Archivo de la etiqueta: voceros

Dominando el Rol de la Vocería: 6 Consejos básicos

Ser  portavoz ante los medios de comunicación, significa ser la cara y la voz de la organización a la que se representa, rol que sin duda pesa más que aquella piedra que El pípila cargó y que le ayudó a dejar huella en la historia de México.

Por ello, esta titánica labor va más allá  de entregar Mensajes Clave o de demostrar experiencia en el ramo en el que el vocero se desenvuelva, inclusive esto aplica hasta en la manera de pensar y actuar con colegas, clientes, socios e inversionistas.

¿Cuántas historias no se nos han quedado en la mente por un mal desempeño como vocero? ¿Cómo olvidar a la cantante que estalló contra los medios  en una conferencia de prensa “defendiendo lo indefendible”?  ¿O aquel político que se paró en medio de una entrevista porque no le gustaron las preguntas en relación a su libro y peor aun cuando se le cuestionó sobre la manera en que su esposa e hijastros obtuvieron sus bienes? ¿Y qué decir del CEO de una transnacional que interrumpe abruptamente una entrevista con la BBC cuando es cuestionado sobre los problemas de seguridad de sus dispositivos así como de las políticas de la compañía en la India?

Pero los recuerdos de estos personajes no son los ideales que su audiencia debiera mantener, considerando que éstos sin duda, les han restado seguidores y peor aún, su credibilidad seguramente se tambaleó… elemento clave de un gran Vocero.

La credibilidad se forma no sólo de la transparencia o naturalidad, ésta se va creando y fortaleciendo con conocimiento y dominio de su tema que se refleja con argumentos reales, datos y cifras que le den solidez al mensaje, pero también de la congruencia de lo que se dice  con lo no verbal, así como de la apertura y al diálogo y al entendimiento.

Y si bien, esta característica puede obtenerse como una virtud innata, también puede desarrollarse a través de ciertos consejos, que de seguirse puntualmente, se puede pasar de buena  a extraordinaria la labor de vocería. Por ello, un representante ante los medios debe saber los siguientes fundamentos:

  1. CONOCIMIENTO DE SU AUDIENCIA. El mensaje será el adecuado si se investiga previamente a quién se está hablando: nivel de conocimiento sobre el tema, preferencias, intereses, necesidades, dinámica, lenguaje. No todas las audiencias quieren ni deben escuchar lo mismo.  Esto además de permitir a un vocero ser empático, sin duda, permitirá que su mensaje se entendido y escuchado.
  2. USO DE DATOS Y EJEMPLOS DEL MUNDO REAL. Un Vocero tiene este rol no solamente por sus habilidades comunicacionales, sino también por su conocimiento sobre su organización, su industria, pero también sobre la dinámica de su sector y de los temas coyunturales que impactan su negocio. Entre más actualizado e informado sobre su entorno se encuentre un Vocero, incluya cifras y mencione casos reales en sus ideas, más creíble será su mensaje y por lo tanto mayor impacto tendrá en sus Audiencias Objetivo.
  3. LAS PREGUNTAS NO SON SINÓNIMO DE PÁNICO.- Para un gran Vocero, no existen los cuestionamientos intimidantes. Cuando no se cuenta con la respuesta adecuada, es válido prometer investigar sobre el tema y enviar la información o bien canalizarla con la persona que por su responsabilidad dentro de la empresa, puede responder de manera adecuada y/o ahondar en el tema. Ser Vocero no significa dominar todos y cada uno de los detalles que pasan dentro de una organización.
  4. DAR EL MENSAJE CLAVE NO IMPORTANDO LAS PREGUNTAS.- Si bien, el principal objetivo dentro del trabajo de un emisario ante los medios es responder a sus preguntas, éste debe tener claro, que los puntos clave que van a posicionar y diferenciar a su empresa del resto, deben mencionarse y ser intercalados durante todo su alocución; ligándolos a las respuestas, atrayendo el interés del entrevistador hacia sus mensajes… un Vocero exitoso, no responde a las preguntas que se le hacen, sino que conduce estás dudas hacia el discurso que él tiene planeado difundir.
  5. NO HAY SEGUNDAS OPORTUNIDADES.– Nadie puede ser amonestado por lo que no dijo, pero sí por lo que se dijo sin pensar. Un gran Vocero  tiene claras las políticas de comunicación corporativas, por lo que sabe que puede decir y cuándo decirlo.
  6. ¿ALGO MÁS QUE AGREGAR? ¡SÍ! Un embajador de su marca siempre aprovecha el cierre de su participación con medios o con cualquiera de sus Stakeholders para reforzar su discurso y lograr que su mensaje principal retumbe en la mente y por qué no, en el corazón de éstos.

La fuerza de un portavoz por su habilidad sin duda, hace una diferencia significativa en la forma en que una organización puede ser cubierta por la prensa, y en algunos casos, se convierta en la fuente fidedigna y elemental para el desarrollo de los temas relacionados de una empresa.

El rol del CEO en la construcción de la reputación

Hoy, muchas organizaciones ya han tomado conciencia de que la reputación, la confianza y la fidelidad no sólo se construyen y se fortalecen por medio de los mensajes de marca; y que los CEOs o Directores Generales tenemos un papel fundamental para ayudar a conseguir tal objetivo. Atrás quedaron los tiempos en que éramos vistos como hombres o mujeres casi inalcanzables, cuya imagen y mensajes no aportaban contenido de valor ni lograban un impacto en las Audiencias Objetivo.

