Archivo de la etiqueta: manejo de la reputación

Cómo hacer mensajes clave efectivos

Hace no mucho tiempo, durante una reunión que sostuvimos, Ximena nos contó que durante un evento de apertura de un hospital – propiedad de un amigo suyo – ,  le preguntaba cuál era su mensaje clave. Él respondió: «Vendemos tranquilidad». Ella le dijo, «sí, pero explícame cuál es tu mensaje para tus prospectos”, “¿qué dices en tus folletos y publicidad?” Él tenía una mirada de perplejidad en su cara como si ella fuera de otro planeta y por supuesto que no supo responder.

Esto no es raro. La mayoría de las pequeñas empresas están confundidas y no conocen acerca de sus mensajes clave. La mayoría piensan que es su lema,  otros piensan que es un resumen de todos sus premios y cuánto tiempo han estado en los negocios. Otros piensan que es su visión y misión de la compañía. Pero no es nada de lo anterior.

Los mensajes son las palabras que comunican una narrativa, evocan marcos de referencia, cambian en función del tiempo, el contexto y su público. Los mensajes dan vida a la narrativa. Cada mensaje debe tener, por lo general, de 1 a 3 frases. Se requiere de paciencia y práctica para desarrollarlos. En las campañas, las historias están diseñadas para persuadir a la audiencia.

Los mensajes ayudan a focalizar la comunicación, que es de crítica importancia. ¿Por qué es tan importante la focalización? Hay una regla simple: Los dices una vez, los dices de nuevo, lo repites tantas veces como sean necesarias, y cuando estés absolutamente harto de decirlos es cuando tu público objetivo los habrá escuchado apenas por primera vez.

El mensaje clave atrapa la atención de tu cliente potencial, les dice cómo puedes resolver su problema, por qué deben confiar en ti, y por qué deben elegir hacer negocios contigo por encima de cualquier otra opción posible.

También te puede interesar: 3 consejos prácticos para crear mensajes que destaquen

Tu mensaje debe «hablar» a tu prospecto. Esto se hace atrayendo a tus prospectos a los «hot button» o aquellas sensibilidades que desencadenen una reacción emocional en los consumidores. A continuación te compartimos un método simple de cinco pasos para crear tu propio mensaje clave.

PASO 1 – Identificar tu mercado objetivo

El primer paso comienza con la pregunta: «¿Quién es mi mercado objetivo?». Una vez deducido esto, entonces es más fácil elaborar un mensaje a ese mercado. Cada empresa exitosa tiene muy bien definido el segmento al que se dirige.

PASO 2 – Identificar los problemas que tu mercado objetivo experimenta

El segundo paso comienza cuando te preguntas: «¿Qué problemas tiene mi mercado objetivo y cómo se sienten al respecto?”. Cada mercado experimenta sus frustraciones y dolores. El secreto para elaborar un mensaje clave para que tu mercado se siente y escuche, es identificar su problema, su dolor y el sufrimiento que sienten como resultado de ese conflicto. Identificar el dolor y el sufrimiento de tu mercado les hará percibir que los entiendes y eres empático con ellos.

PASO 3 – Presenta tu solución al problema de tu mercado

El tercer paso comienza con la pregunta: «¿Cuál es la solución que tengo que ofrecer a mi prospecto?” Presenta tu solución como una cura simple para todo el dolor y el sufrimiento que tu mercado siente. Ahora, identifica todos los beneficios de tu solución y transmíteselos, dejándoles claro cómo estos beneficios mejorarán su vida y harán desaparecer su dolor y angustia.

PASO 4 – Presenta los resultados que has producido para otras personas en la misma situación

Al inicio del cuarto paso pregúntate: «¿Cuáles son los resultados que mi solución ha producido?». No basta solo con decirle a la gente que tienes una solución, también debes demostrarles que tu solución trabaja y funciona, porque puedes hablar todo el día sobre cómo solucionaste este y aquel problema, pero la gente es escéptica y no te creerá automáticamente.

La gente va a creer en otras personas o empresas que son similares a ti, las cuales hayan logrado resultados positivos. En este paso, necesitarás demostrar tus resultados dando testimoniales de clientes actuales y anteriores, proporcionando casos de éxito con problemas reales que fueron solucionados y de las metas que fueron alcanzadas.

PASO 5 – Explica lo que te hace diferente de tus competidores

¿Qué te hace diferente de mis competidores? ¡Necesitas comunicar tus diferencias! Los prospectos están buscando que les digas tus diferencias para elegirte. Y esas diferencias necesitan tener un valor perceptible para ellos. Tiene que ser algo importante para ellos, atributos exclusivos, únicos, insustituibles y altamente valorizados por el consumidor que tú y tu compañía tengan.

