Archivo de la etiqueta: Palabras clave

Contenido Transmedia: Ideas altamente contagiosas

Franquicias como Star Wars (La guerra de las galaxias) han sido de las más exitosas de todos los tiempos. Lo que comenzó siendo sólo un filme, se convirtió en una serie, y paralelamente en una experiencia Transmedia que hoy sigue apasionando a sus seguidores y cautivando a las nuevas generaciones de consumidores. Materiales y contenidos como videojuegos, libros, cómics, todo tipo de imágenes, muñecos, música y series de televisión son sólo una muestra de cómo Star Wars ha sabido seducir a la audiencia desde diversas plataformas.

Este despliegue de contenidos para diversas plataformas, difundidos de manera holística, es el enfoque ideal para “contagiar” de manera viral los mensajes de nuestra marca, tratando de llegar al mayor número de personas e influenciar su comportamiento, crear un vínculo emocional y establecer engagement.

El contenido Transmedia consiste en compartir en la web y redes sociales contenido de valor y entretenimiento en diversos formatos multimedia para estimular conversaciones y crear nuevas ideas colaborativas empresa-usuarios.

Dentro del contenido Transmedia, sus elementos se mueven libremente entre sí pero nunca se convierten en historias separadas, sino que permanecen conectadas y le dan una secuencia para llegar a un objetivo: Adaptarse de manera única a cada usuario y formar parte de su vida. Bajo este modelo se puede desarrollar de manera más rápida y efectiva el posicionamiento de marca al reflejar sus mensajes clave y los valores esenciales de la compañía.

Como lo hemos platicado anteriormente, el contenido es el rey, por lo que un contenido altamente compartido es un activo de gran alcance para las compañías. Actualmente, la mayor parte del contenido que consumimos a diario es el que encontramos en los muros y timelines de nuestras redes sociales. Por lo tanto, el contenido desarrollado debe ser fácil de consumir y sencillo de adaptar a diferentes plataformas y distintos niveles de implicación.

Por otra parte, el contenido debe estar basado en ideas relevantes que impacten tus objetivos de negocio, tus marcas y los intereses de tus consumidores, a esto le llamamos contenido enlazado o Linked Content.

Al convertirse en viral, el contenido integra las conversaciones generadas a su alrededor e incluye la distribución de comentarios e interacciones desde Facebook, Twitter, YouTube y otras redes. Esto realza el engagement con el cliente al sentirse escuchado, promueve el interés por la diversidad de ideas que emergen de la participación, y al integrar mayor conectividad, el contenido se vuelve de forma más exitosa.

En una red social, cada historia es un caudal de dos vías porque el diálogo evoluciona del contenido a la interacción y después a la conversación para crear historias dinámicas, en contraste con compartir contenidos estáticos. Aunque nadie sabe a ciencia cierta qué piezas de contenido Transmedia alcanzarán un estado viral alto, vale la pena tomar el riesgo y experimentar constantemente, integrando la creatividad y la innovación en el ADN de su organización.

Dispara ideas virales y haz de los contenidos toda una experiencia

Con esto, el proceso de innovación de las empresas se abre a nuevas posibilidades al tratar de descubrir lo que funciona mejor en el emergente paradigma social. Como guía de trabajo para mantener el equilibrio, la mayoría de los contenidos deben seguir siendo “de probada eficacia”, pero se recomienda que el 10% del contenido total de marketing de la marca sea experimental y sirva de ventana para definir el contenido que funcionará mejor en el futuro.

Prepare a su empresa para disparar sus ideas de forma viral y hacer de sus contenidos toda una experiencia.

Hoy, el contenido Transmedia es la siguiente generación de información, el cual logrará construir una marca sólida, compartir la visión estratégica del CEO y su empresa, atraer la atención, generar expectativas y resonar de manera potente en la mente y corazón de sus Stakeholders.

Como diría la escritora y poeta modernista estadounidense Marianne Moore: “Como el contagio de una enfermedad, el contagio de la confianza puede generar más confianza”. Preparé a su empresa para disparar sus ideas de forma viral y hacer de sus contenidos toda una experiencia Transmedia y refrescante.

Conoce más acerca de los beneficios de crear contenidos de valor y calidad.

Transmedia: La pieza clave del rompecabezas

Actualizarse en el mundo de la tecnología ha sido una gran experiencia al vivir de cerca su evolución y como acerca a las personas al permitir comunicarse con una sola llamada, mensaje o simplemente a un clic de distancia, pero no siempre fue así. Durante mi etapa universitaria -la cual viví en el frío y calor cerca del King Ranch en Texas- me comunicaba con mis amigos de la infancia y familiares a través de cartas donde describía mis experiencias en el taller de teatro, mis noches de desvelos para presentar un examen, así como los buenos momentos que compartía con mis compañeros.

