Archivo de la etiqueta: Transformación Digital

6 propósitos que todo líder empresarial necesita considerar para 2021

La llegada de un nuevo año es el momento en que muchos de nosotros reflexionamos acerca de nuestra vida personal y profesional; y nos planteamos propósitos, nuevas acciones que, consideramos, nos están haciendo falta.

Como líderes empresariales, tenemos mucho que hacer al respecto, tomando en cuenta lo sucedido en 2020. Y este es el mejor momento para analizar la situación actual de nuestras empresas, y plantearnos nuevas acciones que nos estén haciendo falta o necesitamos fortalecer para enfrenar con éxito el 2021.

Si aún no tienes tus propósitos de negocio para 2021, te comparto algunas sugerencias que podrías incluir en tu listado.

Propósito No. 1: Fortalecer las habilidades para la comunicación virtual

La crisis que estamos viviendo ha convertido a los canales online como los puntos de contacto preferidos para la comunicación con las audiencias objetivo. Como líderes empresariales, nos estamos enfrentado a nuevas maneras de comunicar nuestros mensajes tanto a colaboradores y socios, como a representantes de medios de comunicación. Si aún no hemos fortalecido nuestras habilidades para la comunicación virtual, es importante que lo incluyamos en nuestra lista de propósitos, porque en 2021 las vamos a necesitar.

Propósito No. 2: Ser líder de pensamiento y promover el propósito de marca

Los consumidores están demostrando un gran compromiso hacia los negocios que se esfuerzan por contribuir a enriquecer y mejorar el mundo en que vivimos. Por esto las empresas están cambiando su estrategia de negocio para integrar de manera efectiva el propósito de marca. Los líderes de negocio somos los principales embajadores de marca, y como tal, tenemos la labor de comunicar su propósito. El 2021 es una buena oportunidad para aprovechar nuestro talento, experiencia y pasión para convertirnos en líderes de pensamiento capaces de comunicar el propósito de marca, y construir la confianza, transparencia y colaboración necesaria para impulsar el crecimiento del negocio.

Propósito No. 3: Mantener la transformación digital de la organización

La transformación digital creció en importancia luego del aislamiento ocasionado por COVID-19, y las previsiones indican que continuará creciendo en 2021. Sin duda, ésta debe estar presente en nuestra lista de propósitos para el nuevo año; ya que es un elemento esencial para enfrentar el entorno actual, pues además de optimizar los procesos, también genera nuevos modelos de negocio de economía digital. Como parte de esta digitalización, es necesario tener presente la ciberseguridad, pues ambas están intrínsecamente vinculadas; para aprovechar el potencial de la primera necesitaremos fortalecer la segunda.

Propósito No. 4: Impulsar estrategias de “descubrimiento” del negocio

Con las personas aisladas en sus hogares, ha habido un aumento considerable en el tiempo dedicado a los canales online; lo que está impulsando a muchas empresas a centrar sus esfuerzos en el “descubrimiento” online del negocio, aumentando las posibilidades de que éste sea encontrado en la web por quienes buscan productos o servicios que satisfagan sus gustos y necesidades. Esta es una oportunidad de oro que nuestro negocio puede aprovechar a través de estrategias integrales de marketing basadas en SEO, que maximizarán la capacidad de descubrimiento en los puntos de contacto con clientes y clientes potenciales.  Así que anotémoslo en la lista.

Propósito No. 5: Ser un líder empático

En el entorno laboral actual, donde las personas experimentan cambios en sus rutinas y presentan situaciones de impacto emocional, es fundamental que los líderes de negocio demostremos empatía y mantengamos el ánimo de nuestros colaboradores. En nuestra posición de líder de negocio, aprovechemos las vías de comunicación interna para transmitir mensajes que los hagan sentir comprendidos. Ayudémoslos renovando su sentido de propósito, recordándoles su misión y los valores de la empresa; y diciéndoles lo importante que son cada uno para contribuir a la estrategia de la organización y al éxito del negocio.

Propósito No. 6. Expandir la red de contactos

Continuar expandiendo nuestra red es importante para mejorar las probabilidades de encontrar nuevos clientes potenciales, acceder a información comercial valiosa o crear relaciones sólidas profesionales. Mientras más contactos establezcamos, más y mejores resultados obtendremos. Si bien las reuniones físicas podrían estar limitadas, podemos aprovechar al máximo los canales online, como las redes sociales; y tomar parte en las conversaciones a través de esfuerzos en los tres tipos de medios: propios, ganados, compartidos.

Una conocida frase del filósofo alemán Arthur Schopenhauer, dice: “No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige”.

Espero que estas seis recomendaciones te ayuden a plantear tus propósitos de Año Nuevo, a esbozar tu ruta profesional y de negocio, y a convertir 2021 en el mejor año para ti y tu organización.

Este contenido apareció por primera vez en Alto Nivel.

Conoce más contenido del autor en Alto Nivel.