PASO 6: Deben ser claros, concisos y coherentes

Claros – Libres de jerga, carentes de lenguaje técnico y relevantes;

Concisos – Entregar los mensajes clave en 7-8 segundos. Eso podría ser el único tiempo del que dispongas para su atención;

Coherentes – Los mensajes deben ser repetidos si se quiere lograr awareness

El error más grande de los mensajes clave que las empresas hacen, es comunicar lo que hacen, en lugar de comunicar lo que pueden hacer por las personas y enfocarse en lo que sus prospectos están buscando. Tu mensaje clave debe ser utilizado en todas tus comunicaciones externas. Comienza por conocer los deseos, temores, problemas y las necesidades de tu mercado objetivo y termina elaborando mensajes que respondan  a esos problemas de una manera convincente y creíble. El resultado será un mensaje irresistible que hará que tus prospectos quieran saber más de ti y tu empresa.

** Traducción y adaptación del texto: A step by step guide to creating great key messages.

¿Es necesario tener buenas relaciones con tu comunidad?

Como dijo una vez Arthur W. Page, “Todos los negocios en una sociedad democrática se inician con la autorización y aprobación del público”. Con frecuencia, las organizaciones perciben a sus públicos como sus clientes o como los líderes de opinión de la industria. Desgraciadamente, algunas organizaciones notan la existencia de “otros públicos”, sólo cuando ya convocaron una marcha, un plantón o una petición de firmas en contra de sus empresas.

Un ejemplo de ello, ocurrió en Cancún, Quintana Roo, lugar al que, tanto nacionales, como extranjeros, nos sentimos atraídos a sus playas de arena blanca y el turquesa del mar. Cualquiera pensaría que un hotel más no sería problema para ningún turista.

Quizá ese fue el razonamiento de una inmobiliaria cuando compró la zona del manglar Tajamar para construir, a mediados de 2015, un enorme proyecto hotelero y residencial. Sin embargo, los vecinos no tardaron en pronunciarse en contra de la destrucción del manglar.

Aunque comenzaron como una pequeña organización local, intensificaron la voz de sus reclamos por medio de las redes sociales, bajo el nombre Salvemos Manglar Tajamar, y las difusoras de radio y televisión replicaron sus protestas a nivel nacional. La suma de sus esfuerzos presionó al gobierno, que inicialmente concedió los permisos, y finalmente, en 2016 se canceló definitivamente la construcción de cualquier proyecto en la zona de Tajamar.

En este sentido, es indispensable mantener buenas relaciones con tus vecinos. Si ellos no se quejan, probablemente tampoco lo harán sus amigos. Basta una chispa para causar un incendio forestal. Si a alguien de la comunidad le molesta tu presencia, se asegurará de contarles a todos sus amigos, y no serán sólo los de la colonia, sino también sus amistades en las redes sociales.

Esto último se ha vuelto más crítico para el éxito a largo plazo, por lo tanto, fortalecer la concientización y visibilidad de la marca de manera positiva, son factores clave para una buena reputación.  Por ello es fundamental monitorear la “salud” de tu relación con la comunidad.

La clave para evitar una crisis es observar de manera constante la relación con tus stakeholders. Mientras confíen en ti, estén satisfechos con su relación actual y estén comprometidos a llevarse bien con tu organización, la mayoría de los problemas que surjan se podrán manejar fácilmente.

Cuando una relación va de saludable a hostil, las crisis se producen. Una investigación por Tim Coombs demuestra que mientras las audiencias te consideren digno de confianza, creíble y que cumples tu palabra, es mucho más probable que perdonen tus errores.

Al igual que la medición de cualquier otro esfuerzo de relaciones públicas, debes medir las fortalezas o las debilidades de tu reputación entre la comunidad. Puedes comenzar con un panorama de todos los públicos a quienes tratas de ‘influir’, ya que hablar de “comunidad” es un término muy general para enfocar tu cometido.

Así que, ¿cómo saber si tus relaciones con la comunidad son saludables? A continuación seis pasos para hacer una evaluación continua de tu reputación y relación local:

Paso 1. Haz una lista lo más detallada posible de los segmentos de la comunidad

Ésta podría incluir: oficiales electos, aspirantes a ser electos, organismos no gubernamentales, personal de la comunidad (jefe de la policía, bomberos, etc.), medios y periodistas de TV o radio locales, líderes de opinión (por ejemplo: abogados prominentes, médicos o jefes de organizaciones no lucrativas), u otros micro-influenciadores locales, etc.

