Archivo de la etiqueta: Engagement

Del FOMO al FOGO: ¿Cómo mantener el interés por nuestra marca?

Por largo tiempo, los negocios y marcas han aprovechado el FOMO –fear of missing out o la sensación de estar perdiéndose algo- para impulsar el éxito de sus campañas de marketing online y offline, entusiasmando a sus clientes para conseguir que éstos no se pierdan ninguna de las “increíbles oportunidades” que les ofrecen, tales como los eventos de la marca, las promociones, el sampling,la llegada de nuevos productos a tienda, los congresos o ferias comerciales, entre otros.

Pero llegó COVID y todo cambió. Los clientes comenzaron a ser cautelosos y prefirieron salir lo menos posible, reviviendo el célebre término de FOGO –fear of going outo la negativa a salir y relacionarse-, como oposición a FOMO. De manera que ahora, aún con la reapertura de negocios, los clientes prefieren quedarse en casa aunque esto signifique perderse de todo lo que el mundo real ofrece, un mundo en el cual está incluida nuestra marca.

¿Cómo podemos gestionar un adecuado equilibrio entre ambas situaciones, apoyando a clientes y potenciales clientes en su seguridad y, al mismo tiempo, estimulando el entusiasmo y el engagement por nuestra marca? Aunque cada industria y negocio opera de forma distinta, estas son algunas oportunidades en las que nos podemos apoyar:

Eventos en vivo on line 

Los eventos en vivo a través de internet son una forma poderosa de marketing de contenido para atraer a nuestra audiencia objetivo. Al poder acceder a éstos, solo en cierto momento y en determinada plataforma, podemos utilizar una promoción omnicanal para generar la urgencia de no perderse el evento. Los eventos online nos ayudan a extender la experiencia de la marca hacia un público más amplio, elevando al máximo el valor y el ROI de nuestros eventos.

Ofertas especiales online con fecha límite

Las ofertas por tiempo limitado han sido parte del marketing online y offline desde hace mucho tiempo, especialmente en marcas B2C. La respuesta de los consumidores hacia este tipo de tácticas ha persuadido a casi todos los tipos de negocios a explorar las promociones. Más allá de las varias formas que existen de diseñar ofertas por tiempo limitado, lo importante es ofrecer a nuestros clientes algo que no querrán perderse y que podrán adquirir desde la comodidad de su hogar; además, es esencial que utilicemos todos nuestros canales posibles para comunicar las ofertas.

Lead magnets de “edición limitada”

También podemos generar y compartir contenidos de alto valor que nuestra audiencia encontrará de gran utilidad, como infografías con datos destacados, resultados de encuestas, plantillas para facilitar procesos, videos tutoriales o e-books exclusivos, entre otros. La idea es promocionarlo como un lead magnet(contenido de valor y calidad que se ofrece de forma gratuita a cambio de los datos personales de un visitante en una web) de edición limitada que nuestra audiencia puede obtener, pero solo si actúa antes de una fecha determinada. Con esta táctica, generalmente más utilizada en marketing B2B, generamos clientes potenciales y conseguimos que nos proporcionen cierta información de contacto a cambio de un contenido de valor.

Contenido exclusivo en determinado canal 

El marketing de contenidos es una forma segura de generar FOMO y mantener el contacto con nuestra audiencia, pero para que actúe es importante que ellos sepan que existe; de manera que necesitamos comunicarlo omnicanal. Por ejemplo, podemos anunciar un contenido exclusivo en nuestro blog o un episodio especial de podcast que no estará disponible en ningún otro de nuestros medios. Cuando le hacemos saber a la audiencia que publicamos contenidos especiales, podemos conseguir que vayan de un canal a otro, aumentando nuestro número de seguidores y visitas en varios canales.

Contenido generado por el usuario

Si nuestros seguidores están dispuestos a crear contenidos sobre nuestra marca, podemos usarlos para generar FOMO sin poner en riesgo su salud. Las personas prestan atención a lo que dicen las celebridades y los influenciadores pero también a quienes, como ellos, resultan ser consumidores o potenciales clientes.

Cuando alguien de nuestra audiencia crea contenido generado por el usuario y lo comparte con sus amigos, la recomendación es aún más importante y nadie quiere perdérselo. ¿Quién puede generar tal contenido? Puede ser un cliente de la marca, un seguidor o sencillamente un visitante de la web. Y puede presentarlo en diversos formatos: comentarios, posts, testimonios, videos, podcast, infografías, entro otros.

El distanciamiento social sigue siendo parte de nuestra vida en esta nueva normalidad, pero marketing no puede detenerse, de manera que necesitamos buscar nuevas formas de involucrar a las audiencias con la marca, y FOMO es un motor para generar engagementa través de los canales online. 