Marketing en la nueva normalidad

En la industria del marketing hemos sido testigos de las transformaciones hacia lo digital. Es cierto que varios procesos y tácticas comenzaron hace tiempo, con la llegada de la transformación digital a los modelos de negocio y al marketing, la creciente ola de medios multiplataforma, la expansión de los medios tradicionales hacia los canales digitales y los nuevos hábitos de consumo de contenidos de las audiencias objetivo. Sin embargo, con la llegada del distanciamiento social a causa de COVID-19, este cambio tuvo que acelerarse.

Un ejemplo de este “viaje apresurado” son los eventos corporativos o empresariales, adaptados al evento digital o virtual; o las redes sociales, que sirvieron como canal de información acerca de la pandemia y como medio para consumir contenidos de marca, buscar información de productos y servicios, o para comprar. Y ni qué decir de las aplicaciones móviles, cuyas descargas se elevaron para no salir de casa.

Lee la información completa en Expansión.

Inspiradoras ideas para los “artistas” del marketing

Él es considerado como uno de los artistas más famosos y emblemáticos de todos los tiempos. ¿Quién no conoce sus Girasoles o ha escuchado de su legendaria oreja que él mismo cortó? 

Sí, estoy hablando de Vincent van Gogh, un hombre que pintó piezas de arte que se han vuelto icónicas tanto en el impresionismo como en toda la historia del arte.

En el aniversario número 130 de su muerte, quiero dedicar este espacio para recordar a este gran pintor; y más allá de hacerlo mediante su legado en el mundo del arte, me gustaría retomar algunos aspectos de su vida y obra para señalar algunas ideas que, desde mi punto de vista, Van Gogh también nos ha legado a los “artistas” del marketing.

Experiencias memorables: Clave para crecer en el mundo post pandemia

El arte de Van Gogh es un buen ejemplo de cómo las expresiones artísticas están utilizando las tecnología para crear experiencias memorables que logren un mayor acercamiento con la audiencia. Uno de los esfuerzos más recientes ha sido la exhibición de Van Gogh Alive, una experiencia multisensorial que combina luz, música, aromas e imágenes para despertar los sentidos de los espectadores y envolverlos en una experiencia que difícilmente olvidarán.

Crear experiencias memorables en todo el viaje del consumidor es muy importante para las marcas, en especial luego de la pandemia. Tan solo el número de interacciones de chat iniciadas por los clientes han aumentado en 45%, según HubSpot; de manera que será imprescindible crear buenas experiencias omnicanales. No necesitamos un amplio arsenal de tecnologías, de hecho, éstas son solo un aliado; lo esencial es tener una estrategia donde se pueda gestionar las interacciones offline y online de la marca con los clientes, y aprovecharlas para generar un impacto de negocios.

Digitalización: Del aislamiento personal a la conexión digital 

Van Gogh fue un artista que creó su obra en el siglo XIX. Desde entonces, sus obras se han promovido por todo el mundo. Hoy, las nuevas generaciones saben de su existencia, y seguro, muchos de ellos han sido cautivados. Y es que más allá del estudio del arte, la tecnología digital se ha vuelto un buen aliado para promover el trabajo de este y otros artistas, creando museos virtuales, visitas guiadas online, exhibiciones interactivas, apps y conferencias virtuales.

De igual manera, la comunicación de marca tiene muchas oportunidades que puede explorar, sobre todo ahora que el distanciamiento social nos forzó a conectarnos a través de los canales online, acelerando dramáticamente, la transformación digital. De acuerdo con HubSpot, 85% de los consumidores ahora realiza una investigación en línea antes de tomar una decisión de compra. Sin duda, estos canales son un excelente recurso para aumentar la exposición de la marca, atraer la atención de la audiencia objetivo, incrementar la reputación y ayudar a rastrear el ROI.

Storytelling digital: las marcas necesitan compartir historias online

Cuando Van Gogh fue dado de alta de un hospital psiquiátrico, su hermano Theo lo envío a la casa del doctor Paul Gachet por una recomendación que recibió. Aunque la primera impresión que tuvo el pintor, acerca del doctor, no era positiva, con el tiempo se convirtió en “algo así como un hermano”, según el mismo Van Gogh; tanto así que terminó por retratarlo. Hoy El retrato del doctor Gachet es una las pinturas más caras del mundo. Así sucede con muchas piezas de arte que tienen una gran historia detrás, que ayuda a impulsar su valor.

Si quieres que el consumidor recuerde tu marca, tendrás que contarles historias que vayan junto con ella. Este arte de contar historias (storytelling) ayuda a generar confianza, convirtiendo a la audiencia en protagonista y haciendo que se sienta identificada. Ahora que los dispositivos móviles se están volviendo indispensables para la comunicación, y las imágenes y videos superan al texto, el storytelling tiene la oportunidad de lograr un mayor alcance para tu marca, llevándola por donde ni siquiera habrías imaginado.

Constancia: clave para tener éxito en marketing

Van Gogh pintó alrededor de 900 cuadros y realizó unos 1,600 dibujos; y solo vendió una pintura en toda su vida. Sin embargo, hoy está considerado como uno de los pintores más famosos de la historia, cuyas pinturas han llegado a cotizarse en millones de dólares.

