Relaciones Públicas

Fake News (Noticias Falsas), peligrosas como el Diablo

Noticias Falsas (fake news), Viejas Noticias… pero peligrosas como el Diablo
Héctor M. Meza
Escrito por Héctor M. Meza

Las fake news siempre han existido, pero debido al alcance y velocidad de propagación de las redes sociales, el impacto de las noticias falsas es mayor. Tan solo, cada 20 minutos se comparten 1 millón de enlaces por Facebook (Statista, 2020) y en Twitter se publican 500 millones de tweets diariamente (WebsiteHostingRating, 2020).

No satisfechos con ello, en algunos casos se han introducido a los bots para responder a cuentas legítimas y darles “mayor credibilidad”. En otras palabras, ya no sólo es información falseada, sino cuentas apócrifas que hacen que los comentarios reales parezcan ilegítimos.

Breve historia de las fake news

A fines del siglo pasado, William Randolf Hearst y Joseph Pulitzer las usaron para alimentar a los lectores en sus respectivas publicaciones. Mucho antes de que se pudieran rastrear likes y clics, Hearst aprendió que cuanto más sensacional era una historia, más periódicos vendía.

Él calculó que si podía enlazarse en un asunto que proporcionara una corriente continua de historias, entonces vendería más periódicos y le ganaría a su rival Pulitzer. Así eligió enviar una corriente constante de escritores de alto perfil a Cuba, para cubrir la revuelta cubana contra España de 1895 y llenar sus páginas con historias espeluznantes con las atrocidades españolas.

Cuando uno de los corresponsales de Hearst, el ilustrador Frederic Remington, se quejó de que las cosas en Cuba estaban tranquilas. La infame respuesta de Hearst – y posiblemente apócrifa- fue: “Tú me proporcionas las fotos y yo te proveeré la guerra”.

Menos de tres semanas más tarde los Estados Unidos entraron en la guerra con España, lo que llevó a combates en Cuba y Filipinas, y la muerte de casi 10,000 estadounidense. Tales son las consecuencias de las noticias falsas.

También te puede interesar: Cómo sobrevivir en un mundo de noticias falsas: Un Plan de Tres Pasos

Ahora que estamos conscientes de esto, es un hecho que la noticia falsa ha perdido el poder de influir en algunas personas. Sin embargo, una parte de la población las creerá porque se alinean con sus ideologías – los psicólogos lo llaman sesgo de confirmación o sesgo de grupo- o porque no saben distinguir una noticia falsa entre la abundancia de notas que se comparten en la red.

Por esta razón, On The Media (OTM), un programa de radio neoyorkino que cubre temas de periodismo y tecnología, publicó una guía rápida para identificar Noticias Falsas que compartimos:

manual de noticias de última hora

Fuente: «Breaking News Consumer’s Handbook»

Algunas advertencias para los profesionales y los investigadores de la Comunicación

Inexactitud y mala información

Demasiadas personas tratan de «ayudar» compartiendo consejos e historias que encuentran útiles. El problema es que esta práctica ayuda a difundir la información errónea tanto como cualquier bot.

Al tener una noticia, es importante validar si es una fuente confiable de información, y es aquí donde es necesario investigar. Si solo un medio de noticias informa algo que parece una gran noticia, lo convierte en una señal de alerta.

Completamente diseñadas con “sencionalismo”  y como anzuelos de links y likes

Estas son las historias desarrolladas por personas que han descubierto que si pueden escribir suficientes titulares sensacionales, la gente hará clic en ellos y los anunciantes pagarán por el clic. Para combatir lo que son esencialmente anzuelos de clic y fraude, primero, hay que evitar cualquier URL con direcciones sospechosas. Vuelve a leer las reglas 1-4 de OTM.

Historias lo suficientemente plausibles generadas por trolls pagados, que se podría pensar están destinadas a la propaganda y a la persuasión, o historias no verificadas que alguien está circulando para propósitos propios.

Pero para las empresas: ¿cuál es la mejor manera de evitar que las noticias falsas afecten la medición de tu comunicación?

Tres consejos para ayudar que las noticias falses dañen a tu organización o tu investigación son:

Conoce más en: Creando tu “cúpula de hierro” con Relaciones Públicas

  1. Define una lista de fuentes creíbles, ignora todo lo demás.
    Las compañías de monitoreo pueden jactarse por la diversidad de fuentes que capturan, pero la mayoría podrían no valer la pena. Probablemente el 40% de los sitios que las principales empresas de monitoreo capturan se alimentan de noticias que sólo existen con fines de anzuelo para clics. Monitorea solamente los medios noticiosos que sabes que tus stakeholders leen y que confían en ellos.
  2. Enfócate en tus stakeholders
    Si no sabes cuáles son las fuentes importantes, pregúntale a tus stakeholders ​​para averiguar cómo se informan. Ahí es donde quieres estar.
  3. Presta atención a los autores, no sólo a las publicaciones.
    Si sabes de un escritor que ejerce una influencia significativa en tu industria, síguelo donde quiera que su contenido aparezca: en Facebook, Twitter, Snapchat, Instagram o en algún medio tradicional. Mantente alerta y no te dejes engañar. Aprende a discernir la veracidad de la información que llega a ti a través de los medios, aquí te dejamos 2 lecciones que aprendimos de las noticias falsas.

Sobre el Autor

Héctor M. Meza

Héctor M. Meza

Director General de InfoSol. MBA, Consultor y Catedrático en Estrategias de Comunicación Integradas a la Mercadotecnia. Fue Vicepresidente en IBM de México y Presidente de Motorola para México, Centroamérica y el Caribe y VP de la Corporación.

Deja un Comentario