Paso 2. Determina qué tan bien o mal está tu relación con cada grupo de influencia de tu organización

Deberás crear y llenar una hoja de cálculo lo más detallada posible, ejemplo:

Paso 3. Priorizar

Probablemente tus recursos no sean suficientes para medir todo lo que quisieras, por ello, deberás priorizar de acuerdo con la importancia que representen para tu  negocio. Asume que sólo podrás medir un máximo de cinco audiencias. Considera a las audiencias de mayor importancia como las primeras en medirse.

También te puede interesar: 6 puntos que puedes considerar cuando las audiencias dictan las reglas del juego

Paso 4. Establece un punto de referencia

Dado que la medición es una herramienta de comparación, necesitas comparar con algo más la fuerza de tu relación con la comunidad. Pueden ser comunidades donde tengas más sedes, competidores o empresas similares a tu industria en la misma comunidad. La finalidad es tener un punto de comparación.

Como consejo para obtener datos, investiga quién estaría interesado en intercambiar información contigo. Con frecuencia las empresas sin fines de lucro o instituciones educativas pueden apoyar y te pueden ayudar a reducir los costos.

Paso 5. Selecciona una herramienta de medición

Una vez que hayas decidido contra quién te compararás, selecciona una herramienta de medición.

Si tu fuente clave de influencia es algún medio local, deberás monitorearlos. Esto implicará revisar las publicaciones y menciones en los medios como: Facebook, blogs, televisión, radio, publicaciones en línea, periódicos y si es posible cualquier newsletter de la comunidad.

No puedo dejar de enfatizar la importancia de los medios de comunicación locales y las páginas de Facebook, porque permiten distribuir artículos y opiniones instantáneamente, factores clave para detectar o reunir gente con el mismo sentir. Como los habitantes de la colonia Las Arboledas, planeada por el prominente arquitecto mexicano, Luis Barragán, a finales de los 50.

Durante 2014, los colonos de Las Arboledas, crearon su propio grupo en Facebook y actualmente cuenta con 42,000 miembros. El grupo no solo les ha sido útil para ofrecer servicios y productos locales, sino que en 2016 les sirvió para organizarse en contra de la edificación de un desarrollo de departamentos, y hace pocas semanas detuvieron la construcción de un puente vehicular.En general se convirtió en una de las mayores fuentes de opinión influyente en esa comunidad.

Paso 6. Analiza tus datos, saca conclusiones, haz recomendaciones

Necesitarás la ayuda de un experto para evaluar todo el tiempo lo que otros dicen de tipara conocer qué iniciativas deben continuar, descontinuar, mejorar o cambiarse. Esto debido a que los profesionales de la comunicación tienen la preparación para conocer la cantidad y calidad de la cobertura ganada, medir interacciones en línea y crear mensajes clave para crear una buena reputación.

Cuando el objetivo es mejorar tus relaciones con los miembros de la comunidad local, analizar los medios de comunicación será el paso más pequeño en el proceso. Si bien, es importante entender lo que la gente lee y ve sobre ti en las noticias, es mucho más importante escuchar a la comunidad a través de los medios sociales y medir la fuerza (o debilidad) de tu relación con ellos.

Si hiciste todo lo anterior, pero aun así te resultó imposible evitar el descontento de tu comunidad, asegura el correcto manejo de  una inesperada crisis comunicacional, con estos 6 pasos para mejorar la comunicación en tu empresa. Ayuda a conservar su credibilidad y restar cualquier efecto negativo.

**Colaboración basada en el artículo How To Avoid a Crisis by Measuring Your Community Relationships publicado en The Measurement Advisor – Katie Paine.

3 Pilares de la Responsabilidad Social Empresarial

La globalización ha cambiado la forma de ver el mundo. Hoy, las barreras culturales, sociales, económicas y geográficas se han eliminado, las distancias se han acortado con el Internet y la tecnología, así como los tratados entre naciones, organizaciones y bloques económicos han establecido nuevas formas de relacionarse y de tomar decisiones en pro no sólo de su territorio, sino de toda la humanidad.

Lo mismo sucede con las personas, las cuales empiezan a tomar acciones en beneficio más allá de la comunidad en donde viven, considerándose ciudadanos del mundo o cosmopolitas, término que fue utilizado por primera vez por los filósofos estoicos durante el Imperio Romano.