Cada día cuando vemos las redes sociales, somos testigos de la enorme cantidad de posts que marcas y negocios lanzan tan solo en estos canales, compitiendo por la atención de los potenciales compradores. Muchas veces, ante un resultado insuficiente a lo esperado, podríamos querer “renunciar” a mantener las acciones en estos canales, pensando que es una pérdida de recursos. Pero recordemos que, al igual que sucedió con Van Gogh, las grandes historias y las marcas exitosas no se construyen de un día para otro, sino mediante el trabajo y esfuerzo constante.

Día a día, los marketeros nos encontramos ante situaciones que ponen a prueba nuestro conocimiento, habilidades, capacidades y actitudes para crear campañas exitosas. Pero nunca olvidemos que con el cambio, siempre llega la oportunidad, y aunque estos son tiempos desafiantes, necesitamos verlos como una oportunidad para generar nuevos y mejores procesos.

Aprender e inspirarnos del esfuerzo de otros, como Van Gogh, debe ser una tarea cotidiana para seguir mejorando, salir de nuestra “zona de confort” y explorar nuevos horizontes que nos permitan trazar estrategias de marketing más eficientes con nuestros propios pinceles. 

Como dice esta cita célebre de nuestro recordado: “¿Qué sería la vida si no tuviéramos el valor de intentar cosas nuevas?”.

Este contenido apareció por primera vez en Roast Brief.
Conoce más contenido del autor en Roast Brief.

Ideas para los “artistas” del marketing inspiradas en Vincent van Gogh

Recordamos a este gran pintor, más allá de su legado en el mundo del arte, con algunos aspectos de su vida y obra para señalar algunas ideas que también nos ha legado a los “artistas” del marketing.

Como dice esta cita célebre de nuestro recordado: “¿Qué sería la vida si no tuviéramos el valor de intentar cosas nuevas?”.

Marketing de Contenidos: el pilar para el éxito de un Evento Digital

La inesperada situación generada por la pandemia, ha traído muchos cambios en las estrategias de marketing; quizá, uno de los más significativos ha sido el desplazamiento de los eventos de negocio físicos hacia el escenario digital, generando un boom en la creación o participación en eventos digitales, con los que las marcas han logrado mantener la conexión y el apoyo a sus clientes. 

Uno de pilares para el éxito de estos eventos digitales es el marketing de contenidos. De hecho, un evento digital en sí, debe ser una máquina de creación de contenidos, ya que éstos son necesarios para extender la experiencia de la marca más allá del momento, perdurando en el ciberespacio con la posibilidad latente de ser encontrados, incrementado el ROI de la inversión en el evento.

Y es que nada mejor que una estrategia de marketing de contenidos de valor para generar visibilidad de un evento online, ya que proporciona el contenido correcto, a las personas correctas, en los momentos correctos, en los canales de comunicación correctos, por las razones correctas.

Sin embargo, no basta crear blog posts, infografías, imágenes, videos, post de redes sociales o generar medios ganados. Cada pieza de contenido debe estar sustentada en una estrategia de marketing de contenidos en torno a la temática del evento, así podremos saber qué contenido es el mejor para dar visibilidad en cada etapa de nuestro evento, en qué canal publicarlo y cuándo.

Para darnos una idea de su importancia para dar visibilidad a un evento online, aquí te enlisto algunos de sus beneficios:

Está diseñado para la era digital

En el actual mundo digital, donde muchos de los consumidores se informan y compran en la web, publicar contenidos online debe ser un objetivo primordial. El entorno web o los medios propios, ganado y pagados (blogs, redes sociales, medios tradicionales online, ADS, entre otros) permiten publicar y compartir muchos de los formatos de contenidos, y también ser encontrados fácilmente, ayudando a promover de forma acelerada nuestro evento, y si nos va muy bien, hasta convertirlo en tendencia en redes sociales.

Mejora el SEO de nuestro evento

Con las palabras claves adecuadas, el marketing de contenidos hace que nuestro evento sea “buscable” y compartible, pero si además lo optimizamos con enlaces (links), podremos mejorar la posición de nuestro sitio web del evento, de manera que incrementamos las posibilidades de que éste aparezca en la parte superior de resultados de búsqueda.

Ayuda a construir comunidades con intereses afines

A menudo, los eventos buscan fortalecer los lazos entre quienes asisten, es decir, construir una comunidad. Un objetivo del marketing de contenidos es trabajar para construir lazos entre las personas en línea durante las 3 fases del evento, -pre- durante y post- pues a medida que éstas se involucran a través de las diversas plataformas online, tienen la oportunidad de conversar con personas de intereses comunes y compartir información de valor.