Una vez redactado el escrito e introducirlo en el sobre, pedía un aventón a la oficina postal que se encontraba a 10 millas de distancia tan sólo para comprar un timbre, pegarlo y finalmente poner la carta en el buzón para esperar la respuesta tres semanas después. Lo mismo pasaba con mis demás compañeros, los cuales contaban sus vivencias utilizando, además de las cartas, fotografías y casetes de audio. Estas historias en algún momento se cruzaban con las mías generando relatos paralelos y alrededor de una trama central: la vida universitaria.

Trasladando esta experiencia al mundo corporativo, es importante que el CEO conozca que todas las compañías y sus marcas tienen historias que contar –Branded Storytelling– y están buscando capturar la atención y corazón de sus Stakeholders, en una era donde la movilidad y la hiperconectividad de los usuarios van marcando el pulso de la comunicación, así como la forma en que generan y consumen los contenidos.

Esto ha llevado a las empresas y sus capitanes a implementar estrategias Transmedia, tendencia de comunicación donde las historias se narran a través de distintas plataformas y cuya creatividad promete lograr un verdadero engagement con sus Audiencias Objetivo. El Storytelling Transmedia -como también se le conoce- relata una narrativa central a través del tiempo e incluye historias paralelas que giran a su alrededor y que convergen para reforzar el relato principal.

Las mini-historias se pueden compartir en distintas piezas mediáticas como comics, novelas, videojuegos, películas, documentales, mini-series, conciertos, aplicaciones móviles, entre otras que funcionan como una experiencia completa, satisfactoria e independiente de la historia central. Una vez que se cuenta con el producto final, este se comparte en medios tradicionales -radio, televisión, prensa- y redes sociales para radiar su contenido entre las Audiencias Objetivo.

Al igual que un rompecabezas gigante, cada pieza contribuye también a una narrativa más amplia. El proceso es acumulativo y cada eslabón añade riqueza y detalle al mundo de la historia, tales como relatos de fondo de personajes y líneas argumentales secundarias; que entretienen, educan, inspiran y convencen a las audiencias a través de un vínculo que evoluciona de lo emocional a lo racional.

Por otra parte, el Storytelling Transmedia es totalmente participativo debido a que la audiencia se involucra activamente y con un alto grado de colaboración social y creativa. Ellos se convierten en actores clave de la experiencia Transmedia junto a la compañía y sus marcas. El diseño y desarrollo en conjunto de las historias, empresa-consumidor, genera amplia motivación para colaborar con otros actores, buscar otras partes de la historia y contribuir a la narración mediante la adición de contenido.

Las historias Transmedia pueden ser sencillas pero con contenido valioso, compartirse a través de distintas plataformas tecnológicas o romper las barreras entre el relato y la realidad, en forma de Reality Shows, concursos o juegos de realidad alternativa (ARGs, por sus siglas en inglés), donde los participantes interactúan con elementos de la narración y personajes utilizando locaciones reales como parte del mundo de la historia, Storyworld.

Grandes marcas como Coca Cola, Lenovo, Volkswagen, Red Bull, IBM, Cablevisión, Ace, Ariel, entre otras ya han integrado el universo Transmedia para brindar experiencias que impacten el corazón y mente de sus audiencias. En la industria de la comunicación, la clave es generar contenidos inolvidables y relevantes, en donde la forma de contar la historia y su adaptación inmediata al lenguaje propio de cada plataforma hará la diferencia entre sólo existir y ser altamente recordado.

No pierda la oportunidad de ser parte de la historia de vida de sus consumidores y haga llegar sus relatos a la plataforma donde sus audiencias se encuentran y convergen.

Ya sea que accedan y consuman su contenido a través de dispositivos móviles –smartphones, tablets, laptops– libros, blogs, videojuegos, TV, entre otros, la finalidad es que sus consumidores complementen y enriquezcan su experiencia con la marca, se establezcan lazos emotivos y racionales estrechos y sean su marca de elección.

Dentro de las principales razones para implementar Transmedia en su estrategia de negocio y comunicación se encuentran:

  • Persuasión: Las historias Transmedia son un elemento fundamental de inmersión en la mente y corazón de los consumidores, ya que sus cerebros interactúan con la empresa con altos niveles intuitivos, sensoriales y de ejecución.
  • Conexión con la Audiencia: Las estrategias Transmedia crean puntos de entrada para alcanzar y conectar múltiples perfiles de usuarios sin importar en qué parte del mundo se encuentren y se enfocan a diferentes necesidades para expandir de manera efectiva la base de clientes.
  • Impacto Financiero: Redefine el ROI y extiende la vida útil de la marca, al crear contenidos de propiedad intelectual de valor agregado y fuentes de ingresos complementarios.

