Todas las entradas de: Héctor M. Meza

Director General de InfoSol. MBA, Consultor y Catedrático en Estrategias de Comunicación Integradas a la Mercadotecnia. Fue Vicepresidente en IBM de México y Presidente de Motorola para México, Centroamérica y el Caribe y VP de la Corporación.

5 tácticas para liderar la gestión del cambio

El cambio es una constante en los negocios de hoy – de hecho, es lo único que está garantizado. Sin embargo, si es tan común, ¿por qué tantas organizaciones se equivocan? La gran mayoría de las empresas esperan que los empleados de entrada abracen las iniciativas impuestas de los cambios.

Uno de los mayores errores que puedes cometer al iniciar transformaciones en tu empresa es esperar que la reacción de todo el mundo sea similar a la tuya. Así que es importante que entiendas que independientemente del catalizador para el cambio, serán tus empleados quienes determinarán el logro exitoso,  si los empleados no confían en tu liderazgo, no comparten la visión de la organización, no creen en la razón del cambio – no lograrás  exitosamente ningún cambio – independientemente de lo brillante que sea la estrategia.

Dicen que todo cambio cuesta trabajo y esfuerzo, y esto es algo muy cierto en cualquier aspecto de nuestra vida. Yo mismo fui testigo de esta situación con algunos de mis colaboradores, con quienes hace unos meses trabajamos en conjunto para llevar a la práctica una visión “más digital” para la compañía, acorde a las nuevas tendencias de nuestra industria y las necesidades del cliente. ¡Qué difícil fue lograr el cambio! Sobre todo porque no imaginaba la resistencia con la que me toparía. Así me sucedió a mí. Y esto representó todo un desafío.

70% de los programas de cambio fallan en su intento de alcanzar sus metas. McKinsey & Company

En este proceso hacia una nueva forma de hacer nuestro trabajo, nos encontramos con una clara resistencia manifestada en situaciones concretas como seguir haciendo las cosas como antes sin importar lo que los demás dijeran; en negarse a hacer la parte que nos tocaba o en hacerla sin interés ni pasión, sólo por obligación; incluso, anteponíamos varios pretextos para no adoptar esta nueva “visión digital”.

Esta experiencia me sirvió para reflexionar acerca de la importancia de saber gestionar un cambio organizacional y liderarlo de manera correcta para tener éxito. Todos sabemos que el cambio es un proceso inevitable de la vida que afecta de alguna manera las formas de hacer y actuar, pero es algo que a veces es necesario llevar a cabo; sobre todo hablando del actual escenario de negocios, que exige estar preparado y responder ágilmente para seguir siendo competitivo en el mercado.

Y es que no toda iniciativa de cambio es garantía de éxito, pues según la consultora McKinsey & Company, 70% de los programas de cambio fallan en su intento de alcanzar sus metas, en gran medida debido a la resistencia de los empleados y la falta de apoyo de un experto en gestión.

Si hay algo que debe permanecer inalterable en las organizaciones es precisamente el cambio continuo. Nosotros lo vivimos en la compañía a propósito de esta “revolución digital” que nos hizo pensar en que para aprovechar las oportunidades de negocio era necesario un cambio. Sin embargo, lograrlo no fue fácil, y en todo momento surgieron preguntas como: ¿por dónde empezar?, ¿quiénes deben estar involucrados?, ¿cuánto me va a costar en términos financieros, etcétera? Esta es la razón por la que en este espacio, decidí abordar el tema de la gestión del cambio y el liderazgo necesario para llevarla a cabo.

“El cambio es ley de vida. Cualquiera que mire solamente al pasado o al presente, se perderá el futuro”. John F. Kennedy.

Quiero retomar algunas tácticas del mundialmente conocido John P. Kotter, todo un líder en el tema de la gestión del cambio, un poco modificadas con base en mi propia experiencia al implementar una transformación digital impulsada por datos en mi organización. Vamos a que les des un vistazo.

También te puede interesar: 3 ideas para que seas un buen líder de pensamiento en la era digital

1.- Genera sentido de urgencia. Se trata de que desarrolles la idea del porqué es necesario y urgente lograr el cambio, pues esto creará en tus colaboradores una motivación y compromiso hacia tu iniciativa. ¿Cómo hacerlo? Una buena es utilizar los datos y su análisis para hablar a tu organización acerca de la creciente competencia, las tendencias de la industria y el mercado, las necesidades de los mismos colaboradores de la organización, etcétera. Además, genera un diálogo honesto y convincente acerca de las ventajas y beneficios tanto para el negocio como para el desarrollo profesional de tus colaboradores.

2.- Forma un equipo de líderes influyentes. Convencer a tu organización para que se alinee y sea parte de una iniciativa de cambio, no es fácil, e implica un trabajo exhaustivo de liderazgo. Si bien es cierto que como CEO de tu organización debes ser el principal promotor y líder de la gestión del cambio, es importante que integres un equipo de colaboradores líderes de distintas áreas, puestos de trabajo, experiencia, etcétera, que sean figuras influyentes para otros, de manera que puedan liderar la gestión del cambio desde sus trincheras. Este equipo de líderes deberá trabajar en coordinación para lograr que las iniciativas tengan éxito.

3.- Crea tu visión para el cambio y comunícala. Jamás esperes que tu iniciativa de gestión del cambio tenga éxito si no estableces claramente qué quieres lograr, cómo y qué beneficios obtendrás. Es común que cuando quieres hacer un cambio en tu organización, pienses en muchas cosas sin orden alguno; por ello, debes definir una visión general que te quede clara de manera que tus colaboradores la puedan entender y saber cómo les beneficiará.

También es importante que comuniques tu visión con mensajes claros, constantes y consistentes, y cada vez que tengas oportunidad. Puedes utilizar las comunicaciones internas a tu favor, incluso, alguno de tus líderes podría ayudarte a diseñar y llevar a cabo una estrategia de comunicación para mantener vigentes los mensajes clave de la visión, de manera que la gestión del cambio esté en la mente de todos y los apasione.

4.- Establece metas a corto plazo. Qué mejor para alcanzar tu “gran objetivo”, que plantearte metas a corto plazo. Esto es una buena idea y un excelente motivador, ya que cada “victoria” representará el esfuerzo de todo el equipo de trabajo, incluso de cada miembro de la organización. Así, cada vez que se gane una “batalla” y se llegue a una meta, tus colaboradores se sentirán más animados de “ir por la que sigue” hasta completar la meta final. Es importante que cada logro alcanzado no sólo quede entre el equipo de líderes que están gestionado el cambio; no olvides comunicarlo a toda tu organización y celebrar el logro en conjunto.

5.- Haz que el cambio, de ser necesario, impacte en la cultura corporativa. Una condición importante  para afianzar el cambio es hacer que éste permee y transforme la cultura corporativa de tu organización. Educa, implementa, practica, valida y repite ese ciclo tantas veces como sea necesario en todas las funciones de tu empresa. Recuerda que allí residen los valores que comparten todos los miembros de tu compañía, así que si el cambio no impacta en todos los aspectos de tu organización, difícilmente se conseguirá que con el tiempo se consolide y se obtengan sus beneficios.

