como profesionales de las RP, estamos obligados a darle sentido al caos.

Hoy en día las ventas no son el único objetivo también la reputación, fidelidad y confianza depositada en una marca son lo que permite a las empresas subsistir frente a los cambios esporádicos. Como un primer diagnóstico, deberías saber si tus clientes solo tienen contigo un vínculo basado en las ventas, o bien si disfrutan del contacto con tu marca porque les haces vivir una experiencia única, llena de sensaciones y emociones

También te puede interesar: ¿Quieres dejar boquiabiertos a tus clientes de Relaciones Públicas?

¿Te preguntas qué objetivo tiene más allá de las utopías? Pues bien, la lealtad de tus consumidores será lo que te garantizará no solo la satisfacción y la repetición de su compra sino también la recomendación de tu servicio y el posicionamiento de tu marca. En resumen, si basas tu comunicación en una cadena de acciones relacionales podrás aportar valor significativo y consolidar tus vínculos.

El cliente es el rey: Todo el paradigma se enfoca en la opinión del cliente, decisiva para que la estrategia orientada a la satisfacción del usuario funcione como corresponde. Por ello, tu empresa debe estar alineada en torno a ella, no solo puertas afuera sino también en todos los departamentos que trabajan en tu empresa. ¡Esfuérzate porque todos tus miembros y actores externos sean considerados con las necesidades de tu cliente!

Visión a largo plazo: No se busca que las ventajas sean inmediatas ni se den de un determinado momento a otro. Tus acciones deben buscar una relación estable, de confianza y en la que tanto tu empresa como el cliente puedan obtener beneficios. Con este paradigma tus ventas serán de mayor calidad y a largo plazo podrás potenciar tu rentabilidad.

Relaciones de cooperación mutua: Si tú ganas, yo gano. Si apuestas por este pensamiento, podrás apoyarte en relaciones sólidas en las que todos ganen algo en el intercambio de valor.

Fidelización: Mantener bien cuidada una cartera de clientes más que volverse loco por conseguir nuevos. Y con esto no avalamos una visión poco ambiciosa sino más bien una estrategia en la que el cliente fidelice su vínculo con la marca y repita sus transacciones en el futuro.

Intercambios basados en el compromiso: Por supuesto que las ventas importan para poder subsistir y ser rentable en un escenario cada vez más competitivo e interconectado, pero no es necesario obsesionarte con vender a cualquier precio. Seguramente no querrás que el cliente abra una campaña de Email Marketing, haga clic en el Llamado a la Acción pero nunca más vuelva a interactuar con tus piezas. ¡Busca un intercambio de valor comprometiéndote con el cliente para que ambos saquen el máximo beneficio posible!

El cambio es constante, pero no tiene por qué ser duro o doloroso, cuando se maneja apropiadamente. Un cambio en cómo manejas tu relación con tus clientes, es un camino que te llevará a alcanzar su satisfacción y generar ventas.

**Traducción y adaptación del artículo: Managing Evolving Client Relationship en Shift Communications.

Comunicación, entre las nuevas habilidades de los CFOs

Creer que las habilidades profesionales que hemos adquirido con el tiempo son suficientes para despeñarnos siempre y adecuadamente en nuestro cargo, es una idea totalmente errónea. Esto es algo que me confirmó Sergio, un antiguo compañero de trabajo a quien me encontré por casualidad mientras yo compraba una edición original, publicada en 1995, del famoso libro The Reengineering Revolution de Michael Hammer.

En varias ocasiones, Sergio y yo trabajamos juntos en asuntos de planeación, operación y diseño administrativo. Tenía rato de no saber de él; de hecho, me dijo que trabaja desde unas oficinas en Monterrey, de donde él, por cierto, es originario.

El rencuentro nos llevó a un restaurante de comida libanesa, la preferida de Sergio; desde luego que yo aún lo recordaba. ¡Cómo olvidar aquellas tardes en las que comíamos en la oficina mientras afinábamos algunos proyectos! Sergio solía ordenar a un restaurante que estaba a la vuelta de la esquina.

Hoy, él trabaja como Director de Finanzas de un corporativo acerero y se encontraba en la ciudad de México para recibir un taller de Vocería ante los Medios. “¿De verdad?, ¡qué bien Sergio!”, le dije.

