Marketing Digital

Stan Lee y sus “asombrosas” lecciones de Marketing

Stan Lee y sus “asombrosas” lecciones de Marketing
Héctor M. Meza
Escrito por Héctor M. Meza

Dibujante, guionista, productor y hasta actor, Stan Lee hizo del éxito un sinónimo de vida. Creador de la mayoría de los personajes de cómics con los cuales crecimos. Nombres como  Spider Man, los 4 Fantásticos, Hulk, Iron Man y los X Men, son algunas de sus creaciones en más de 70 años de prolífica carrera.

Pocas personas como Stan Lee para representar lo que un marketero digital debe tener. Su mérito radicó en reinventarse siempre, encontrando nuevas formas de contar historias, pero asombrándonos una y otra vez con lo que sus personajes pueden lograr.

Es un ícono del siglo XX y una figura influyente. Pero su visión creativa no quedó solamente en  páginas de historietas; también la llevó al plano de los negocios. Supo darle a sus creaciones valor en el mercado y convertirlos en productos de consumo. Según datos de Diamond Comics, las licencias y derechos de comercialización de sus personajes, acaparaban el 38.4% de los ingresos totales de su mercado.

“Crear un superhéroe es fácil, es dejar volar tu creatividad, pensar por qué quiere pelear contra el mal y a qué clase de mal se enfrenta, encontrar algún rasgo de su personalidad y un poco de su historia. Es encontrar una idea y las ideas siempre sobran. Lo difícil es que estas ideas sean buenas, pensando en que les vayan a gustar al público y que te dé placer contar esa historia”. Por todo esto Stan Lee puede ser considerado el superhéroe del marketing.

Sus súper poderes

El hecho ocurre en un episodio de una popular historieta, allá por 1967. Una joven se acerca a Spider Man después de que la ha salvado de unos malhechores que la tenían arrinconada en un callejón. La chica lo mira y le dice: “eres increíble”. El súper héroe sonríe dentro de la máscara y responde: “no, increíble es Hulk. Yo soy asombroso”.

Este detalle no es pequeño. Todo en Marvel está adornado con adjetivos portentosos. Títulos como “El Poderoso Thor” o “El Invencible Iron Man”,  reflejan lo superlativo de los personajes. Así es Stan Lee: el primer guionista de historietas en convertirse en súper estrella y en hacer de su identidad una marca registrada, muchos lo apodan “Su excelencia”. Esfuerzo por el cual, llamó la atención de Disney, compañía que en 2009 adquirió Marvel Entreteinement, Inc, por 4 mil millones de Dólares.

Trayendo su trabajo de marketing a colación, les comparto algunas de las lecciones que, en mi opinión, aplican para el trabajo que realizas diariamente:

  • La aliteración: Definida como la repetición de sonidos constantes a principio de palabras o de sílabas acentuadas, la utilizó como una herramienta clave para posicionar el nombre de sus personajes o al menos sus identidades secretas: Bruce Banner, Peter Parker, Sue Storm, Tony Stark; esto hizo que se quedaran grabadas en la mente de sus lectores y los recordarán fácilmente.
  • Interés y suspenso continuo: Antes de blogs y Redes Sociales, Stan Lee se comunicaba con sus fans a través de textos que incluía siempre en la parte final de los comics.  Ahí no sólo incluía noticias y próximos lanzamientos, también respondía las dudas directas de sus lectores, manteniéndolos siempre al tanto y en suspenso; esperando por los siguientes números.
  • Método Marvel: Stan Lee siempre reconoció las habilidades de su equipo y sus limitaciones de tiempo.  Implementó un estilo de escritura colaborativa, para impulsar la creatividad y aumentar la eficiencia, es decir: El liderazgo es importante, ya sea en las historietas o en la vida real.
  • Reconocimiento de fallas: Este hombre fue el primero en introducir una humanidad defectuosa a la imagen de los súper héroes. Entendió que los rasgos imperfectos son imprescindibles en cualquier personalidad. Eso le vale una conexión e identificación de sus personajes con los lectores. Algo muy similar a lo que buscan las empresas hoy en día: generar un vínculo emocional con la audiencia.
  • Tú puedes contra todo: En sus comics, la fórmula perfecta es héroe + villano, en la que  el villano es físicamente más fuerte que el héroe, ahí es donde empieza el reto y la lección que nos ofrece: “No importa a que te enfrentes, aunque parezca un gran reto, siempre habrá manera de vencer”.