Todos sabemos que el cambio siempre nos hace sentir miedo e inseguridad; sin embargo, como líder de tu organización debes acostumbrarte a impulsar y liderar este tipo de iniciativas, pues serán el “pan de cada día” en el futuro de los negocios. Si no te transformas constantemente ni adaptas rápidamente a las nuevas maneras de alcanzar a tus buyer personas, estás condenado a quedar rezagado detrás de tu competencia y perdido en la inmensidad del mercado.

Como puedes darte cuenta, estas 5 acciones son muy concretas y llevadas a cabo de forma estratégica, pueden conducir a resultados muy buenos en la gestión del cambio. Es tiempo de dejar de tener miedo al cambio y atreverte a ser parte de las transformaciones en tu organización. Una frase de John F. Kennedy, dice: “El cambio es ley de vida. Cualquiera que mire solamente al pasado o al presente, se perderá el futuro”. Así que prepárate para el cambio y conviértete en el líder que tu compañía necesita.

5 consejos para potenciar las acciones de Relaciones Públicas

En recientes charlas con amigos directivos, compartíamos cómo varios de ellos aún son renuentes a invertir en acciones de Relaciones Públicas. Parte de ello tiene que ver con experiencias infructuosas o esfuerzos ineficaces. Sin duda que son válidas sus razones, sobre todo en un contexto donde las restricciones presupuestarias son el común denominador y los CEOs deben ser estrictamente cuidadosos al momento de decidir el destino y montos de las inversiones que realiza su compañía. Sin embargo, muchos de ellos aún desconocen que una estrategia de Relaciones Públicas bien planeada puede generar importantes beneficios para la empresa y justificar la inversión que se realiza.

Luego de un buen rato de dimes y diretes, la mayoría coincidimos en que las RP son una herramienta importante, ya que ayudan a atraer nuevos clientes y mantener a los existentes, contratar y retener talento y obtener nuevas inversiones financieras. También son de vital importancia en lo que respecta a las relaciones con Stakeholders y, claro, la credibilidad que se construye como un Líder de Opinión o Referente de la Industria permea en todo lo demás que uno hace.

Hoy la gente quiere escuchar buenas historias, y las buenas Relaciones Públicas son precisamente la narración de buenas historias. Entre mejor la historia, mejor la aceptación por la audiencia. Las RP son acerca de la relación entre la organización y su audiencia -cómo la conocen y cómo genera entusiasmo hacia ella y sus logros-. Las RP ayudan a las organizaciones a cumplir objetivos, llegar a sus Audiencias Objetivo y difundir sus Mensajes Clave.

Todos los negocios en un país democrático comienzan con permiso del público. Y existen por la aprobación del público.

Arthur W. Page

De allí la importancia de construir comunicaciones más efectivas que ayuden a mejorar la imagen de la organización. La mejor manera de alcanzar a las audiencias con historias atractivas es a través de una estrategia que integre tanto medios digitales como medios tradicionales y que logre así, llegar a las Audiencias y conseguir el engagement con la marca.

Si tu compañía ha invertido en Relaciones Públicas y los resultados han estado muy por abajo de lo esperado, probablemente, las tácticas y las herramientas no han sido correctamente capitalizadas. Pensando en ello, quisiera compartir 5 consejos –tanto para medios tradicionales como digitales- que ayudarán a conseguir mejores resultados en el programa de Relaciones Públicas.

1.- Confía a los profesionales tu estrategia de RP

Todo es cuestión de relaciones, y en una empresa u organización las relaciones externas son responsabilidad de todos. Ciertas relaciones, sin embargo, se manejan mejor por los expertos en Comunicación. Por ello, es necesario confiar la estrategia de RP a una persona especializada, ya sea interna o externa a la organización. Como CEO, si de verdad estás interesado en desplegar un programa de RP y beneficiarte del mismo, necesitas asignar a quién la lleve a cabo, y que desde luego, sea conocedor o experto en el tema.

En muchas organizaciones, existe una persona a cargo; sin embargo, debido a la cantidad de trabajo, suelen delegar algunas actividades a una agencia de Relaciones Públicas. Sin duda que acercarse a este tipo de profesionales, es una muy buena opción, ya que te asesoran en todo el proceso, desde el diseño de la estrategia hasta la medición de resultados. Por lo tanto, es importante que conozcas cómo elegir a una buena agencia.

2.- Define tu Propuesta de Valor y comunícala

Como líder de la organización es importante que conozcas la Propuesta de Valor de la marca –o bien, impulses una formulación clara de la misma, si es que aún no existe-, pues ello te ayudará a visualizar el camino estratégico que debes seguir para alcanzar el éxito en el mercado. Contar con una Propuesta de Valor clara y precisa es importante para establecer cuáles son los atributos por los que nuestra marca o compañía quiere ser reconocida por sus Stakeholders, ser modelo a seguir en su industria y competir exitosamente en el mercado.

La Propuesta de Valor será eficaz si describe lo que el consumidor obtendrá en resultados concretos, tanto en términos cualitativos (necesidad atendida) como cuantitativos (beneficio económico que significará nuestra oferta al consumidor).

3.- Involucra a los Medios y a tus Audiencias en historias significativas

Qué mejor forma de agradecer la visibilidad que tu compañía ha obtenido en los Medios, que haciéndolos parte de tus historias. Los periodistas, y en general, los Medios de Comunicación, son  parte de acontecimientos destacados y extraordinarios; así que no dudes en compartir con ellos los mayores logros y acontecimientos de la compañía.

En este cometido, una parte importante es contar con una estrategia de Marketing de Contenido, sobre todo para contar historias interesantes acerca de ti, tu compañía, tu producto o servicio (Storytelling); y hacerlo a través de distintos canales y formatos digitales (Transmedia), sin duda que representa una excelente vía para causar gran impacto.

4.- Construye relaciones con Líderes de Opinión e Influenciadores

Una parte importante en una estrategia de Relaciones Públicas, es la construcción de vínculos entre la Marca y sus Audiencias Objetivo. Sin embargo, para contribuir a lograrlo, también es importante crear buenas relaciones con los Medios de Comunicación, en especial entre el CEO y Periodistas Reconocidos, Líderes de Opinión y hasta Influenciadores Digitales.

Vale la pena que mantengas como prioridad en tu agenda, actividades que construyan y fortalezcan los lazos con este tipo de personajes. Como CEO, puedes enviarles ocasionalmente un email para saludarlos o felicitarlos por algún logro personal o profesional, o destinar parte de tu tiempo para almorzar, comer o cenar con ellos.

Es vital contar con una estrategia de Social Media que los haga visibles en el mundo digital.

En el caso de los Influenciadores Digitales, es vital que tanto tú como tu compañía cuenten con una estrategia de Social Media que los haga visibles en el mundo digital. Identifica quiénes son los influenciadores en tu industria y mercado, analiza su actividad en redes sociales y su nivel de influencia; y desarrolla una relación de confianza, brindándole información de valor que el influenciador reconozca como trascendente para sus seguidores.

A la larga, este tipo de acciones ayudarán no sólo a posicionar tu Marca sino también a destacar tu personalidad como CEO y líder de tu organización.