Pues resulta que como Director de Finanzas, Sergio jamás imaginó que tomaría parte en conferencias de prensa, ni que sería asignado para atender algunas entrevistas con periodistas, sobre todo al tratarse de una compañía pública. “Héctor, me he dado cuenta que a los directores financieros, hoy no sólo se nos pide una sólida experiencia financiera, sino también otras habilidades y conocimientos antes impensables, como de management, de asuntos legales, incluso de marketing y comunicación”.

Más allá de los números

Así es, el mundo de los negocios está cambiando velozmente y con ello las habilidades y conocimientos de quienes están en los niveles de la organización, incluida la C-Suite. Este es el caso del Director de Finanzas (CFO), cuyo rol ha dejado de ser sólo “números, cuentas y balances financieros” y se ha extendido a una serie de habilidades que se han vuelto decisivas para desempeñar su puesto con éxito.

En su reporte “El Nuevo Rol de CFO”, KPMG señala que el actual escenario económico ha orillado a las empresas a transformar el perfil del Director de Finanzas para maximizar el crecimiento de ingresos y el rendimiento financiero, un asunto del que no han quedado fuera las empresas mexicanas, quienes también se están sumando a esta tendencia.

La consultora destaca que una de las nuevas habilidades requeridas en este nuevo rol son las de comunicación o relaciones públicas, ya que el CFO necesita venderse y convencer a los  stakeholders de la empresa sobre los aportes del negocio. Esta nueva habilidad hace que la función del CFO agregue valor al negocio y ayude a Dirección General.

Aquel que tenga a la palabra como un arma será el más fuerte, sólo hay que saber cómo utilizarla”. Demóstenes.

Entrenamiento en Medios para una comunicación excepcional

Sin duda que uno de los pilares para lograr una comunicación clara con todos los stakeholders de la compañía, es comunicar de manera clara y efectiva. Si bien es cierto que muchos CFO han enfocado sus habilidades de comunicación hacia el consejo de administración; también es cierto que hoy más que nunca se hace necesario que se conviertan en grandes comunicadores de la información financiera tanto hacia otras áreas dentro de su misma organización como hacia sus audiencias externas, incluidos los medios de comunicación.

También te puede interesar: Entrenamiento en Medios para Directivos

¿Cómo estar preparado para enfrentar este reto? Una de las formas para lograrlo es mediante un entrenamiento en medios, el cual brinda a los voceros los elementos, técnicas y habilidades necesarias para construir mensajes creíbles y sustentables que permitan potencializar los encuentros con los medios de comunicación y sus audiencias objetivo para convertirse en fuente de información confiable, accesible y empática.

¿Cómo puede ayudarte a comunicar estratégicamente los asuntos relacionados con la información financiera de tu compañía? Aquí algunas de las ventajas y beneficios que puedes obtener:

  • Enfocar tus ideas. Comunicar la información financiera no es tarea sencilla, sobre todo si también hay que explicar sus causas, consecuencias y oportunidades; así como alinearlas con los objetivos de negocio. Para ti podrán estar perfectamente claras, pero transmitir esas ideas clave para que los demás las hagan suyas, requiere reforzar habilidades de comunicación que ayuden a transformar el conocimiento en comunicación poderosa, significativa y de interés.
  • Construir y mejorar tu relación con áreas internas. Contar con buenas habilidades de vocería también te permite mantener bien informada a otras áreas cuyos procesos están relacionados estrechamente con Finanzas, como Legal y Contable, donde es esencial cumplir con cuestiones regulatorias, algunas de carácter crítico para el negocio. Al hacerlo eficazmente, lograrás una sinergia más productiva que no sólo se verá reflejada en una mejor relación entre tu área y el resto, sino sobre todo, hacia el exterior.
  • Hacer tus mensajes clave más claros y entendibles. Comunicar información financiera es sencillo cuando se hace entre pares; pero qué sucede cuando tienes que decirle lo mismo a otras audiencias, como a otras áreas de la empresa o representantes de medios de comunicación. Recuerda que no sólo se trata de explicar las cifras sino de insertarlas en un contexto donde hagan sentido para las audiencias. Hablar con un lenguaje más claro y sencillo, de acuerdo con tu tipo de audiencia, te ayudará a conseguir un mejor entendimiento de tus mensajes clave, te dará empatía ante tus audiencias y lograrás mayor involucramiento y aprobación de tus ideas.
  • Posicionar y dar mayor valor al área de Finanzas. El área de Finanzas es una de las más estratégicas para el negocio, ya que brinda “servicio” a todas las áreas internas, además de clientes y proveedores. Comunicarte eficazmente con todos ellos, destaca el verdadero valor de tu área y cómo puede ayudar a las demás a lograr sus objetivos.
  • Construir tu liderazgo. Cada vez más, los CFOs están siendo considerados como líderes en el entorno actual de negocios debido a la importancia de la información que manejan, su vinculación con los stakeholders y su rol en la toma de decisiones para el negocio. Al fortalecer tus habilidades de comunicación podrás transmitir la información de manera oportuna, clara y entendible, lo que te convertirá en un referente obligado para los asuntos relacionados con tu área.
  • Prepararte para la comunicación en tiempos de crisis. Definitivamente, varios de los riesgos empresariales que pueden generar una Crisis de Comunicación, están directamente relacionados con el CFO. Contar con buenas habilidades comunicativas, además de hacer una buena planificación, te ayudará a evitar un impacto negativo mayor y mantener la buena reputación de tu compañía.