Permite dar a la audiencia lo que necesita

De acuerdo con Meaningful Brands, 84% de las personas esperan que las marcas les proporcionen contenido que las entretenga, cuente historias, brinde soluciones y genere experiencias inolvidables (como resolver sus principales preocupaciones post pandemia: la salud propia y de la familia, estabilidad económica, ahorro de gastos, salud mental, seguridad en el trabajo). Nuestro evento online es la oportunidad para ir más allá de nosotros mismos y centrarnos en las necesidades de nuestros clientes, proporcionando, mediante una estrategia de contenidos, lo que ellos necesitan, en el lugar, momento y forma que ellos desean. 

Aprovecha el potencial del boca a boca

Una de las características más interesantes de las redes sociales es que permiten a los usuarios compartir fácil y rápidamente lo que les gusta y lo que están haciendo. Esto es de gran ayuda para promover nuestros eventos, ya que los asistentes pueden compartir nuestros contenidos o generar los suyos y publicarlos, además de que pueden recomendarlo directamente a sus amigos o colegas. Así, nos beneficiaremos de las recomendaciones de boca en boca, que son mucho más efectivas que la publicidad.

Impulsa el liderazgo de pensamiento

Con frecuencia, las marcas construyen un sitio web del evento, y éste, al igual que otros medios propios, puede convertirse en una fuente de información donde la audiencia encontrará respuestas a sus principales dudas, ​​en torno al tema que será cubierto en nuestro evento. Apoyado con una estrategia de marketing de contenidos, estos recursos dan impulso al liderazgo de pensamiento de la marca y de los líderes de pensamiento, humanizando la marca, otorgándoles credibilidad y autoridad que nos ayudará a monetizar el pensamiento vanguardista. 

Sea cual sea tu estrategia de eventos, presenciales y/o virtuales, lo importante es tener en mente que, una estrategia de marketing de contenidos es una pieza fundamental para aumentar la visibilidad del evento, promover el engagement de los interesados e impulsar el logro de nuestros objetivos de negocio. 

Bien lo dice una frase célebre de Charles Darwin: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”. Y en esta era de la Transformación  Digital, solo es posible sobrevivir alcanzando una plena y total adaptación.

Este contenido apareció por primera vez en Soy.Marketing.
Conoce más contenido del autor en Soy.Marketing.

Desafíos clave de los CEOs hacia la nueva normalidad

Una frase célebre de Napoleón Bonaparte, dice así: “El verdadero carácter siempre aparece en las grandes circunstancias”.

Como hemos visto, la nueva normalidad en los negocios viene con un fuerte llamado a la acción para que las empresas y sus líderes se adapten y se reinventen, ya no precisamente para tomar la delantera sino para sobrevivir.

La pandemia de Covid-19, con todas sus consecuencias, ha alterado las operaciones de las empresas y muchos de los modelos de negocios se han vuelto obsoletos; el crecimiento del negocio se ve incierto y volátil. Una nueva mezcla de generaciones está cambiando el perfil del buyer persona con expectativas muy diversas, además de que la tecnología, que se ha convertido en una ventaja competitiva, sigue avanzando a pasos agigantados.

La nueva normalidad pinta enormes desafíos que tendrán que enfrentar los CEOs para mantener organizaciones exitosas. Estos son algunos de los principales:

Reimaginar el modelo de negocio y adaptarse a las nuevas necesidades

Para los CEOs, será demandante ir un paso adelante para reconocer y comprender el panorama de la nueva normalidad, y a partir de allí, reconfigurar las ofertas de su negocio de acuerdo con las necesidades actuales. Esto será primordial, pues de lo contrario, se corre el riesgo de quedar rezagado y terminar por desaparecer del mercado.

El mundo post Covid-19 traerá nuevas oportunidades para los productos y servicios de las empresas, pero se requiere que trabajes con tu equipo para explorar y definir cómo expandir o transformar los productos y servicios para adaptarse a la nueva normalidad.

Impulsar una nueva cultura laboral flexible

La fuerza laboral se ha transformado con la pandemia y se adaptó a una nueva forma de trabajar, de manera que tu organización tendrá que enfocarse en una cultura laboral flexible, que no se trata solo del trabajo remoto, sino de mantener un balance entre el trabajo y la vida personal que genere una experiencia positiva capaz de impactar en una mejor productividad y compromiso hacia la empresa.

La nueva normalidad exige mayor conexión y compromiso mutuos, el reconocimiento al trabajo, la retroalimentación continua, nuevas formas de medir la productividad (por ejemplo, en base a resultados, y no por asistencia a la oficina), la comunicación continua para conocer el sentir de los colaboradores. En otras palabras, la nueva normalidad no es necesariamente un mundo de negocios sin trabajar en una oficina, es un mundo donde nos enfocaremos en el trabajo en lugar de la oficina.

Conocer al nuevo comprador para conectar con él

Una vez finalizado el aislamiento, tu negocio no se encontrará frente al mismo comprador. Sus necesidades, gustos y preocupaciones seguramente habrán cambiado, pero también la manera de buscar respuestas y atender sus necesidades. Por esto, es vital que tu negocio tenga en claro el nuevo perfil del potencial comprador y pueda mapear el viaje de compra.