5.- Asume el compromiso de estar siempre disponible

Muchas compañías quieren disfrutar de las ventajas y beneficios de contar con una Estrategia de Relaciones Públicas, y a veces hasta se lamentan de los pobres resultados; no obstante, cuando un representante de los Medios recurre a sus ejecutivos para conocer su punto de vista, se topan con llamadas sin contestar, un “no está disponible” o una serie de complicaciones que hacen difícil concretar el encuentro.

Si una organización está interesada en beneficiarse de las acciones de RP, debe tener claro que los Medios de Comunicación pueden buscar a sus ejecutivos para conocer su opinión acerca de determinado tema, y que debe haber alguien que esté siempre disponible y preparado para atender estas solicitudes.

El CEO debe ser el primero en asumir el compromiso de estar disponible para este tipo de requerimientos, y hacer que otros ejecutivos clave de la compañía también lo estén. Esto, en definitiva, puede hacer una gran diferencia para impulsar la cobertura en Medios.

Tratándose de Medios Sociales, no sólo debe haber constancia en las publicaciones, sino que se necesita realizar un monitoreo continuo para detectar los comentarios, preguntas, etcétera; y dar respuesta pronta y bien informada al usuario. Recuerda que tanto tú como tu compañía deben mantener un nivel de liderazgo en determinado tema o industria.

Como puedes darte cuenta, se trata de 5 sencillas estrategias que sólo necesitan que te organices, inviertas tiempo y canalices los esfuerzos. Las Relaciones Públicas han demostrado su efectividad para ayudar a construir las Marcas y mantener una buena percepción en las Audiencias Objetivo; así que no recurrir a ellas es dejar pasar una buena oportunidad para tu compañía. Nada mejor para expresar esto que una frase conocida del emblemático Henry Ford: “Detener la Publicidad y las Relaciones Públicas para ahorrar dinero es como detener tu reloj para ahorrar tiempo”.

De la colaboración al Crowdsourcing

El fin de semana tuve la oportunidad de ir a Zacatecas con un grupo de amigos de la universidad, un viaje que tratamos de realizar una vez al año para recordar anécdotas y ponernos al día. Dentro de los lugares que visitamos se encontraron el Centro Histórico; museos como el Zacatecano, Francisco Goitia, Virreinal de Guadalupe, Rafael Coronel; el cerro de La Bufa, la mina El Edén, entre otros lugares mágicos y de gran historia.

Uno de los momentos que más impacto mi viaje fue cuando visitamos el Museo de Historia de la Banda de Música Municipal de Fresnillo, pueblo minero que a través de la colaboración de voces, talento e instrumentos, formó un grupo musical que data desde 1881, el cual ha forjado hombres y mujeres de bien dentro del arte de la música como Manuel M. Ponce, Candelario Rivas y el compositor de música vernácula Tomás Méndez.

El Crowdsourcing es una herramienta que está potenciada por el uso de internet, la movilidad y las aplicaciones colaborativas

Actualmente, la colaboración cobra gran relevancia en el mundo corporativo, ya que para tener mayor liderazgo e influencia en la industria en la que se desenvuelve su empresa, es importante cooperar, establecer alianzas estratégicas y relaciones ganar-ganar con sus socios de negocio, idea descrita en el pensamiento de la Madre Teresa de Calcuta: “Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”.

Por otra parte, cuando enfrente problemas, retos, iniciativas o tareas empresariales, contar con el talento y las ideas que necesita ya no será tan complicado, incluso si no se cuenta in-house con el personal adecuado para realizarlas o contratar un tercero que pueda ofrecer el servicio gracias a la externalización de tareas y trabajos mediante el uso de comunidades masivas  de profesionales, mejor conocido como Crowdsourcing.

El Crowdsourcing es una herramienta que está potenciada por el uso de internet, la movilidad y las aplicaciones colaborativas, y que cada vez cobra mayor fuerza porque muchas compañías han visto en ella una forma de ahorrar costos, maximizar la calidad al hacer uso del mejor talento, desarrollar nuevos modelos de negocio y estrechar las relaciones con sus clientes.

Tal es el impacto que está generando esta forma de colaboración por medio de internet, que firmas de consultoría como Accenture, en su reporte Technology Vision 2014; y Deloitte, en su Tech Trends 2014, han señalado al Crowdsourcing como una de las principales tendencias tecnológicas que serán adoptadas por las organizaciones en distintos ámbitos. Uno de los aspectos que llama la atención en ambos reportes, es que esta herramienta está traspasando su uso en PyMEs, hacia los proyectos independientes, grandes compañías y organismos gubernamentales.

Pero, ¿Qué es el Crowdsourcing?

De acuerdo con el periodista tecnológico Jeff  Howe, creador del término, el Crowdsourcing es “la externalización, por parte de una empresa o institución, de una función realizada por un empleado a un grupo indefinido (y generalmente grande) de personas mediante una convocatoria abierta a cambio de una recompensa”.

A través de la externalización del talento o capital intelectual, y su participación voluntaria; el Crowdsourcing busca impulsar la creación conjunta y colaborativa vía on line con el fin de obtener ideas o soluciones a problemas específicos. Por ello, un aspecto importante a considerar, para tener éxito con esta herramienta y conseguir los resultados esperados, es el control de lo que se requiere mediante la selección de la comunidad a la que se le planteará el reto o problema.

La mejor forma de capitalizar las ventajas del Crowdsourcing es utilizar redes sociales especializadas o sitios web colaborativos que agrupan a profesionales en determinada actividad; de esta forma podemos confiar en que la solución a nuestro planteamiento será tomada en serio, y podemos esperar respuestas verdaderamente creativas, innovadoras y de gran calidad.

¿Cuándo recurrir al Crowdsourcing?

Aunque esta forma de colaboración tenga sus ventajas y beneficios, no se puede pensar que es capaz de darnos la mejor solución a cualquier problema que tengamos en nuestras organizaciones; por ello, es importante analizar previamente si lo que buscamos puede ser resuelto mediante un trabajo colaborativo externo o basta con recurrir al talento in-house.

Algunas de las condiciones más adecuadas para utilizar el Crowdsourcing son:

  1. Cuando las soluciones propuestas puedan ser recompensadas de forma económica, en especie o a través de un reconocimiento especial.
  2. Sí las ideas, soluciones, servicios o contenido que se propongan puedan ser gestionadas en cuanto a su propiedad intelectual y registro de patentes.
  3. Cuando los participantes estén impulsados por motivaciones éticas y morales que no los hagan pensar únicamente en obtener un beneficio económico. Por ejemplo, aquellas comunidades en las que se comparte una causa común, se tienen los mismos gustos, se busca el beneficio social, entre otros.

¿Qué beneficios se pueden obtener?

Muchos negocios ya se han convencido de las bondades del Crowdsourcing y continúan abriendo caminos para trabajar este concepto en sus organizaciones. Entre los principales beneficios que puede otorgar a nuestras compañías se encuentran:

  • El acceso a una gran cantidad de talento humano fuera de la empresa; expertos y especialistas que pueden trabajar para dar solución a las tareas más complejas y, por lo mismo, se tiene acceso a una mayor cantidad de propuestas.
  • Reducción de costos en innovación, ya que sólo se paga por los productos o soluciones que corresponden o se ajustan a los requerimientos solicitados.
  • Mejora el vínculo entre las empresas y sus clientes; y aumenta la aceptación de nuevos productos en el mercado y la disposición de los clientes a comprarlos.
  • Si se adopta como una estrategia interna dentro de la organización, puede contribuir a crear o desarrollar una cultura de innovación.