Asumir el nuevo rol que las empresas requieren de los Directores de Finanzas, ya no es una elección sino una necesidad, y como diría Sergio, se trata de una gran oportunidad de desarrollar tu potencial y mirar hacia otros horizontes donde tus capacidades pueden transformar el conocimiento en comunicación poderosa y servir de punta de lanza para convertirte en una fuente de valor para tu negocio.

Una frase célebre de Demóstenes, uno de los oradores más reconocidos de la historia, dice: “Aquel que tenga a la palabra como un arma será el más fuerte, sólo hay que saber cómo utilizarla”. Así que fortalecer tus habilidades de comunicación, construye una percepción positiva ante sus audiencias objetivo y conviértete en el CFO que tu compañía está esperando.

Tendencias de Marketing

Todo buen profesional conoce la importancia de estar al día y bien informado acerca de las nuevas herramientas que van surgiendo en este campo, pues ello permite analizarlas y, dado el caso, apalancarlas para elevar la efectividad de las estrategias y mejorar los resultados.

Consciente de esta necesidad, me he dado a la tarea de compilar las 10 principales tendencias de Marketing que, en mi opinión, harán destacar el trabajo de cualquier encargado de Marketing.

1.- Mayor Consolidación de las Redes Sociales

En 2015, las Redes Sociales, verán incrementar su consolidación como plataformas de Marketing, gracias a su comprobada efectividad para vincular a las marcas con sus Audiencias. Las marcas las aprovecharán al máximo y veremos cómo las capitalizan haciendo posibles combinaciones como Facebook+Instagram+Twitter, para lograr mayor efectividad. Además de las plataformas sociales actuales, que seguirán implementando mejoras tanto en diseño como en funcionalidad, se prevé el lanzamiento de otras nuevas, sobre todo horizontales, donde las marcas podrán conseguir el engagement con Audiencias más especializadas y segmentadas.

2.- Mayor inversión publicitaria en Redes Sociales

Aunque hasta ahora, la mayoría de las compañías han utilizado las Redes Sociales para tener presencia y crear conversación, en 2015 se prevé un aumento de la inversión publicitaria en este rubro. Las marcas son cada día más conscientes de la importancia e impacto positivo que tienen estos canales cuando se trata de llegar al consumidor, por ello, se espera que estas inversiones se incrementen en 2015. No obstante, la recomendación es hacer una inversión inteligente que considere una segmentación correcta de las Audiencias Objetivo, así como una elección adecuada de las plataformas sociales idóneas para posicionar nuestra marca.

3.- Continúa la apuesta por el Marketing de Contenido

La creación y difusión de Contenido es una de las herramientas que más están siendo utilizadas en las estrategias de Marketing; así que, indudablemente, en 2015 será una de las principales tendencias que estarán presentes en los planes de los Directores de Marketing. Un hecho importante es que los consumidores se están volviendo cada vez más receptivos a consumir estos contenidos, por lo que las marcas los han visto como una herramienta para crear el tan buscado engagement. Sin embargo, la tendencia apunta a que las marcas tendrán que responder a las cada vez mayores exigencias de los consumidores, quienes demandan contenidos de valor, entretenidos, fáciles de digerir, etcétera; por lo que será necesario personalizarlos (según nuestro Buyer Persona) y diversificarlos (contenidos de formatos variados).

