El reciente clima de desconfianza en las instituciones “ha pasado la factura”, y las empresas están pagando el precio. No importa si tu empresa se mantiene alejada de la política y mantiene un perfil bajo durante los acalorados debates de cualquier tipo. Cuando la confianza institucional disminuye, todas las organizaciones -políticas y de otro tipo-, sufren las consecuencias.

La gente no le compra a compañías en las que no confían. Incluso antes de esta reciente disminución de la confianza, los consumidores no confiaban en las marcas a menos que esas marcas primero se ganaran su respeto. Por ende, las empresas tendrán que trabajar aún más para ganar y reconstruir la confianza que perdieron, probablemente por factores fuera de su control.

Baja la confianza en las instituciones, pero aumenta en los expertos 

De acuerdo con el Trust Barometer, un estudio que mide la confianza y credibilidad que el público tiene en los gobiernos, las empresas y otras instituciones importantes, éstas se han reducido en todo el mundo. Los Estados Unidos lideran la carga con una caída de confianza de 37 puntos en todas las instituciones, que incluye organizaciones desde el gobierno hasta empresas y medios de comunicación. Gracias en parte a la información errónea en las redes sociales y medios tradicionales, el 63%  de la población tiene problemas para distinguir entre noticias reales y falsas.

Sin embargo, a medida que disminuye la confianza en las instituciones, aumenta la confianza en los expertos. Según el barómetro, la confianza en expertos técnicos, analistas y emprendedores exitosos ahora es del 50% o más, en comparación con estudios anteriores.

Esto contrasta con la confianza en “una persona como tú mismo”, que según el estudio se encuentra en su punto más bajo. Durante mucho tiempo, las personas querían escuchar a otros como ellos, a su nivel y que se pusieran en sus zapatos; en ellos confiaban. Pero ahora, las audiencias ya no quieren escuchar a nadie con un pensamiento en la cabeza y con el dedo en el botón “Tweet”. Quieren escuchar a los verdaderos expertos que saben exactamente qué está sucediendo y por qué.

Estos hallazgos deberían alentar a los líderes empresariales, mas no asustarlos. Al establecer experiencia en su espacio y mantener un diálogo con los consumidores, los expertos de la industria y los líderes empresariales pueden al mismo tiempo reconstruir la confianza con sus audiencias y diferenciarse de la gente poco confiable.

Conviértete en un líder de pensamiento

Todos compartimos la responsabilidad de contribuir a un mundo más honesto y auténtico donde las personas puedan confiar en las principales instituciones. En este momento, los expertos y los líderes de la industria tienen una excelente oportunidad para reconstruir la confianza con las audiencias que sienten que no pueden confiar en nadie más.

Los expertos disfrutan de esta credibilidad porque tienen experiencias, historias, ideas y datos únicos para compartir. Es posible que un miembro de tu audiencia no confíe en un amigo que hace afirmaciones sobre el futuro de la inteligencia artificial, pero cuando escribes y publicas un artículo sobre AI en un medio de comunicación creíble, es mucho más probable que esa persona te tome a ti y a tu información en serio.

Contenido de liderazgo de pensamiento como éste cierra la brecha entre los expertos y las audiencias. El contenido educativo y auténtico puede forjar conexiones genuinas entre tu marca y tu audiencia, invitando a la confianza a través de información confiable. Las personas tratan las publicaciones de los medios sociales y los comunicados de prensa de marca con escepticismo, pero cuando un experto comparte datos, análisis, ideas y pensamientos originales en una publicación confiable, que su audiencia lee, la gente entiende que el experto es confiable.

Los propietarios de negocios, fundadores de empresas nuevas, líderes de empresas de alto nivel, consultores de renombre y otros expertos pueden aprovechar el poder del contenido de liderazgo de pensamiento para restaurar la confianza en sus negocios. Este tipo de contenido es potente, rentable y fácilmente escalable. Esto significa que mientras tengas experiencia para compartir y un equipo para ayudarte a producir contenidos, tu audiencia tendrá muchas oportunidades para confiar en ti.

Sin embargo, las mejores estrategias de liderazgo de pensamiento requieren un esfuerzo constante. Si te escondes en las sombras hasta después de que ocurra un evento importante, o si hablas una vez y luego desapareces, no vas a llegar muy lejos. Tu estrategia de contenidos debe ser coherente si deseas establecerte como un experto y líder en tu espacio.

Si planeas combatir el declive de confianza en tu empresa, necesitas un plan y contenido de liderazgo de pensamiento, publicado en nombre de un experto de la industria, que debe ser el centro de esto. Al establecer credibilidad y analizar las tendencias de la industria, los eventos actuales y las preocupaciones sociales, los líderes empresariales pueden convertirse en los expertos que sus organizaciones necesitan para recuperar la confianza de los consumidores.

**Basado en el artículo The No. 1 Priority For Business Leaders In 2018, publicado en Forbes.