Aunque muchos consideran que el marketing FOMO tiene pocas oportunidades en esta nueva normalidad; no es así, más bien se ha transformado para adaptarse a la realidad actual. Ahora, tenemos frente a nosotros el desafío de aprovechar las oportunidades de marketing FOMO para impulsar nuestras estrategias online. 

Este contenido apareció por primera vez en Soy.Marketing.

Conoce más contenido del autor en Soy.Marketing.

¿Usas Hashtags en tus campañas de relaciones públicas digitales? Si no, ¡estás out!

Por increíble que parezca, los hashtags se han convertido en el “pan nuestro de cada día”. Millones de personas en todo el mundo los utilizamos sin importar nuestra edad ni nuestro idioma. Es más, basta con ver el timeline de nuestro Twitter o LinkedIn, el muro de nuestro Facebook, o ver nuestros tableros de Pinterest, para encontrarnos con al menos uno de ellos.

Es ya tan extenso su uso, que también podemos encontrarlos en los chats, blogs y en sitios de noticias; incluso, los vemos aparecer en televisión y ser nombrados en radio o en algún podcast, invitándonos a ir de una plataforma tradicional a otra digital –y viceversa- para interactuar y tomar parte en la conversación.

El hashtag no solo es uno de los componentes de la comunicación en redes sociales, sino que también se ha convertido en uno de los elementos esenciales de las campañas de Relaciones Públicas Digitales, ya que impulsa los medios ganados al animar a los usuarios a compartir una opinión o experiencia utilizando un hashtag asociado a nuestra marca.

Ya se trate de clientes, fans o brand advocates; el hecho de que hablen positiva y voluntariamente de nuestra marca, es una forma de boca a boca (word of mouth) que se convierte en medio ganado, cuyo valor mediático es especialmente importante para las marcas porque les muestra cuántas personas están hablando de ellas.

Demos un vistazo a los beneficios que ofrece el hashtag en una estrategia de RP Digital para ayudar a generar medios ganados.

  • Incrementan el alcance orgánico. Los hashtags son una herramienta muy útil para hacer que nuestros posts en redes sociales lleguen a una mayor audiencia de forma orgánica y, así, mejorar la visibilidad de los contenidos. Los hashtags dan a nuestra audiencia mayor contexto con respecto a nuestra publicación, de manera que puedan determinar si el contenido es relevante para ellos simplemente con ver los hashtags, ya sea porque lo descubren en su timeline o porque lo buscan directamente al ser de su interés.
    Además de darle personalidad a tu marca, son una herramienta muy efectiva para medir y evaluar el performance de nuestra campaña.

También te puede interesar: ¿Cómo preparar un buen plato de redes sociales?

  • Desarrollan el awareness de la marca. Cuando compartimos contenido, lo ideal es etiquetarlo con un hashtag relevante que haga que nuestras publicaciones llamen la atención de la audiencia y sean buscables en la respectiva plataforma social. Esto facilitará a las personas, encontrar el contenido de su interés, en cualquier red social, a través de esa palabra clave que hayamos utilizado. Una buena recomendación es utilizar etiquetas de nicho de mercado, que nos ayuden a introducir nuestra marca a comunidades comprometidas de seguidores potenciales; además de usarlos en medios tradicionales y online para conseguir un mejor impacto.
  • Promueven la conversación y generan engagement. También es una gran herramienta para generar engagement (likes, shares) aprovechando las tendencias y los trending topics, crear conexiones, construir relaciones y facilitar las conversaciones con la audiencia, ya que impulsa a los interesados en nuestros contenidos a comentar acerca de los mismos, de nuestra marca o productos. Además, es una buena forma de impulsar el tráfico a los sitios web de nuestra marca.
  • Construyen comunidades. Cuando se usa adecuadamente un hashtag, se posiciona a tal grado que los seguidores de nuestra marca no solo se comunicarán con nosotros a través de chat o mensajes, sino que también se conectarán entre ellos mediante su hashtag. Estas comunidades nos dan la ventaja de lograr conexiones con personas en nuestra industria y nicho de mercado, que no sólo comprarán y recomendarán los productos y servicios, sino que pueden ayudar a nuestro negocio a llegar a otros mercados o generar alianzas para su crecimiento.
  • Pueden ser analizados para conocer su desempeño. Hoy, cualquier recurso que se utilice en una campaña de RP Digital puede ser medido, y el hashtag no es la excepción. A través de ciertas métricas como el número de menciones con hashtags, el engagement y alcance logrado con las mismas, o los micro influenciadores orgánicos de nicho de mercado que los utilizaron así como su impacto; podemos evaluar cómo nuestros hashtags están ayudándonos a lograr los objetivos de la campaña, o bien, si necesitamos hacer ajustes.