4.- Big Data mostrará sus beneficios reales

Todo CMO o encargado de Marketing sabe que la gran cantidad de datos que se obtienen a partir de distintas herramientas como el e-mail marketing, CRMs, encuestas, etcétera, son un activo importante para tener un mejor conocimiento de nuestros consumidores; es por ello que herramientas de almacenamiento y análisis de datos, como el Big Data, ocuparán un lugar privilegiado en la optimización de las estrategias de Marketing. Se prevé que 2015 será el año en que Big Data demostrará sus beneficios reales, incluidos en el área de Marketing, por lo que los CMOs se favorecerán al contar con datos e indicadores presentados de manera más simple y accesible.

De nada sirve conocer lo que está por venir si no se toman decisiones importantes para capitalizarlo y beneficiarse de ello.

5.- Analítica en Medios Sociales para la toma de decisiones

El análisis de datos y la identificación de tendencias es una herramienta de gran valor, y si tomamos en cuenta que las estrategias de Marketing están considerando cada día más a los Medios Sociales para el logro de sus objetivos; entonces podemos ver cómo el uso de las herramientas de Analítica en Medios Sociales se convertirán, en una de las principales tendencias en el 2015. Y al igual que como se prevé, sucederá con Big Data, la Analítica para Medios Sociales se volverá más accesible y de fácil comprensión.

6.- El Marketing Móvil toma fuerza

Definitivamente, 2015 será también un buen año para el Marketing a través de dispositivos móviles, pues las tendencias del mercado muestran que el número de personas que utilizan smartphones se incrementa en todo el mundo de forma constante. Esto, claramente, representa una oportunidad para que las marcas se acerquen a sus consumidores; así que la tendencia en el próximo año será desarrollar contenidos especiales o que se adapten para ser desplegados en estos dispositivos. En 2015, veremos aplicaciones móviles cada vez más útiles y que aporten valor al usuario, estrategias específicas para difundir ofertas puntuales y personalizadas gracias a la geolocalización, entre otras.

7.- Herramientas y tecnologías para automatizar el Marketing Digital

Las TI han jugado un rol importante en el cumplimiento de los objetivos de negocio, y las áreas de Marketing hoy son más conscientes de esta realidad; por ello se prevé que en 2015, más organizaciones invertirán en ésas para optimizar, sobre todo, sus estrategias digitales de Marketing B2B. Así, herramientas para la administración de Medios Sociales, sistemas de administración de contenido y todo tipo de software para la automatización de procesos de Marketing, serán una tendencia en las organizaciones y tendrán un papel transformacional, pues ayudarán a mantener un contacto más cercano con el cliente y generar campañas más eficientes.

8.- Personalización del Marketing

Las estrategias de Marketing Digital cambiarán el enfoque hacia Audiencias más segmentadas, acercándose cada vez más a la personalización en la entrega de Contenidos. Si bien es cierto que nos encontramos en un mundo globalizado, también es cierto que para tener éxito en las estrategias de Marketing es preciso contextualizar nuestras campañas, hacerlas más regionales y hasta individualizadas con base a nuestro Buyer Persona. Hoy los consumidores se resisten a la homogeneización y abogan por Contenidos hechos casi exclusivamente para cada uno ellos, que responda a sus gustos y necesidades.

9.- Comunicación Interna como herramienta de Brand Engagement.

El 2015 será el año en que las compañías centrarán sus esfuerzos en la Comunicación Interna como un activo de Marketing. Las organizaciones darán mayor importancia a sus empleados como una Audiencia capaz de comunicar y traducir los Mensajes de marca en acciones concretas y medibles. Ahora, las organizaciones comienzan a verlos como una Audiencia clave que hay que conquistar y cautivar; la tendencia será enfocar los esfuerzos en crear embajadores de marca que “vivan” la marca y sean partícipes de la visión y las estrategias de la compañía.

10. Medir, medir y medir

En nuestros días, hemos sido testigos de la evolución y de la llegada de nuevas herramientas de Marketing, y seguramente en 2015 veremos el surgimiento de otras más. Sin embargo, lleguen cuantas lleguen, una tendencia siempre presente será justificar el impacto cuantitativo y cualitativo de las inversiones en Marketing. Hacerlo es una prioridad, sobre todo para los CMOs que cada año batallan por conseguir presupuestos más altos que les ayuden a llevar a cabo su estrategia. Así la situación, en 2015 seguirán los esfuerzos de los Directores de Marketing por encontrar las métricas más adecuadas para mantener su credibilidad, justificar su cargo al CEO y demostrar los verdaderos beneficios del Marketing en el negocio.