En mi experiencia brindando consultoría a Ejecutivos de Alto Nivel de firmas de diversas industrias, me ha confirmado que los líderes de las organizaciones aportamos gran valor cuando se trata de reforzar las estrategias de posicionamiento y reputación de las marcas a las que representamos. Hoy, como nunca antes, las audiencias buscan establecer relaciones estrechas con sus marcas favoritas como si se tratara de relacionarse con sus amigos.

Por ello, es determinante que los CEOs se conviertan en auténticos Voceros de sus organizaciones y de sus marcas; pero sobre todo, que sean capaces de transmitir mensajes que aporten contenido de valor y generen experiencias que cautiven a sus Audiencias Objetivo y las conviertan en fieles seguidoras de sus marcas.

Las Audiencias son uno de los principales elementos que influyen precisamente en la construcción de la reputación, de allí la necesidad de transmitir mensajes de valor que generen y refuercen el vínculo entre ellas y las marcas.

Las Audiencias son uno de los principales elementos que influyen precisamente en la construcción de la reputación, de allí la necesidad de transmitir mensajes de valor que  generen y refuercen el vínculo entre las Audiencias y las marcas; atrayéndolas y seduciéndolas a través de Mensajes Clave focalizados y con contenidos atractivos y de utilidad.

Sin embargo, no muchos CEOs han considerado en serio estos hitos del Marketing, aun cuando sus asesores de Comunicación y Relaciones Públicas se los han dicho una y otra vez. Algunos, incluso, ni siquiera piensan en todas sus audiencias al momento de definir planes de negocio.

Por ejemplo, según la Encuesta Global Anual de CEOs 2013, de PwC, la mayor parte de los CEOs a nivel mundial, reconocen que no todos sus Stakeholders representan una “influencia significativa” en su estrategia de negocios. La mayoría de ellos, según este análisis, centra sus esfuerzos en clientes, gobierno y organismos reguladores, colegas y competidores de la industria; mientras que muy poco consideran a empleados, socios, medios de comunicación, comunidades locales y usuarios de medios sociales.

¿Por qué es importante el rol del CEO en la construcción de la reputación?

La credibilidad de estos ejecutivos es sustancial para hacer verosímiles los mensajes de la compañía, pues hay quienes aseguran que la reputación del CEO puede representar hasta el 50% del total de la reputación de una compañía o marca.

Y esto no es por nada exagerado si consideramos que el CEO es visto como la personificación de una marca o compañía; y por tanto, las Audiencias asumen que todo lo que él diga y haga es como si la entera organización lo hiciera. De allí que su imagen, discurso y acciones impacten de forma positiva o negativa en las percepciones y decisiones de clientes, empleados, proveedores y demás Audiencias.

Así que según actúe y se exprese el CEO, éstas asumirán que la organización entera tomará esa posición, y más cuando se trata de asuntos delicados, como aquéllos relacionados con la ética y el buen gobierno corporativo.

Ante esto, es importante que el CEO esté consciente de que no sólo debe ser el principal vocero de la compañía, sino sobre todo, el principal promotor y defensor de la misma.

Brinde mensajes de impacto

Los mensajes tienen un papel importante en la comunicación y la reputación de la compañía, pero cuando ésos provienen del líder de la misma, es de suponerse que deben causar un impacto mayor en su Audiencia; sin embargo, esto no siempre sucede así.

¿Cómo conseguirlo? Evalúe su estrategia de Mensajes Clave, la calidad de sus contenidos y la manera en que los está comunicando. Una forma de hacerlo es considerando estos tres puntos:

  1. ¿Estoy proporcionando la información que espera mi Audiencia? Evalúe si la información que está proporcionando tiene sentido y es de valor para sus Audiencias. La forma más sencilla de saberlo es si estamos satisfaciendo una necesidad y comunicando algo de forma diferente. También tome en cuenta si sus mensajes están justo en el lugar y momento en que su Audiencia los desea.
  2. ¿Estoy construyendo una conexión emocional? Sin duda que la mejor manera de llegar hasta nuestra Audiencia y mantenernos cerca de ella, es mediante una conexión emocional con ellos. Para que esto suceda, nuestros mensajes deben ser relevantes, atractivos y dirigirse a los intereses y experiencias de nuestra Audiencia.
  3. ¿Estoy motivando a la participación? No basta con dar la información correcta; hay que dejar que nuestra Audiencia se apropie de esa información, la enriquezca y genere nuevos espacios donde la comparta con otros. Nuestra audiencia debe sentirse tomada en cuenta.

Cualquier hombre o mujer al frente de una organización lleva sobre sus hombros una gran responsabilidad, pues para sus Audiencias, es garantía de un futuro promisorio. Su reputación, entonces, es parte de esta expectativa; por eso es necesario poner especial atención en la calidad de los mensajes que comunica cada vez que se dirige a sus Audiencias; pues mientras mejor reputación se construya, mejor será la reputación que distinga a su organización.

Esta frase célebre del escritor Charles Dickens ilustra el importante papel que tiene el CEO para cautivar Audiencias: “Los diferentes medios de comunicación nunca serán un sustituto para la cara de alguien que alienta con su alma a otra persona a ser valiente y honesta”. Hombres como Bill Gates de Microsoft o Steve Jobs de Apple han sido CEOs que han sabido cautivar e inspirar a sus Audiencias; y usted, ¿también está haciendo lo mismo?