Saber adaptar el negocio al nuevo comportamiento y demandas de los consumidores, te ayudará a establecer estrategias relevantes a largo plazo que aceleren la recuperación del negocio. Si bien se prevé que la toma de decisiones de compra podría ser más meticulosa, también se espera que se presenten otras oportunidades de negocio que antes no figuraban en tu radar.

Acelerar la transformación digital

Es muy probable que la crisis de Covid-19 haya generado un cambio significativo hacia todo lo digital, impactando también el panorama empresarial. En la nueva normalidad, como nunca antes, las organizaciones deberán apoyarse en las tecnologías para la digitalización con el fin de mantener seguros y productivos a los colaboradores internos, agilizar las operaciones de negocio, cumplir las expectativas de los clientes y proteger su posición en el mercado.

Para lograr esto, la transformación digital necesitará estar presente en todas las agendas de los consejos de administración y ser una prioridad en los planes estratégicos de los CEOs.

También te podría interesar: Repensar el marketing mix después de la pandemia.

Optimizar costos

Las consecuencias de la pandemia han obligado a muchas empresas a tomar medidas drásticas para asegurar ahorros inmediatos debido a la escasez de flujo. De cara a la nueva normalidad, los CEOs tendrán que iniciar manteniendo su estrategia de reducción de costos, pero asegurándose que la empresa mantenga las operaciones esenciales, con calidad y buen servicio. Esto ayudará a la supervivencia.

Así, a medida que la pandemia disminuya y el flujo de efectivo comience a normalizarse, tu empresa podrá ir restableciendo otras operaciones que estaban detenidas. La crisis sanitaria ha sido útil para mostrar dónde están las oportunidades para la reducción de costos, así que lo mejor es aprender de la circunstancia y aprovecha las oportunidades para ser más competitivos.

Sin duda, asumiste tu rol de liderazgo con grandes planes e ideas sobre lo que querías lograr en este 2020, tanto personal como organizacionalmente, pero la pandemia ha cambiado todo. Y la “nueva normalidad” que se avecina es solo un mito, pues en el fondo sabemos que el futuro no será normal en absoluto y la única manera de sobrevivir es construir una empresa que se adapte al constante cambio y pueda prosperar en una turbulencia continua.

Este contenido apareció por primera vez en CEO Latam.
Conoce más contenido del autor en CEOLatam.

Transformación digital, el camino para sobrevivir al Darwinismo Digital

“La disrupción digital está cambiando el mundo en el que vivimos y trabajamos. Las nuevas tecnologías han creado nuevos mercados que, a su vez, crean nuevos competidores. Y esos competidores están impulsando nuevas expectativas. Es improbable que el ritmo de cambio disminuya en el corto plazo. Para tener éxito en el mundo digital, las empresas no sólo deben proporcionar experiencias superiores para los consumidores, clientes, empleados y ciudadanos, sino cumplir sus promesas de una manera más rápida y ágil”. (KPMG)

Siempre que leo o veo a Brian Solis* me entusiasman sus temas futurísticos y la forma en que los presenta. Desde hace tiempo he estado leyendo varios artículos sobre la transformación digital de las empresas. En el caso de Solis, es de llamar la atención el uso del término Darwinismo Digital asociado a este tema.

Todos conocemos el término Darwinismo acuñado por Thomas Henry Huxley, en 1860, y que llegó a significar la idea de que la selección natural era el único mecanismo de la evolución. Mientras que el término se ha mantenido en uso entre los autores científicos, se considera cada vez más como una descripción apropiada de la teoría evolutiva moderna. Podría cuestionarse esta definición simplificada pero para propósitos de este artículo equiparemos solamente, si les parece, Darwinismo con Evolución.

Y entonces un día sucedió. ¡Los clientes cambiaron! Cómo toman las decisiones cambió. Lo que ellos valoran y cómo quieren hacer negocios cambió. Lo gracioso es que las empresas no cambiaron. Ahora una nueva generación de tecnologías y servicios lo hacen posible, no sólo el reaccionar, sino liderar la experiencia del cliente según éstos vayan avanzando.

Para competir eficazmente en la economía digital, no hay opción; hay que estar obsesionados por los clientes o perder. Cada momento de la verdad cuenta cuando se trata de la lealtad del cliente. Para algunos, este cambio de paradigma será fácil; para muchos, significa repensar el modelo de negocios.

Esto significa que un abismo ya existe entre la forma en que trabajamos y cómo tenemos que trabajar. Sin embargo, tenemos que comenzar aceptando que la forma en que nos acercamos a los mercados era suficientemente buena en el pasado. El mañana requiere de una nueva perspectiva y un nuevo enfoque porque el futuro ya está aquí, ahora.

Darwinismo Digital es el fenómeno en que la tecnología y la sociedad evolucionan más rápido de lo que una organización puede adaptarse. Hay muchas razones para esto, por supuesto. El  tejido estructural de la empresa se tensa debido a influencias internas y externas, y el reto está  dentro de los mismos líderes que dirigen las empresas. Su Misión, los procesos y sistemas del hoy pueden estar trabajando en contra de ellos.