Es así como estamos inmersos de manera sutil en el universo Transmedia donde los consumidores van armando y complementando los contenidos que ofrecen las empresas. Como dice aquel adagio “la vida es un rompecabezas”, cada experiencia y lo que se aprende nos hace sentir más completos. No pierda la oportunidad de ser parte de la historia de vida de sus consumidores y haga llegar sus relatos a la plataforma donde sus audiencias se encuentran y convergen.

Redes, redes y más redes… ¿dónde pongo mi marca?

Actualmente existen empresas que se resisten a ingresar a la dinámica de las Redes Sociales pues consideran que se trata de una acción innecesaria o complicada porque quizá desconocen sus beneficios, no saben cómo establecer conversaciones, cómo seleccionar la plataforma social adecuada o prefieren mantener un contacto tradicional con sus Stakeholders.

Sin embargo, las Redes Sociales ofrecen a las compañías la capacidad de comunicarse de manera efectiva y en tiempo real con sus audiencias en una cultura dirigida por contenido, siendo un medio para construir su Branding, reputación y credibilidad, así como humanizar la marca.

La consultora Forrester Research señala que si bien los canales de Comunicación tradicional como folletos, publicidad impresa, correo directo, stands, entre otros, siguen siendo relevantes para mantener el vínculo con las audiencias objetivo y tienen como beneficios mayor alcance, inmediatez y producción bajo demanda; es importante que las compañías tengan presencia en Redes Sociales, tanto en las más populares como Facebook, Twitter y Google+; así como en aquellas que son más especializadas como Instagram, Vine o Pinterest, por mencionar algunas, siempre y cuando se integren y agreguen valor a sus objetivos de Comunicación

Los consumidores digitales de hoy se conectan a través de las Redes Sociales con las marcas que admiran y fomentan la conversación, lo que mejora las experiencias positivas de los clientes, estos las comparten y se fortalece el engagement.

El escritor brasileño Paulo Coelho escribió “No tenía miedo a las dificultades: lo que la asustaba era la obligación de tener que escoger un camino. Escoger un camino significaba abandonar otros”. Trasladándolo a la estrategia digital corporativa, es probable que no haya temor en las compañías de entrar al universo de las Redes Sociales, pero se encuentran en la disyuntiva de que plataformas usar.

En los últimos años el mundo entero ha sido testigo del boom de las Redes Sociales, en donde unas se han consolidado como las de mayor cantidad de usuarios, pero a su vez han surgido otras con enfoques a audiencias específicas ya sea por el tipo de actividad o por razones geográficas como en el caso de China, donde existen redes como Weibo, Renren, Kaixin001, Qzone, 51.com.

Entonces, las claves para escoger las plataformas sociales en las cuales tendrá presencia la marca son, en primer lugar conocer el perfil de la red social, la audiencia a la que va dirigida y su alcance, así como establecer los objetivos de Comunicación que se desean lograr en la estrategia de Redes Sociales  como posicionamiento, engagement, generar lealtad, crear una comunidad, atención a clientes o incrementar las ventas, entre otros.

Una vez planteados los objetivos, es importante contar con un Community Manager, que se encargue de la gestión estratégica de las Redes Sociales, el cual tiene el conocimiento y habilidades para compartir mensajes idóneos para los usuarios a quienes se dirigen, con el fin incrementar la cantidad de seguidores/fans, pero sobre todo creando conversación y estableciendo un vinculo emocional con las audiencias e Influenciadores digitales clave para la empresa.

Por otro lado el contenido líquido es clave, el cual consiste en compartir en la Web y Redes Sociales ideas tan contagiosas -virales- que no puedan controlarse y los usuarios estén altamente motivados para propagarlas de manera rápida por considerarlas memorables y de alto valor. De esta manera, la compañía distribuye contenido de valor y entretenimiento en diversos formatos multimedia para estimular conversaciones y crear nuevas ideas colaborativas empresa-usuarios, lo cual creará experiencias relevantes en cada usuario y este la compartirá en su red de manera positiva.

