Archivo de la etiqueta: Liderazgo empresarial

Comunicación y liderazgo: el lado B del ejecutivo empresarial

Es muy común que el departamento o la agencia de relaciones públicas de una empresa inste a los ejecutivos a crear un perfil público en redes sociales, a compartir contenido de calidad para impulsar el liderazgo, tener algún encuentro con un medio clave o que asistan a un entrenamientos en medios para potenciar sus habilidades de comunicación. Sin embargo, podemos encontrarnos con ejecutivos que carecen del tiempo o del compromiso para tratar temas de comunicación, o que piensan que el plan de RP no está lo suficientemente alineado con las prioridades comerciales. 

No obstante, 52% de los CEO en México afirman que la opinión pública está mirando a las empresas para llenar vacíos en los desafíos sociales, de acuerdo con un estudio de KPMG. Por lo cual, sin importar cuál sea la función de un ejecutivo, cuando se trata de reputación corporativa, todos pueden cumplir una función clave en la estrategia de comunicación externa para ayudar a construir una marca fuerte. Aquí hay algunas de las actividades más comunes:

Posicionar a la empresa por medio de liderazgo de pensamiento: el liderazgo de pensamiento es un tipo de marketing en el que se aprovecha el talento, la experiencia y la pasión de una organización y sus líderes para responder, con ideas innovadoras y diferentes a las interrogantes más importantes que tienen en mente los stakeholders sobre un tema en particular. Al compartir información valiosa y útil, se genera credibilidad, se eleva el perfil de la organización, se crea autoridad y se posiciona a la marca como el mejor en su área y una mano confiable a considerar.

Participar en encuentros con medios de comunicación: las noticias en línea y las redes sociales han provocado que el ciclo de noticias sea más rápido que nunca, lo cual requiere que los expertos estén preparados en todo momento. Esto hace que sea importante una capacitación en medios para líderes empresariales, para estar listo en cuestión de minutos para aprovechar una oportunidad y hacerlo con un conocimiento actualizado de la agenda mediática y lo que se necesita decir. Las historias se desarrollan constantemente; seguir siendo relevante depende de la capacidad de los ejecutivos para ser portavoces que puedan responder rápidamente y articular la propuesta de valor de la marca con eficacia cuando se necesite.

Proteger la reputación de la marca: se acabaron los días en que los ejecutivos y sus equipos podían mantener un perfil bajo. Los usuarios de internet siempre están escudriñando el comportamiento de las marcas y pocas veces olvidan una historia amarga. Es por eso que los ejecutivos deben formar parte proactiva en un plan para publicar contenido de marca y pensar en todas y cada una de las comunicaciones externas que emiten en línea. Después de todo, no solo el público en general está atenta a las publicaciones digitales, los inversores, en gran parte, también basan sus decisiones en la reputación de un director ejecutivo, tanto online como offline. 

Benjamin Franklin  dijo: “Se necesitan muchas buenas obras para construir una buena reputación, y solo una mala para perderla.” ¿Quién es el rostro y la voz de tu marca? ¿Quién humaniza la marca? Ya sea el CEO u otro líder del C-suite, un enfoque estratégico para posicionar a tus altos ejecutivos como líderes de pensamiento de la industria puede diferenciar a tu empresa de la competencia, generar lealtad de los clientes y lograr una brillantez rentable.

Este contenido apareció por primera vez en Mundo Ejecutivo.

Conoce más contenido del autor en Mundo Ejecutivo.

De vuelta a la oficina: 5 consejos para liderar a tu equipo con empatía

Cuando COVID-19 irrumpió hace más de un año y comenzamos a trabajar desde casa. Estaba convencido que, como líder de la organización, debía velar por el bienestar de mi equipo de trabajo. Mantuve pláticas online con cada uno de ellos en las que conocí sus dudas, preocupaciones y necesidades. Varios de nosotros, porque yo me incluyo, fuimos víctimas de situaciones emocionales como el síndrome de burnout, estrés, ansiedad y hambre de piel, que tarde o temprano aprendimos a manejar. Y cuando parecía que las preocupaciones se habían aminorado y nos habíamos habituado al trabajo desde casa, las reuniones por Zoom y los almuerzos caseros, ahora es tiempo del retorno siguiendo las guías de acción de las autoridades.

Todos ya comenzamos a pensar en el regreso a las oficinas. Y aunque las reuniones cara a cara y la colaboración entre pares, están entre las situaciones que más extrañan los colaboradores, el retorno está generando una ola de emociones distintas. Así lo pude ver con dos de mis colaboradores, pues mientras Raúl se siente emocionado luego de tantos meses trabajando desde casa, Mónica está algo preocupada por todo lo que implica este nuevo cambio. Sea lo que sea, lo cierto es que el regreso a las oficinas está matizado de un factor emocional que, como líderes, es muy importante conocer y, en su caso, aminorar, para conseguir un exitoso regreso a las oficinas.