Dentro de las marcas que han utilizado esta herramienta se encuentran Doritos, Ford, Lego, P&G y Linux, este último promotor del software libre y colaborativo. Un caso curioso es del de British Petroleum, el cual  después del accidente en el Golfo de México planteó una iniciativa de Crowdsourcing para reunir posibles soluciones, recibiendo más de 120 mil ideas. El problema fue que la gente que aportó sus iniciativas para combatir la crisis no se sintió tomada en cuenta, por lo que es necesario tener cuidado en la gestión de cada iniciativa.

Sin lugar a dudas, el actual mundo de los negocios nos exige capitalizar todas las oportunidades posibles, por lo que el actual auge de Internet y la colaboración en redes sociales pueden proporcionar a nuestras organizaciones los medios necesarios para hacer un Crowdsourcing exitoso.

Bien lo afirmó Henry Ford, uno de los grandes emprendedores de la historia: “Reunirse en equipo es el principio. Mantenerse en equipo es el progreso. Trabajar en equipo asegura el éxito”. Con el Crowdsourcing sume talento a su equipo y multiplique el éxito.

El CEO, principal impulsor de las estrategias Data Driven

“¡Datos, datos y más datos! Esa es la palabra que más he escuchado en los últimos días”, así nos dijo Alfonso la semana pasada mientras platicábamos en su casa, junto con otros amigos, durante una cena en la que festejamos su cumpleaños.

En la plática, nos comentó que últimamente se la ha pasado en juntas y juntas de trabajo, ya que la compañía donde trabaja está incorporando algunos sistemas tecnológicos cuya promesa es ayudar a una mejor toma de decisiones de negocio. Además, nos contó que este hecho también está impactando en la cultura organizacional, ya que todos los trabajadores deberán adoptar un nuevo enfoque si es que de verdad se quiere tener éxito con la implementación, pues más allá de la tecnología, lo más importante es cómo ellos van a utilizar y aprovechar esto para ser más productivos y eficientes.

75% de las empresas tiene planeado invertir en Big Data durante los próximos dos años (2016 y 2017). Gartner

Esto ha ocasionado que los directores de área se reúnan con el CEO casi todos los días. Alfonso, que está a cargo del área financiera, nos platicaba que su “boss”, como él suele llamarlo, no ha logrado encontrar una forma de poder liderar este camino hacia “una empresa impulsada por los datos”, como han denominado a su nueva iniciativa. Así que mientras la implementación tecnológica sigue su curso, el CEO reúne a su equipo todos los días para buscar el mejor camino y dar los pasos necesarios para guiar a su organización y alcanzar su meta.

Y es que no hay ninguna duda de que hoy, los datos se están convirtiendo en un activo invaluable para los negocios. Organizaciones en todo el mundo están cada vez más interesadas en tecnologías como Big Data y el deseo de explotar sus datos almacenados para ser más “inteligentes” y “conocer” lo más posible acerca de sus clientes y su mismo negocio a fin de conseguir una ventaja competitiva. Cifras de la firma analista Gartner señalan que el 75% de las empresas tiene planeado invertir en Big Data durante los próximos dos años (2016 y 2017).

Así, con el creciente interés en los datos y la oportunidad de “explotarlos” mediante tecnologías como Big Data y Analytics, las organizaciones quieren llegar a ser más estratégicas, eficaces, orientadas al cliente y competitivas; sin embargo, esto viene a cambiar los requerimientos que se espera de un CEO de hoy, quien tiene que convertirse en un CEO impulsor y guía de las estrategias Data Driven.

También te puede interesar: Data-Driven PR, una cifra sustenta más que mil palabras

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo encontrar el camino y saber qué pasos dar para llegar a la meta? Reflexionando acerca de la situación del “boss” de Alfonso, pensé en algunas ideas al respecto que hoy quiero compartirte y que espero puedan servirte frente al reto de convertir tu organización en una compañía impulsada por los datos.

Los CEOs del presente y del futuro deberán confiar mucho más en los datos para tomar decisiones que impacten cada aspecto de su negocio.

  1. Cambia la cultura organizacional

Convertir tu compañía en una organización impulsada por los datos requiere nuevas competencias y generar un cambio cultural y organizacional significativo. Los CEOs de las compañías exitosas centradas en los datos, están adoptando conocimientos y habilidades, procesos y culturas centradas en los datos. Con ello, están construyendo su propia serie de competencias en torno al análisis y uso de los datos al mismo tiempo que sus equipos se adaptan, se desarrollan y se entrenan.

  1. Contrata talento Data-Driven

Como CEOs también tendrás que enfocarte en reclutar talento con una visión y expertise en análisis de datos, y asegurarte de que estén rodeados del equipo correcto. En algunos casos, tu compañía podría requerir la contratación de un Chief Data Scientist y un equipo de expertos en análisis estadístico. Al respecto, Gartner estima que el 90% de las grandes empresas tendrán un CDO en su organigrama de cara a 2019. Otra opción es que asignes un nuevo CMO o Director de Marketing con la visión Data-Driven. Sea cual sea el caso, la idea es que se trate de un especialista que sepa extraer las tendencias de los datos y actuar en consecuencia para impulsar innovaciones.

  1. Adopta un gran conocimiento en tecnología

Las innovaciones tecnológicas son las que están permitiendo a los negocios tomar ventaja de los datos que tienen para impulsar un mejor desempeño del negocio. La mayoría de los CEOs exitosos toman sus decisiones con base en los números; por lo que la tendencia indica que para llegar a la cima, tendrás que ver al Big Data como el habilitador de tu éxito. Definitivamente, como líder de negocio necesitarás adoptar las tecnologías y convertirlas en parte clave de tus habilidades esenciales, sobre todo si se trata de soluciones que dan soporte a la toma de decisiones basada en datos, ya sea para el área de marketing, ventas, finanzas, etcétera.

  1. Confía en los datos para cualquier decisión

Los CEOs del presente y del futuro deberán confiar mucho más en los datos para tomar decisiones que impacten cada aspecto de su negocio. Por ello, necesitarás incluir los datos en todas sus formas y utilizarlos como un activo clave para volverte más “inteligente” y conocer más acerca de lo que requieres.

Si de tu organización sólo confías en sus propios datos, ahora tendrás que utilizar también los datos disponibles de terceros para enriquecer tu conocimiento y tomar mejores decisiones. Esto te será esencial para el éxito.

En estos días, es común que escuches acerca de que el CEO debe involucrarse y apoyar la transición de iniciativas tecnológicas, pero quizá poco has oído de que el mismo CEO sea quien dirija una de estas estrategias. Así sucede en el caso de la implementación de una estrategia impulsada por datos; de hecho, son cada vez más los altos directivos que están asumiendo este nuevo rol y están conduciendo a sus compañías hacia un enfoque más analítico e impulsado por los datos.