“¡Social Media es acerca de personas! No acerca de tu negocio. Cuida de la gente y la gente cuidará de ti” – Matt Goulart

Cabe destacar que de nada sirve colocar uno o seis mensajes diarios, tener presencia en cinco Redes Sociales y poseer una base de seguidores que se cuente por miles si no existe interacción más allá de un like o fav, lo importante es tener usuarios activos e interesados que comenten, compartan los contenidos, entreguen recomendaciones e incluso que critiquen de manera positiva a la empresa; interacciones alineadas a los objetivos de Comunicación previamente trazados.

A su vez, del lado de la empresa debe existir un proceso de retroalimentación y seguimiento a interacciones para otorgar una respuesta oportuna, correcta y respetuosa ante cualquier situación, siempre buscando solucionar el problema o satisfacer la inquietud del usuario. En esta área el nombre del juego es inmediatez, sobre todo que una mala gestión de la red social se puede convertir en una experiencia negativa del fan/seguidor y viralizarse en la red afectando la reputación de la marca y tornarse en una crisis.

Más allá de Facebook y Twitter

Es verdad que hoy por hoy la presencia en Redes Sociales de la mayoría de las compañías está fundamentada en Facebook y Twitter para después dar una mirada a todo el abanico de redes existentes. Pero es necesario ir más allá de estas dos grande plataformas y redes como LinkedIn, Youtube, Instagram, Google+, Vine o Pinterest; pues en el mercado existen una gran cantidad de Redes Sociales especializadas que llegan a un nicho específico de la población.

Pero recuerda que lo difícil no es entrar a una nueva plataforma, sino escoger la que se alinee a tu estrategia de Comunicación, administrarla, nutrirla de contenidos multimedia relevantes, crear conversación y mantener el interés de la audiencia.

Por dar un vistazo rápido al mundo de las plataformas sociales, se encuentran Sina Weibo, una red de microblogging china o Blaving, redes que buscan hacerle la competencia a Twitter. Tuenti, Ning, Bebo y Orkut; son otras redes que son comparables con Facebook. Por su parte, Ilike está dedicada a música y a videos; en GetGlue y Partigi se habla de temáticas de películas, series o libros; donde los usuarios además comentan y reseñan.

En cuestión de fotos también se pueden utilizar Tumblr o incluso Flirck, las cuales cuentan con una óptima cantidad de usuarios. Y aunque sin el mismo impacto que Youtube, en videos se ha expandido cada vez más Vimeo. Estas son sólo un puñado de plataformas que se desprenden del universo social, el cual irá creciendo porque la nueva manera de informarse, entretenerse, divertirse y compartir momentos es a través de las Redes Sociales.

Lo primordial de todo negocio es escuchar, aprender e interactuar con los beneficiarios de tus redes, por lo que tomar tiempo para investigar sus gustos, intereses, estilo de vida y qué otras Redes Sociales frecuentan, hará que la estrategia social de la empresa alcance los objetivos propuestos.

Sólo hay que recordar la frase de Matt Goulart, experto en el desarrollo de estrategias online efectivas para grandes marcas: “¡Social Media es acerca de personas! No acerca de tu negocio. Cuida de la gente y la gente cuidará de ti”. Prepárate para escoger las plataformas que complementen tu estrategia social e implementa, administra, enriquece y retroalimenta la experiencia digital de tus usuarios.

Don Juan del Marketing: Amor y Lealtad hacia la marca

Cada día hay una mayor competencia en el ámbito de los negocios, por lo que las marcas se ven obligadas a renovar e innovar con frecuencia sus estrategias de Comunicación y Marketing para “conquistar” a los clientes. Una de las acciones a las que más recurren son los programas de lealtad.

“Las traigo muertas…”

Pocos “Don Juanes” como Mauricio Garcés. Actor mexicano que supo encarnar en sus interpretaciones el modelo de conquistador y pícaro implacable. Con frases como: “O me quedo y me tienes, o me voy y me pierdes” imprimió un estilo para enamorar y atraer a las féminas. Era un maestro en la seducción con las palabras y su seguridad al decirlas.

Lo mismo sucede en el mundo de la Comunicación y el Marketing: la forma en cómo se transmiten las ideas y la Propuesta de Valor de las compañías, es la clave para atraer, enamorar y conservar clientes. Enamorar es sinónimo de persuadir y en el ámbito de los negocios, conviene conquistar una y otra vez a quien consume nuestros productos/servicios.

Sé un enamorado empedernido de tus clientes, consiéntelos, hazlos sentir importantes a cada uno de ellos. Conviértete en un Don Juan del Marketing.

Muchos directivos o emprendedores cometen el grave error de creer que una vez que el cliente pagó se cerró la venta. En realidad, el proceso apenas inició, y el verdadero reto se encuentra en lograr que el cliente regrese al negocio y establecer una relación de largo plazo.