Es cierto que cada organización es diferente y tiene sus propias necesidades, y de igual manera cada uno de los colaboradores. Sin embargo, hay algunos pasos que puedes dar para que se sientan respaldados y seguros antes del regreso al lugar de trabajo.

Escucha a tus colaboradores y obtén información valiosa para guiar el retorno

Al igual que Mónica y Raúl, estoy seguro de que todos nuestros colaboradores están experimentando ciertas emociones en cuanto al regreso a la oficina, quizá haya hasta sentimientos encontrados. Conocer sus dudas, preocupaciones y expectativas te ayudará a delinear tu plan de retorno. Afortunadamente, a diferencia del cambio al esquema remoto, que tuvimos que llevar a cabo el año pasado; ahora tenemos más tiempo para lograr la transición.

Sé totalmente transparente y comunica la visión

Tal cual como sucedió durante el trabajo desde casa, la comunicación será esencial. No esperes para comunicar lo que estás planeando, hazlo si incluso tu información es limitada o básica, pues con la incertidumbre puedes generar ansiedad, estrés e inseguridad, y decir algo es mucho mejor que permanecer completamente en silencio. En este proceso, puedes apoyarte de tu equipo de liderazgo y desarrollar una estrategia para comunicar la visión en cascada a través de la organización. Quizá ahora no tengas todas las respuestas en la mente de tus colaboradores, pero ellos se sentirán considerados en el proceso de cambio.

Aprovecha para implementar cambios e innovaciones

COVID-19 nos dio la oportunidad de innovar la forma en que nuestros equipos de trabajo se desempeñaban. Y el hecho de que ellos estén de regreso a la oficina, no significa que debemos retornar a los viejos esquemas previos a la pandemia. Aprovecha para implementar cambios que beneficien a toda la organización y que den un nuevo entorno de trabajo. Por ejemplo, mantener las mejores prácticas, herramientas y procesos que ayudaron a tus colaboradores a seguir siendo productivos y eficientes en el trabajo desde casa. De hecho, algunos líderes de grandes empresas piensan que el regreso a la oficina es la oportunidad de inventar, colaborar y aprender en conjunto de manera más efectiva.

Asegúrate de ofrecer expectativas claras en cuanto a la forma de operar

Así como 2020 requirió que nuestros colaboradores cambiaran de lugar y se flexibilizaran para manejar nuevas herramientas y procesos, ahora es tiempo de poner sobre la mesa las nuevas normas que regirán el funcionamiento, procesos, herramientas, comunicación y responsabilidades. Mi sugerencia es dejar en claro lo que se espera de cada uno de ellos, pues de lo contrario, corren el riesgo de no cumplir los procesos o no lograr los objetivos. Como líderes necesitamos animar a nuestros colaboradores a identificarse con las expectativas del negocio, pero también a conseguir que sus propias expectativas puedan cumplirse en esta nueva transición.

Enfrenta la “nostalgia” de volver al pasado

Finalmente, te puedes encontrar con el deseo de tus colaboradores de volver a “la vida en la oficina” previo a la pandemia; o bien, de mantener algunas de las flexibilidades que se otorgaban durante el home office. De manera que será importante apoyar a tus colaboradores y recordarles que llevará tiempo incorporarse al cambio una vez que regresemos a la oficina.

Un año después de que COVID-19 llevara la oficina a nuestra casa, comenzamos a ver una “luz en el camino”. Y justo ahora que las condiciones han mejorado, los líderes de organizaciones comenzamos a planear cómo y cuánto traer a nuestros colaboradores de regreso a la oficina y cómo dar respuesta a sus dudas y preocupaciones.

Desde luego que las decisiones que tomemos como líderes, serán críticas para dar la pauta de cómo se hará el trabajo en el futuro, lo que sin duda impactará las relaciones internas, la conexión emocional con la empresa y el trabajo mismo. Así que deben tomarse muy en serio y detenidamente.

Este contenido apareció por primera vez en Alto Nivel.

Conoce más contenido del autor en Alto Nivel.

Liderazgo y resiliencia: enseñanzas inspiradas en Frida Kahlo

Actualmente, vivimos un momento de suma importancia en el que las habilidades de liderazgo empresarial y la capacidad de adaptarse a los cambios, serán clave para progresar en la nueva realidad que enfrentarán las empresas.

Con motivo del aniversario 66 de la partida de Frida Kahlo, recordamos el poder de su espíritu con algunas reflexiones de resiliencia para líderes, basadas en la vida de esta artista mexicana.