Y Stan Lee lo decía: “Siento que, cuando trabajas con personas talentosas, ellos te inspiran. Y uno esperaría inspirarlos a ellos también. Pienso que trabajar con personas a quienes respetas y que están tan ansiosas como tú, de hacer cosas que emocionarán a la audiencia,  es la mejor forma de proceder”. 

Pero por si esto fuera poco, Stan Lee evolucionó más allá del marketing tradicional para posicionar a sus personajes en la nueva ola. Es decir, utilizó herramientas tecnológicas para ampliar su presencia y poderío en medios. Su clave estuvo en la renovación y en la innovación constante.

Creando historias

Quien se dedica a Marketing Digital debe tener siempre una actitud jovial, fresca, abierta. Es imposible pretender dedicarse a un medio donde las ideas surgen a diario y hay una competencia frenética del mercado. Carisma y capacidad creativa serían también ideales.

Cualquier profesional dedicado a la Mercadotecnia debe conocer de estrategias digitales y de Redes Sociales, pero también saber de negocios, ventas, administración, de igual forma, debe tener la capacidad de pararse ante el director de la empresa y explicarle rápidamente por qué su campaña obtuvo, o no, la respuesta que necesitaban, así como plantear firmemente los pasos a seguir para las siguientes acciones a tomar. Previendo antes de actuar.

Sin embargo, la clave está en divertirse. Stan Lee, tuvo presencia en Redes Sociales, participó con un gran número de influencers e inclusive abrió un canal en Youtube. Además se dio tiempo  de crear nuevos súper héroes, ¿qué otras cualidades podemos aprenderle?:

También te puede interesar: De personajes animados, liderazgo y gestión empresarial

  • Ser un gran estratega: La  capacidad de planear es básica, así sea para diseñar un súper héroe o una campaña.
  • Saber de psicología humana: Es básico comprender las motivaciones y necesidades de los consumidores en profundidad, en especial, conocer las cosas que movilizan a los clientes. Ya lo vimos: una formula fue crear personajes similares a los lectores.
  • Conocer Internet de “pies a cabeza”: Si te dedicas a esto, es imposible no conocer tu medio: sus cualidades, sus ventajas y puntos débiles.
  • Convertirse en un ser “social”: Es sorprendente como un hombre de 94 años puede estar tan activo en las comunidades virtuales. Lo mismo está en Twitter que en un video de Youtube. No es mucho pedir que le sigas el paso.
  • Mantener la esencia en el contenido: La información y mensajes que incluyas en tu campaña deben tener rasgos de tu personalidad y de tu influencia. Es necesario que hables con la audiencia de “tú a tú”.

Stan Lee supo sacar provecho de su trabajo. Los cómics digitales son una de las formas en las que adapto sus historias a los nuevos tiempos y en los que ha transformado a sus personajes.

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”  Esa es una frase clave en la historia de Spider Man creada por Stan Lee, inspirada en el presidente Roosevelt  y que ha sido icónica en la mitología del personaje. En tu trabajo como MARCOM piensa que tus acciones son clave  y están encaminadas a lograr los objetivos de la empresa. Innova, propón, pero sobre todo diviértete a diario y construye un sólido liderazgo de pensamiento.

Sobre el Autor

Héctor M. Meza

Héctor M. Meza

Director General de InfoSol. MBA, Consultor y Catedrático en Estrategias de Comunicación Integradas a la Mercadotecnia. Fue Vicepresidente en IBM de México y Presidente de Motorola para México, Centroamérica y el Caribe y VP de la Corporación.

Deja un Comentario