Una de las grandes ventajas de la revolución del Marketing Digital es sin duda el Remarketing, esta herramienta de segmentación que funciona a partir de las cookies que dejan usuarios que ya han visitado una tienda en línea o un sitio web, y que se convierten en información muy valiosa para la marca. Sin embargo, muchas veces la cantidad de datos es tan abrumadora que no todas las empresas tienen la misma capacidad para darles el mejor uso y terminan desperdiciando una gran oportunidad de negocio.

Por ejemplo, si una persona está interesada en comprar una pantalla de alta definición y utiliza un buscador en línea, éste le ofrecerá miles de resultados; supongamos que el usuario revisa tres modelos distintos que se acercan a su presupuesto y necesidades.

Ya tiene conocimiento de precios y características, pero aún no se decide y termina su búsqueda. Justo en ese momento, se dirige al portal de su correo electrónico, de alguna red social o de un periódico en línea, y se encuentra con la “sorpresa” de encontrar un banner con alguna de las pantallas que acaba de ver.

A grandes rasgos es así como funciona el remarketing, mostrando anuncios personalizados, que bien podrían parecer que están siguiendo a su cliente potencial.

Pero ¿cómo recapturar la atención del cliente?, ¿cómo mejorar su experiencia de compra?

Si bien las estrategias de remarketing suponen ser un gran aliado para que las marcas lleguen y conecten con la audiencia adecuada, la forma en que ha sido abordadas en México aún dista mucho de lo que pueden ofrecer.

En nuestro ejemplo, es posible que la persona al fin decidió comprar una pantalla y los banners anunciando pantallas le siguen apareciendo porque no se le dio el seguimiento adecuado, sigue activo en lista de remarketing, y muchas marcas no se enteraron de que esta persona ya no necesita una pantalla.

Un paso natural para ofrecer nuevas experiencias podría ser que ahora esos banners mostraran un sillón reclinable, un equipo de audio o servicios de alta definición que pudieran complementar la compra realizada, pero como se quedaron en el primer clic y en la primera búsqueda, siguen perdiendo oportunidades de oro.

Y justo en este sentido, es importante conocer que una de las formas para recapturar la atención del cliente a través de campañas de remarketing es contar con la tecnología que permita no sólo saber que las personas están buscando algo de su marca, sino que sea capaz de establecer un diálogo e interactuar con dichas personas para efectos de saber qué es lo que buscan, de cuánto es su presupuesto y eventualmente bajo qué circunstancias dejaría de hacer esa compra.

El remarketing y en general, el Marketing Digital permite llegar más allá de la finalización de una venta.

¿Cómo podemos saber si las personas ya compraron lo que buscaron en nuestro sitio?, ¿cómo podemos saber si están satisfechas con el producto o el servicio?, ¿cómo podemos generar nuevas y mejores experiencias del cliente cuando se relacionan con nuestra marca? Las respuestas de estas tres preguntas podrían marcar la pauta para crear una tendencia a favor de un buen remarketing.

Esto quiere decir que hacer remarketing no es hacer que un anuncio siga a un usuario a través de aplicaciones móviles, la red de display de Googleo mostrando anuncios en Google Ads, pues hasta cierto punto se corre el riesgo de ser considerada publicidad intrusiva, y ésta, necesariamente, se asocia con spam.

Por el contrario, se trata de potencializar el valor de la información y mejorar la experiencia del cliente: Las oportunidades que ofrece el remarketing de recapturar la atención de tus clientes, e ir más allá de mostrar publicidad a secas, –explotando sus ventajas a través del uso de mensajescontenidos de valor, diálogos y nuevas experiencias en el consumo de publicidad online–, cada vez se hacen más grandes y más rentables.

El cantante americano de country Tom T. Hall escribió en una de sus canciones: “Usted se encuentra en busca de pequeñas señales y pistas acerca de la vida y de cómo son las cosas”, y son precisamente esas “señales” o palabras clave, las que lo siguen a través de la web y ayudan a que tome la decisión de comprar o no ese producto/servicio.

Ve más allá de lo tradicional y utiliza Marketing Digital y sus múltiples herramientas para brindar a tu audiencia valor alrededor de sus compras y mejorar la experiencia de marca.