Las plataformas sociales como elemento integral para crear campañas de Relaciones Públicas Digitales, tienen varias herramientas que podemos usar para lograr nuestros objetivos -ya se trate de generar medios ganados o incrementar la reputación-, y el hashtag es una de estas herramientas.

Si bien no son determinantes para el éxito de nuestras estrategias, sí nos dan una perspectiva diferente para lograr resultados distintos. A final de cuentas, tratándose de Relaciones Públicas Digitales, lo mejor es “pensar fuera de la caja” y probar con todo aquello que tenemos a nuestro alcance, como el hashtag.

Este contenido apareció por primera vez en Marketing Directo.
Conoce más contenido del autor en Marketing Directo.
También apareció en PuroMarketing y Soy.Marketing.

Cómo hacer una Propuesta de Valor diferente

Una Propuesta Contundente

Estar en el mercado podría ser comparado con subirse a un ring. Todos quieren ganar, pero no todos saben cómo hacerlo. En un mundo donde cada vez hay más participantes, además de tener una muy buena solución y servicio  exige que sean las propuestas –y no los golpes o el refrito de ideas– lo que haga sobresalir  a una marca, y en tanto se trate de una apuesta agresiva, renovada y fresca, mejores serán los resultados.

Incluso, hay quienes hablan de ADN, de branding o engagement como si se tratara de una receta secreta o de una fórmula mágica para comunicarse con sus mercados. En lo que muchos no reparan es en el cómo. Y es justo ahí donde muchos se tropiezan y no alcanzan a vislumbrar el rumbo que pueden o deben tomar hacia una diferenciación significativa de sus propias marcas.

El reto:  Adoptar conductas que se sumen a la congruencia de un nuevo discurso, de una nueva imagen y toda una filosofía empresarial para generar mayor impacto entre las distintas audiencias.

Para armar una propuesta de mayor penetración, mayor alcance y con suficientes elementos que la hagan encontrar un espacio en las mentes y corazones de sus Stakeholders, los líderes de hoy deben formularse cuestionamientos básicos.

1. ¿Qué significa la marca?

Si un CEO no conoce la promesa de su marca, es posible que no pueda establecer una propuesta clara y única, pues no tiene los elementos suficientes para lograrlo. Por esta razón, conocer a su marca es esencial para establecer el rumbo que quiere darle tanto a su estrategia de branding como a su propuesta.

Qué hace la marca, qué busca o qué ofrece son cuestionamientos que permitirán conocer las debilidades y fortalezas de una empresa, de tal manera que se tengan los elementos para analizar y establecer tanto internamente como externamente su significado.

2. ¿Qué se quiere comunicar?

Aunque pareciera que se trata de una cuestión básica y hasta obvia, existen muchos casos donde el propio CEO no tiene claro qué es lo que busca comunicar a través de su propuesta de valor. Es por eso que antes de pretender avanzar, se debe tener muy clara esta respuesta.

El mensaje de la propuesta debe ser claro, sencillo y completo, es decir, tanto el Director General como todos los empleados de una empresa deben razonarla y trabajar en la misma línea, entendiendo todos  lo que se pretende lograr. De esta manera se reduce el margen de error y los procesos organizacionales de la empresa fluyen hacia la promesa de valor.

3. ¿Qué lo hace diferente?

Una muy buena solución y servicio  y comunicar  la propuesta de valor de manera contundente es lo que hace la diferencia entre ser una marca exitosa y ser una marca más. Una marca eficiente es aquella que resuelve las necesidades de su público, pero una marca diferente, además de resolverlo, ofrecen una experiencia distinta a su nicho.

Y es que a partir de la fuerte presencia de las empresas en las redes sociales y en las plataformas 3.0, la comunicación entre proveedores y consumidores se ha convertido en el principal motor de una mejor relación y un mayor engagement, lo que se traduce en una experiencia construida por ambas partes. Construir con los clientes es una de las opciones más rentables ante la creciente competencia.

4. Por una propuesta congruente

Una vez definidos los puntos anteriores, la propuesta será contundente en tanto la congruencia sea el eje rector de las estrategias de la empresa: institucional, organización, ventas y comunicación.

De esta manera, el liderazgo del CEO se permeará del impacto de su misma propuesta. Además de dirigir una empresa, un líder con una propuesta sólida inspira a sus subordinados y juntos, lograrán las metas que se propongan en menor tiempo y, sobre todo, de una forma más eficiente.