Estas son algunas de las tendencias que se vislumbran como apoyo en las estrategias de Marketing en 2015; aunque cabe aclarar que no son las únicas. Aquí, lo más importante es que los profesionales del Marketing las conozcan, se inspiren y aprendan a detectar las oportunidades que están por venir. Una frase del diseñador Óscar de la Renta, sintetiza esto de forma muy concreta: “La moda no sucede en las pasarelas. Sólo cumple su cometido cuando vive en las calles”. Por lo tanto, hay que tener presente que de nada sirve conocer lo que está por venir si no se toman decisiones importantes para capitalizarlo y beneficiarse de ello.

Qué le Comunico a mi Público Objetivo

Diferenciarse resulta cada vez más difícil, por lo que es necesario crear estrategias para que los prospectos y clientes no sólo prefieran la marca sobre su competencia, sino que la perciban como la mejor opción. En un momento en que las fuertes inversiones publicitarias no son un requisito para crear un buen posicionamiento en medio de toda la gama de opciones que el consumidor tiene a la hora de elegir, es necesario conocer alternativas y/o complementos redituables. Y no estaría mal empezar por hacer un replanteamiento de quién y cómo está recibiendo nuestros mensajes: la audiencia.

Quién es la audiencia

Dentro del campo de la Comunicación, la palabra audiencia está familiarmente ligada al término colectivo “receptores”, por lo cual los “transmisores”, o sea las marcas, deben entender el contexto social en que están inmersas las audiencias y donde tienen que ver aspectos culturales y necesidades específicas. Muchas veces se cae en el error de subestimar a la Audiencia, trasmitiendo los mensajes de forma generalizada, pensando que con esto se obtendrá una respuesta más efectiva, pero sucede todo lo contrario, sobre todo porque estamos en un momento donde la interacción es vital para que el consumidor se sienta atendido y tomado en cuenta. La audiencia tiene identidad propia, por lo cual la estrategia de comunicación empleada deber constar de elementos que permitan la creación y difusión de mensajes de manera más focalizada… y segmentada.

No hay que olvidar que elegir una marca sobre otra se da por decisión propia; por supuesto, influyen aspectos personales, de valor o huellas psicológicas que pueden removerse en cualquier momento, es por ello que la estrategia debe ser planeada de manera cuidadosa y segmentada,  pero ¿por qué es necesario segmentar? Porque cada audiencia desempeña un rol en el proceso de compra de un producto o servicio, entonces el objetivo es segmentar los mensajes de acuerdo a cada uno de esos roles.

En un entorno donde las audiencias hacen cada vez mayor uso de la capacidad de ser escuchadas, de recomendar apostólicamente o hacer quedar mal a una marca, es imprescindible revalorar su importancia en las estrategias de comunicación.

Así, una vez que se identifica la existencia de un mercado para el producto y/o servicio se está listo para conectar a las audiencias con lo que la empresa ofrece y de esta forma convertir a la marca en parte de la anatomía de la organización a través del involucramiento con sus distintas audiencias (clientes, empleados, comunidad local, socios de canal, etc).

Ahora la audiencia se hace escuchar

Hoy la audiencia tiene un mayor poder para demostrar su satisfacción, frustración o enojo, por lo cual al momento de pensar en cómo atraer y fidelizar clientes, convirtiéndolos en “apóstoles” de la marca para que hablen de su buena experiencia. Pero también es muy  importante detectar a las audiencias “terroristas” e insatisfechas (que hacen comentarios negativos en cualquier medio y oportunidad) y capitalizar esa frustración en beneficio de la marca con la generación de productos y/o servicios que respondan a sus necesidades y contar con las habilidades, destrezas y herramientas necesarias para comunicarlo.

El branding, fundamental para los negocios, provee un vínculo emocional con el consumidor, este es un factor elemental que debe tomarse siempre en cuenta, ya que se trata de un sentimiento de participación, una percepción de alta calidad y fijación ante las intangibilidades que rodean al nombre, la marca y/o el símbolo.