Dentro del mundo empresarial, las decisiones que toma una compañía impactan su estrategia de negocio, su imagen, la relación con sus stakeholders y el entorno en el que se desenvuelve este cosmopolita corporativo. En otras palabras,  un buen ciudadano corporativo  es una empresa u organización que tiene un  compromiso constante con la mejora de la calidad de vida de la comunidad donde se encuentra a través de estrategias, valores, medidas y acciones que contribuyan al desarrollo sostenible.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), es una forma de gestión y de hacer negocios, en la cual la empresa se ocupa de que sus operaciones sean sustentables económica, social y ambientalmente, reconociendo los intereses de los distintos grupos con los que se relaciona y buscando la preservación del medio ambiente y la sustentabilidad de las futuras generaciones. El cumplimiento de la responsabilidad social genera beneficios para la sociedad y la empresa u organización, ya que aumenta su reputación, fomenta la confianza pública y mejora la salud de los trabajadores y de los individuos que conforman la sociedad.

Es una visión de negocios que integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el medio ambiente con la gestión misma de la empresa, independientemente de los productos o servicios que ésta ofrece, del sector al que pertenece, su tamaño o nacionalidad. Esto lleva a las empresas a permear dicho pensamiento a su estrategia de negocio y filosofía institucional.

Ryan Scott,  especialista en materia de Buen Ciudadano Corporativo, menciona la importancia de establecer estrategias bajo la perspectiva del Triple Resultado, también conocido como 3BL (Triple Bottom Line), la cual pone en términos concretos que hay más negocio que simplemente ganar dinero.

Los tres pilares son un componente clave para una buena ciudadanía corporativa a través de la sustentabilidad ya que permite que los negocios tengan un enfoque en donde la gente, el planeta y la rentabilidad, son las bases para establecer una sólida misión empresarial.

También te puede interesar: Confianza empresarial: la prioridad #1 de los líderes de negocio

La perspectiva global del Triple Resultado se define bajo los siguientes elementos:

  1. Beneficio económico (Rentabilidad). Cualquier hombre de negocios busca hacer de la compañía que lidera una organización rentable, pero normalmente ve a las utilidades sólo como una parte del plan de negocios. Pero desde la visión de 3BL, las ganancias se ven como algo que beneficia económicamente a  la sociedad en general.
  2. Ambiental. ¿Qué impacto en el medioambiente han tenido las actividades de la empresa? Este pilar se ocupa de las prácticas comerciales ambientalmente sostenibles, mediante la maximización de beneficios y reducción al mínimo de los daños. Esto puede ir desde el reciclaje de productos electrónicos, reforestación, protección de reservas naturales y fauna, hasta los planes de negocio que rechazan el uso de productos químicos peligrosos o prácticas destructivas.
  3. Social. Para conseguir los resultados, ¿han tenido las personas relacionadas con la empresa que pagar un precio demasiado alto en forma de condiciones laborales abusivas? Se refiere al respeto por la mano de obra, el capital humano, la comunidad y la región en que opera una corporación. Empresas que escriben el triple resultado en sus planes de negocio buscan incrementar beneficios para todos los interesados sin explotar o poner en peligro a la comunidad. Por ejemplo, el comercio justo con pequeños productores en los países en desarrollo, es una práctica empresarial sostenible.

Ante este escenario, establecer metas concretas y elaborar planes específicos para cosechar los beneficios tanto tangibles como intangibles de la sustentabilidad, así como contar con una ética de responsabilidad social corporativa, son razones poderosas para implementar las 3BL, las cuales abren nuevos mercados y amplía  los existentes. Por ejemplo, muchas personas prefieren comprar productos de empresas que tienen prácticas de comercio justo, siempre que sea posible.

Es un hecho que las empresas que toman en serio la Ciudadanía Corporativa pueden mejorar su imagen, reputación y la eficiencia operacional, así como fomentar  la lealtad. En general, son más propensas a ser vistas como una buena inversión y una empresa de elección por los inversionistas, empleados, clientes, reguladores y socios.

Las compañías necesitan establecer un programa de difusión y comunicación con medios ganados, medios compartidos e influenciadores digitales, para compartir con sus audiencias las actividades y prácticas que realizan en pro de la comunidad y su entorno. Con esto, la empresa reforzará su posicionamiento y compromiso social.

Además, es importante establecer una estrategia de marketing de contenido para viralizar información de valor, influenciar e involucrar a sus Stakeholders para emprender acciones comunitarias y ser un motor de cambio en su entorno, así como compartir contenido relevante sobre la temática de responsabilidad social corporativa y difundirla a través de sus medios propios como página web, micrositios, medios sociales, blogs, entre otros.

Una marca comprometida con su entorno es impulsada con fuerza por la comunidad en donde se desarrolla por cada uno de sus stakeholders. Ser un cosmopolita corporativo comprometido con su entorno y comunidad, hace la diferencia para el crecimiento y expansión de su negocio.