El proceso de retención de clientes debe ser parecido al de una conquista amorosa: el interesado (o sea, la empresa) debe diseñar una serie de tácticas efectivas que cautiven la mente y corazón de las Audiencias se acerquen a ella.

Esa es la tarea del Marketing de lealtad: encontrar estrategias que pueden ser de bajo costo y que ayuden a cualquier negocio a sobresalir de entre la competencia, enamorar el corazón y conquistar la mente de sus clientes, con el fin de conseguir que sean fieles a su marca.

Y así como Mauricio Garcés entendió que “ser un Don Juan no es un privilegio, es una responsabilidad de tener a la mujer contenta”, es responsabilidad de las empresas mantener al cliente satisfecho.

Lealtad y fidelidad son lo mismo

En Marketing los programas de lealtad son un concepto que gana cada vez más atención en el sector de los negocios. Para la mayoría de las empresas los clientes leales son considerados un componente esencial para llegar al éxito, ya que permiten la existencia de las ventas predecibles y son más propensos a comprar productos/servicios adicionales.

Si bien hasta ahora este tipo de programas habían sido exclusivos para las grandes empresas, actualmente los pequeños empresarios comienzan a hacer uso de esta herramienta. Este sistema se basa en que la fidelidad de los clientes aumentará si sienten que se preocupan por ellos. Actualmente, es necesario hacer ofertas únicas que permitan diferenciar a su negocio.

Además, es obvio pensar que las marcas que generan programas de lealtad efectivos tienen una doble ventaja: retienen a sus clientes y los convierte en promotores o embajadores de marca, con lo cual también se construye provechosamente el Advocacy Marketing, al compartir sus experiencias con la marca con clientes potenciales de manera presencial o en redes sociales.

La lealtad se gana

La verdadera lealtad no proviene ni debe partir de los clientes. Esperar que los clientes sean leales a tu empresa, es una forma equivocada de ver la relación. Lo que realmente importa es lo que hagas por ellos, es decir qué tanto enamoras y reconquistas a tus clientes.

En este juego de relaciones, de ida y vuelta, pareciera obvio esperar del cliente el gesto de lealtad. Pero en realidad, el orden es distinto: los clientes son leales, cuando la empresa o la marca actúa lealmente. Entonces, ¿cómo construye lealtad una marca? Con acciones que se conviertan experiencias, las cuales consisten en la suma de todas las vivencias que el cliente tiene con un proveedor de bienes y/o servicios, durante la duración de su relación. Incluye desde el posicionamiento, descubrimiento, atracción, interacción, compra, uso, cultivo y promoción.

Regala experiencias

Son muchas las ventajas de los programas de lealtad, pero realizar uno efectivo no es tarea fácil.  Para llevarlo a cabo debes tomar en cuenta los siguientes puntos:

Publicidad de boca en boca: Es vital para cualquier negocio. Si tienes lovemarks, ellos atraerán nuevos clientes, compartirán sus experiencias y te defenderán en caso de una crisis.

Interacción: Tiene que haber siempre comunicación con el cliente para saber qué lo atrae de tu producto/servicio, qué debilidad o fortaleza le encuentran y qué esperan de él.

Genera un espacio propio para la interacción: Se debe definir cuáles son los medios o canales por lo que los consumidores tendrán un espacio de comunicación con el negocio. Hoy en día las redes sociales son una herramienta muy útil para este propósito.

La verdadera lealtad no proviene ni debe partir de los clientes. Esperar que los clientes sean leales a tu empresa, es una forma equivocada de ver la relación.

Romper con estructuras: La creatividad y la innovación, son factores que deben estar inmersos en este tipo de estrategias; además es necesario simplificar procesos y encontrar una identidad propia en los mensajes que se establecen.

Ofrecer contenidos de valor, excelente servicio, promociones de temporada, premios a tus clientes más destacados y dinámicas de Gamificación, son algunas estrategias que puedes seguir en tu negocio.

“Tú sabes que soy fiel…”

En resumen, la lealtad se construye con lealtad. Y eso, precisamente, es lo que debes de hacer con herramientas de seducción en Comunicación y Marketing. Convencer día a día a quien te compra o consume es la mejor opción en el mercado.

Recuerda lo que dijo un día Mauricio Garcés: “Tu sabes que soy fiel… a todas las quiero por igual”; lo que se entiende como ser un enamorado empedernido de tus clientes, consiéntelos, hazlos sentir importantes a cada uno de ellos. Conviértete en un Don Juan del Marketing.