Si a esto, un CEO le agrega pasión a su don de mando, los resultados serán visibles desde el primer momento, ya que diversos estudios han demostrado la importancia de dirigir combinando ambos hemisferios del cerebro: pensar y entender, pero también sentir y emocionar.

Esto, sin duda, provocará que tanto el CEO como la empresa misma influyan en el sector y en la industria misma, pues se trata de la construcción de un nuevo paradigma en la propuesta de mercado.

El reto está en dejar atrás las prácticas que no construyen y adoptar conductas que se sumen a la congruencia de un nuevo discurso, de una nueva imagen y toda una filosofía empresarial inspirada en generar el mejor impacto entre las distintas audiencias, que finalmente se reflejará  a la hora de facturar.

**Traducción y adaptación del texto Why Content Marketing Should Be a Core Part of Your 2013 Business Plan de David Dodd Estratega de Negocios B2B y Marketing.

¿Cómo Realizar una Auditoría de Contenido?

El iniciar desde cero un programa de marketing de contenido B2B, puede percibirse como un esfuerzo muy difícil. Marketing de contenido difiere del marketing tradicional en varios aspectos fundamentales y requiere el desarrollo y presentación de un diferente portafolio de activos de mercadotecnia.

En esta serie de artículos, se cubrieron los pasos preliminares que harán que el proceso del desarrollo de contenido sea más manejable. El primer paso es identificar sus propuestas de valor porque estas definen los mensajes centrales que sus recursos de contenido necesitan comunicar.

El segundo paso es desarrollar las “buyer personas” (los directivos de una empresa involucrados en la decisión de compra) dado que éstas proporcionan la información requerida para hacer que los recursos de contenido sean de relevancia  para estos compradores potenciales.

El tercer paso es el auditar el inventario actual de los recursos de contenido. Una cuidadosa auditoría de contenido sirve para dos importantes propósitos:

  • Permite el crear un registro completo y correcto de los recursos de contenido existentes. La mayor parte de los mercadólogos no cuentan con información completa sobre estos recursos.
  • Identifica los huecos existentes en el portafolio de contenido, lo cual ayuda a focalizar los esfuerzos de desarrollo.

Pasos para realizar una auditoría sobre los recursos existentes de contenido

  • Documentar información básica acerca de cada activo de contenido existente.
  • Asociar o relacionar cada recurso de contenido  a una o más de las buyer personas identificadas.
  • Relacionar cada recurso de contenido a una o más fases del Ciclo de la Compra por “buyer persona”.

Para recolectar esta información, se elaboran tres listas.

1 –  Mapa de Información Básica de Recursos
La información básica que se reúne sobre cada activo de contenido

  • Titulo / Descripción
  • Tipo / Formato
  • Autor
  • Fecha de Elaboración / Actualización
  • Ubicación de la información
  • Estatus / Acción Requerida.

2 –  Mapa de Buyer Personas
Se utiliza para asociar cada buyer persona (los directivos de una empresa involucrados en la decisión de compra) con un recurso de contenido específico. Cuando se relacionan los recursos de contenido con las buyer personas, la cuestión básica a preguntarse es si el recurso contiene información que llamará la atención de una determinada buyer persona. ¿Se enfoca el recurso sobre un problema específico y a los retos que enfrenta la buyer persona? ¿Está dirigido el recurso para el puesto funcional e industria de la persona?

Una auditoría de los recursos existentes, no eliminará el trabajo requerido de desarrollar contenido de valor, sin embargo, ayuda a identificar y priorizar su  desarrollo.

Se deberá asociar la mayoría de los recursos de contenido por lo menos con una buyer persona, pero puede haber algunos recursos que son tan genéricos que no es posible relacionarlos con ninguno de estos. Si se relaciona la información con determinada buyer persona, y existe alguna con pocos o ningún recurso de contenido asignado, es obvio que existen huecos significativos en el portafolio de contenido.

3 – Mapa del Ciclo de la Compra
El paso final en el proceso de auditoría de contenido es el asociar los recursos de contenido a etapas específicas dentro del ciclo de la compra. Cuando se relaciona el contenido a  estas etapas, la prueba básica es si el recurso contiene las respuestas a la mayoría de las principales preguntas /dudas que puede tener un comprador potencial en esa determinada fase del proceso de la compra.

En este paso, es más fácil crear una lista separada por cada buyer persona. Por ejemplo, se puede utilizar  un ciclo de compra compuesto de tres fases- Descubrimiento, Consideración y Decisión.  Para crear un mapa de las fases, primero seleccione la buyer persona, proceda a  identificar todos los recursos de contenido que se han asignado a esa persona. Liste estos recursos en su mapa de fases de compra y asocie cada recurso a una o más de estas etapas dentro del proceso de la compra — Descubrimiento, Consideración y Decisión. Repita estos pasos hasta contar  con un mapa para cada una de las buyer personas.