Hoy para todo tipo y tamaño de empresa, el mundo es su hogar y tiene una responsabilidad inherente en cada decisión que tome. La Responsabilidad Social Empresarial generará una buena imagen y aumentará el valor de las utilidades.

El rol del CEO en una crisis

Una crisis es un escenario en el que pocas veces se toma el tiempo de analizar y preparar un plan preventivo y correctivo a nivel empresarial para sortearla. No obstante, los más grandes progresos de la humanidad, han surgido después de alguna crisis. Y por ello en esos  momentos de crisis en una empresa es cuando el temple y el liderazgo de empresarios deben salir a flote para organizarse y tomar las mejores decisiones.

Si bien es cierto que muchos directivos se han enfrentado a este tipo de acontecimientos adversos, todavía es considerable la cantidad de ellos que aún desconocen los daños que éstos pueden ocasionar. Los cuales pueden afectar tanto dentro, como fuera de sus organizaciones, en la imagen y la reputación; y tampoco saben cómo actuar adecuadamente para prevenir o aminorar el impacto.

Es indudable el importante papel que desempeñan los CEOs en una crisis de comunicación; aun cuando algunos de ellos todavía piensen que esto es responsabilidad única de la Dirección de Comunicación o incluso, de su Agencia de Relaciones Públicas.

Siempre hay que tener presente que como capitán de una compañía, todo el tiempo debemos tomar  decisiones difíciles. Algunas se relacionan con fusiones, adquisiciones, recortes de personal, o bien, con situaciones adversas inesperadas como terremotos, incendios o desastres naturales. Por lo cual, nuestras decisiones, aun cuando sean lo mejor para la salud y la estabilidad de la compañía a largo plazo, tendrán repercusiones y pueden generar descontento tanto dentro como fuera de la organización. Incluso pueden dañar nuestra reputación como hombres de negocio o la de nuestra compañía.

Por esta razón, es fundamental que los CEOs reconozcan y asuman su rol frente a una crisis de comunicación. No importa qué tan bueno sea su Departamento de Comunicación o su Agencia de Relaciones Públicas, la función y posición del CEO, el líder y principal vocero de la compañía, nunca podrá sustituirse, y sin él, este tipo de crisis están destinadas a impactar severamente en la reputación.

También te puede interesar: 3 pasos para estar mejor preparados ante una Crisis de Comunicación

Pero, ¿sabemos cuál es nuestro rol en medio de una crisis de comunicación? Aquí están algunos consejos útiles para saber qué hacer y cómo conducir a nuestra organización al umbral de la conciliación.

Conserva la calma

Por naturaleza, una situación de crisis es repentina y crea pánico, y como CEO estarás en el ojo del huracán, incomodado con preguntas, dudas y reclamaciones, mientras batallas por guiar a tu equipo de colaboradores y a tu compañía fuera del atolladero. Será difícil hacer todo esto al mismo tiempo y bien, por eso es importante que mantengas la calma, pero sobre todo, hacer que tu equipo conserve en sus acciones serenidad. Toma decisiones firmes e inmediatas con las que demuestres que todo está bajo control.

No evadas a la prensa ni las preguntas que vengan de la audiencia digital

Los medios de comunicación e influenciadores digitales estarán sobre ti, realizando un sin fin de preguntas. Los clientes y proveedores abarrotarán las líneas de teléfono tratando de resolver sus dudas, y tus empleados querrán saber qué pasa exactamente y qué sucederá con ellos.

No corras a tu oficina y cierres la puerta. Por el contrario, enfrenta la crisis, poniendo en práctica los tips aprendidos durante tu entrenamiento como vocero y habla con la verdad, comparte los hechos reales con tus audiencias objetivo, evita enredarte en historias falsas e informa a través de tus medios propios –redes sociales, página web, blog, micrositio-  de qué manera se solucionará el problema, así como los avances para resolver la contingencia.

No ocultes los hechos pero tampoco divulgues información interna o confidencial

Esto es algo difícil de hacer, pero no imposible. Es verdad que no debes ocultar los hechos porque eventualmente podrían salir a la luz y derivar en verdaderos desastres. Sin embargo, hay información que por políticas corporativas no puede compartirse fuera de la organización, así que antes de hacer cualquier declaración a tus stakeholders, consulta a tus áreas de Comunicación y Legal. De esta forma, estarás asegurándote que la información sensible sólo está siendo compartida con el equipo de crisis.

Repara el daño y comparte que se tomarán las medidas adecuadas para minimizar la contingencia

Si la crisis se generó a partir de un producto o servicio, o si se ocasionó como parte de un proceso o decisión interna, necesitarás llevar a cabo un plan correctivo para remediar el impacto, compensar los daños de la contingencia e informar los pasos a seguir para la inspirar la confianza de sus stakeholders.