La tecnología es ahora parte de la vida de los que viven un estilo de vida digital activa. Consumidores conectados o la Generación-C representan un subconjunto cada vez mayor de los consumidores como un todo.

La Generación C

La Generación C -nacidos a partir de 1990- son “nativos digitales” que ya están transformando el mundo tal como lo conocemos. Sus intereses van a  impulsar un cambio masivo en cómo las personas de todo el mundo  socializan, trabajan y viven sus pasiones; al igual que las tecnologías de la información y comunicaciones que utilizan para hacerlo.

Simplemente, están más conectados que los demás. Como resultado, están más informados y empoderados. Al mismo tiempo, sus expectativas se han disparado, pues demandan atención, personalización y eficiencia… a su manera; y requieren que los valores de la organización coincidan con los de ellos. Esto va más allá de expectativas, ya que se trata de un derecho. Este cambio no está exclusivamente relegado a los clientes o sólo para las empresas B2C; y es el caso de la mayoría de las personas, incluyendo a tus actuales y futuros empleados.

La transformación digital

Ahora, para competir y prosperar, se requiere de una nueva perspectiva. El tiempo no se detiene, y mientras evoluciona el comportamiento de los clientes y de los empleados, y una vez que tus competidores se proponen abordarlos, estas reacciones y acciones marcan su destino y legado.

La respuesta al Darwinismo Digital es la transformación digital, entendida como el uso de la tecnología y la metodología para abordar los cambios en el comportamiento al actualizar o reformar los procesos y sistemas que amplifican las oportunidades existentes e imprevistas.

También te puede interesar: Del negocio tradicional a la disrupción digital

Suena fácil, ¿no?

La verdadera historia es que muchas empresas no están preparadas para enfrentar este reto.  Hay confusión dentro de éstas, pues mientras los CEOs luchan con planes de trabajo existentes y gestionando departamentos de legado, los gerentes administran procedimientos de habilidades obsoletos. Los equipos de marketing, ventas y servicio están perdiendo los puntos de contacto con clientes y sus necesidades, porque no están conscientes de las nuevas ventanas o ideas de los clientes.

Invertir en tecnología no es la respuesta, pues eso es sólo un reflejo. Construir sobre un castillo de naipes que es tu infraestructura de TI existente, tampoco es la respuesta. Invertir en la transformación digital para ganar  nueva relevancia es el objetivo y la solución. Hoy no es tiempo para una mentalidad de “ver y esperar”. Si la cultura de tu organización tiene aversión al riesgo y esperas a que otros den el primer paso, recuerda que la ventaja de ser el primero es ciertamente una ventaja.

En un informe, Capgemini y MIT Sloan encontraron que, en encuestas realizadas a empresas, contestaron que enfrentan presiones comunes de clientes y empleados, y como tal, la transformación digital es ya inevitable. Una transformación digital exitosa no proviene de la aplicación de nuevas tecnologías, sino que parte de la transformación de la organización para aprovechar las nuevas posibilidades que ofrece la nueva tecnología.

¿Qué significa ser digital?

Una definición que me parece muy significativa la plasma McKinsey & Co. Para algunos ejecutivos, se trata de tecnología; para otros, es una nueva forma de relacionarse con los clientes; y para otros, representa una nueva forma de hacer negocios. Ninguna de estas definiciones es necesariamente incorrecta, pero al tener diversas perspectivas, reflejan una falta de alineación y visión común acerca de hacia dónde la empresa tiene que ir. Esto a menudo da lugar a iniciativas parciales o esfuerzos equivocados que conducen a la pérdida de oportunidades, pobre rendimiento o salidas en falso.

Es tentador buscar definiciones simples, pero para que sea significativo y sostenible, McKinsey opina que lo digital debe verse menos como una cosa y más como una forma de hacer las cosas. Para ayudar a que esta definición sea más concreta, la ha dividido en tres atributos:

Creación de valor en las nuevas fronteras.- Ser digital requiere estar abierto a reexaminar toda la forma de hacer negocios y entender dónde están las nuevas fronteras de valor. Para algunas empresas, la captura de nuevas fronteras puede ser el desarrollo de nuevos negocios en categorías adyacentes; para otros, puede ser identificar y perseguir nuevas fuentes de valor en sectores existentes.

Creación de valor en áreas de negocios existentes.- El siguiente elemento de ser digital está en repensar cómo utilizar nuevas capacidades para mejorar la forma en que se da servicio a los clientes. Esto se basa en ser obsesivo para entender cada paso de la ruta de compra de un cliente, independientemente del canal y pensar en cómo las capacidades digitales pueden diseñar y ofrecer la mejor experiencia posible, en todas las áreas del negocio.