Una frase célebre del informático estadounidense Alan Key, dice: “La mejor manera de predecir el futuro es inventarlo”; así que no dejes todo a los datos y la tecnología, porque por sí solos no conseguirán algo significativo, lo más importante es que tú como CEO, seas parte de esta transformación y, mejor aún, seas la punta de lanza para llevar los datos a todos los rincones de tu organización.

Síndrome del Burnout: ¿y si se quema el fusible del CEO?

En tiempos de tormentas en la Ciudad de México, entre rayos y truenos falla el suministro eléctrico, y se va la luz en mi colonia.  Siempre, como rutina, tomo una linterna y me dirijo hacia la caja de fusibles. Ilumino la caja y empiezo a revisar fusible por fusible, los cuales sirven para que al aumentar la corriente por un cortocircuito, sea la parte que más se caliente y sea la primera en fundirse. Una vez interrumpida la corriente, el resto del circuito ya no sufre daño alguno y evita que se queme la instalación eléctrica. Como era de esperarse siempre hay un fusible quemado y al cambiarlo “se hace la luz”.

Hoy en día parece que muchos CEOs y directivos se están quedando sin luz, debido a que uno o varios de sus fusibles están quemados por razones como la excesiva carga de trabajo, no delegan responsabilidades, depresión, agotamiento entre otros factores que evitan que la energía y las ideas no fluyan en su trabajo, proyectos, planes y decisiones.

Ante este escenario, es probable que estén experimentando un mal muy recurrente en el ejecutivo del nuevo milenio: Síndrome del Burnout  -consumirse o agotarse-, es un padecimiento común entre directivos y profesionistas relacionado con ambientes de trabajo altamente competitivos, largas jornadas laborales, elevado nivel de responsabilidad, tareas rutinarias y/o monótonas, puestos relacionados con atención al cliente y estrés.

Tal vez eres  el propietario de una startup o un director de una corporación y te apasiona tu trabajo,  construyes o diriges tu empresa con entusiasmo y no te importa trabajar hasta tarde o durante los fines de semana porque sabes que dirigir un negocio es un trabajo serio.

Y entonces, un cualquier día, te despiertas y te dices “no me quiero levantar”. Apagas el despertador y miras fijamente al techo sin ganas para empezar el día. Piensas en el número infinito de cosas que hiciste ayer y tienes que hacer hoy. Te sientes tan agotado que ni siquiera puedes encontrar una pequeña gota de motivación.

Siento decir esto, pero estás sufriendo de agotamiento o estás desgastado.

¿Qué es el síndrome de burnout?

Antes de entender el síndrome de burnout, necesitas entender qué es el estrés.

Tendemos a pensar que el estrés es algo que podemos ver y sentir; Como manos sudorosas, latidos cardíacos más rápidos, rechinar de dientes o problemas estomacales. El problema es que el estrés es mucho más insidioso y se arrastra en nuestras vidas sin señales obvias. En otras palabras, puedes estar estresado y tú ni darte por enterado.

Si tienes mucho trabajo y poco tiempo, plazos de entrega, dificultad para encontrar tiempo para todo lo que has planeado, si sientes la carga de adrenalina o si no puedes concentrarte, probablemente estás sufriendo de estrés. La triste realidad es que si te sientes estresado constantemente, se convertirá en estrés crónico que te llevará directamente al agotamiento de trabajo (síndrome del burnout.)

¿Y qué es el burnout?

“El burnout es un estado de agotamiento emocional, mental y físico causado por estrés excesivo y prolongado. Ocurre cuando te sientes abrumado e incapaz de satisfacer las demandas constantes. A medida que el estrés continúa, comienzas a perder el interés o la motivación que te llevó a asumir un papel determinado en primer lugar”

¿Así que aquí estás?

  • Agotamiento físico y mental
  • Cambios en el estado de ánimo, irritable y de mal humor.
  • Indiferencia hacia los clientes, usuarios y compañeros de trabajo.
  • Desmotivación y desilusión por el trabajo a realizar.
  • Sensación de que la jornada laboral es muy larga e interminable.
  • Falta de energía y menor rendimiento
  • Tensión, dolores musculares y articulares.
  • Problemas gastrointestinales, dolores de cabeza, mareos, entre otros problemas físicos.

Tienes todos los signos de burnout. Estás estresado, sobrecargado de trabajo, frustrado y desmotivado. Odias el trabajo que amabas anteriormente. No tienes idea de qué hacer para revivir la chispa de la pasión que te llevó a este lugar.

Como diría la presentadora de televisión americana  Oprah Winfrey: “La energía es la esencia de la vida. Diario decides cómo vas a utilizarla sabiendo lo que deseas… y manteniendo el foco”.  Es por eso que si manifiestas algunas de estas señales, es tiempo de cambiar el fusible para volver a generar luz y recuperar la chispa de la pasión por tu trabajo.

Afortunadamente, la cura está a tu alcance.

El primer paso es entender que has estado bajo presión. El segundo paso será cambiar tus hábitos para que puedas equilibrar el trabajo con tu vida personal.

¿Cómo recuperarse del burnout?

  1. Trabaja más inteligentemente

¿Conoces esta frase “trabajar más inteligentemente, no trabajar de más?”Establece prioridades y fechas de cumplimento. Eso te permitirá enfocarte y poner tu atención y energía en los puntos clave, en vez de atender urgencias o actividades que pueden resolverse más adelante.

Tip: Piensa  en cualquier tarea que te toma mucho tiempo, es muy probable que alguien haya inventado una aplicación que puede ahorrar tiempo al hacer esa tarea. Te ayudará a administrar con más éxito tus tareas y tu tiempo.

  1. Desenchúfate

Así que si tiendes a estar  ocupado no sólo en las mañanas, sino durante todo el día, considera ralentizar un poco. No tienes que hacer todo al mismo tiempo. Si quieres omitir tu gimnasio y dormir más – hazlo! Si no sientes que quieres leer las noticias, entonces no lo hagas. La mejor manera de relajarse es desconectarse del mundo exterior fuertemente y concentrarse en uno mismo.

Sabemos, a veces no es posible, por lo menos intenta darte un tiempo sin revisar tu correo electrónico, mensajes o perfiles de redes sociales. Date el  derecho de estar fuera de línea y de vivir tu vida .Tomate un tiempo para recuperar la inspiración. Tomate un tiempo para respirar, Da un paseo, calma tu cerebro y escucha el silencio degusta un café y pone música relajante, entre otras cosas, permite retomar la perspectiva real del momento, afrontar los retos y compromisos con otra actitud, así como buscar el lado positivo en medio de una crisis y/o problema.

Tu negocio no colapsará si no respondes rápidamente y no serás despedido porque no respondes  los correos electrónicos el sábado.

Tu segundo paso debe ser dejar tu móvil en casa cuando salgas con tu media naranja o tus amigos. ¿Has visto a todas estas personas sentadas en una mesa y revisando sus móviles? No quieres ser uno de ellos. Sabemos, a veces no es posible, por lo menos intenta darte un tiempo sin revisar tu correo electrónico, mensajes o perfiles de redes sociales.

Tip: si tienes problemas para dormir, no revises tu móvil ni tu portátil al menos 2 horas antes de irte a dormir. Las pantallas brillantes para móviles y portátiles pueden envolver tu cerebro, por lo que pensara que todavía es día.