Comparte tu experiencia y consulta con otros CEOs

No eres el único Director General que podría o ha enfrentado una Crisis de Comunicación; existen otros líderes de organizaciones que se encuentran o se han enfrentado a la misma situación, así que una buena idea es compartir experiencias y saber cómo otros colegas han manejado este tipo de situaciones. Si perteneces a algún club, cámara o asociación, seguro que podrás conseguir algunos consejos prácticos que te serán de mucho valor y utilidad.

Como podrás ver, ser líder de una organización y asumir tu rol durante una Crisis de Comunicación, demanda gran responsabilidad y “es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia”, como diría Albert Einstein.

Asume el reto ante la contingencia, conoce las 4 etapas fundamentales en la gestión de crisis, al estar preparado experimentarás que después de la tormenta, siempre llega la calma.

Descubre cómo potenciar tu papel de CEO con este artículo y la importancia de la resiliencia durante la incertidumbre.

7 Preguntas para Impulsar tu Liderazgo de Pensamiento

1. ¿Qué solucionas?

¿Conoce lo que tu organización puede resolver de la manera más efectiva y exhibe tus soluciones?

¿Tienes clientes y prospectos para desarrollar negocios que pueden beneficiarse enormemente de las competencias y capacidades que ofrezcas? Permite que el Liderazgo de Pensamiento supere las trampas asociadas con los peligros de la complacencia que puede llevar a la comoditización de tu negocio. Deja de ser un tomador de pedidos y permite que el Liderazgo de Pensamiento proporcione un componente de valor agregado a tu modelo de negocio que refuerce tu reputación en el mercado y haga más rentables tus relaciones con los clientes.

2. ¿Quiénes son los que van a cambiar la jugada?

Los líderes de tu organización que están aplicando nuevas maneras de pensar para impulsar el crecimiento, la innovación y las oportunidades son los que cambiarán la jugada. Ellos conocen íntimamente los mecanismos involucrados en cada línea de negocio, tendencias, desafíos recientes, presiones competitivas y donde existen oportunidades de crecimiento. Los que cambiarán la jugada están en tu laboratorio de innovación que defienden las ideas y alimentan el pensamiento nuevo.

No tienen miedo de cambiar la conversación como empresarios corporativos y disruptores constructivos que buscan cambiar los paradigmas, retar el status quo y mejorar los modelos de negocio existentes y las relaciones con los clientes.

3. ¿Cuáles son tus mejores prácticas más impactantes?

Las mejores prácticas existentes son los protocolos y métodos utilizados para operar de manera más eficiente y efectiva. Estas metodologías y marcos operativos trascienden el tiempo y las nuevas demandas del mercado.

Básate en tus clientes, líneas de negocio y los requisitos de gestión de cambios de la industria – cómo pueden tus mejores prácticas impulsar el crecimiento de tu negocio cuando se comparten e implementan con tus clientes. Para hablar de tus mejores prácticas debes estar bien preparado a fin de evitar que te tomen por sorpresa por no pensar en todos los posibles detalles. Incluso puede ser que seas dueño de un tema que podría reinventar tu industria.

4. ¿Dónde están los expertos en la materia?

Identifica a los expertos de tu negocio.  Son los líderes que han vivido la larga historia de las relaciones con los clientes y conocen a sus contrapartes en la industria que sirves. Se han convertido en expertos como resultado de su experiencia y en muchos casos se conocen como los Líderes de Pensamiento en tu empresa.

Los expertos en la materia son el recurso buscado por su conocimiento y son los que pueden guiar las estrategias de crecimiento y proporcionar las mejores recomendaciones para su implementación. Saben dónde están las trampas y lo que históricamente ha funcionado y no ha funcionado en el pasado y en el presente.

También te puede interesar: Liderazgo de Pensamiento: herramienta para construir la confianza

5. ¿Cuáles son los avances innovadores?

Identifica los avances innovadores que hicieron a tu organización más fuerte y que te permitieron servir mejor a tus clientes. ¿Cuáles son las nuevas tecnologías introducidas y las inversiones estratégicas realizadas de las que se han beneficiado tu negocio y tus clientes?

Muchas veces hay avances innovadores en una organización que no se ven como tal – y de los cuales se podrían beneficiar sus clientes y la industria. Siempre ten en cuenta las nuevas formas en que estás pensando y cómo estás moviendo tu negocio hacia adelante. No asumas que otros no lo verían como una innovación. Aprovecha todas las innovaciones para el mejoramiento de tu organización, su gente, la marca y las relaciones con los clientes. Los avances innovadores vienen en todas las formas y tamaños. La clave es que tu avance innovador puede ser medido y compartido con tus clientes para impulsar el crecimiento y las oportunidades.