Construcción de capacidades fundamentales.- El elemento final de la definición de ser digital es acerca de los procesos tecnológicos y organizativos que permiten que una empresa sea ágil y rápida. Esta base se compone de dos elementos:

  • Mentalidad. Una mentalidad digital institucionaliza la colaboración multi-funcional, aplana las jerarquías y construye entornos para fomentar la generación de nuevas ideas. Incentivos y métricas se desarrollan para apoyar la agilidad de toma de decisiones.
  • Sistemas y arquitectura de datos. Digital en el contexto de las TI se centra en crear un entorno dividido en dos partes que desacopla los sistemas heredados -que apoyan funciones críticas y que se ejecutan a un ritmo más lento- de los que apoyan interacciones de rápido movimiento, a menudo interacciones de cara al cliente.

El valor real de la transformación digital da dividendos en el corto plazo, pero la verdadera recompensa es la que está fuera de alcance. El objetivo es crear una cultura de empoderamiento, agilidad, innovación y compromiso. La tecnología no es la respuesta en sí misma, sino una forma de vida y de los negocios. Su impacto en la sociedad sólo se está acelerando y si uno no se adapta, se caerá en un Darwinismo Digital.

El objetivo es crear una cultura de empoderamiento, agilidad, innovación y compromiso

Los negocios compiten tanto por relevancia como por participación de mercado. A través de re-imaginar la dirección de la empresa y cómo está funcionando, la tecnología (y la gente) se convierten en parte de la solución en vez del problema. Esto aumenta los ingresos, reduce los costos y mejora las ventajas competitivas.

El futuro ya está aquí. Lo que queda por delante es a la vez un desafío y una oportunidad. Si bien el comportamiento del cliente está cambiando, provocando enormes transformaciones en nuestros mercados, podemos beneficiarnos de entender no sólo lo que está sucediendo, sino también el porqué. ¡Cuando entendamos esto, cambiaremos nuestro enfoque de reaccionar a las tendencias… para liderarlas!

No dejes de ver este contenido acerca de cómo la Era Digital está enfrentando a los líderes a nuevos retos.

*Brian Solis es un analista digital, antropólogo y también un futurista. En su trabajo en Altimeter Group, Solis estudia los efectos de la tecnología de punta en los negocios y la sociedad. Él es un orador destacado y un autor galardonado que está reconocido mundialmente como uno de los líderes de opinión más destacados en la transformación digital.

**Colaboración basada en: The Rise of Digital Darwinism and The Fall of Business as Usual; The Moment of Truth: Connected Customers and How to Re-Imagine Customer Experiences; Digital Transformation and the Race Against Digital Darwinism de Brian Solis y Estudios como What ‘Digital’ really means de McKinsey & Company y “Transformación Digital: Un Plan de trabajo para Organizaciones de Mil Millones de dólares” de Capgemini y MIT Sloan.

5 estrategias que todo CEO debe considerar

El mundo de los negocios es complicado pero a la vez muy interesante porque pone ante nosotros una infinidad de retos que, si sabemos cómo enfrentarlos, nos harán crecer no sólo como líderes empresariales sino también como personas; y claro, harán prosperar nuestros negocios y posicionarlos como referentes en el mercado. Esta es una visión que compartía con César, un buen amigo y empresario, dueño de una compañía de tamaño mediano; con quien tuve la oportunidad de charlar hace poco y quien me manifestaba su preocupación por todos los cambios que están gestionándose en México y su impacto en los negocios.

César aseguraba llevar años tratando se hacer crecer su negocio sin ver resultados muy satisfactorios, implementando estrategias que en distintas ocasiones prefirió frenar porque no le generaban un adecuado retorno de la inversión. Lo que yo le comenté es que una estrategia, para que resulte exitosa, debe planearse de acuerdo con las necesidades y condiciones de cada empresa.

Existen muchas estrategias que en el actual panorama de negocios ofrecen la promesa de hacer crecer las empresas y volverlas más competitivas; sin embargo, ¿cuál adoptar y en dónde invertir? Sobre este tema, me gustaría compartir en este espacio algunas estrategias que, en mi opinión, son prioritarias en la agenda de todo CEO, independientemente del tamaño del negocio.

Incrementar clientes y retener los existentes. Desde luego que todas las empresas deben dedicarse a atraer nuevos clientes para hacer crecer el negocio y generar mayores ingresos. Sin embargo, también es necesario poner atención a los ya existentes, pues siempre será más rentable que adquirir otros nuevos. Así que hay que poner en marcha estrategias para aumentar, retener e incrementar los niveles de lealtad de los clientes.

¿Cómo lograrlo? A través de diversas tácticas como conocer bien a tus clientes para brindarles una oferta personalizada, contar con personal capacitado para su servicio, ofrecer soluciones rápidas y satisfactorias, fomentar la participación y retroalimentación del cliente, cumplir los compromisos y promesas en tiempo y forma, ofrecer incentivos a quienes llevan tiempo haciendo negocio contigo, etcétera. Tú conoces tu mercado y a tus clientes, y sabes lo que los puede cautivar. Lo primordial es ofrecer una solución y servicio de excelencia.