De la misma manera, el no contar con recursos de contenido para cada fase del Ciclo de la Compra, permitirá identificar el contenido faltante a desarrollar. Una auditoría de los recursos existentes, no eliminará el trabajo requerido de desarrollar contenido de valor, sin embargo, ayuda a identificar y priorizar su  desarrollo.

**Traducción y adaptación del texto Content Marketing Basics for 2013 – The Content Audit de David Dodd Estratega de Negocios B2B y Marketing.

¡Innovar o morir!: Por qué subir al tren de la Innovación

Las expectativas cada vez más exigentes del mercado, las presiones por la creciente competencia en las industrias y el cambio hacia un ritmo más acelerado en el Entorno de Negocios, ha hecho que los CEOs empiecen a dirigir su mirada hacia nuevas herramientas de negocio que les permitan alcanzar la competitividad; entre estas propuestas se encuentra la innovación. ¿Has escuchado alguna vez sobre este tema en un entorno empresarial o, incluso, tú mismo empleas el término de manera constante cada vez que te diriges a tus colaboradores? Seguro que tu respuesta es afirmativa, porque hablar de innovación es algo muy común, aunque establecerla e integrarla en la cultura organizacional, no lo es.

La cultura de innovación es un tema muy “manoseado”; todo mundo habla de él, supone saber sobre él y hay hasta quienes, sin serlo realmente, presumen de ser innovadores. Todas las organizaciones quieren ser innovadoras y distinguirse por ello, pues contar con una cultura de innovación representa una ventaja competitiva para el negocio; sobre todo en un entorno donde la competencia crece cada vez más y utiliza herramientas más agresivas para tomar la delantera.

Recientemente, en una charla informal con algunos de mis colaboradores, al discutir una propuesta de negocio para uno de nuestros clientes, salió a colación el tema de la innovación. Esto porque poníamos sobre la mesa la importancia de salir de los mismos esquemas y atrevernos a generar ideas disruptivas que nos permitan captar la atención de nuestros clientes, brindar servicios de gran impacto y competir agresivamente en el mercado.

La innovación es un elemento que debe estar presente en todas las organizaciones, ya que se trata de una herramienta estratégica para mantener de pie y hacer crecer los negocios, incluso en las condiciones más adversas. Varias marcas globales como Apple, Amazon, Marriot, Walmart y la orgullosamente mexicana Grupo Bimbo son un claro ejemplo de lo que una cultura de la innovación bien gestionada es capaz de generar en beneficio de la organización y el negocio.

¡Pierde el miedo a innovar!

Es un hecho innegable que hoy la innovación es una estrategia fundamental para el futuro de los negocios; simple y sencillamente se trata de “innovar o morir”. Sin embargo, a pesar de ser una tendencia en el mundo de los negocios, muchas organizaciones no cuentan aún con una cultura que estimule la innovación, es decir, con mecanismos que guíen el proceso innovador y conduzcan hacia resultados positivos concretos que se vean reflejados en nuevos procesos, productos y servicios que acaparen la mirada del mercado y sean parteaguas en su industria.

Algunos de mis colaboradores coincidían en que varias organizaciones aún ven la innovación como algo, sí muy “bonito, eficiente, benéfico, inspirador… “, pero también “costoso, desconocido, peligroso” y hasta difícil de incorporar a sus procesos y cultura organizacional. Para muestra quiero retomar unas declaraciones recientes del secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, quien aseguró que los países de América Latina gastan “poquito” en innovación; y de ese gasto, la mayor parte -si no la totalidad-, la hacen los gobiernos, cuando “la tendrían que hacer las empresas”.

La cultura de innovación no debe ser un lujo del que puedan presumir las organizaciones, más bien es ya una necesidad.

Pero bueno, vayamos a la mejor parte. Si quiero subir al tren de la innovación, ¿cómo puedo empezar? Primero que cualquier otra cosa, es importante saber que construir una cultura de innovación es un proceso de transformación lento, sobre todo para las organizaciones con modelos de negocio muy arraigados y tradicionales. No obstante, es posible tener éxito si somos pacientes y nos enfocamos en factores críticos. Dales un vistazo.