  1. Di no a las redes sociales

A menos que seas un gestor de redes sociales, no necesitas Facebook o Twitter en tu móvil, así que considera desinstalarlo. Si te suena demasiado drástico, desactiva todas las notificaciones y revísalo sólo dos veces al día. Los medios de comunicación social son los peores consumidores de tiempos porque cada vez que inicias una sesión, verás algo interesante.

Y no estamos hablando de cosas tontas como gatos divertidos; Estamos hablando de cosas realmente impresionantes que te pueden chupar por horas. Un artículo sobre cómo mejorar tu productividad, cómo ser un buen jefe o cual es el último proyecto de Leonardo da Vinci.

Podrías pensar que vale la pena leer y saber, pero piensa de esta manera: sigue siendo una gota en el océano del conocimiento. El Internet está lleno de cosas igualmente importantes, así que si  no sabes cuál fue el último proyecto de Leonardo, no significa que eres un ignorante.

Ya en serio, si no es necesario, no revises Twitter o Facebook. O al menos, no durante los fines de semana. Los medios sociales pueden darte la ilusión de relajarte, pero de hecho, tu cerebro está escaneando cada sitio web en busca de información y recordación de imágenes.

  1. Trabaja menos

No tomamos vacaciones, no tomamos días libres. No debería sorprendernos que el agotamiento y el estrés crónico sean uno de los grandes problemas de la sociedad occidental. Trabajar menos es el paso más importante y, sin embargo, el más difícil. Para aquellos de nosotros para quienes su trabajo es una pasión, es muy difícil dedicarle menos atención.

Pero piénsalo de esta manera: si estás agotado, estás mentalmente agotado. No tienes energía ni motivación para trabajar. El agotamiento emocional afecta tu productividad y desempeño laboral de mala manera.

Además, si te levantas temprano en la mañana y por la noche estás todavía en el trabajo, entonces debes pensar en tu actitud una vez más. ¿Se derrumbará el negocio si sales antes? ¿O si no respondes a este correo electrónico hoy? No lo creo.

Un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida

Un estilo de vida estresante puede poner a la gente bajo extrema presión, al punto de sentirse agotado, frustrado y quemado. El estrés en el trabajo también puede causar síntomas físicos y mentales.

Interfiere con la capacidad de prestar atención o concentrarse, afecta nuestro desempeño en el trabajo, causa problemas interpersonales en el hogar, disminuye nuestra felicidad y puede crear problemas de salud reales.

Por suerte, con un poco de paciencia, se puede superar.

Recuerda acerca de tu tiempo libre y trata de separar el tiempo cuando  estás trabajando y los momentos en que estás descansando. Desconéctate de la realidad en línea y presta atención al mundo que te rodea. No se te olvide tomar tus vacaciones. Lleva un ritmo de vida saludable practicando algún deporte, alimentación balanceada y a sus horas, evita desvelarte, sal a caminar, respirar, hacer ejercicios antiestrés y estiramientos a lo largo del día.

Si estás pasando o alguien de tu equipo por un momento en las llamas del estrés y la rutina, es la gran oportunidad para seguir estos sencillos pasos para transformarse de estar quemado a renacer de las cenizas del burnout como el ave fénix.

Continúa conociendo otro problema al que pueden enfrentarse CEO´s  en el siguiente artículo: Síndrome de Hybris cuando el CEO se “enferma”.

En la era digital la credibilidad no se compra ni se impone, se GANA

En este entorno tan dinámico y lleno de cambios guiados por la comunicación digital, los CEOs así como cualquier persona que quiera convertirse en líder y mantener cierta credibilidad ante su público; necesitan adaptarse al cambio y ejercer un liderazgo estratégico que “tome al toro por los cuernos” y aproveche el potencial de la comunicación digital en favor suyo.

Recomendaciones de terceros de confianza, independientes e imparciales -influenciadores digitales, periodistas, medios de comunicación- que aumentan la concientización y visibilidad  de  la marca… estas son las Relaciones Públicas Digitales.

Herramientas como las Redes Sociales han derrumbado este concepto tradicional de “aceptar los liderazgos” y han dado mayor poder a las audiencias para que opinen, se hagan escuchar, decidan conversar o no con quien ellos quieren, cierren la puerta a quien no le creen o no les ofrezca algo de valor; es decir, hoy la construcción y ejecución del liderazgo es bidireccional y quien quiera ganar la aceptación y credibilidad de determinado público, tiene que pensar en ellos y como ellos, y ofrecer lo que ellos buscan o necesitan. De lo contrario, pueden ser presa de un mar de críticas o convertirse en el bufón de todo mundo.

Con las relaciones publicas digitales puedes impulsar tu liderazgo de pensamiento en la red para que llegue de forma inmediata a las audiencias con contenido fácilmente compartible que ayudará a crecer la marca en línea y hacer olas en un mundo digital en constante evolución para seguir construyendo una audiencia… y seguir construyendo tu negocio.

También te puede interesar: Transformación Digital, el camino para sobrevivir al Darwinismo Digital

Canales de Comunicación como las Redes Sociales no son sólo un instrumento que pone en riesgo los liderazgos tradicionales sino que además los puede transformar positivamente y potencializarlos, permitiéndoles destacar o surgir como líderes naturales y no impuestos.

Aquí algunas ideas de cómo ser un líder de pensamiento online:

-Identifica la información relevante. No hay nada mejor para pasar desapercibido que opinar sobre algo irrelevante o que a nadie o casi a nadie le importa. Recuerda, algo puede ser importante para ti, pero si es irrelevante para los demás, seguro no te tomarán en cuenta. Así que necesitas identificar los temas importantes, que impactan a tus comunidades o audiencias de interés, y entonces generar conversación sobre los mismos. Aportar nuevos elementos, enfoques o información de valor puede contribuir a posicionarte como líder o fortalecer tu liderazgo ante tu público.

–Logra credibilidad y confianza. En el liderazgo tradicional, la credibilidad en las instituciones, compañías y figuras públicas se construía casi de manera absoluta, por los medios y las formas que fuera. Hoy la credibilidad no se compra ni se impone, sino se gana; y la mejor manera de lograrlo es diciendo y haciendo cosas que hagan sentido y aporten valor a la vida de quienes son tu audiencia. Demostrar coherencia con las ideas que expresas y las acciones que llevas a cabo, son una manera ideal de cumplir las expectativas del público y volverte digno de su credibilidad y confianza.

-Mantén tu presencia en los Medios Sociales. ¡Esto es básico! Muchos líderes ya reconocen el impacto que tienen estos canales de Comunicación en las audiencias; sin embargo, aún se resisten a tener presencia ellos mismos en alguna de las Redes Sociales o en blogs; creen que es suficiente para sus organizaciones el contar con una cuenta para promover la Marca o la compañía. Siempre ten presente que cualquier organización necesita estar vinculada a un rostro y a una parte humana. Tu Marca, negocio, organización o acciones e ideas que quieras promover para encontrar seguidores tienen un mayor impacto si tu audiencia puede descubrir un rostro humano detrás con quien conversar y a quien seguir.