Generación de nuevos productos y servicios. En un mercado cada vez más competitivo y un consumidor muy exigente que demanda nuevos productos, servicios y experiencias; la innovación no debe ser considerada como una condición etérea, sino como una estrategia prioritaria para todos los negocios. Y es que al hablar de innovación en este sentido, se cree que se trata de echar a la basura una determinada oferta que ya se brinda al mercado y, de la nada, crear una nueva.

El alcance de la innovación va más allá, pues busca genera valor a partir de las preferencias del cliente, personalizando la completa experiencia del consumidor. Al incorporar una cultura de innovación en la cultura organizacional, impulsaremos la generación de nuevas ideas que den respuesta a lo que el consumidor está buscando. Una organización innovadora será capaz de crear nuevos modelos de negocio que sirvan de base para desarrollar nuevos productos y servicios.

Transformación digital de los negocios. Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) avanzan a pasos agigantados; no bien estamos asimilando el poder de algunas herramientas y soluciones, cuando ya emergieron otras nuevas. Esta suerte de vorágine tecnológica está transformando a la sociedad, generando nuevas formas de trabajo, comunicación y consumo. El impacto no ha sido ajeno a los negocios, al contrario; simple y sencillamente tome en cuenta cómo hace menos de una década, contar con un sitio web era algo considerado como un lujo; hoy, esto es ya una necesidad… negocio que no está en la red, no existe para los consumidores. ¿Has pensado el precio de no estar conectado con tus Audiencias Objetivo?

El panorama de negocios de hoy exige que las empresas de todos tamaños conozcan la diversidad de TICs disponibles, su promesa para el mercado, las incorporen y sepan capitalizarlas para hacer más eficientes sus negocios. Hoy, casi todos los procesos empresariales –Marketing, Ventas, Operaciones, Finanzas, etcétera- pueden ser mejorados por medio de la tecnología. El cambio hacia lo digital es, sin duda, complejo, pero se trata de un elemento crítico para el futuro de los negocios que todo CEO debe impulsar en su organización. Alinear la tecnología con los objetivos de negocio, los procesos empresariales y el capital humano, proporciona grandes ventajas para tu compañía.

Atracción y retención del talento. Para los altos directivos de una compañía, éste podría sonar como un tema muy trillado; sin embargo, muchas organizaciones aún no cuentan con una estrategia eficiente que les permita ser atractivas para captar al mejor talento y crear compromiso en sus colaboradores. Diversas organizaciones en todo el mundo enfrentan situaciones como la constante rotación de personal, la falta de motivación del mismo y la poca productividad; hechos que impactan directamente en el crecimiento del negocio.

La mejor manera de evitar esto e impulsar el rendimiento óptimo es ofreciéndoles una propuesta de valor que resulte atractiva y en la que los colaboradores se identifiquen según sus propias necesidades. Diversos elementos se podrían considerar, tales como oportunidades de desarrollo profesional, balance entre vida laboral y familiar, mejor ambiente laboral, entre una serie de estímulos.

Preocupación por el medio ambiente. En un abrir y cerrar de ojos, la palabra “sustentabilidad” se ha convertido en un término que muchos hombres de negocios han tenido que incorporar a sus discursos. Lo que comenzó haciéndose sólo por “caridad y buena voluntad”, hoy se está convirtiendo en un compromiso. Usted ya lo ha visto; diversos países en todo el mundo hoy han adoptado regulaciones en este tema, algunas muy flexibles y otras muy severas cuya omisión resulta en sanciones muy severas.

México, en mi opinión, está aún en fase incipiente en esta materia; no obstante, es un tema que cada vez más está impactando en las regulaciones a compañías en todo el mundo y que merece la atención de los CEOs. Lo mejor de todo es que ser sustentable no sólo implica gastos para las compañías, sino también beneficios que se pueden ver reflejados en mayores ingresos, mejor imagen corporativa y mayores oportunidades de negocio.

Únicamente aquellos que se atreven a tener grandes fracasos, terminan consiguiendo grandes éxitos.

Robert F. Kennedy

Estos cinco temas que, desde mi punto de vista, son prioritarios para la competitividad de los negocios actuales; no deben ser vistos como el Santo Grial del Management, sino más bien como cinco buenas estrategias que te invito a considerar y que bien adoptadas y desarrolladas –según cada empresa, su cultura corporativa, su industria, su mercado, etcétera-, pueden ayudar a las organizaciones a crecer, incluso en medio de posibles panoramas económicos.

Mi amigo César había implementado en su compañía más de dos de estas estrategias, pero no lo había hecho adecuadamente haciendo un análisis situacional ad hoc previo. Esto, aunque es muy frecuente en las compañías, no debe hacernos dar marcha atrás; así que hay que decidirnos a tomar el rumbo correcto y enfrentar los retos que como CEOs se nos presentan cada día. Una frase conocida de Robert F. Kennedy, dice: “Únicamente aquellos que se atreven a tener grandes fracasos, terminan consiguiendo grandes éxitos”.

Y tú, ¿quieres ser parte de ellos?