  • Aprende a ser innovador y entrena a tus colaboradores para que también lo sean. Es cierto, algunos hombres y mujeres parece que nacieron siendo innovadores, pues sus ideas y creaciones revolucionaron no sólo determinado ámbito sino al mundo entero. Hombres como Thomas Alva Edison, Steve Jobs o Henry Ford son ejemplo de ello; sin embargo, eso no significa que tendrás que esperar a que tu organización encuentre “mentes brillantes” para contratarlas. La innovación también puede aprenderse y desarrollarse; así que enseña a tus colaboradores a identificar las ortodoxias y cómo transformarlas en estrategias disruptivas que conduzcan a crear nuevos procesos, soluciones, productos o servicios. Es de vital importancia que en esta especie de “entrenamiento”, tú, como CEO y líder de la organización, proporciones las herramientas y el entorno necesario para sumergir a tus colaboradores en la cultura de innovación.
  • Genera engagement. Uno de los desafíos que enfrentan las organizaciones es la resistencia de sus colaboradores para adentrarse en la cultura de innovación, pues implica una nueva manera de pensar y de relacionarse con otros tanto dentro como fuera de la compañía. ¿Cómo lograr el engagement con las nuevas herramientas y el entorno para la innovación de manera que tus colaboradores contribuyan con nuevas ideas relevantes que beneficien al negocio? Aquí tu rol es muy importante, pues se requiere de tu inspiración, transparencia, confianza y coherencia; ninguno de tus colaboradores se subirá al tren a menos que la innovación sea vista como un tema claramente importante, real y benéfico para la organización y cada uno de sus miembros.
  • Comunica los objetivos de establecer una cultura de innovación. Otro factor importante es la comunicación; así que utiliza tus recursos y plataformas para comunicar las metas que desea alcanzar la organización con esta estrategia. Sin duda que es una gran oportunidad para hacer del lenguaje de innovación un componente habitual del lenguaje y la comunicación corporativa. Desde luego que también debes comunicar las Historias de Éxito y reconocer y celebrar el triunfo de tus “héroes de innovación”, y no sólo de aquéllos que concibieron ideas exitosamente transformadas en nuevos procesos, productos o servicios, sino también de quienes, aunque fallidos, se esforzaron por generar nuevas ideas. Así, reforzarás el mensaje de que una compañía innovadora cuenta con miembros innovadores y confía en el esfuerzo de todos y cada uno de ellos.
  • Mide tus resultados. Quizá puede sonar extraño o arcaico medir los resultados; sin embargo,  son una parte importante para establecer una cultura de innovación, ya que permiten dar seguimiento y evaluar los resultados de este grandioso viaje que has emprendido con tus colaboradores. Utiliza indicadores que te permitan evaluar el engagement, conocimiento del programa de innovación y sus procesos, número de colaboradores entrenados, las técnicas y herramientas, las nuevas ideas presentadas, experimentos en progreso, nuevas ofertas lanzadas, y cualquier otro que te permita conocer el estatus del cumplimiento de metas de tu programa de innovación.

No importa el tamaño de tu compañía, lo importante es que como líder de la organización abandones el miedo a cambiar de rumbo y te adentres junto con tus colaboradores en este gran viaje de la innovación. Una frase inmortalizada por el escritor Paulo Coelho dice: “Si piensas que la aventura es peligrosa prueba la rutina, es mortal”.

No dejes que la innovación siga siendo para ti una palabra de moda; por el contrario, conviértela en una realidad. Recuerda que el futuro de los negocios, la competitividad de las compañías y su permanencia dependen de la capacidad de su gente para innovar.

Transmedia: La pieza clave del rompecabezas

Actualizarse en el mundo de la tecnología ha sido una gran experiencia al vivir de cerca su evolución y como acerca a las personas al permitir comunicarse con una sola llamada, mensaje o simplemente a un clic de distancia, pero no siempre fue así. Durante mi etapa universitaria -la cual viví en el frío y calor cerca del King Ranch en Texas- me comunicaba con mis amigos de la infancia y familiares a través de cartas donde describía mis experiencias en el taller de teatro, mis noches de desvelos para presentar un examen, así como los buenos momentos que compartía con mis compañeros.

Una vez redactado el escrito e introducirlo en el sobre, pedía un aventón a la oficina postal que se encontraba a 10 millas de distancia tan sólo para comprar un timbre, pegarlo y finalmente poner la carta en el buzón para esperar la respuesta tres semanas después. Lo mismo pasaba con mis demás compañeros, los cuales contaban sus vivencias utilizando, además de las cartas, fotografías y casetes de audio. Estas historias en algún momento se cruzaban con las mías generando relatos paralelos y alrededor de una trama central: la vida universitaria.

Trasladando esta experiencia al mundo corporativo, es importante que el CEO conozca que todas las compañías y sus marcas tienen historias que contar –Branded Storytelling– y están buscando capturar la atención y corazón de sus Stakeholders, en una era donde la movilidad y la hiperconectividad de los usuarios van marcando el pulso de la comunicación, así como la forma en que generan y consumen los contenidos.