Factores para mantenerse a la vanguardia

En un entorno donde las audiencias hacen cada vez mayor uso de la capacidad de ser escuchadas, de recomendar o hacer quedar mal a una marca, es imprescindible revalorar su importancia en las estrategias de comunicación por lo que para comprender adecuadamente los alcances que está teniendo la revolución de las audiencias, es necesario tomar en cuenta una serie de destrezas y habilidades que se están demandando dentro de la industria de la comunicación y en los puestos de trabajo tradicionales de esta industria y las cuales son:

  • Combinar adecuadamente el servicio y la capacidad de integrar a la organización con sus audiencias tanto internas como externas, dando mayor definición a las políticas comunicacionales y a la solidez de los mensajes.
  • La transmisión de información es un servicio. Se deberán tomar en cuenta los intereses y necesidades de cada audiencia. ¿Qué necesita? ¿Para qué lo necesita?
  • Contar con profesionales de comunicación capacitados para interactuar con los distintos medios de comunicación para transmitir historias y replicarlas a través de diferentes tipos de medios, lenguajes y plataformas, incluyendo las redes sociales.
  • Considerar que los sitios web, hoy son parte del camino… por lo que cada vez se  tiene que facilitar más la búsqueda de los navegantes, enlazándolos con otros sitios de interés.
  • Identificar el debate público a través de la interacción en línea. Ser capaces de recoger esas opiniones y emitir mensajes de acuerdo a los intereses de la audiencia, considerando que hoy la nota la dan las redes sociales.
  • La historia, lo fundamental. Dar mayor importancia y vigencia a los contenidos.

Y no hay que olvidar el fin primordial y que es el compromiso con la marca al impactar a las audiencias en la mente y corazón. El uso de mensajes adecuados a cada audiencia en base a su rol de compra, asegurará “clientes apóstol”, leales a la marca, y el aprovechamiento de los alcances de las nuevas herramientas de difusión permitirán estar delante de la competencia, con el consecuente aumento de ventas; porque a fin de cuentas es el objetivo principal de cualquier organización… ¿o no?

Comunicación, clave para comunicar una Plataforma Política

Las campañas y los comicios de algún proceso electoral, son sin duda, un acontecimiento que bien podría ser la expresión más fiel del panorama político de cualquier país en distintos sentidos, y las elecciones de 2018 como dice el historiador Enrique Krauze, serán pieza clave para consolidar la democracia en el país.

En México, durante cada proceso electoral somos testigos de una suerte de discursos y acciones, muchas de éstas sin sentido, de algunos políticos; algo que simple y sencillamente opaca las propuestas y promesas políticas.

Mientras esto sucede, innumerables spots en radio y televisión, anuncios en prensa, pancartas, trípticos, artículos promocionales y demás, invaden nuestra vida cotidiana con mensajes inconsistentes y aparentemente sin sentido porque, en mi opinión, no responden a nuestras necesidades más urgentes como ciudadanos.

Por si eso fuera poco, el papel de las redes sociales ha hecho que los líderes políticos utilicen cada vez más este tipo de plataformas para conectar con los ciudadanos, presentando más contenidos –adicionales a los que nos bombardean en medios tradicionales- para dar a conocer una propuesta que, por lo menos yo, no entiendo en su totalidad. Además, los medios sociales, al igual que los tradicionales, han servido más para que entre candidatos se exhiban sus errores e inconsistencias y no para comunicar su propuesta política.

Entrenamiento en Medios… también para líderes políticos

¿Qué sucede? En definitiva, es imposible imaginar la vida política sin medios de comunicación y hoy más que nunca, sin plataformas sociales, pues entre más exposición haya a éstos, mayor probabilidad existe de que los ciudadanos se involucren con los temas políticos. Sin embargo, el bombardeo de información sin una estrategia clara que pueda alinear y comunicar eficientemente los mensajes clave de cada propuesta política, ha hecho que la ciudadanía se confunda, no esté bien informada para tomar su decisión o, sencillamente, opte por la indiferencia.

En el mundo de hoy, donde las personas tienen acceso a mucha información de manera rápida, es un factor crítico de éxito contar con una estrategia de comunicación perfectamente delineada que comunique los mensajes clave de la propuesta o plataforma política por todos los canales de comunicación, de manera constante y consistente. Esto permitirá construir una imagen de confianza y credibilidad en los ciudadanos, y ayudará a fortalecer el liderazgo político; algo que no sólo se refleja en las urnas sino también en una mejor percepción del desempeño del cargo público.