Sabemos que la tecnología ha ganado un espacio enorme en nuestras vidas y ello ha hecho que surjan nuevos canales de comunicación como los Medios Sociales, que se están convirtiendo en el imperativo para lograr la comunicación y la interacción con el público, lo que a su vez se ha vuelto una condición elemental para construir un liderazgo efectivo.

El liderazgo de pensamiento es la nueva estrategia para el crecimiento de las corporaciones, una frase conocida de Stephen Covey, uno de los autores de best sellers sobre liderazgo, dice: “La tecnología reinventará los negocios, pero las relaciones humanas seguirán siendo la clave del éxito”.

Top 5 de películas para ser un líder de excelencia

¿Sabías que para desarrollarte como líder de excelencia cuentas con un recurso entretenido y ameno? Así es, se trata del séptimo arte.

Hace algunos años tuve la oportunidad de dar una conferencia de liderazgo a estudiantes de nivel superior en un instituto en el que, por cierto, cuentan con programas que estimulan el emprendimiento empresarial y el liderazgo. Algunas de las grandes interrogantes que plantearon en ese momento varios de mis interlocutores, tenían que ver con la condición nata o innata del liderazgo bajo la pregunta: ¿un líder nace o se hace?, y qué tanto puede ayudar el uso de herramientas como libros, videos, conferencias, cursos, entre otros, para convertirte en un verdadero líder y cómo identificarlo.

Sin duda, no podemos negar que hay líderes que nacen, aquellos que desde su infancia y adolescencia demuestran ciertas capacidades y actitudes ante la vida que provocan el poder de acción en otras personas, como William James Sidis, Mozart, Picasso y Lionel Messi, por mencionar algunos. En mi opinión, los líderes también se forman, y lo hacen al desarrollar con decisión y esfuerzo personal algunos atributos que marcan el liderazgo (impulsado por propósitos y pasión, confiabilidad y autenticidad).

No obstante, convertirse en líder requiere de experiencia, aprendizaje, esfuerzo y disciplina; no por nada se dice que el liderazgo es todo un arte. Bien lo señaló el experto en coaching James C. Hunter, al afirmar que el “liderazgo es el arte de influir sobre las personas para que trabajen con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común”. También el ex presidente de Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, lo calificó como arte, al señalar que “el liderazgo es el arte de conseguir que alguien haga algo que tú quieres porque él quiere hacerlo”.

Más allá de definiciones, existen tantos medios y recursos para aprender sobre este arte, que seguramente alguno de ellos ha pasado por tus manos o ha sido parte de tu entrenamiento, ya sea por propia iniciativa o como parte de la recomendación de un consultor experto en el tema.

Pero, ¿sabías que para desarrollar tu liderazgo cuentas con otro recurso adicional entretenido y ameno? Así es, se trata del llamado séptimo arte, que tiene en su haber reconocidos filmes que lo ilustrarán con grandes lecciones de liderazgo. Indudablemente, no sólo se trata de una buena oportunidad para mejorar tus habilidades de líder, sino además de disfrutar una buena pieza fílmica.

Prepara las palomitas y toma tu primera lección

La industria cinematográfica ha producido películas que pueden considerarse como una gran fuente de inspiración para todo líder. Quizá te sorprendería lo que con ellas podrías aprender, y cómo mejorarías distintos aspectos relacionados con el ejercicio de tu liderazgo.

La clave está en observar algunos filmes como casos de estudio, a través de los cuales es posible analizar situaciones de la vida real, aplicables tanto al mundo de los negocios como a nivel personal, pues nada como el séptimo arte para mostrar las distintas dimensiones de una situación al momento de tomar decisiones.

¿Y cómo empezar? Aquí está una selección de algunos filmes que bien valdría el tiempo y el esfuerzo de verlos, e incluso recomendarlos a tus equipos de colaboradores. Seguro que podrás encontrar excelentes lecciones sobre liderazgo y trabajo en equipo.

En mi Top 5 pongo en primer lugar el filme Trece días, que considero altamente recomendable y se utilizó mientras tomaba un curso en un instituto de alta dirección, como parte de mostrar la toma de decisiones riesgosas y bajo presión en la presidencia de John F. Kennedy.

Trece días

Se trata de una historia clásica en el tema de gestión de crisis y liderazgo bajo presión. La historia, ambientada en la crisis de los misiles en Cuba (1962), expone de forma excelente un modelo de estrategia y toma de decisiones adecuada, que bien puede ser útil en nuestras organizaciones, pero también en nuestra vida personal.

Apolo 13

Sin duda, una de las más recomendadas en esta materia. En el filme podemos apreciar un liderazgo del más alto nivel, así como un ejemplar trabajo en equipo, en el que se reitera continuamente la importancia de cada uno de los miembros en el cumplimiento de la misión. El manejo de los problemas y la correcta toma de decisiones, son también elementos que se pueden encontrar en esta cinta.

Invictus

Este filme, basado en hechos reales, muestra el impacto de uno de los íconos de liderazgo de toda la historia, Nelson Mandela, un hombre que aun con las adversidades no desfalleció ni quitó la mirada de su meta, hasta conseguirla. Aunque la atención no escapa a la figura de Mandela, en esta película también podemos encontrar lecciones de liderazgo a otros niveles. Visión, inspiración, confianza, resistencia y conciliación son algunas de las lecciones que podrás hallar en este drama deportivo.

Moneyball

Es la mejor recomendación para aquellas organizaciones con un fuerte sentido de historia y tradición, que encuentran dificultades para innovar y adaptarse a los cambios. La cinta nos expone un claro modelo de liderazgo fuerte y cimentado, capaz de cambiar el statu quo. Además, es una lección muy efectiva acerca de desafiar los procesos, pensar de una manera diferente y, por supuesto, una buena lección sobre la importancia del análisis y la medición estadística.

Entrenador Carter

Quizás este filme no haya sido uno de los más exitosos a nivel comercial; sin embargo, es totalmente recomendable por sus grandes lecciones de liderazgo que se pueden trasponer a cualquier ámbito de la vida diaria. Aquí podremos descubrir un modelo de líder que busca ser y marcar la diferencia, y la confianza en que puede conseguirlo. Esta historia es altamente inspiradora acerca de una visión de cambio, establecimiento de expectativas claras, trabajo en equipo y ética.

Estas cinco cintas son sólo una muestra de cómo el cine puede ayudarnos en nuestro desarrollo como líderes de excelencia. Si bien es cierto que existen otras fuentes que se consideran más académicas, sustanciales y motivadoras para conseguir una visión de liderazgo; también resulta interesante encontrar nuevos métodos de aprender que nos resulten agradables.

Así como hay películas para liderazgo, existen otras enfocadas a diferentes áreas de negocio. Ahora ya lo sabes, ve este tipo de cintas tantas veces como sea posible, conviértelas en tus favoritas y descubre el significado del verdadero liderazgo. Recuerda siempre esta frase del gurú de los negocios Stephen Covey: “Los líderes no nacen ni se hacen, sino que se hacen a sí mismos: el liderazgo es la consecuencia de las elecciones.”

Influencia de las Redes Sociales ¿Te decidirás a hacerlo?