6. ¿Dónde existen las verdaderas relaciones?

Evalúa las relaciones que están demostrando valor real y que estimulan el crecimiento, la innovación y la oportunidad. Al igual que los avances, las mejores relaciones vienen en diferentes formas y tamaños. Algunas relaciones son centros de costos, otros son centros de utilidad.

La clave es saber qué relaciones están agregando valor a tu marca, productos, servicios y personas. Comparte tus historias de éxito, las mejores prácticas que las crearon, su impacto en la moral de los empleados, el logro de una nueva relación con un cliente, las nuevas formas que establecieron el estándar para construir relaciones y el rol que éstas desempeñan para impulsar tu negocio.

7. ¿Cuáles son los resultados deseados?

Explora tus flujos de ingresos actuales y las partes de tu negocio que generan los resultados deseados después de haber identificado los puntos 1 – 6 anteriores. Las estrategias de crecimiento corporativo consisten en impulsar resultados reales mensurables y sostenibles que impacten la rentabilidad. Liderazgo de Pensamiento que hace que tu empresa sobresalga de la multitud.

El Liderazgo de Pensamiento permite que tú y tus clientes amplíen las observaciones de lo que es posible, para cultivar la innovación expansiva y, a través de este proceso, crear un mayor enfoque estratégico para determinar las oportunidades más probables para aprovechar el mayor potencial en la relación. El resultado: te darás cuenta del poder inherente al compartir el impulso del éxito y la importancia que tú y tus clientes son capaces de crear entre sí.

Recuerda esto:

Estamos pasando de una economía basada en el conocimiento a una economía basada en la sabiduría. Ya no se trata de lo que sabes, sino de lo que haces con lo que conoces. En la economía basada en la sabiduría, siempre se trata de la confianza, la transparencia y la colaboración.

Una relación de cliente se trata de agregar valor en todo lo que haces y cómo lo haces. Todo el mundo quiere crecer en este momento de incertidumbre en el que muchos se están reinventando para encontrar su fundamento – debes posicionar a tu organización y a sus líderes como catalizadores para el crecimiento a través del Liderazgo de Pensamiento.

5 historias de miedo para aterrorizar a los profesionales de la comunicación

¿Te gustan las historias de miedo? ¿Al menos una vez en tu vida has leído, visto o, incluso, escuchado una historia de miedo y horror que te haya quitado hasta el sueño y provocado pesadillas? Grandes historias del cine y la literatura gótica han provocado el miedo y sobresalto de más de uno que, por lo menos, un buen susto sí se llevó.

Pero, ¿te has puesto a pensar qué sucedería si te convirtieras en protagonista de una historia como éstas? Y bueno, a final de cuentas, eso sería un hecho casi extraordinario; sin embargo, lo que sí es bastante normal, es que quienes nos dedicamos a la comunicación, al igual que debe suceder con el resto de las profesiones, nos enfrentamos a ciertas situaciones críticas en el ejercicio de nuestro trabajo, escenarios que podrían vislumbrarse como verdaderas historias de espanto en las que “acabar con el mal” pareciera ser nuestra misión.

Aprovechando estas celebraciones de Día de Muertos, quiero compartir contigo algunas historias de pánico con la que, estoy seguro, todo profesional de las RP se podrá identificar. Y lo mejor: algunas maneras de acabar con el “terrible mal” que nos puede inquietar:

Asistentes “fantasma” aterrorizan tu evento

¿Crees en los fantasmas? Más allá de cual sea tu creencia, en lo que seguro sí crees, es en la escalofriante posibilidad de que tu evento sea invadido por los “fantasmas”, es decir, aquéllos que luego de confirmar previamente su asistencia, al final no se dejan ver… Pues bien, sabemos lo importante que es la presencia de los medios de comunicación en un evento, sobre todo cuando la marca ha invertido tiempo, esfuerzo y dinero para llevarlo a cabo y dar a conocer algún mensaje en especial.

EL REMEDIO: Pero esto ya no tiene por qué ser así. Aunque la presencia física de los periodistas es clave, hoy podemos impulsar los resultados mediante cobertura digital, es decir, por medio de contenidos que sean compartidos en redes sociales, desde las cuentas de micro influenciadores de nicho, y medios y periodistas que usen redes sociales. Al complementar tu estrategia con tácticas digitales, maximizas el valor del tiempo y dinero invertido en tu evento, mitigando el pánico por los asistentes “fantasma”.