5 Errores en las entrevistas con medios que pondrán en peligro la reputación de tu empresa

Debido al fácil acceso a la información y la necesidad de la gente por mantenerse al tanto de ella, la vida de las noticias se ha reducido gradualmente. De modo que los medios se han visto obligados a estar más pendientes de cualquier hecho noticioso. Los personajes políticos, deportivos y del entretenimiento, así como los acontecimientos públicos o de las redes sociales, siempre darán alguna nota; pero la noticia del momento también podría provenir de tu empresa.

No hablo sólo de las novedades que puedas reportar. Por ejemplo, ¿qué ocurre cuando surge una crisis? Si tu empresa es la protagonista de la crisis, o al contrario, es una fuente confiable para abundar en información, seguramente los reporteros querrán contactarte.

Por ello, es imprescindible que los voceros designados cuenten con una preparación ante medios. Imaginemos un encuentro en el que representas a tu empresa frente a reporteros y medios de comunicación. En este escenario cada detalle alzará la mano: ¿cómo te expresas?, ¿qué palabras utilizas y en qué tono?, ¿qué nos dicen tus manos o tu expresión facial? El lenguaje verbal y corporal será tu mejor aliado o tu peor pesadilla.

¿Sabes cuáles son los errores más comunes durante un encuentro con medios?

1. Memorizar el discurso. Los reporteros no son tiburones cazando a su presa, pero tampoco son ingenuos. Si bien se recomienda tener claros los mensajes clave de las organizaciones, recitar los mismos mensajes una y otra vez es pésima idea, aunque lo haya escrito el futuro nobel de literatura. ¿La consecuencia? Un mensaje vacío y cuadrado, que por ende, se reflejará en la imagen de la organización, cuando  un acercamiento con medios debería humanizar a la marca y mejorar las relaciones existentes con los stakeholders.

2.Decir nada con mucho. ¿Cuántas veces hemos escuchado a una persona que parece que le pagan por la cantidad de palabras articuladas, y no por el mensaje que debería dar? Justo aquí, hay que reivindicar la importancia entre hablar y comunicar. Sí, todo comunica, pero cuando solamente se habla porque fisiológicamente es posible, seguramente el mensaje no cumplirá su cometido. Mostrar confianza en tus conocimientos no es sinónimo de adornar los mensajes al grado de hacerlos desaparecer. Si estuvieras entrenado en medios mejorarías y maximizarías tus habilidades y técnicas de comunicación paratransmitir eficazmente los mensajesa tus audiencias.

También te puede interesar: Mensajes… la voz de una empresa

3. Responder con monosílabas. Contrario al punto anterior, hay quienes no recuerdan sus mensajes clave y responden únicamente con un sí o con un no, lo cual, no es suficiente. Los textos periodísticos se basan en contestar las preguntas qué, cómo, cuándo, dónde, por qué, para qué, etc. Aprovéchalas para contar la historia y el mensaje de tu marca. En ese sentido, el vocero debería adueñarse de la conversación. Ojo, dije adueñarse, no acaparar. No monopolizar, sino sentirse cómodo con el tema para llegar a nuevos mercados donde la visión y pensamiento vanguardista pueden volverse rentables.

4. Quedarse callado. Aunque se pacte una entrevista para cubrir un tema específico, podría llegar una pregunta o un comentario inesperado. No es malo tener información confidencial, pero quedarse callado o congelado, no es una opción. Sobre todo, si tomamos en cuenta que también tu lenguaje corporal habla por ti y podrías dejar una impresión negativa, entre ellas, que estás nervioso porque ocultas datos importante.

5. No estar preparado. Los encuentros con medios no siempre van a tratar sobre las novedades de la empresa. Los reporteros generalmente recurren a los presidentes o directores generales de las compañías para tener más información sobre la industria en la que se especialice. Si el vocero no va preparado para responder preguntas fuera de un guion, dejará de ser una fuente confiable.

¿En cuántas situaciones parecidas se han encontrado tus voceros o tú mismo? Podría seguir enlistando más errores cometidos cuando no se está capacitado para hacer frente a un medio, pero no quisiera perder la oportunidad de imaginar el mejor escenario para una marca que quiere posicionarse en un lugar privilegiado a fin de establecer un vínculo de comunicación con su audiencia y su liderazgo empresarial.

Mi recomendación es que te mantengas informado sobre las noticias de tu industria, que consideres un entrenamiento en medios y que constantemente ensayes como si fueras a una entrevista al día siguiente. No te arriesgues. Un pequeño error puede echar a perder la buena reputación que has construido.

La práctica hace al maestro. Convertirte en líder de pensamiento, referente de un sector y, mejor aún, dotar a tu empresa de voz y de autoridad, es una tarea de todos los días.  Miguel de Cervantes escribió “El hombre bien preparado para la lucha ya ha conseguido medio triunfo.” ¿Estás preparado para conseguir lo demás?

Este contenido apareció por primera vez en Top Management

Conoce más contenido del autor en Top Management