Relaciones Públicas

La Responsabilidad Social como parte del negocio

Verónica Ballesteros

La Responsabilidad Social Corporativa no son solo cuestiones de caridad, sino la fusión de la rentabilidad de una empresa y sus valores. Ésta tiene que ver con resultados positivos, la satisfacción y el éxito de los accionistas. Hoy en día la sociedad quiere marcas responsables que hagan una diferencia, de acuerdo a las respuestas que más del 90% de los encuestados dieron en la investigación de Cone Communications y Echo Research “Global CSR Study”.

Algunos programas de RSC bien pensados y planeados, han llevado  a organizaciones a reducir sus costos de manera considerable. Y es que la RSC va más allá de una moda, es una actividad estratégica, que de tomarse en serio, sin duda es un elemento clave que apoya a los objetivos de negocio de una organización, teniendo impacto en sus stakeholders, por lo que su impacto en las ventas, puede ser tan sólo, una de sus múltiples virtudes.

La RSC ayuda a las empresas a construir lealtad de marca y desarrollar una relación personal con cada una de ellas. Muchas empresas que se involucran en temas actuales de “caridad” y de gran impacto entre sus comunidades, obtienen acceso más fácilmente a sus mercados meta, pues  este involucramiento da mayor fuerza a los mensajes de las empresas.

Por ejemplo, una empresa que manifiesta su preocupación por temas orientados a estrategias de Responsabilidad Social como el medio ambiente, puede atraer a los consumidores a través de una conciencia verde, aumentando los ingresos y haciendo que los empleados que comparten ideas afines y que consideran fundamental que su empleador cuente con programas de RSC, probablemente trabajen más duro, motivados y de manera más productiva.

El 70% de los CEO considera que la Responsabilidad Corporativa es core en el negocio y 55% considera que la RSC es rentable según datos de la Encuesta Mundial de CEO.

Una iniciativa de RSC puede generar inclusive, subsidios del gobierno o créditos fiscales y evitar regulaciones gubernamentales dirigidas a la imposición de políticas de RSC; asimismo, un socio y/o aliado de negocio, sin duda, se sentirá más confortable realizando negociaciones con organizaciones comprometidas con su entorno, generando relaciones de largo plazo, y por qué no, muy probablemente más y mejores oportunidades  de negocio.

Sin embargo, el asunto no es mágico y existen puntos básicos a seguir para lograr que lo arriba comentado suceda, se tiene que considerar la integración de todos los factores de éxito:

  1. Apoyo colectivo, es decir, el involucramiento de su capital humano.
  2. Lograr que su entorno, entienda lo que se está haciendo.
  3. Realizar auditoría de todas las operaciones.
  4. Alinear su estrategia de RSC a sus valores y acciones, es decir, congruencia con lo que predicamos y con la forma en la que hacemos negocios.
  5. Establecer un plan a largo plazo, que contemple  el proceso de producción, suministros, acciones.

… Y lo más importante, planear su estrategia de RSC de la manera que tú planees tu negocio; que sea eficaz, pertinente, tangible, comercial y atractiva.

Con estrategias de RSC bien pensadas y redondeadas, se puede ahorrar en costos operativos e incluso se podrían crear nuevas fuentes de ingresos. Los accionistas estarán satisfechos, y los clientes, recompensarán a las empresas  invirtiendo en su lealtad e invirtiendo su dinero en una marca ética que define la forma de hacer negocio de la misma manera en la que definen la vida: segura, sostenible, rentable y divertida. No lo pienses más, Aumenta tus utilidades, a través de la Responsabilidad Social de tu empresa.

** Colaboración basada en el artículo: Benefits corporate social responsability, publicado en Sustainblebusineesforum.com.

Sobre el Autor

Verónica Ballesteros

Verónica Ballesteros

Directora de Cuentas Corporativas en InfoSol, encargada del desarrollo e implementación de Estrategias de Comunicación de Marketing Integrada, con foco en iniciativas 4.0.

Deja un Comentario