Esto ha llevado a las empresas y sus capitanes a implementar estrategias Transmedia, tendencia de comunicación donde las historias se narran a través de distintas plataformas y cuya creatividad promete lograr un verdadero engagement con sus Audiencias Objetivo. El Storytelling Transmedia -como también se le conoce- relata una narrativa central a través del tiempo e incluye historias paralelas que giran a su alrededor y que convergen para reforzar el relato principal.

Las mini-historias se pueden compartir en distintas piezas mediáticas como comics, novelas, videojuegos, películas, documentales, mini-series, conciertos, aplicaciones móviles, entre otras que funcionan como una experiencia completa, satisfactoria e independiente de la historia central. Una vez que se cuenta con el producto final, este se comparte en medios tradicionales -radio, televisión, prensa- y redes sociales para radiar su contenido entre las Audiencias Objetivo.

Al igual que un rompecabezas gigante, cada pieza contribuye también a una narrativa más amplia. El proceso es acumulativo y cada eslabón añade riqueza y detalle al mundo de la historia, tales como relatos de fondo de personajes y líneas argumentales secundarias; que entretienen, educan, inspiran y convencen a las audiencias a través de un vínculo que evoluciona de lo emocional a lo racional.

Por otra parte, el Storytelling Transmedia es totalmente participativo debido a que la audiencia se involucra activamente y con un alto grado de colaboración social y creativa. Ellos se convierten en actores clave de la experiencia Transmedia junto a la compañía y sus marcas. El diseño y desarrollo en conjunto de las historias, empresa-consumidor, genera amplia motivación para colaborar con otros actores, buscar otras partes de la historia y contribuir a la narración mediante la adición de contenido.

Las historias Transmedia pueden ser sencillas pero con contenido valioso, compartirse a través de distintas plataformas tecnológicas o romper las barreras entre el relato y la realidad, en forma de Reality Shows, concursos o juegos de realidad alternativa (ARGs, por sus siglas en inglés), donde los participantes interactúan con elementos de la narración y personajes utilizando locaciones reales como parte del mundo de la historia, Storyworld.

Grandes marcas como Coca Cola, Lenovo, Volkswagen, Red Bull, IBM, Cablevisión, Ace, Ariel, entre otras ya han integrado el universo Transmedia para brindar experiencias que impacten el corazón y mente de sus audiencias. En la industria de la comunicación, la clave es generar contenidos inolvidables y relevantes, en donde la forma de contar la historia y su adaptación inmediata al lenguaje propio de cada plataforma hará la diferencia entre sólo existir y ser altamente recordado.

No pierda la oportunidad de ser parte de la historia de vida de sus consumidores y haga llegar sus relatos a la plataforma donde sus audiencias se encuentran y convergen.

Ya sea que accedan y consuman su contenido a través de dispositivos móviles –smartphones, tablets, laptops– libros, blogs, videojuegos, TV, entre otros, la finalidad es que sus consumidores complementen y enriquezcan su experiencia con la marca, se establezcan lazos emotivos y racionales estrechos y sean su marca de elección.

Dentro de las principales razones para implementar Transmedia en su estrategia de negocio y comunicación se encuentran:

  • Persuasión: Las historias Transmedia son un elemento fundamental de inmersión en la mente y corazón de los consumidores, ya que sus cerebros interactúan con la empresa con altos niveles intuitivos, sensoriales y de ejecución.
  • Conexión con la Audiencia: Las estrategias Transmedia crean puntos de entrada para alcanzar y conectar múltiples perfiles de usuarios sin importar en qué parte del mundo se encuentren y se enfocan a diferentes necesidades para expandir de manera efectiva la base de clientes.
  • Impacto Financiero: Redefine el ROI y extiende la vida útil de la marca, al crear contenidos de propiedad intelectual de valor agregado y fuentes de ingresos complementarios.

Es así como estamos inmersos de manera sutil en el universo Transmedia donde los consumidores van armando y complementando los contenidos que ofrecen las empresas. Como dice aquel adagio “la vida es un rompecabezas”, cada experiencia y lo que se aprende nos hace sentir más completos. No pierda la oportunidad de ser parte de la historia de vida de sus consumidores y haga llegar sus relatos a la plataforma donde sus audiencias se encuentran y convergen.

Los secretos del Storytelling transmedia

En 1997 salió a la venta el primer libro de la saga de Harry Potter, una de las historias literarias más reconocidas y exitosas de los últimos años. Fue el inicio de una franquicia que ha logrado deleitar a millones de lectores, atrayéndolos a un mundo de magia y fantasía. Su autora, la novelista J.K. Rowling, demostró desde entonces ser no sólo una escritora con talento sino también, una mujer de negocios.