Aprendiendo a comunicar nuestras ideas

En nuestros días, comunicar adecuadamente nuestras ideas es una necesidad, sobre todo si esto se tiene que hacer frente a los medios de comunicación, por cierto, tradicionales y digitales, siendo éstos últimos, un sazonador interesante en la habilidad de vocería de los contendientes, algo cotidiano para un líder político.

Muchas de las figuras de la política nacional aún no tienen claro el impacto real de sus declaraciones y de la comunicación adecuada de sus ideas; algunos de ellos consideran que esto es algo propio de altos funcionarios públicos, lo cual es totalmente erróneo, pues una idea o un mensaje clave bien o mal comunicado puede no sólo mejorar o perjudicar su branding personal o político, sino hasta costarles el puesto –y de ello, ejemplos existen varios-.

De allí la importancia de un Entrenamiento en Medios, una herramienta que brinda a los voceros los elementos, técnicas y habilidades necesarias para construir mensajes creíbles y sustentables que potencialicen los encuentros con los medios de comunicación y sus audiencias objetivo para convertirse en fuente de información confiable, accesible y empática.

También te puede interesar: Entrenamiento en medios para Directivos

Una buena formación en vocería permite difundir adecuadamente los mensajes de una propuesta política, conocer las posibles situaciones de vulnerabilidad y saber cómo apalancarse de ellas para posicionarse en la mente y corazón de los ciudadanos.

Pensando en la importancia de este tema para líderes políticos, quiero ofrecer estas lecciones que, en mi opinión, cualquier figura política debe considerar para comunicarse eficazmente y ganar la confianza de sus audiencias clave.

  1. Conocimiento de tu gobierno a cargo, partido político, etcétera. Ninguna declaración o comentario debe ser hecho al azar o sin fundamento, así que hay que conocer lo que sucede en nuestra “casa” y tener los datos a la mano antes de emitir una opinión a los medios de comunicación, sobre todo con situaciones que podrían causar polémica. Incluso, en redes sociales, no hay que adelantarse a comentar o emitir una opinión sin antes conocer cabalmente sobre el tema en cuestión.
  2. Conocimiento del público y sus necesidades. Es necesario tener claro a quién nos vamos a dirigir y cuáles son sus necesidades. No es igual atender una entrevista para un medio de provincia en el sur del país que una para un medio de la capital; aunque el tema de la entrevista pudiera ser el mismo, las preguntas desde luego que variarán porque el periodista tropicalizará la información a cada entorno.
  3. Información de interés y creíble. Comunica tu Propuesta Política u opinión con ideas y mensajes rápidos, interesantes, veraces y que cautiven a los ciudadanos. En nuestros días, los discursos de las figuras de la política han perdido credibilidad porque, la mayoría, resultan más que demagógicos e inverosímiles para los ciudadanos; así que puedes hacer la diferencia y ganarte la aceptación.
  4. Enterarse de las noticias. Por favor… esto es algo sumamente importante; la ciudadanía no puede concebir cómo un funcionario público no tiene idea de lo que acontece no sólo en la vida política nacional sino también en otros temas que afectan a toda la población. Estar bien informado sobre temas coyunturales ayudará a estar preparado cuando un reportero se acerque para hacer una pregunta; además, los ciudadanos lo verán como un funcionario que sí hace bien su trabajo y se preocupa por temas de la agenda nacional.
  5. Cuidar el aspecto físico y la comunicación no verbal. La apariencia que tengas ante los medios debe ser congruente con los mensajes que transmitas: decide si quieres aparentar vanguardia o tradición, interés o indiferencia, arrogancia o sencillez… Tan importante es aprender a comunicar nuestros mensajes de manera oral como corporal; recuerda que la imagen física puede tener igual o mayor impacto que los discursos hablados.

En el entorno político actual, es un factor crítico la creación de la figura de un líder competente que consiga la aprobación y admiración de los ciudadanos; sin embargo, eventos como el pasado proceso electoral evidenciaron la ausencia de una efectiva comunicación en los líderes políticos. Una frase célebre del Nobel de literatura George Bernard, dice: “El mayor problema de la comunicación es la ilusión de que se ha logrado”.

Es por ello que herramientas como el Entrenamiento en Medios, brindan el conocimiento y la práctica para generar esa empatía y persuasión que tanto hace falta para cautivar y crear espacio en la mente y corazón de las audiencias.