Cierto día, mientras estaba trabajando en la oficina, mi amigo Cristóbal me llamó por teléfono para preguntar si sabía dónde podía comprar un vino español de la Ribera del Duero que, por ciento, me comentan es muy difícil de conseguir en México, ya que por la complejidad de su proceso de elaboración, sólo permite una producción reducida. Yo he tenido la oportunidad de probar esa mezcla de uvas tintas y blancas, y la verdad, aunque no soy un sommelier, me parece que tiene un buen sabor.

Pero bueno, no pude ayudar a Cristóbal. La verdad es que cuando he comprado un vino, regularmente lo he hecho en los sitios más comerciales; muy poco o nada conozco de tiendas especializadas donde se puedan encontrar vinos inusuales. Algunas ocasiones en las que he probado vinos de esta clase, es porque me los han regalado o los he probado durante algún  evento.

Así las cosas, la mejor alternativa que le pude dar a Cristóbal fue buscar en la web o, incluso, en las Redes Sociales. Me pareció que allí podía obtener al menos algún dato al respecto que lo guiara en su búsqueda.

Finalmente, el resultado fue más que positivo. Hace unos días Cristóbal me volvió a llamar para platicar conmigo: “¡Héctor, ni te imaginas lo que me sucedió!” Resulta que sí, Cristóbal se metió a la web y luego buscó en Redes Sociales; dio con una sommelier tapatía que, a su vez, lo integró en una comunidad online de sommeliers y apasionados del vino, donde además de compartir ideas y opiniones al respecto, es posible tener información sobre dónde encontrar los productos más excepcionales de la industria vitivinícola, incluso de exportación.

Lo mejor de todo fue que Cristóbal no sólo encontró información de dónde podría encontrar el producto, sino que además, algunos expertos lo orientaron y le dieron sugerencias. Al final, “¿qué crees?”, me dijo Cristóbal. “Terminé haciendo un pedido vía web, pero de otro vino que me recomendaron, luego de que platiqué con ellos y les di algunos detalles de para qué y cómo pensaba consumirlo”.

Hechos como éste son cada vez más comunes en la actualidad; pues los consumidores han encontrado en las Redes Sociales un canal de comunicación en donde tienen acceso a un sinfín de información de productos y servicios de diversas marcas, a comunidades de usuarios o consumidores con gustos y necesidades afines, a opiniones de terceros, en fin… muchas perspectivas para conocer la propuesta de valor de las marcas y tomar una decisión informada de compra.

Probablemente sepas que la publicidad “de boca en boca” es una de las clases más valiosas de marketing en el mundo real: se ha demostrado que influye en el 50 por ciento de todas las decisiones de compra. Después de todo, es más probable que los clientes potenciales estén más dispuestos a escuchar recomendaciones de una persona a la que respetan y en la que confían que en anuncios u otros mensajes corporativos.

En el nuevo mundo de las relaciones digitales, la publicidad “de boca en boca” va mucho más allá de las recomendaciones de amigos y familiares y pasa al terreno del Marketing de Influencia.

De hecho, un estudio de Twitter demuestra que el 49 por ciento de los consumidores busca consejos de influencer en Redes Sociales para comprar, y el 20 por ciento dijo que el tuit de un influencer los motivó a compartir su propia recomendación de producto. Pero más importante aún para los expertos en marketing es que casi el 40 por ciento de los usuarios de Twitter dijo que habían realizado una compra como resultado directo de un tuit de un influencer.

Y en Instagram, la cifra de dinero que las marcas invierten en influencers asciende a más de mil millones de dólares al año, de acuerdo con un estudio de Mediakix.

Pero, cómo pueden las Redes Sociales convertirse en una plataforma de peso para apoyar las decisiones de compra de los consumidores. Aquí algunas pistas:

  • Las Redes Sociales incrementan el reconocimiento de tu marca. Son canales de comunicación que hoy están amplificando la voz de tu marca mediante la publicación de contenidos valiosos y de calidad, permitiéndole conectar con sus Audiencias Objetivo, construir el relacionamiento, aumentar la visibilidad y el conocimiento y reconocimiento de tu marca. Y claro, entre mayor sea el nivel de recordación, mayores las posibilidades de generar leads de ventas.
  • Mejoran la experiencia del consumidor. Estos canales de comunicación han generado un entorno de vinculación con el consumidor, donde la interacción es muy ágil. Esto, sin duda, es una de las cosas que más agradecen los consumidores, pues reciben atención personalizada con respuestas rápidas, pertinentes y adecuadas a lo que buscan. Si lo gestionas adecuadamente, darán a tus consumidores una experiencia de marca que nunca olvidarán.
  • Construyen y mejoran la lealtad de tus clientes. Las estrategias de lealtad y las de Redes Sociales deben mantener una relación muy estrecha e inseparable, pues en el actual modelo de consumo, es importante que incrementes la comunicación y la extiendas para hacer que tu marca sea la preferida de los consumidores. Ya sea mediante contenidos con un storytelling creativo e interesante, el impulso de tu prosumidor –quien produce y consume contenidos-, o brindando experiencias positivas duraderas; las Redes Sociales son una herramienta idónea para conseguir la fidelización que tanto buscas en tus clientes.
  • Brindan mayor conocimiento de tu consumidor. Esto es algo importante si quieres desarrollar una estrategia de marketing efectiva. Conocer al cliente, saber sus gustos, necesidades y comportamientos online es el punto de partida para planear las acciones que debes llevar a cabo para destacar tu marca y lograr mayores ventas. Las Redes Sociales, así como las herramientas de análisis online, pueden darte información y datos muy valiosos para conocer a tu consumidor y saber cuál es la mejor forma de llegar a él y cautivarlo.
  • Elevan las tasas de conversión. La publicación de contenidos en Redes Sociales puede generar también tasas de conversión altas. Para garantizar que la cantidad de personas que toman una acción favorable hacia tu marca se incremente, y traspases la frontera de los likes y retuits, es necesario que tus contenidos implementen la personalización, sean de calidad y cuenten con links que lleven al usuario directamente a donde tú quieres, por ejemplo, tu sitio web.
  • Y además, bajan los costos de marketing. Mientras muchos profesionales de marketing consideran que desarrollar una estrategia de Redes Sociales puede resultar muy baja en cuanto a costos, incluso casi gratis; otros tratan quisquillosamente el tema porque consideran que se trata de una estrategia que requiere un gasto elevado. La realidad es que, comparado con los beneficios para tu marca o negocio, la inversión resulta muy rentable, ya que te permite alcanzar objetivos que, de otra forma, implicarían realizar una inversión mayor.

El uso que las marcas hacen de las Redes Sociales se está transformado de forma muy acelerada; y algo innegable es que están teniendo un peso significativo en el proceso de toma de decisiones de compra.

Una frase célebre del empresario y blogger Seth Godin, dice: “La cuestión no es si es posible hacerlo”. Hoy la pregunta clave es: ¿Te decidirás a hacerlo?”. Tú conoces el panorama, sabes cómo están cambiando los comportamientos de los consumidores y lo que tu marca necesita. Hoy es el momento, no dejes pasar más tiempo sin que tu marca irrumpa en las Redes Sociales y llega al corazón de tu mercado.