“Son nuestras decisiones, y no nuestras habilidades, las que demuestran quienes somos en realidad”, refiere la autora inglesa en uno de los libros del joven mago. Y es precisamente su habilidad y visión para hacer trascender el nombre de Harry Potter más allá de los libros, lo que la ha hecho la mujer más rica de su país, por encima de la Reina Isabel.

Ocho películas, toda una línea de productos relacionados con sus personajes, además de un parque temático, son algunos de los elementos básicos que sirvieron para que J.K Rowling lograra hacer transcender a sus personajes más allá del texto.  No fue a través de la magia por supuesto, sino usando el Storytelling Transmedia.

También te puede interesar: Branded Storytelling: Sin personajes ni marcas no hay historias

Como primer paso, es importante definir qué es Storytelling, el cual consiste en compartir historias de la marca, donde se narran una serie de eventos que se desplazan hacia adelante en el tiempo, con un sentido de dirección y un propósito definido. En este relato, los personajes enfrentan obstáculos en su camino para conseguir algo que quieren o necesitan, se plantea un problema y como resolverlo. Ya sea que alcancen o no su meta, se crea una tensión dramática y se genera una carga emotiva que mantiene entretenidas a tus audiencias.

Storytelling consiste en compartir historias de la marca, donde se narran una serie de eventos que se desplazan hacia adelante en el tiempo, con un sentido de dirección y un propósito definido.

Posteriormente, Transmedia, es una tendencia de Comunicación donde las historias se cuentan a través de distintas plataformas y cuya creatividad promete lograr un verdadero engagement con las Audiencias Objetivo. Además, relata una narrativa central a través del tiempo e incluye historias paralelas que giran a su alrededor y que convergen para reforzar el relato principal.

Por todo esto, el ejemplo de Harry Potter es sobresaliente. Su éxito no sólo se basa en lo escrito en los libros: se apoya principalmente en la oportunidad que ha brindado a millones de personas de poder participar en la historia, de ser un canal interactivo, de seguir generando interés y fanatismo en sus audiencias a más de 20 años de su primera publicación..

La Narrativa Transmedia -como también se le conoce- se refiere a formas innovadoras de crear historias que abarquen varias plataformas, para ofrecer a los consumidores múltiples “puntos de entrada” que estimulen su participación activa y genere experiencias con a la audiencia, dándole protagonismo y llevándole a la acción, con complicidad y libertad para actuar o integrarse en la narrativa de la marca.

Pottermore

Para los profesionales de la Mercadotecnia, la estrategia Transmedia presenta nuevas oportunidades para captar el tiempo y la atención de los consumidores, con un potencial para enriquecer la mitología de la marca y crear más seguidores de ella.

J.K. Rowling encontró en su portal “Pottermore” una herramienta exitosa para canalizar a los seguidores de sus libros y ofrecerles nuevas experiencias en el mundo fantasioso de sus personajes. Por otra parte, el sitio web supo encausar su estrategia no sólo reteniendo a antiguos lectores, sino posicionarse en el mercado como un efectivo punto de venta.

Una estrategia de contenidos Transmedia no sólo ayudará a facilitar las conexiones más fuertes y significativas con las audiencias de tu marca, sino también, a alargar significativamente el valor de esta y ampliar su impacto. Para desarrollar un plan de este tipo, toma en cuenta los siguientes pasos:

  1. Establece una estrategia de contenido coherente a las prácticas y valores de tu empresa.
  2. Las historias pueden ser sencillas pero deben brindar contenido valioso.
  3. Conecta tus contenidos a todos los canales posibles y enlázalos en una sola estrategia. Recuerda que la tecnología y las Redes Sociales son una herramienta básica para generar engagement con las audiencias.
  4. Utiliza el Storyworld y rompe las barreras entre el relato y la realidad, en forma de concursos o juegos de realidad alternativa (ARGs, por sus siglas en inglés).
  5. Identificar, analizar y priorizar. Es importante que ubiques cuáles son las necesidades de tu marca y define qué quieres comunicar y cómo vas a hacerlo.
  6. Haz que tu contenido se pueda encontrar, distribuir y consumir fácilmente.

Magia en tu marca

J.K. Rowling alguna vez dijo: “Es importante recordar que todos tenemos magia dentro de nosotros”. Ella lo hizo y hoy sigue manteniendo a Harry Potter como una de las franquicias más rentables del mercado internacional.

Define entonces cómo puedes hacer magia con tu marca y enamorar a tus consumidores. Realiza el hechizo para encantar a tus audiencias y conquistarlas. El pequeño mago inglés ya lo hizo, y tú ¿estás listo para aplicar las palabras mágicas: Storytelling Transmedia?