La escalofriante pesadilla de demostrar los resultados

Una pesadilla que ha perseguido continuamente a los profesionales de relaciones públicas, ha sido demostrar los resultados de una campaña, y sobre todo, cómo éstos están impulsando el logro de los objetivos de negocio. Pareciera fácil, pero cuando se trata de mostrar a tu CEO o a la Junta directiva que la inversión hecha en RP valió el esfuerzo, las cosas se ponen tan difíciles como en una historia de horror. Y es que a los hombres de negocio debemos hablar con resultados claros y no con términos ambiguos para ellos, como número de publicaciones o tipos de medios cubiertos.

EL REMEDIO: Las estrategias digitales usadas por RP son el mejor aliado para exterminar la incertidumbre que te acecha, pues además de acercar tu marca a las personas adecuadas, en el lugar correcto y el momento preciso; generan resultados medibles para conocer el éxito de tu estrategia y su impacto en el negocio. Deja de ser parte de esta escalofriante historia y conviértete en protagonista de una historia de éxito.

Cuando el “error” se apodera de tu vocero

Los líderes de pensamiento son uno de los vehículos para construir la marca, establecer una diferencia competitiva y monetizar la marca; sin embargo, cuando no han desarrollado las habilidades para interactuar con los medios de comunicación, generan una historia de horror de la que ningún profesional de RP desearía ser parte. Personajes de todos los ámbitos han protagonizado este tipo historias trágicas en las que, cualquier mensaje positivo pierde fuerza ante hechos o palabras erróneas que marcan de por vida al vocero, como si de una maldición de la catrina se tratara.

EL REMEDIO: Como experto en relaciones públicas, tu tarea es recomendar a tu vocero entrenarse y desarrollar las habilidades necesarias para no dejarse poseer por el “espíritu del error” que lo haga ceder a provocaciones y actuar de manera equivoca ante los medios de comunicación. Tener un entrenamiento en medios es una necesidad de los ejecutivos para obtener la confianza y las competencias para expulsar a ese oscuro espíritu y tener éxito a luz de su audiencia.

El comunicado de prensa revive

Aunque muchos ya lo daban por muerto, y con el alma paseando por caminos oscuros, el comunicado de prensa está demostrando que está más que vivo, y no como un zombie o “muerto viviente” que deambula sin objetivo claro, sino como una herramienta de valor y utilidad para mejorar los resultados de las estrategias de relaciones públicas, impulsar el tráfico hacia el sitio web del negocio y difundir los mensajes de la marca.

EL REMEDIO: En un escenario donde los canales digitales imperan como los medios de comunicación de las audiencias, el comunicado de prensa no podría hacer otra cosa sino evolucionar para ser escrito como un elemento de una estrategia de marketing de contenidos más amplia, pensado para proporcionar contenido a micro influenciadores digitales y usuarios de medios sociales. Una táctica como la nueva versión del comunicado de prensa, es una manera eficaz de difundir tus mensajes en medios tradicionales y digitales.

Crisis de comunicación: como la pesadilla del alebrije

Ésta es, quizá, una de las más aterradoras historias que nadie quiere protagonizar… se trata, sin lugar a dudas, de uno de los peores momentos que puede atravesar una marca u organización y que, si no es manejado de manera adecuada, puede ocasionar hasta la desaparición del mismo negocio. Caos y desesperación… así es como muchas crisis de comunicación se desarrollan, y pueden conducir a las peores decisiones, y a una pérdida de reputación y confianza de la audiencia.

EL REMEDIO: No obstante, la clave para no vivir una historia tan oscura, es la planeación, que puede reducir el riesgo y acelerar las respuestas ante las crisis. Además, es importante contar con una estrategia efectiva de relaciones públicas que ayude a tu marca o empresa a crear un “banco de confianza”, es decir, crear y fortalecer una buena reputación en las audiencias, capaz de protegerte de vivir una mala pasada.

Desde luego que a nadie se le desea que tenga que atravesar este tipo de situaciones; sin embargo, la realidad es que estamos expuestos en nuestra labor a toparnos con dificultades como éstas. Aun con ello, no tenemos que dejar que un acontecimiento adverso se convierta en toda una historia de pánico, pues como ves, ante cada amenaza también existen oportunidades, y si las sabemos aprovechar, podremos lograr mejores resultados que incluso los esperados.

Las tácticas de relaciones públicas se han enriquecido con las herramientas digitales, y hoy tenemos muchas más oportunidades a nuestro favor para liberar el potencial de RP y demostrar sus resultados de manera tangible. ¡Así que echemos fuera de nuestra mente el pánico a los escenarios “oscuros” y amenazadores, y abramos la puerta a nuevas posibilidades para nuestra marca!